RESOLUCIÓN 5282 DE 2006 

(Noviembre 6)

“Por la cual se adoptan medidas para la prevención y control del consumo de alcohol, drogas y sustancias psicoactivas por parte de la Unidad Administrativa Especial de la Aeronáutica Civil”.

El Director General,

en uso de sus facultades legales y en especial las que le confiere el artículo 9º del Decreto 260 de enero 28 de 2004,

CONSIDERANDO:

1. Que el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y drogas es una condición que, de presentarse en lugares de trabajo, afecta el ambiente laboral, agrava los riesgos ocupacionales, atenta contra la salud y la seguridad aérea, constituyéndose en amenaza para la integridad física y mental de la población trabajadora en general.

2. Que el numeral 48 del artículo 48, de la Ley 734 del 5 de febrero de 2002 (Código Disciplinario Único), contempla como falta gravísima, respecto de los servidores públicos en general: “Consumir, en el sitio de trabajo, o en lugares públicos, sustancias prohibidas que produzcan dependencia física o síquica, asistir al trabajo en tres o más ocasiones en estado de embriaguez o bajo el efecto de estupefacientes.

Cuando la conducta no fuere reiterada conforme a la modalidad señalada, será calificada como grave”.

3. Que la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil debe asegurar el desarrollo del trabajo en condiciones psicofísicas adecuadas.

4. Que la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil realiza de manera permanente actividades y campañas de prevención en los temas de sustancias psicoactivas, alcohol y drogas, de conformidad con la Resolución 1075 del 24 de marzo de 1992 del Ministerio de Trabajo (hoy Minprotección Social).

5. Que los reglamentos aeronáuticos de Colombia, RAC, en el capítulo X, parte segunda, subparte B, contemplan la prevención del consumo de alcohol y drogas mediante programas de obligatoria observancia por las empresas de aviación, escuelas y, en general, por todo el personal aeronáutico.

6. Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Cuando un funcionario presente síntomas de embriaguez o esté bajo efecto de sustancias psicoactivas, el jefe inmediato de dicho funcionario o quien haga sus veces o el superior del jefe inmediato deberá remitirlo dentro de los 10 minutos siguientes de evidenciar la situación anómala a sanidad aeroportuaria para la valoración médica respectiva, dejando constancia de la fecha y la hora de remisión en el formato de acta adjunta a la presente, impidiendo de manera inmediata que el funcionario labore en dichas circunstancias.

ART. 2º—En los aeropuertos donde no exista sanidad aeroportuaria, el funcionario que presente los síntomas descritos, deberá ser enviado en compañía de un funcionario delegado por el administrador del aeropuerto o jefe de la dependencia correspondiente, al hospital, centro de salud o profesional médico del lugar más cercano para que efectúe dicha valoración.

PAR.—En caso de que el funcionario se niegue a que le realicen la valoración o prueba correspondiente, se tendrá como indicio grave de la presencia de sustancias psicoactivas, alcohol, o drogas.

ART. 3º—De resultar positiva la valoración realizada o presentarse el indicio grave, el jefe inmediato o quien haga sus veces procederá de la siguiente manera:

Si el funcionario es poseedor de un certificado aeromédico, se deberá informar de inmediato a la dirección de medicina de aviación para que esta dependencia inicie el procedimiento que se adopta y hace parte de esta resolución. Se impedirá de manera inmediata que el funcionario labore en las condiciones descritas. De lo anterior se dejará la constancia respectiva mediante acta en la que se describan los hechos.

Si se trata de un funcionario de apoyo administrativo, deberá informar de inmediato al grupo de salud ocupacional (nivel central). Se impedirá que el funcionario labore en las condiciones descritas, hasta tanto no se encuentre en condiciones psicofísicas adecuadas.

PAR.—De ser requerido, y en caso de que el funcionario se niegue pacíficamente a salir del área de trabajo, el jefe inmediato o quien haga sus veces, podrá recurrir a las autoridades para hacer cumplir la decisión de salida del lugar de trabajo.

Para efectos de este procedimiento, y en todos los casos, se debe dejar la constancia respectiva mediante acta en la que se describan los hechos.

ART. 4º—Cuando una persona en ejercicio de funciones aeronáuticas o aeroportuarias se encuentre bajo signos de consumo de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, deberá ser retirada del lugar donde las desempeña, por parte del director aeronáutico regional, el gerente aeroportuario, el administrador o la autoridad competente, para lo cual podrá apoyarse en las autoridades de policía o quien haga sus veces, y reportar inmediatamente el hecho al empleador respectivo.

PAR.—De conformidad con el numeral 48 del artículo 48 de la Ley 734 de 2002, si el funcionario consume sustancias prohibidas que produzcan dependencia física o psíquica en el sitio de trabajo, o si asiste al trabajo en estado de embriaguez o bajo el efecto de sustancias psicoactivas, el jefe debe reportar el hecho al grupo de investigaciones disciplinarias, so pena de ser sujeto a las sanciones disciplinarias correspondientes por su omisión.

ART. 5º—Al personal de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, que para el desempeño de sus funciones requiera la expedición y vigencia del certificado médico de aptitud psicofísica, la dirección de medicina de aviación y licencias aeronáuticas, a través del grupo de certificación y educación aeromédica, realizará pruebas para prevenir y detectar el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y drogas, en los siguientes casos:

a) Preempleo. A los aspirantes a obtener un empleo, una licencia aeronáutica, o a quienes en el evento de un traslado y en el ejercicio de las nuevas funciones, involucre a la seguridad aérea. El resultado de la prueba no podrá ser mayor a 0.02%.

b) Duda razonable o sospecha. Cuando los antecedentes, signos físicos, síntomas, rol social o familiar, desempeño laboral, comportamiento intra o extrainstitucional, indiquen duda razonable de consumo de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, estimulantes del sistema nervioso central, previas observaciones hechas por un supervisor o directivo.

c) Posaccidente o incidente. Se practicarán la evaluación médica y exámenes paraclínicos posaccidente o incidente, dentro de las 24 horas siguientes a la ocurrencia del accidente o incidente.

d) Durante tratamiento. Se practicarán como mínimo dos (2) pruebas en el transcurso de un programa de tratamiento o rehabilitación del individuo. Sólo se permitirá volver a laborar a aquellas personas que hayan completado un programa de rehabilitación, previa certificación del grupo de certificación y educación aeromédica.

e) Regreso al servicio. Se practicarán las pruebas cuando la persona regrese a trabajar después de un caso de uso o abuso de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas. El funcionario podrá volver a sus labores cuando el resultado sea negativo y será requerido, para demostrar su abstinencia, a través de pruebas continuas, no avisadas y frecuentes. Se requiere un mínimo de seis (6) pruebas de seguimiento en los primeros doce meses, después de que ha retornado a la operación aérea.

f) Al azar. El programa de cada empleador deberá contemplar la práctica de exámenes médicos y pruebas, como mínimo, al 25% del personal que comprometa la seguridad aérea, durante el año.

g) Voluntario. La aeronáutica civil permitirá el sometimiento voluntario a las pruebas, a aquellos funcionarios que busquen asistencia por un problema de uso o abuso de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, así como a aquellos directivos que deseen someterse para demostrar su confianza en el programa.

PAR.—La cadena de custodia respectiva y la recolección de muestras se harán de conformidad con las técnicas y metodología del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

ART. 6º—La realización de las pruebas tendientes a detectar el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y drogas, corresponderá al empleador, es decir, a las empresas aéreas, escuelas de aviación, o talleres aeronáuticos, quienes deberán realizarlas en las modalidades de preempleo, duda razonable, durante tratamiento, regreso al servicio, al azar y voluntario. De lo anterior, deberán rendir un informe al grupo de certificación y educación aeromédica cada (3) meses, especificando el número de pruebas realizadas, el número de ellas con resultado positivo y el número con resultado negativo. El empleador será responsable de proporcionar un ambiente de trabajo seguro.

Para ello, deberá establecer políticas encaminadas a evitar:

— Que cualquier empleado se presente a trabajar bajo la influencia de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, estimulantes del sistema nervioso central.

— Que cualquier empleado porte, venda o distribuya sustancias psicoactivas en el sitio de trabajo. Las sustancias psicoactivas incluyen marihuana, cocaína, anfetaminas, barbitúricos, heroína, o aquellas que estimulen o depriman el sistema nervioso central.

— Que cualquier empleado ingiera sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, estimulantes del sistema nervioso central, durante el tiempo de servicio en el sitio de trabajo o en un vehículo de la compañía.

— Que cualquier empleado que desempeñe funciones aeronáuticas se presente a laborar dentro de las 24 horas siguientes al consumo de alcohol.

Es responsabilidad del empleador designar un supervisor, previamente capacitado y entrenado en el programa de prevención del consumo de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, estimulantes del sistema nervioso central, quien se encargará de tomar las acciones pertinentes con respecto a cualquier empleado en quien se observen cambios en su conducta o en su desempeño, que sugieran problemas de uso o abuso de sustancias psicoactivas.

ART. 7º—El grupo de certificación y educación aeromédica ejercerá la supervisión de las pruebas tendientes a detectar el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol o drogas, estimulantes del sistema nervioso central, en los siguientes casos:

Posaccidentes.

Incidentes.

Dudas razonables o sospecha, o al azar.

El grupo de certificación y educación aeromédica se encargará de supervisar y controlar las pruebas realizadas por las empresas aéreas, escuelas de aviación, talleres aeronáuticos y otros, quienes se asesorarán del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en cuanto a la realización y procedimiento de las pruebas.

La Dirección de Medicina de Aviación y Licencias Aeronáuticas, a través del grupo de certificación y educación aeromédica, realizará al azar pruebas para la detección del uso de sustancias psicoactivas, alcohol y drogas, al personal que para el desempeño de sus funciones requiera certificado médico de aptitud psicofísica. De ello deben generarse informes de gestión, los cuales deben ser entregados a la dirección general y secretaría general en forma periódica y, dependiendo del resultado, reportar a talento humano e investigaciones disciplinarias. De considerarlo necesario, la dirección de medicina de aviación y licencias aeronáuticas requerirá a las diferentes empresas aéreas y escuelas de aviación la realización de dichas pruebas, solicitando los resultados e informes pertinentes.

ART. 8º—Cuando el resultado de una prueba sea positiva, se procederá de inmediato a tomar las medidas preventivas pertinentes, orientadas a impedir la iniciación o continuación de las labores respectivas, según el caso, aplicando por el grupo de certificación y educación aeromédica o la dependencia que haga sus veces, el procedimiento que para el efecto se adopta y hace parte de la presente resolución.

ART. 9º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga la Resolución 1959 del 12 de mayo de 2006.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 6 de diciembre de 2006.

_________________________________