RESOLUCIÓN 521 DE 1983 

(Marzo 24)

“Por la cual se dictan disposiciones relativas a la garantía mínima presunta”.

El Superintendente de Industria y Comercio,

en uso de las facultades legales y en especial de las que le confiere el Decreto 3466 de 1982,

RESUELVE:

ART. 1º—Todos los proveedores o expendedores de bienes o servicios están en la obligación de indicar el término durante el cual se garantizan las condiciones de calidad e idoneidad que ofrecen, los cuales se entenderán como garantía mínima presunta, cuando la autoridad competente no haya fijado mediante resolución el término de dicha garantía mínima presunta, según la naturaleza y clase de los bienes y servicios.

Ante los consumidores, la responsabilidad por la garantía mínima presunta de que trata este artículo, recae directamente en los proveedores o expendedores, sin perjuicio de que éstos puedan, a su turno, exigir el cumplimiento de dicha garantía mínima a sus proveedores o expendedores, sean o no productores.

ART. 2º—En concordancia con lo establecido en el artículo anterior, el término de la garantía mínima presunta deberá constar por escrito en los empaques, rótulos o etiquetas que se anexen o en el cuerpo mismo del producto y de la misma manera en los comprobantes que se expidan por la prestación de servicios.

ART. 3º—Bajo la misma obligación establecida en los artículos anteriores, quedan los importadores, quienes se reputan como productores respecto de los bienes que se introduzcan al mercado nacional.

ART. 4º—Para los bienes o servicios respecto de los cuales se oficialicen normas técnicas el Consejo Nacional de Normas y Calidades conceptuará sobre el término de la garantía mínima presunta.

ART. 5º—Para los bienes o servicios sometidos a régimen obligatorio de registro o licencia, y cuyo control no corresponda a otra entidad la Superintendencia de Industria y Comercio fijará mediante resolución los términos y condiciones de las garantías mínimas presuntas de acuerdo con la naturaleza y clase de ellos.

ART. 6º—La garantía mínima presunta y las garantías diferentes a ella, comprenderán la obligación de proporcionar la asistencia técnica en aquéllos casos estrictamente necesarios a juicio de la Superintendencia de

Industria y Comercio o de la entidad competente, o en su defecto por medio de instrucciones indispensables

para el adecuado uso y mantenimiento del bien o servicio.

Antes del vencimiento del término de la garantía mínima presunta, los gastos y costos que indique la reparación por fallas en la calidad o en la idoneidad del bien, serán por cuenta del proveedor o expendedor.

En caso de repetirse la falla, procederá al cambio del bien por otro de la misma especie.

ART. 7º—En lo que se refiere a la prestación de servicios que suponen la entrega de un bien, el depositario del bien estará en la obligación de asumir la custodia y conservación adecuada del bien dejado en depósito, respondiendo en todo caso, por el valor declarado del mismo.

ART. 8º—El incumplimiento de lo ordenado en la presente resolución será sancionado administrativamente por la Superintendencia de Industria y Comercio de conformidad con las disposiciones vigentes.

ART. 9º—La presente resolución rige a partir de la fecha y deroga las que le sean contrarias

Cumuníquese y cúmplase.

_____________________________________