Fiscalía General de la Nación

RESOLUCION 0-5007 DE 2004 

(Octubre 21)

“Por medio de la cual se adecuan complementan y racionalizan los mecanismos de reparto de asuntos penales en la Fiscalía General de la Nación”.

El Fiscal General de la Nación,

en ejercicio de las facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas en los artículos 250 de la Carta Política y 17 numerales 1º y 4º del Decreto 261 de 2000, y

CONSIDERANDO:

Que los artículos 5º y 6º del Decreto 261 de 2000 estructura orgánicamente la Fiscalía General de Nación para el cumplimiento de sus funciones constitucionales y legales en el ámbito, nacional, seccional y local a través de las unidades de fiscalía, salvo que el Fiscal General de la Nación destaque un fiscal especial para casos particulares;

Que la Sentencia C-873 del 30 de septiembre de 2003 emanada de la Corte Constitucional, establece la necesidad de garantizar los principios de independencia y autonomía de los fiscales delegados, y el respeto a los principios de transparencia e imparcialidad en los procesos de asignación de investigaciones y designación de fiscales delegados especiales;

Que se requiere adecuar, complementar y racionalizar los mecanismos de reparto de asuntos penales en la Fiscalía General de la Nación, conforme a las leyes 600 de 2000 y 906 de 2004, con sistemas automáticos o manuales que garanticen su transparencia e imparcialidad, sin perjuicio de las funciones propias y exclusivas del Fiscal General de la Nación en cuanto al proceso de reasignación de investigaciones y asignación de fiscales especiales;

Que para el sistema acusatorio se requiere destacar fiscales de conocimiento exclusivo de las nuevas actuaciones y establecer el mecanismo de distribución de las investigaciones a su cargo conforme a la Ley 600 de 2000, a partir de la fecha en que sean destacados para la aplicación del nuevo procedimiento penal;

Que se requiere unificar los procedimientos de reparto en las direcciones seccionales de fiscalías y precisar los mecanismos que deben aplicar los fiscales delegados ante la policía judicial, jueces de conocimiento, y adscritos a programas especiales tales como estructuras de apoyo en averiguación de responsables, unidades de reacción inmediata y salas de atención al usuario;

Que se hace necesario resolver la situación administrativa de bienes, títulos judiciales, devolución de documentos, cancelación de anotaciones personales y reales, o situaciones similares actualmente en archivo que no tengan fiscal delegado como responsable de la actuación;

Que es necesario precisar el mecanismo que deberá adoptarse para la redistribución de las investigaciones generadas por la supresión o traslado de cargo del fiscal de conocimiento;

Que se requiere establecer el procedimiento para atribuir transitoriamente una investigación al fiscal delegado diferente al de conocimiento, cuando este no pueda atender determinadas actuaciones por causas justificadas, sin que ello implique su desplazamiento,

RESUELVE:

ART. 1º—Reparto. Se entiende por reparto el procedimiento automático o análogo por medio del cual se distribuyen, con respeto a la especialidad de las unidades de fiscalía, las investigaciones a los fiscales delegados para que asuman su conocimiento.

Procedimiento automático es el reparto aleatorio de investigaciones por medio del sistema de información adoptado por la Fiscalía General de la Nación.

Procedimiento análogo es el reparto de investigaciones en forma manual y con respeto al orden numérico y consecutivo de las fiscalías, delegadas.

PAR.—El reparto de una investigación, activa o inactiva, implica la definición de todos los asuntos inherentes a la misma.

ART. 2º—Responsables del reparto. La responsabilidad y administración del reparto estará a cargo del jefe de la unidad de fiscalías delegada ante la Corte Suprema de Justicia, jefes de las unidades nacionales de fiscalías y directores seccionales de fiscalías, según el caso, directamente o por conducto de las oficinas de asignaciones o de la que haga sus veces.

PAR. 1º—Los responsables del reparto, mediante resolución motivada, podrán excepcionalmente eximir de este procedimiento a los fiscales delegados cuando la complejidad de las investigaciones u otros asuntos bajo su responsabilidad así lo aconseje, o para lograr la equidad en el número de investigaciones de conocimiento de los fiscales que integran la respectiva unidad.

PAR. 2º—Los responsables del reparto expedirán los actos administrativos correspondientes, para distribuir las investigaciones que tengan a la fecha los fiscales delegados que sean destacados en forma exclusiva para la aplicación del sistema penal acusatorio.

ART. 3º—Conocimiento inicial de las diligencias. Los fiscales delegados adscritos a las direcciones seccionales de fiscalías, unidades nacionales de fiscalías y programas diseñados como estrategia de investigación, cumplirán su función especial y luego remitirán lo actuado a la oficina de asignaciones para el respectivo reparto por el responsable del mismo, salvo los casos de reasignación de investigaciones o de asignación de fiscales delegados especiales.

Este procedimiento se aplicará, según el caso, de la siguiente manera:

a) En las unidades o salas de atención al usuario y casas de justicia: Los fiscales delegados asumirán la actuación para la aplicación de los mecanismos de justicia restaurativa. En el evento de no prosperar la solución del conflicto propuesta, enviarán lo actuado a la oficina de asignaciones, o a la que haga sus veces, donde se someterá a reparto por el responsable del mismo;

b) En las unidades de estructura de apoyo, para la averiguación de responsables: Los fiscales delegados asumirán la actuación para cumplir con las finalidades de la investigación preliminar. En los eventos de aplicación de la Ley 600 de 2000 que conduzcan a apertura de instrucción, luego de vincular mediante indagatoria o declaratoria de persona ausente a los presuntos responsables, enviarán lo actuado a la oficina de asignaciones o a la que haga sus veces, donde se someterá a reparto por el responsable del mismo.

En los casos en que deba aplicarse el sistema acusatorio, una vez el fiscal delegado obtenga elementos, materiales probatorios, evidencia física o información que le permita individualizar el presunto autor de la conducta punible, enviará lo actuado en forma inmediata a la oficina de asignaciones o a la que haga sus veces para que la indagación se someta a reparto por el responsable del mismo;

c) En las unidades de reacción inmediata, en aquellas que cumplan turnos de disponibilidad, y en las destacadas ante los organismos de policía judicial: En los casos de aplicación de la Ley 600 de 2000 los fiscales delegados asumirán inmediatamente la actuación para recolectar, asegurar o practicar las pruebas tendientes a esclarecer los hechos; resolver sobre la libertad de las personas y escuchar en indagatoria a los presuntos autores o partícipes en el delito. Logrados estos propósitos enviarán la actuación a la oficina de asignaciones o a la que haga sus veces, donde se someterá a reparto por el responsable del mismo.

En los casos de aplicación de la Ley 906 de 2004, una vez el fiscal delegado realice las actividades derivadas de los actos urgentes a cargo de la policía judicial, enviará lo actuado en forma inmediata a la oficina de asignaciones o a la que haga sus veces para que la indagación se someta a reparto por el responsable del mismo.

En el evento de captura en flagrancia el fiscal delegado deberá acudir ante el juez de control de garantías para obtener la legalidad de lo actuado, y si es del caso formular la imputación y solicitar las medidas que considere necesarias y pertinentes. Luego dará cumplimiento a lo previsto en el inciso anterior.

PAR.—Los directores seccionales de fiscalías y los jefes de unidades nacionales de fiscalía, según su competencia, podrán excepcionalmente disponer que los fiscales delegados mencionados en los literales anteriores continúen con el conocimiento de la actuación.

ART. 4º—Actuación de la fiscalía en la etapa del juicio. En la etapa del juicio los fiscales delegados asumirán la representación de la fiscalía ante los despachos de los magistrados y jueces, según su designación como consecuencia de la distribución administrativa.

PAR.—En vigencia de la Ley 600 de 2000, en aquellas direcciones seccionales de fiscalías en donde no se hayan conformado unidades de audiencia pública, los fiscales que profieran la resolución de acusación continuarán representando a la fiscalía ante el juez de la causa.

Cuando circunstancias administrativas o de competencia impidan que la fiscalía delegada que profirió la resolución de acusación asuma la etapa del juicio, los responsables de reparto distribuirán el conocimiento de las causas en las demás fiscalías delegadas, para lo cual atenderán los factores de competencia y los criterios concernientes a la especialidad.

Así mismo, cuando la causa se desarrolle en sede diferente a la del fiscal delegado que profirió la resolución de acusación, aquella será repartida entre los fiscales delegados de la sede del juez, respetando la competencia y especialidad.

ART. 5º—En las investigaciones archivadas en las que no se haya resuelto la situación administrativa de bienes, títulos judiciales, devolución de documentos, cancelación de anotaciones personales y reales, o situaciones similares, los responsables del reparto las distribuirán a quienes tengan competencia para resolver esos asuntos, salvo que pueda hacerlo directamente el fiscal delegado que dispuso la última actuación.

ART. 6º—Supresión de un cargo de fiscal delegado. Cuando se suprima un cargo en una unidad de fiscalías, las investigaciones asignadas a ese despacho se someterán a reparto entre los demás fiscales delegados de la respectiva unidad, salvo los casos de reasignación de investigaciones y asignación de fiscales delegados especiales.

ART. 7º—Conocimiento transitorio de la actuación. Los jefes de unidades de fiscalía, mediante resolución motivada, podrán disponer que transitoriamente un fiscal delegado realice actuaciones urgentes cuando por ausencia extraordinaria u otra situación justificada diferentes a la vacancia, el fiscal de conocimiento no pueda atender inmediatamente determinadas diligencias, sin que ello implique su desplazamiento.

ART. 8º—Documentación del reparto. Los responsables del reparto estarán obligados a lo dispuesto en esta resolución; a levantar y conservar las actas sobre el mismo, y a velar por el adecuado manejo y conservación de los resultados que se generen en cada ejercicio de reparto.

ART. 9º—La dirección nacional de fiscalías impartirá las instrucciones necesarias a los responsables del reparto para el estricto cumplimiento de lo dispuesto en esta resolución.

ART. 10.—El procedimiento de reparto aquí establecido no afecta las funciones propias y exclusivas del Fiscal General de la Nación, en cuanto al proceso de reasignación de investigaciones y asignación de fiscales delegados especiales.

ART. 11.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación, complementa las que le sean compatibles y modifica las que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 21 de octubre de 2004.