RESOLUCIÓN 520 DE 1999 

(Diciembre 10)

“Por medio de la cual se reitera el cumplimiento de normas y se reiteran y adoptan procedimientos para el control y vigilancia de naves y artefactos navales en aguas marítimas y fluviales jurisdiccionales”.

(Nota: Véase Resolución 121 de 2004 de la Dirección General Marítima y Portuaria).

(Nota: Véase Resolución 118 de 2004 de la Dirección General Marítima)

El Director General Marítimo,

en uso de sus facultades, y en especial de las que le confieren los numerales 5º, 6º, 7º, 8º, 9º, 10, 11, y 12 del artículo 5º del Decreto-Ley 2324 del dieciocho (18) de septiembre de 1984, y

CONSIDERANDO:

Que los organismos nacionales de seguridad y de inteligencia de la fuerza pública, han detectado la utilización de determinada clase de naves para el transporte de estupefacientes, o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos;

Que también se ha conocido que algunas naves o artefactos navales, se están utilizando para realizar otras actividades delictivas o contravencionales;

Que en ciertos casos, la falta de cuidado o la debida diligencia de algunos capitanes o de la tripulación de las naves puede facilitar el ocultamiento a bordo de estupefacientes, o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, o el transporte de bienes de contrabando o de uso privativo de la fuerza pública, armas y/o municiones, visores nocturnos, detectores de radar, escáner de radio para frecuencias HF, VHF y otros bienes;

Que es función y atribución de la Dirección General Marítima, entre otras, dirigir y controlar las actividades relacionadas con la seguridad de la navegación y de la vida humana en el mar; autorizar la operación de las naves y artefactos navales en aguas colombianas y autorizar y controlar la adquisición, construcción, reparación, alteración, mantenimiento, utilización, desguace y venta de naves y artefactos navales;

Que así mismo, es función y atribución de la Dirección General Marítima autorizar y controlar las actividades relacionadas con el arribo, atraque, maniobra, fondeo, remolque y zarpe, como también la inscripción, registro, inspección, clasificación, matrícula y patente de las naves y artefactos navales. Fomentar, autorizar y supervisar la organización y funcionamiento de los astilleros y talleres navales; e inscribir y controlar el ejercicio profesional de las personas naturales y jurídicas dedicadas a las actividades marítimas y dirigir y controlar las actividades del transporte marítimo internacional y de cabotaje, público o privado,

RESUELVE:

Disposiciones generales

ART. 1º—Definiciones. Para los efectos de la presente resolución se adoptan las siguientes definiciones:

1. Marca de identificación. La marca de identificación es la señal que tiene como objeto identificar a las naves de registro nacional, excepto las de guerra.

La marca de identificación debe reunir las siguientes características:

a) Ubicación. Debe estar ubicada en las amuras de la nave o del artefacto naval, en la popa (espejo) en sitios destacados de la caseta de gobierno y en la parte superior de la cabina de control o superestructura o en su defecto sobre la cubierta principal.

Las naves de construcción primitiva solamente llevarán la marca de identificación en las amuras;

b) Información. Para embarcaciones cuyo francobordo mínimo sea inferior o igual a cuarenta (40) centímetros debe figurar en sentido horizontal en una misma línea (en la parte más superior del casco en la sección de las amuras y la popa), el nombre de la nave, seguido por un guión (-), el indicativo de la Capitanía de Puerto correspondiente, seguido por un guión (-) y el número de la matrícula asignado por la misma. Para embarcaciones con francobordo mayor a cuarenta (40) centímetros debe figurar en sentido horizontal el nombre de la nave y debajo el indicativo de la capitanía de puerto correspondiente, seguido por un guión (-) y el número de matrícula asignado por la misma.

Para las naves que presten el transporte de pilotos prácticos, estas deberán contar además con la palabra piloto en mayúscula, ubicado en el centro de los costados de la nave;

c) Tamaño. Cada letra o número, deberá colocarse en tamaño proporcional al francobordo y a la eslora de acuerdo con el porte de la nave o artefacto naval, y

d) Apariencia. Debe estar pintada en un color que resalte sobre el color del mismo y permita su visibilidad e identificación clara, utilizando pintura reflectiva o fluorescente resistente a la intemperie y de larga duración.

2. Señal de parar máquinas. Es la señal emitida por cualquier unidad de la Armada Nacional, con la cual se ordena al patrón o capitán de la nave que detenga por completo la marcha de la misma.

La señal consiste en tres (3) pitadas largas de cinco (5) segundos cada una, y puede estar acompañada de señales luminosas intermitentes dirigida hacia la nave en cuestión. Además podrá ser complementada con la orden de que la nave se detenga mediante comunicación a través del canal 16 VHF - FM.

3. Documentos pertinentes. Entiéndese por documentos pertinentes, el conjunto de documentos expedidos por la autoridad marítima nacional o local, así como los avalados o admitidos por las mismas, habiendo sido expedidos por una autoridad marítima extranjera o por alguna organización reconocida, los cuales varían de acuerdo con la clase de nave y serán objeto de verificación en las inspecciones que se practiquen a las naves.

Los documentos pertinentes respecto a las naves y artefactos de matrícula nacional son:

a) Licencias de navegación de la totalidad de la tripulación;

b) Patente de navegación o permiso especial de navegación (según la clase de nave);

c) Patente del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura, INPA, tratándose de naves pesqueras;

d) Resolución de autorización o registro de ruta (según el tráfico que realice la nave);

e) Documento de zarpe y demás documentos exigidos por la normas de la marina mercante vigentes, de acuerdo con la clase de nave;

f) Certificado de matrícula o en su defecto pasavante;

g) Certificado de registro de motor;

h) Certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible;

i) Certificados estatutarios de seguridad, navegabilidad, dotación mínima y prevención de la contaminación, y

j) Autorización especial para tránsito expedida por la capitanía de puerto de conformidad con lo previsto en los literales f) y g) del artículo 2º de la presente resolución.

Los documentos pertinentes respecto a las naves y artefactos de matrícula extranjera son:

a) Licencias de navegación de la totalidad de la tripulación;

b) Patente de navegación o permiso especial de navegación (según la clase de nave);

c) Patente del Instituto Nacional de Pesca y Acuicultura, INPA, tratándose de naves pesqueras;

d) Resolución de autorización o registro de ruta (según el tráfico que realice la nave);

e) Documento de zarpe y demás documentos exigidos por la normas de la marina mercante vigentes, de acuerdo con la clase de nave;

f) Certificado de matrícula;

g) Certificado de registro de motor;

h) Certificados estatutarios de seguridad, navegabilidad, dotación mínima y prevención de la contaminación, y

i) Autorización especial para tránsito expedida por la capitanía de puerto de conformidad con lo previsto en los literales f) y g) del artículo 2º de la presente resolución.

4. Certificados estatutarios. Entiéndese por certificados estatutarios, los documentos que expide la autoridad marítima a naves y artefactos navales de matrícula colombiana, con el fin de certificar el adecuado estado de las mismas en lo referente a seguridad, navegabilidad, dotación mínima y prevención de la contaminación, de conformidad con las normas técnicas vigentes.

ART. 2º—Normas para el control de tránsito de naves o artefactos navales. Todas las naves mayores, es decir, aquellas cuyo tonelaje sea o exceda de veinticinco (25) toneladas de registro neto (TRN) o de más de diez y seis (16) metros de eslora de diseño y las naves menores, es decir, aquellas cuyo tonelaje sea inferior a veinticinco (25) toneladas de registro neto (TRN) o hasta diez y seis (16) metros de eslora y los artefactos navales que se encuentren en la jurisdicción de la Dirección General Marítima, excepto las naves de guerra, deberán cumplir con las siguientes normas:

1. Naves y artefactos navales de matrícula extranjera.

a) Estar matriculadas ante la autoridad marítima extranjera;

b) Mantener a bordo y vigentes, en todo momento, los documentos pertinentes de la nave y de su tripulación, expedidos por la autoridad marítima extranjera u organización reconocida, según el caso específico;

c) Atender a la “señal de parar máquinas” y a la orden de detención efectuada mediante comunicación realizada a través del canal 16 VHF o FM y demás requerimientos y procedimientos llevados a cabo por las unidades de la Armada Nacional;

d) (Modificado).** Cubrir exclusivamente la ruta autorizada, en caso de realizar tráfico de cabotaje, o la ruta registrada en caso de realizar tráfico internacional, de acuerdo con la autorización contenida en el acto administrativo expedido por la Dirección General Marítima;

**(Nota: Modificado por la Resolución 206 de 2007 artículo 1º de la Dirección General Marítima)

e) Transitar a velocidades inferiores a veinticinco (25) nudos en bahías internas y canales de acceso y a treinta (30) nudos en aguas jurisdiccionales de acuerdo con el artículo 2º del Decreto-Ley 2324 de 1984 o normas que lo modifiquen, excepto las naves que se encuentren desarrollando una competición deportiva, previamente autorizada por la capitanía de puerto correspondiente;

f) Tramitar ante la capitanía de puerto de la jurisdicción, la expedición de la autorización especial para tránsito, aplicable a naves cuya relación casco-motor le permita desarrollar velocidades superiores a veinticinco (25) nudos;

g) Solicitar ante la capitanía de puerto correspondiente, la expedición de la autorización especial para tránsito, aplicable a naves menores que pretendan navegar durante el período comprendido entre las 19:00 y las 05:00 horas, en cuyo caso deberán llevar las luces de navegación energizadas;

h) No llevar a bordo bienes de uso privativo de la fuerza pública, visores nocturnos, detectores de radar y escáner de radio para frecuencias HF, VHF y UHF;

i) Reportarse periódicamente a la estación de control de tráfico marítimo, de la jurisdicción por el canal 16 de VHF - FM, cuando la nave tenga la intención de entrar a puerto y/o salga al mar;

j) No transportar combustible en tanques o bidones sobre cubierta, ni en cantidades superiores a la capacidad de diseño para transporte de combustible, o a la cantidad de combustible adicional a ser transportada como carga con el fin de prevenir la contaminación marina, preservar la vida humana en el mar y cumplir con la autorización de capacidad máxima de transporte de combustible de conformidad con el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A).

k)(Nota: Modificado por la Resolución 206 de 2007 artículo 2º de la Dirección General Marítima)

PAR.—La restricción indicada en el literal anterior, sólo será aplicable a las naves de arqueo igual o inferior a mil (1.000) toneladas de registro bruto (TRB);

k) (Modificado).* Limitar las cantidades de combustible transportado por naves dedicadas a las faenas de pesca, cuya finalidad sea el aprovisionamiento de los botes de apoyo en la faena, teniendo en cuenta que el consumo hora en galones de combustible de un motor fuera de borda es el diez por ciento (10%) del caballaje del motor. Por tal motivo, las capitanías de puerto antes de autorizar el zarpe de las naves dedicadas a faenas de pesca, en las cuales se empleen naves menores de apoyo que deban ser reaprovisionadas de combustible en el transcurso de la actividad, deberá realizar el cálculo de los días de faena contra el caballaje total de los motores que utilicen. Con el propósito de limitar las cantidades de combustible embarcado, impedir la manipulación innecesaria de cantidades de combustible que expongan la seguridad de la tripulación y de la embarcación, y disminuir los riesgos de contaminación marina, y

*(Nota: Modificado por la Resolución 387 de 2000 artículo 2º de la Dirección General Marítima).

l) No utilizar en las naves menores de apoyo que se utilicen en las faenas de pesca, motores fuera de borda que excedan los veinticinco (25) HP.

2. Naves y artefactos navales de matrícula nacional.

Además de lo estipulado en el numeral 1º del presente artículo, deberán cumplir con las siguientes normas:

a) Tener señalada la marca de identificación, de conformidad con lo estipulado en el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución, la cual se mantendrá visible en todo momento;

b) Registrar todo motor de uso marino o fluvial, ante una capitanía de puerto del país, la cual expedirá el certificado de registro de motor (anexo B de la presente resolución), y

c) No transportar combustible en tanques o bidones sobre cubierta, ni en cantidades superiores a la capacidad de diseño para transporte de combustible, o a la cantidad de combustible adicional a ser transportada como carga, con el fin de prevenir la contaminación marina, preservar la vida humana en el mar y cumplir con la autorización de capacidad máxima de transporte de combustible de conformidad con el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución).

PAR.—La restricción indicada en el literal c), del presente artículo, sólo será aplicable a las naves de arqueo igual o inferior a mil (1.000) toneladas de registro bruto (TRB); excepto a las naves que navegan dentro de la jurisdicción de una misma capitanía de puerto; las dedicadas a la pesca artesanal; al transporte de pasajeros, las cuales podrán llevar solamente la cantidad necesaria para su consumo; de uso familiar que requieran transportar combustible para uso doméstico, y las dedicadas al cabotaje con ruta autorizada por la autoridad marítima en el área de los litorales Pacífico y Atlántico.

No obstante lo anterior, se debe tramitar el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible a que hace alusión el anexo A de la presente resolución y al transportar combustible en tanques o bidones tomar todas las precauciones posibles y máximas dedicadas a la seguridad que garanticen plenamente la seguridad de las personas, de la nave y de la carga, lo cual es responsabilidad exclusiva de los propietarios y armadores de las naves.

ART. 3º—Normas aplicables a las sociedades portuarias regionales. Al personal de las sociedades portuarias regionales situadas en áreas jurisdiccionales de la Dirección General Marítima, se le recomienda observar en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C).

ART. 4º—Normas aplicables a las marinas y clubes náuticos. Las marinas y clubes náuticos, en áreas jurisdiccionales de la Dirección General Marítima, darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Estar registradas ante la Dirección General Marítima.

2. Tener licencia de explotación comercial vigente, expedida por la autoridad marítima.

3. Observar, en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C).

4. De conformidad con lo establecido en el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción cuando una nave de registro nacional se presente sin la marca de identificación o sin el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible, requiriendo cualquier tipo de servicio, con el fin de que la capitanía de puerto competente, tome las acciones correspondientes.

5. De conformidad con lo establecido en el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción el arribo y zarpe, a o desde sus instalaciones, de toda nave de bandera extranjera, incluyendo los veleros y yates, con el fin de controlar el tiempo de permanencia de los mismos en aguas colombianas.

6. Abastecer de combustible a las naves de conformidad con lo prescrito en el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible, expedido por la capitanía de puerto para cada viaje que se pretenda realizar.

7. Llevar un registro permanente del abastecimiento de combustible por nave.

8. Llevar un registro actualizado de las actividades propias como marinas o clubes náuticos, para lo cual deberán proceder dentro de los sesenta (60) días calendario a la publicación de la presente resolución (a menos que ya lo haya ejecutado), a la apertura de un libro de zarpes y de arribo de naves, en el cual para cada nave, se debe registrar el nombre del propietario o armador indicando su dirección y teléfono, número de matrícula, número del certificado de registro de motor y número del certificado de autorización de capacidad máxima de diseño para el transporte de combustible.

PAR.—El libro de zarpes y de arribo de naves y el registro de abastecimiento de combustible estarán sujetos a revisión por parte de la capitanía de puerto o autoridad competente, en las inspecciones que se realicen para controlar y verificar tales actividades.

9. Enviar a la capitanía de puerto de jurisdicción, un reporte mensual del movimiento de naves, a las cuales se les prestó algún servicio, indicando el tiempo de permanencia de las mismas en la marina o club náutico sin ser movilizadas; horas en que efectuó con arribos y zarpes; nombres y apellidos del capitán y de la tripulación e identificación correspondiente.

ART. 5º—Normas aplicables a los astilleros navales. Los astilleros navales, en áreas jurisdiccionales de la Dirección General Marítima, darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Estar registrados ante la Dirección General Marítima.

2. Tener licencia de explotación comercial vigente, expedida por la autoridad marítima.

3. Observar, en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C).

4. No reparar, modificar y/o dar mantenimiento a naves o artefactos navales de matrícula o registro nacional que no presenten la correspondiente autorización de modificación expedida por la autoridad marítima y/o carezcan de los documentos pertinentes relacionados en el numeral 3º del artículo 1º de la presente resolución.

PAR.—Las reparaciones y modificaciones de las naves y/o artefactos navales de matrícula nacional, deben ser supervisadas por un inspector nombrado por la capitanía de puerto de la jurisdicción.

Tratándose de naves de registro extranjero, se deberá solicitar la presentación de los documentos equivalentes a los nacionales.

5. De conformidad con lo establecido en el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción, cuando una nave o artefacto naval que requiera reparación, modificación y/o mantenimiento o cualquier otro servicio, no presente o carezca de la documentación citada en el numeral anterior, con el fin de que la capitanía de puerto correspondiente, tome las acciones del caso.

6. De conformidad con lo establecido en el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción el arribo y zarpe, a o desde sus instalaciones, de toda nave de bandera extranjera, incluyendo los veleros y yates, con el fin de controlar el tiempo de permanencia de los mismos en aguas colombianas.

7. No modificar la capacidad de diseño para transporte de combustible, sin tener previa autorización de la capitanía de puerto correspondiente.

8. Para las naves que se construyan o que se importen, previa autorización del propietario o del armador, gestionar la expedición del certificado de matrícula y del certificado de registro de motor ante la capitanía de puerto de la jurisdicción, donde la nave y/o motor realizará sus operaciones.

9. Efectuar la marca de identificación, de conformidad con el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución, y entregar la nave o el artefacto naval y/o el motor al propietario, una vez obtenido el certificado de matrícula y el certificado de registro del motor, con la autorización del propietario o del armador.

10. Presentar a la Dirección General Marítima, dentro de los sesenta (60) días calendario a la fecha de publicación de la presente resolución, un informe mensual de las reparaciones y modificaciones realizadas, incluyendo lo correspondiente al aumento de la autonomía y/o capacidad máxima de transporte de combustible, modificación de tanques, coferdam o cualquier espacio interior, así como las ventas efectuadas durante los tres (3) años inmediatamente anteriores, si fabrican o comercializan cualquier tipo de nave y/o motor de uso marino o fluvial.

Los datos a suministrar serán los siguientes:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de embarcaciones y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie del casco y del motor, y

c) Actividad para la cual fue destinada la nave y/o los motores.

PAR. 1º—Quienes hayan presentado la relación de ventas ejecutadas durante los tres (3) años anteriores, continuarán presentando el informe mensual.

PAR. 2º—En el caso que las naves o artefactos navales que se fabriquen o importen (ya sea casco y/o motores, unidos o separados), sean con destino a un establecimiento comercial de distribución, este último podrá previa autorización del propietario o del armador, efectuar el trámite de matrícula de la nave o del artefacto naval, el registro del motor y la señalización con la marca de identificación, antes de hacer la entrega de la misma al comprador.

Para tales efectos el astillero naval deberá enviar un listado con los datos actualizados de los establecimientos comerciales de distribución que cuenten con la autorización de distribución de sus productos; listado que debe ser mantenido al día en todo momento, informando a la capitanía de puerto cualquier novedad o cambio en la información.

11. Luego de suministrado el informe antes señalado, presentar a la Dirección General Marítima, un informe dentro de los quince (15) días calendario de cada mes, en el cual se relacionen las reparaciones, modificaciones, el aumento de la autonomía y/o capacidad máxima de transporte de combustible, así como de las ventas efectuadas durante ese período, a partir de la fecha de publicación de la presente resolución, si fabrican o comercializan cualquier tipo de nave y/o motor de uso marino o fluvial.

Los datos a suministrar serán los siguientes:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de embarcaciones y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie de casco y motor;

c) Número de certificado de matrícula y certificado de registro de motor, y

d) Actividad para la cual será destinada la nave y /o los motores.

12. De conformidad con lo establecido en el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción, cuando en una nave o artefacto naval que requiera reparación, modificación y/o mantenimiento o cualquier otro servicio, observe la presencia de cualquier tipo de modificación estructural de los espacios internos y externos de la motonave, que no se encuentren con la debida ilustración en los planos de la nave o artefacto naval ni con la autorización por parte de la autoridad competente y puedan ser utilizados para el transporte de estupefacientes, o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, o cualquier sustancia no autorizada.

ART. 6º—Normas aplicables a los talleres de reparación naval y otras personas naturales o jurídicas dedicadas a la construcción, reparación, modificación y/o mantenimiento de naves o artefactos navales. Los talleres de reparación naval y las demás personas enunciadas anteriormente en áreas jurisdiccionales de la Dirección General Marítima, darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Estar registrados ante la Dirección General Marítima.

2. Tener licencia de explotación comercial vigente, expedida por la autoridad marítima.

3. Observar, en lo de su competencia las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C).

4. No reparar, modificar y/o dar mantenimiento a naves o artefactos navales de matrícula o registro nacional que no presenten la correspondiente autorización de modificación expedida por la autoridad marítima y/o carezcan de los documentos pertinentes relacionados en el numeral 3º del artículo 1º de la presente resolución.

PAR.—Las reparaciones y modificaciones de las naves y/o artefactos navales de matrícula nacional, deben ser supervisadas por un inspector nombrado por la capitanía de puerto de la jurisdicción.

Tratándose de naves de registro extranjero, se deberá solicitar la presentación de los documentos equivalentes a los nacionales.

5. De conformidad con el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción, cuando una nave o artefacto naval que requiera reparación, modificación y/o mantenimiento o cualquier otro servicio, no presente o carezca de la documentación citada en el numeral anterior, con el fin de que la capitanía de puerto tome las acciones a que haya lugar.

6. No modificar la capacidad de diseño para transporte de combustible de una nave, sin tener previa autorización de la capitanía de puerto correspondiente.

7. Presentar a la Dirección General Marítima dentro de los sesenta (60) días calendario a la fecha de publicación de la presente resolución, un informe mensual de las reparaciones y modificaciones realizadas, incluyendo lo correspondiente al aumento de la autonomía y/o capacidad máxima de transporte de combustible, así como de las ventas efectuadas durante los tres (3) años inmediatamente anteriores, si fabrican o comercializan cualquier tipo de nave y/o motor de uso marino o fluvial.

Los datos a suministrar serán los siguientes:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de las naves y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie del casco y del motor, y

c) Actividad para la cual fue destinada la nave y /o los motores.

PAR.—Quienes hayan presentado la relación de venta realizadas durante los tres (3) años anteriores, continuarán presentado el informe mensual.

8. Luego de suministrado el informe antes señalado, presentar a la Dirección General Marítima un informe dentro de los quince (15) días calendario de cada mes, en el cual se relacionen las reparaciones, modificaciones, el aumento de la autonomía y/o capacidad máxima de transporte de combustible, modificación de tanques, coferdam o cualquier espacio interior así como de las ventas efectuadas durante ese período, a partir de la fecha de publicación de la presente resolución, si fabrican o comercializan cualquier tipo de nave y/o motor de uso marino o fluvial.

Los datos a suministrar serán los siguientes:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de las naves y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie de casco y motor;

c) Número de certificado de matrícula y certificado de registro de motor, y

d) Actividad para la cual será destinada la nave y /o los motores.

9. De conformidad con el artículo 95 constitucional, informar de inmediato a la capitanía de puerto de la jurisdicción, cuando en una nave o artefacto naval que requiera reparación, modificación y/o mantenimiento o cualquier otro servicio, observe la presencia de cualquier tipo de modificación estructural de los espacios internos y externos de la motonave, que no se encuentren con la debida ilustración en los planos de la nave o artefacto naval ni con la autorización por parte de la autoridad competente y puedan ser utilizados para el transporte de estupefacientes, o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos.

ART. 7º—Normas aplicables a personas naturales o jurídicas distribuidores de naves o artefactos navales y/o motores marinos o fluviales. Las personas naturales o jurídicas distribuidores de naves o artefactos navales y/o motores marinos o fluviales, en áreas jurisdiccionales de la Dirección General Marítima, darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Podrán, previa autorización escrita del propietario, del armador o del agente marítimo, gestionar la expedición del certificado de matrícula y del certificado de registro de motor ante la capitanía de puerto de la jurisdicción, donde la nave y motor realizarán sus operaciones.

2. Efectuar la marca de identificación, de conformidad con el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución y entregar la nave y/o el motor al propietario, una vez obtenido el certificado de matrícula y el certificado de registro de motor.

3. Presentar a la Dirección General Marítima dentro de los sesenta (60) días calendario a la fecha de publicación de la presente resolución, la relación de las ventas efectuadas durante los tres (3) años inmediatamente anteriores, con los siguientes datos:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de las naves y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie de casco y motor, y

c) Actividad para la cual fue destinada la nave y/o los motores.

PAR.—Quienes hayan presentado la relación de ventas realizadas durante los tres (3) años anteriores, continuarán presentando el informe mensual.

4. Luego de suministrado el informe antes indicado, presentar a la Dirección General Marítima un informe dentro de los quince (15) días calendario de cada mes, en el cual se relacionen las ventas efectuadas durante ese período, a partir de la fecha de publicación de la presente resolución.

Dicha información debe contener los siguientes datos:

a) Nombre, identificación y domicilio del comprador (persona natural o jurídica);

b) Cantidad y clase de las naves y/o motores vendidos, incluyendo sus especificaciones técnicas, números de serie de casco y motor;

c) Número de certificado de matrícula y certificado de registro de motor, y

d) Actividad para la cual será destinada la nave y/o los motores.

ART. 8º—Normas aplicables a los propietarios, armadores y agentes marítimos. Los propietarios, armadores y agentes marítimos, deberán observar en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C) y darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Naves matriculadas ante la autoridad marítima nacional.

El propietario, armador o agente marítimo de una nave o artefacto naval, debidamente matriculado o de un motor debidamente registrado con anterioridad a la fecha de publicación de la presente resolución, dentro de los tres (3) meses siguientes a esta fecha, deberá adelantar el siguiente procedimiento ante la capitanía de puerto de su jurisdicción:

a) Gestionar, en los casos que corresponda, la autorización o registro de ruta específica o reconfirmar la ruta previamente asignada o registrada, según el tráfico que realice la nave;

b) Adelantar las diligencias pertinentes para la expedición del certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución), para cada viaje que pretenda realizar, siempre que se requiera zarpe;

c) Gestionar la expedición del certificado de registro de motor (anexo B de la presente resolución);

d) Solicitar una inspección extraordinaria ante la capitanía de puerto de matrícula de conformidad a lo estipulado en el numeral 9º del artículo 17 de la presente resolución, y

e) Adelantar las diligencias pertinentes necesarias para obtener la autorización de transporte ante la capitanía de puerto de cualquiera de los productos listados en la Resolución A872 (20), aprobada, el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C) y demás normas concordantes.

2. Naves no matriculadas.

El propietario, armador o agente marítimo de una nave o artefacto naval, que no haya sido debidamente matriculado o de un motor que no haya sido debidamente registrado, con anterioridad a la fecha de publicación de la presente resolución, dentro de los tres (3) meses siguientes a esta fecha, además de lo estipulado en el numeral primero del presente artículo, deberá adelantar el siguiente procedimiento ante la capitanía de puerto de la jurisdicción:

a) Adelantar las gestiones necesarias para obtener la expedición de los diferentes documentos pertinentes, de acuerdo con la clase de nave o artefacto naval;

b) Gestionar ante la capitanía de puerto correspondiente, la autorización para cualquier modificación de la capacidad de diseño para transporte de combustible de la nave o artefacto naval;

c) Mantener informada a la capitanía de puerto de matrícula, de cualquier novedad o modificación de la información referente a los datos técnicos de la nave, de los suyos y del propietario cuando éste no sea el armador, así como del lugar donde normalmente permanecerá, y

d) No modificar las características de la nave o artefacto naval sin la correspondiente autorización previa expedida por la autoridad marítima, ni cargar a bordo más combustible que el autorizado en el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución).

ART. 9º—Normas aplicables a los tripulantes y capitanes de naves. Los tripulantes y capitanes de naves deberán observar, en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C) y darán estricto cumplimiento a las siguientes normas:

1. Denunciar a la autoridad los hechos punibles o contravenciones, de cuya comisión tenga conocimiento, en especial los inherentes a:

a) Piratería;

b) Trata de esclavos;

c) Efectuar transmisiones no autorizadas;

d) Tráfico, fabricación o porte de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, insumos o productos químicos esenciales o precursores para la elaboración, procesamiento o transformación de estupefacientes;

e) Transporte de armas, munición o explosivos sin autorización;

f) Contrabando y favorecimiento del contrabando;

g) Exploración en búsqueda de antigüedades náufragas, sin autorización;

h) Salvamento de especies náufragas, sin autorización;

i) Faenas de pesca, exploraciones, explotaciones de recursos, sin autorización, o en zonas no autorizadas para pesca por parte de la autoridad competente;

j) Que la nave no tenga nacionalidad, y

k) Transporte de desechos o sustancias radioactivas.

2. Además de lo prescrito en el numeral anterior, los capitanes de las naves deberán, dar cumplimiento a lo siguiente:

a) No permitir a bordo de la nave o artefacto naval objetos de comercio ilícito;

b) Informar previamente por radio o cualquier otro sistema de comunicación, o por conducto de su agente marítimo en Colombia si lo tuviere, a la Armada Nacional o a la capitanía de puerto más próxima, que transporta productos químicos esenciales o precursores para la elaboración, procesamiento, o transformación de estupefacientes, e indicar si se trata de paso inocente, cuál será su ruta o alternativamente el puerto al que pretende arribar;

c) Informar previamente por radio o cualquier otro sistema de comunicación, o por conducto de su agente marítimo en Colombia si lo tuviere, a la capitanía de puerto respectiva y demás autoridades competentes, al menos con veinticuatro (24) horas de antelación al tiempo estimado de arribo a puerto colombiano, con indicación del tipo de mercancía, cantidad, marcas, fabricante, país de origen y el itinerario de los puertos donde la nave arribará antes del descargue de productos químicos esenciales o precursores para la elaboración procesamiento o transformación de estupefacientes, sin perjuicio de la declaración de estas mercancías de acuerdo con las disposiciones sobre el particular, de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, y

d) Permitir la visita a bordo a la nave o artefacto naval por parte de los comandantes de las unidades a flote de la Armada Nacional o de los comandantes de los elementos de combate fluvial o por la autoridad marítima, con el fin de verificar los documentos pertinentes de la nave o artefacto naval y/o de la tripulación y/o para realizar la inspección y registro de parte o de la totalidad de la nave o del artefacto naval.

De la inmovilización

ART. 10.—Inmovilización de naves o de artefactos navales. Se entiende la acción adoptada por los comandantes de las unidades de la Armada Nacional, o por la autoridad marítima, consistente en impedir temporalmente el zarpe o la navegación de las naves o artefactos navales, para practicarle visita en los términos establecidos en el artículo 13 de la presente resolución.

ART. 11.—Presencia de autoridad. Toda nave o artefacto naval, ante la presencia, de una unidad de la Armada Nacional, o de la autoridad marítima, está en la obligación de permanecer en la escucha del canal 16 de VHF - FM y contestar al llamado en caso de ser requerido.

La nave que no acate o haga caso omiso a la “señal de parar máquinas”, o de la orden que se detenga, será objeto de persecución y se procederá a su inmovilización temporal por considerarse un indicio de la comisión de actividades ilícitas y/o contravencionales. Además, el incumplimiento a la “señal de parar máquinas”, dará lugar a la imposición por parte de la autoridad marítima, de las sanciones de que trata el artículo 18 de la presente resolución.

ART. 12.—Aplicación. La inmovilización temporal de naves o artefactos navales, podrá ser realizada por cualquier unidad de la Armada Nacional, o por la autoridad marítima así:

1. Por unidades de la Armada Nacional, cuando existan indicios que den margen a colegir el desarrollo de actividades delictivas o contravencionales de la nave o de su tripulación, así:

a) La piratería;

b) La trata de esclavos;

c) Efectuar transmisiones no autorizadas;

d) Tráfico, fabricación o porte de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, insumos o productos químicos esenciales o precursores para la elaboración, procesamiento o transformación de estupefacientes;

e) El transporte de armas, munición o explosivos sin autorización;

f) La exploración en búsqueda de antigüedades náufragas, sin autorización;

g) El salvamento de especies náufragas, sin autorización;

h) El contrabando de bienes y el favorecimiento del contrabando;

i) Faenas de pesca, exploraciones o explotaciones de recursos, sin autorización o en zonas no autorizadas para pesca por parte de la autoridad competente;

j) Cuando la nave no esté matriculada ante la autoridad marítima nacional o extranjera;

k) Cuando la nave y/o tripulación no disponga de los documentos pertinentes;

l) Cuando la nave o su tripulación no acaten la “señal de parar máquinas”, o la orden de detención efectuada mediante comunicación efectuada a través del canal 16 de VHF - FM emitida por una unidad de la Armada Nacional, será objeto de persecución;

m) Cuando la nave no cubra exclusivamente la ruta autorizada, en caso de realizar tráfico de cabotaje o la ruta registrada, en caso de realizar tráfico internacional, de acuerdo con la autorización expedida por la autoridad marítima;

n) Cuando la nave transite a velocidad superior a veinticinco (25) nudos, en bahía internas y canales de acceso y a más de treinta (30) nudos en aguas marítimas y fluviales de jurisdicción de la Dirección General Marítima, sin autorización especial para ello;

o) Cuando la nave menor no tenga la autorización especial para navegar en el período comprendido entre las 19:00 y las 05:00 horas o navegue sin luces, de conformidad con lo establecido en el literal j), del numeral 3º del artículo 1º, en concordancia con el literal g), artículo 2º de la presente resolución;

p) Cuando el número o potencia del motor difiera con el del certificado de matrícula y el certificado de registro de motor;

q) Cuando la nave no tenga la marca de identificación de conformidad con lo estipulado en el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución;

r) Cuando no se disponga del certificado de registro del motor (anexo B de la presente resolución);

s) Cuando lleve a bordo bienes de uso privativo de la fuerza pública, visores nocturnos, detectores de radar y escáner de radio para frecuencias de HF, VHF y UHF;

t) Cuando las naves y artefactos navales de matrícula extranjera, de arqueo igual o inferior a mil (1.000) toneladas de registro bruto (TRB) transporten combustible en tanques o bidones sobre cubierta, o en cantidades superiores a la capacidad de diseño para transporte de combustible, o a la cantidad de combustible para ser transportada como carga de acuerdo con el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución);

u) Cuando la nave no enarbole ningún pabellón;

v) Cuando la nave no tenga nacionalidad;

w) Cuando transporte desechos o sustancias radioactivas;

x) Cuando lo disponga autoridad judicial competente, y

y) Cuando la nave represente un serio riesgo para la seguridad de la vida humana en el mar y/o la preservación del medio ambiente marino.

2. Por la autoridad marítima, en los siguientes eventos:

a) Cuando la nave no esté matriculada ante la autoridad marítima nacional o extranjera;

b) Cuando la nave y/o la tripulación no disponga de los documentos pertinentes;

c) Cuando la nave no cubra exclusivamente la ruta autorizada, en caso de realizar tráfico de cabotaje o la ruta registrada, en caso de realizar tráfico internacional, de acuerdo con la autorización expedida por la autoridad marítima;

d) Cuando la nave menor no tenga la autorización especial para navegar en el período comprendido entre las 19:00 y las 05:00 horas, o navegue sin luces;

e) Cuando el número o potencia del motor difiera con el del certificado de matrícula y el certificado de registro de motor;

f) Cuando la nave no tenga la marca de identificación de conformidad con lo estipulado en el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución;

g) Cuando no se disponga del certificado de registro del motor (anexo B de la presente resolución);

h) Cuando lleve a bordo bienes de uso privativo de la fuerza pública, visores nocturnos, detectores de radar y escáner de radio para frecuencia de HF, VHF y UHF;

i) Cuando las naves y artefactos navales de matrícula nacional, de arqueo igual o inferior a mil (1.000) toneladas de registro bruto (TRB) transporten combustible en tanques o bidones sobre cubierta, o en cantidades superiores a la capacidad de diseño para el transporte de combustible, o a la cantidad de combustible para ser transportada como carga, excepto a las naves dedicadas a la pesca artesanal; al transporte de pasajeros, las cuales podrán llevar solamente la cantidad necesaria para su consumo; de uso familiar que requieran transportar combustible para uso doméstico, y a las dedicadas al cabotaje con ruta autorizada por la autoridad marítima en el área de los litorales Pacífico y Atlántico. De acuerdo con el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución);

j) Cuando se compruebe que el equipo de la nave o artefacto naval no cumple con las condiciones de homologación establecidas;

k) Cuando se trate de naves o artefactos navales al servicio de empresas de transporte cuya habilitación y permiso de operación, licencia, registro o matrícula se les haya suspendido o cancelado, salvo las excepciones expresamente establecidas;

l) Cuando se compruebe la inexistencia o alteración de los documentos que sustentan la operación de la nave y sólo por el tiempo requerido para clarificar los hechos;

m) Cuando se compruebe que la nave o el artefacto naval no reúne las condiciones técnico mecánicas requeridas para su operación, o se compruebe que presta un servicio no autorizado.

En este último caso, la nave o artefacto naval será inmovilizado por un término de hasta tres (3) meses y, si existiere reincidencia, adicionalmente se podrá sancionar con multa;

n) Cuando se compruebe que la nave o el artefacto naval excede los límites permitidos sobre dimensiones, peso y carga;

o) Cuando se deba impedir la navegación de una nave o que ésta se haga a la mar, por considerar que la misma ha transgredido las normas de la marina mercante nacional vigentes, y

p) Cuando la nave represente un serio riesgo para la seguridad de la vida humana en el mar y/o la preservación del medio ambiente marino.

De la visita

ART. 13.—Visita a la nave o artefacto naval. Entiéndese la acción adoptada por los comandantes de unidades a flote de la Armada Nacional, o por los comandantes de los elementos de combate fluvial o por la autoridad marítima que consiste en subir a bordo de la nave o artefacto naval por parte de un oficial o suboficial u otra autoridad competente, con el propósito de verificar los documentos pertinentes de la nave o artefacto naval y/o de la tripulación, o comprobar el desarrollo de actividades ilegales de la nave y/o de la tripulación, para lo cual podrán realizar la inspección y registro de la totalidad o parte de la misma.

ART. 14.—Disposición de bienes y personas. En caso de encontrarse pruebas o indicios que impliquen a la nave y/o artefacto naval, la carga o su tripulación en un delito y/o contravención, estos serán puestos a disposición de la autoridad competente por acta suscrita por el comandante de la unidad, autoridad marítima y demás participantes, acompañada de fotografías o filmaciones, si ello es pertinente, indicándose como mínimo: marca, tipo, modelo, fecha de construcción, nombre de la nave y/o artefacto naval, bandera, material del casco, número de motor, número de matrícula, desplazamiento, arqueo neto, eslora, manga, colores del casco, uso, estado de la nave, nombre de la persona natural o jurídica, propietaria de la nave y/o artefacto naval e identificación correspondiente, armador e identificación correspondiente, relación de presuntos responsables e identificación correspondiente anexando constancia de buen trato, nombre de la unidad que efectúa la incautación y fecha de la misma, incluyendo inventarios, si es pertinente, y demás, información que se considere necesaria para que las autoridades competentes puedan determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar como acaecieron los hechos.

ART. 15.—Ámbito de aplicación. La visita a la nave o artefacto naval puede ser practicada en cualquier momento, circunstancia o lugar, ya sea que se encuentre varada fuera del agua, en las marinas, clubes náuticos, astilleros navales o talleres de reparación naval o en cualquier otra área jurisdiccional en tierra o que la misma se encuentre atracada, abarloada, fondeada o navegando en aguas jurisdiccionales o en altamar.

Disposiciones operativas

ART. 16.—Cumplimiento operativo. El cumplimiento operativo de lo dispuesto en la presente resolución, corresponde:

1. Comando Armada Nacional. Con sus unidades navales, a través del patrullaje en su jurisdicción la inmovilización, la visita y la persecución y de naves y artefactos navales, de conformidad con lo establecido en los artículos 10, 11, literal 11 del artículo 12 y artículo 13 de la presente resolución.

2. Dirección General Marítima. A través de las capitanías de puerto, de acuerdo a su jurisdicción la inmovilización, visita, e inspección y registro de naves y artefactos navales, la vigilancia y control de las personas naturales y jurídicas dedicadas a actividades marítimas.

(Nota: Adicionado el numeral 1º del presente artículo por la Resolución 206 de 2007 artículo 3º de la Dirección General Marítima)

ART. 17.—Disposiciones para las capitanías de puerto. Las capitanías de puerto darán estricto cumplimiento a las siguientes instrucciones:

1. Observar, en lo de su competencia, las directrices para la prevención y supresión del tráfico de estupefacientes o sustancias sicotrópicas, así como insumos o productos químicos esenciales o precursores, para la elaboración, procesamiento o transformación de los mismos, establecidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, en la Resolución A872 (20), la cual fue aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997 (anexo C).

2. Expedir a las naves de bandera colombiana de arqueo igual o inferior a mil (1.000) toneladas de registro bruto (TRB) el certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible (anexo A de la presente resolución), el cual se expedirá para cada viaje junto con el documento de zarpe teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

a) La capacidad de transporte de combustible con la cual se diseñó originalmente la nave;

b) La cantidad de combustible necesaria para llevar a cabo la navegación en la travesía de la ruta autorizada;

c) El reaprovisionamiento de combustible en el puerto de arribo para realizar el trayecto de vuelta en cumplimiento de la ruta autorizada (en caso de ser practicable);

d) El transporte adicional de combustible como carga, con destino a la comercialización del mismo en el puerto de arribo, o para desarrollar las labores autorizadas, siempre y cuando la nave cumpla con las especificaciones técnicas y de seguridad, navegabilidad y prevención de la contaminación para el desarrollo de esta actividad, y

e) La capitanía de puerto establecerá las normas especiales para expedir esta autorización, considerando las condiciones del área jurisdiccional y la actividad que desarrolla la embarcación.

3. Expedir el certificado de registro del motor (anexo B de la presente resolución) a los motores de todas las naves de bandera nacional que operen en su jurisdicción, para lo cual se tendrá en cuenta la declaración de importación, la autorización de levante, la factura comerciaI o cualquier otro documento que exija la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN.

4. Expedir a las naves el certificado nacional de inspección anual (formato DIMAR-020) de conformidad con lo estipulado en el artículo 59 del reglamento de inspecciones y clasificación de naves, DlMAR-octubre/73, aprobado mediante Resolución 182 del quince (15) de octubre de 1973, en concordancia con los artículos 12, 18 y 24 del reglamento citado y demás certificados de navegabilidad y seguridad exigidos en el Decreto Reglamentario 1423 del 30 de junio de 1989.

5. Establecer, al momento de la matrícula, la correspondencia entre la potencia de los motores, el tipo de casco y la actividad para la cual se registra la nave.

6. Elaborar y mantener un estricto registro actualizado de los datos técnicos de las naves y los motores, así como de los datos personales del propietario, armador o agente marítimo de los mismos.

7. Informar a la oficina jurídica y a la división de gente de mar y naves de la Dirección General Marítima, sobre aquellos fallos que han quedado en firme relacionados con la imposición de cualquier sanción a: personal de gente de mar, naves o a las personas naturales o jurídicas dedicadas a actividades marítimas. Los datos y documentos deberán ser incluidos dentro de la información remitida periódicamente a la Dirección General Marítima, los primeros cinco (5) días calendario del mes.

8. Realizar, durante el primer y segundo semestre de cada año inspecciones ordinarias a los astilleros navales, talleres de reparación naval, marinas y clubes náuticos, ubicados en sus respectivas jurisdicciones, que se practicarán como mínimo una vez durante cada semestre, con el fin de constatar el cumplimiento de las normas contempladas en la presente resolución. Los informes pertinentes deberán ser enviados a la Dirección General Marítima, con destino a la división de gente de mar y naves.

9. Efectuar inspecciones extraordinarias a naves y/o motores de conformidad con los registros existentes en la capitanía de puerto o previa solicitud de su propietario, armador o agente marítimo, con el fin de:

a) Establecer la ubicación de las naves y/o de los motores;

b) Actualizar el libro de registro de la capitanía de puerto en lo referente a los datos personales completos del propietario, armador o agente marítimo;

c) Actualizar el libro de registro de la capitanía de puerto en lo referente a las características de las naves y motores, incluyendo el número de serie de casco y motores;

d) Verificar la correcta ubicación y forma de la marca de identificación de naves, de conformidad a lo estipulado en el numeral 1º del artículo 1º de la presente resolución;

e) Determinar la capacidad máxima de diseño para transporte de combustible;

f) Registrar oficialmente en el certificado de matrícula el número de serie del casco y de los motores, y

g) Verificar la existencia y validez de los documentos pertinentes que le corresponda llevar a bordo, de conformidad con el numeral 3º del artículo 1º de la presente resolución, incluyendo los que competen a motores y tripulación.

PAR. 1º—La expedición de los documentos pertinentes exigidos a las naves y artefactos navales de matrícula nacional, es una tarea que le corresponde exclusivamente a la Dirección General Marítima, a través de las capitanías de puerto.

PAR. 2º—En lo referente a la expedición de certificados estatutarios de seguridad, navegabilidad y prevención de la contaminación, la Dirección General Marítima podrá autorizar dicha función, a las sociedades internacionales de clasificación mediante autorización por resolución motivada, según los convenios internacionales, manteniendo su control y verificación correspondiente.

10. Expedir autorización especial para tránsito, a las naves cuya relación casco-motor le permitan desarrollar velocidades superiores a veinticinco (25) nudos, teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

a) La actividad comercial a la que se dedica la nave;

b) La ruta asignada y las condiciones hidrográficas y meteorológicas que se observan en la misma, y

c) El transporte de pasajeros a quienes se les debe garantizar su seguridad durante toda la travesía.

11. No expedir la autorización especial para tránsito de naves que no sustenten la utilización para actividades lícitas de los motores que en relación con el casco puedan desarrollar velocidades superiores a veinticinco (25) nudos.

12. Expedir autorización especial para tránsito, aplicable a naves menores que pretendan navegar durante el período comprendido entre las 19:00 y las 05:00 horas.

13. Solicitar a los comandantes de las unidades navales a flote de la Armada Nacional o a los comandantes de los elementos de combate fluvial, la realización de visitas, a las naves o a los artefactos navales, cuando las circunstancias así lo requieran.

14. Imponer las sanciones correspondientes por transgresiones a las normas contempladas en la presente resolución, si es su competencia.

ART. 18.—Sanciones. Sin perjuicio de lo previsto en el título V del Decreto-Ley 2324 de 1984 o normas que lo modifiquen, el incumplimiento a lo previsto en la presente resolución facultará a la autoridad marítima para imponer como mínimo las siguientes sanciones:

1. Capitanes y tripulantes:

a) Suspensión de la licencia de navegación;

b) Cancelación de la licencia de navegación, y

c) Multa de hasta cien (100) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

2. Propietarios o armadores de naves, agentes marítimos, marinas, clubes náuticos, astilleros navales y talleres de reparación naval:

a) Si es persona natural, multa de hasta cien (100) salarios mínimos legales mensuales vigentes, y

b) Si es persona jurídica, multa de hasta mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

3. Naves:

a) Suspensión de permiso de operación;

b) Cancelación de la patente de navegación o el permiso especial de navegación, y

c) Cancelación de ruta autorizada o registrada.

PAR.—Las sanciones de que trata el presente artículo se impondrán sin perjuicio de las que tuvieren lugar por parte de otras entidades u organismos en conductas concurrentes o conexas en materia de su competencia.

ART. 19.—Disposiciones para algunas de las dependencias de la Dirección General Marítima. La secretaría general, la división de gente de mar y naves y la división de capitanías de puerto de la Dirección General Marítima darán estricto cumplimiento a las siguientes funciones:

1. Secretaría general. La secretaría general de la Dirección General Marítima, en coordinación con la división de capitanías de puerto, controlarán mensualmente que las capitanías de puerto cumplan el contenido de la presente resolución:

2. División de gente de mar y naves. La división de gente de mar y naves a través de sus secciones, con base en la información suministrada por las diferentes dependencias, además de actualizar los respectivos archivos, cumplirá las siguientes funciones:

a) Sección de naves. Lleva el registro actualizado de las sanciones impuestas a las naves, haciendo las respectivas anotaciones en libro de registro de sanciones de naves;

b) Sección de gente de mar. Lleva el registro actualizado de la suspensión y cancelación de licencias y demás sanciones impuestas a la gente de mar, haciendo las respectivas anotaciones en el libro de registro de sanciones de gente de mar, y

c) Sección de técnica e inspecciones. Lleva el registro actualizado de las sanciones impuestas a las personas naturales o jurídicas dedicadas a actividades marítimas, haciendo las respectivas anotaciones en el libro de registro de sanciones y de personas naturales o jurídicas dedicadas a cualquier actividad marítima.

3. División de capitanías de puerto. La división de capitanías de puerto distribuirá la información contenida en los informes periódicos mensuales procedentes de las diferentes capitanías de puerto a cada una de las dependencias de la Dirección General Marítima según su respectiva competencia, con el fin que las mismas lleven el registro y estadísticas de los asuntos a su cargo, así como la imposición de cualquier sanción.

Disposiciones finales

ART. 20.— (Modificado).* Anexos. Hacen parte integrante de la presente resolución, el anexo A correspondiente al formato de certificado de autorización de capacidad máxima de transporte de combustible, el anexo B correspondiente al formato de certificado de registro del motor y el anexo C correspondiente a la Resolución A 872 (20) por la cual la Organización Marítima Internacional, OMI, aprobó el veintisiete (27) de noviembre de 1997 “las directrices para la prevención y supresión del contrabando de drogas, sustancias sicotrópicas y productos químicos precursores en buques dedicados al transporte marítimo internacional”.

*(Nota: Modificado por la Resolución 97 de 2008 artículo 1° de la Dirección General Marítima)

ART. 21.—Difusión. Por conducto de las capitanías de puerto se pondrá en conocimiento y se difundirá ampliamente el presente acto administrativo, en especial, a las personas naturales o jurídicas propietarias de marinas y clubes náuticos, astilleros navales y talleres de reparación naval, distribuidores de naves y/o motores, propietarios, armadores y agentes marítimos de naves y artefactos navales, así como a los capitanes o tripulantes que se encuentren dentro de la respectiva área de su jurisdicción, mediante la publicación en lugar visible del despacho por un término de treinta (30) días calendario a partir de la publicación de la presente resolución, sin perjuicio de las comunicaciones escritas que deban remitirse a todos y cada uno de los interesados.

ART. 22.—Envíos. Por la oficina jurídica, remítase copia de la presente resolución al comando de la Armada Nacional, Fiscalía General de la Nación; Dirección Nacional de Estupefacientes, Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN; Dirección Policía Antinarcóticos; Dirección Policía Fiscal y Aduanera; gerentes sociedades portuarias regionales oficinas; divisiones y capitanías de puerto de la Dirección General Marítima.

ART. 23.—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga la Resolución 189 del veintisiete (27) de abril y la Resolución 224 del veintitrés (23) de junio 1998.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 10 de diciembre de 1999.

ANEXO C: Resolución A.872 (20) de la Organización Marítima Internacional, OMI, aprobada el veintisiete (27) de noviembre de 1997, “Directrices para la prevención y supresión del contrabando de drogas, sustancias sicotrópicas y productos químicos precursores en buques dedicados al transporte marítimo internacional”, puede ser consultada en la Dirección General Marítima de Bogotá, capitanías de puerto-DIMAR a nivel nacional, odimar@armada.mil.co

(Nota: Véase la Resolución 121 de 2004 de la Dirección General Marítima y Portuaria)

(Nota: Véase Resolución 118 de 2004 de la Dirección General Marítima)

_______________________________