RESOLUCIÓN 5370 DE 2004 

(Diciembre 29)

“Por la cual se establecen algunos criterios para la aprobación de fletamentos entre empresas nacionales regulares y no regulares de pasajeros”.

El Director General de la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil,

en uso de sus facultades legales y en especial las que le confieren los artículos 1782, 1790, 1859 y 1860 del Código de Comercio y los artículos 2º, 5º y 9º del Decreto 260 de 2004, y

CONSIDERANDO:

Que debido a súbitos daños, incidentes u otras contingencias, en algunos casos las empresas de servicios aéreos comerciales de transporte público regular sufren repentinas disminuciones en la capacidad de su flota o la disponibilidad de sus aeronaves, generándose deficiencias para la adecuada prestación del servicio de transporte aéreo, por lo que se hace necesario acudir al empleo temporal de aeronaves de otros operadores nacionales;

Que dado el carácter temporal y las condiciones de la operación, no siempre resulta procedente acudir a figuras contractuales que les permitan a las empresas en cuestión, acceder a las aeronaves en calidad de explotadoras, razón por la cual acuden a la figura del fletamento, definido por el artículo 1893 del Código de Comercio como “... un contrato por el cual un explotador, llamado fletante, cede a otra persona, llamada fletador, a cambio de una contraprestación, el uso de la capacidad total o parcial de una o varias aeronaves, para uno o varios vuelos, por kilometraje o por tiempo, reservándose el fletante la dirección y autoridad sobre la tripulación y la conducción técnica de la aeronave...” agregando luego que “... La calidad de explotador no es susceptible de transferirse al fletador en virtud de este contrato...”;

Que usualmente, cuando un operador de transporte público regular requiere aeronaves bajo la modalidad mencionada, las otras empresas de servicios regulares no disponen de aeronaves suficientes para facilitárselas, sin afectar sus propios servicios, razón por la cual se hace necesario acudir a las aeronaves de operadores de servicios no regulares;

Que si bien el artículo 1893 del Código de Comercio no establece ningún tipo de limitación respecto de las partes que intervienen en el fletamento de aeronaves, es claro que, al tratarse de aeronaves de servicios no regulares, sus operaciones normalmente deberían continuar sometidas a los privilegios y limitaciones de su modalidad, al conservar el operador no regular su calidad de explotador y la conducción y dirección técnica sobre la misma;

Que de conformidad con el artículo 1860 del Código de Comercio: “La autoridad aeronáutica reglamentará y clasificará los servicios aéreos, los explotadores y las rutas, y señalará las condiciones que deberán llenarse para obtener los respectivos permisos de operación, con la finalidad de lograr la prestación de servicios aéreos seguros, eficientes y económicos, que al mismo tiempo garanticen la estabilidad de los explotadores y de la industria aérea en general”;

Que de acuerdo con el artículo 2º del Decreto 260 de 2004, le corresponde a la Aeronáutica Civil, como autoridad aeronáutica, “regular, administrar, vigilar y controlar el uso del espacio aéreo colombiano por parte de la aviación civil, y coordinar las relaciones de esta con la aviación de Estado”;

Que, si bien la ejecución de vuelos esporádicos en una determinada ruta por parte de un operador clasificado como no regular es parte de los privilegios de su permiso de operación, la ejecución sistemática e indefinida de los mismos podría constituirse en una operación regular, la cual no les es permitida a dichos operadores, por cuanto podría constituirse en una competencia indebida de tales operadores a los operadores de servicios regulares;

Que en cumplimento de lo previsto en el inciso 2º del artículo 1867 del Código de Comercio, “... La autoridad aeronáutica reglamentará todo lo relativo a los servicios no regulares, dentro del criterio de que ellos no deberán constituir una competencia indebida a los servicios regulares. En todo caso, el explotador de servicios regulares gozará de prioridad para que se le autoricen vuelos no regulares dentro de las rutas comprendidas en su permiso de operación ...”;

Que igualmente corresponde a la autoridad aeronáutica de acuerdo con el artículo 1866 del Código de Comercio aprobar previamente “... los convenios entre explotadores que impliquen acuerdos de colaboración, integración o explotación conjunta, conexión, consolidación o fusión de servicios, o que de cualquier manera tiendan a regularizar o limitar la competencia o el tráfico aéreo...”;

Que los convenios de fletamento para una serie sistemática de vuelos implican colaboración entre explotadores, la que a su vez puede conllevar a una regularización o limitación de la competencia, razón por la cual deben ser aprobados previamente por la autoridad aeronáutica;

Que es necesario reglamentar las operaciones bajo contratos de fletamento que puedan generar una indebida competencia a los operadores regulares, haciéndose necesario establecer criterios para la aprobación de tales convenios, en condiciones de igualdad de oportunidades para todas las empresas que en Colombia prestan servicios de transporte público regular, y para todos los operadores de transporte público no regular que les ofrecen la capacidad de sus aeronaves;

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Adóptense los siguientes criterios para la aprobación de fletamentos de aeronaves entre operadores regulares y no regulares para la prestación de servicios de transporte nacional de pasajeros:

1. Ámbito de aplicación. Las presentes disposiciones serán aplicables a los contratos de fletamento de aeronaves para operar en Colombia, suscritos entre un operador de servicios aéreos comerciales de transporte público regular de pasajeros y un operador de servicios aéreos comerciales de transporte público no regular de pasajeros, en que participen empresas titulares de un permiso de operación otorgado por la autoridad aeronáutica o por ministerio de la ley, o cuando el contrato recaiga sobre la capacidad de carga de una aeronave inscrita en el registro aeronáutico nacional.

No podrá darse inicio a la operación sin la previa autorización de la autoridad aeronáutica. Tales operaciones, para todos los efectos, quedarán sujetas a la inspección y vigilancia de la autoridad aeronáutica. En caso contrario, se negará la aprobación o se cancelará la que haya sido concedida.

2. Condiciones para la aprobación. Para el análisis y autorización de la operación bajo la figura de fletamento de aeronaves explotadas en servicios aéreos no regulares, para servir rutas de operadores regulares, se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

2.1. Deberá tratarse de circunstancias excepcionales debidamente demostradas a la autoridad aeronáutica, para suplir urgentes deficiencias o carencias de equipo, por parte de los operadores regulares.

2.2. No podrán emplearse aeronaves fletadas para abrir nuevas rutas. Tales aeronaves solo podrán operarse en rutas en las cuales el fletador haya venido operando de manera continua durante el último año.

2.3. No podrán destinarse las aeronaves disponibles en las rutas vigentes de un operador para abrir nuevas rutas, y reemplazar las aeronaves que operaban en aquellas con aeronaves fletadas.

2.4. No podrá soportarse con aeronaves fletadas, más de un 50% de las operaciones totales o de la capacidad total ofrecida del fletador (lo que resulte menor).

2.5. La capacidad de las aeronaves en cuestión queda limitada a 19 asientos de pasajeros y peso bruto máximo de operación no superior a 12.500 kg.

2.6. Los estándares de operación y mantenimiento, así como lo relativo a entrenamiento y licencias del personal, respecto de las aeronaves involucradas en estos fletamentos, serán los mismos aplicables a los operadores regulares.

2.7. La autorización se concederá respecto de una misma empresa fletante o fletadora, por un plazo hasta de seis (6) meses, prorrogables hasta por tres (3) meses adicionales, previa justificación de la solicitud de prórroga. Transcurrido el plazo y/o su prórroga, no podrá operarse nuevamente bajo fletamento por parte del mismo fletante o fletador, sino después de transcurrido un año.

2.8. Las aeronaves involucradas deberán continuar ostentando exclusivamente los distintivos y marcas de su explotador originario, pero los vuelos deberán numerarse y anunciarse como vuelos del fletador, para lo cual estos deberán incluirse tanto en el itinerario operacional como en el itinerario comercial del mismo fletador, aclarando su especial condición. En ningún caso, el operador no regular podrá publicitar y ofrecer al público dichos itinerarios.

2.9. No se podrá emplear la modalidad de fletamento con aeronaves de servicios no regulares para servir rutas clasificadas como troncales.

2.10. Las tarifas ofrecidas en servicios regulares operados bajo fletamento por operadores no regulares, necesariamente y en todos los casos, serán las aprobadas a la empresa regular conforme al procedimiento previsto en los reglamentos aeronáuticos de Colombia. En ningún caso, el operador no regular podrá ofrecer al público las tarifas aprobadas al operador regular.

2.11. Los servicios de atención al usuario serán por cuenta del fletador.

2.12. A los usuarios del servicio se les deberá notificar la concurrencia de un transportador contractual y de un transportador de hecho y la existencia de una responsabilidad solidaria en caso de incumplimiento, de acuerdo con la ley.

2.13. En caso de tener lugar alguna infracción relativa a la calidad del servicio o a la operación, se podrá abrir investigación indistintamente tanto al transportador de hecho-fletante, como al transportador contractual-fletador.

2.14. El fletante, de acuerdo con la ley, continuará siendo explotador de la aeronave y, como tal, conservará a su cargo la conducción técnica de la misma y la responsabilidad por su aeronavegabilidad, mantenimiento, operación y demás obligaciones inherentes al control operacional.

2.15. Salvo lo previsto en las presentes disposiciones, las operaciones en fletamento estarán sometidas a los privilegios y limitaciones propias del explotador fletante y de la categoría de aeronave utilizada.

2.16. Durante los vuelos bajo fletamento, los cargos por servicios de aeródromo y de protección al vuelo serán por cuenta del fletante; en tanto que los correspondientes a tasas aeroportuarias lo serán por cuenta del fletador. No obstante, frente a la autoridad aeronáutica o frente al operador aeroportuario, ambos serán solidariamente responsables, en caso de incumplimiento.

2.17. La información sobre pasajeros y/o carga movilizados en la ruta respectiva, la deberá reportar como suya el fletador utilizando los formatos establecidos.

2.18. En general se evitará que mediante la modalidad de fletamento, los explotadores de servicios no regulares ofrezcan una competencia indebida a los operadores de servicios aéreos regulares. En caso de detectarse abusos o prácticas de competencia indebida, la autorización será negada o cancelada según el caso.

3. Trámite. Para el trámite de la solicitud, el operador de servicios regulares deberá presentar una solicitud con suficiente antelación ante la oficina de transporte aéreo, indicando las razones que justifican el fletamento y acreditando el cumplimiento de las condiciones antes señaladas. A la solicitud deberá anexarse una copia del contrato respectivo.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de su publicación en el Diario Oficial.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 29 de diciembre de 2004.

____________________________________________