RESOLUCIÓN 5429 DE 1995 

(Septiembre 28)

“Por medio de la cual se señala la debida aplicación del Decreto 1944 de 1984 (1) y el Convenio binacional colombo-ecuatoriano sobre tránsito terrestre binacional capítulo III, sobre vehículos privados y alquilados”.

El Director de Impuestos y Aduanas Nacionales,

en ejercicio de las facultades legales, especialmente de las que le confiere el artículo 3º del Decreto 2666 de 1984 y literales c) y f) del artículo 13 del Decreto 2117 de 1992, y

CONSIDERANDO:

Que el Decreto 1944 de agosto 8 de 1984, fue expedido por el Gobierno Nacional teniendo en cuenta que en algunas regiones fronterizas imperaba la costumbre de introducir por los residentes de la región al territorio colombiano, vehículos y motocicletas con matrícula del país vecino, sin que existiera norma aduanera que regulara tal situación;

Que no existe claridad sobre la debida aplicación del Decreto 1944 de 1984 y las Circulares 541 de 1985 y 0074 de 1992, así como sobre la aplicación del Convenio binacional colombo-ecuatoriano, en el título dos sobre tránsito terrestre binacional, capítulo III sobre vehículos privados y alquilados;

Que es necesario señalar el alcance y aplicación de las disposiciones internas y del convenio citado;

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Internación temporal. Para la internación temporal de vehículos automotores y motocicletas que han venido ingresando con posterioridad a la expedición del Decreto 1944 de 1984, es indispensable que al momento de su arribo a territorio nacional, hayan obtenido u obtengan de inmediato, la autorización de internación temporal en la jurisdicción de la administración de impuestos y aduanas correspondiente, para transitar única y exclusivamente en los municipios a que se refieren las Circulares 541 de 1985 y 0074 de 1992. Si el usuario requiere de una internación temporal superior a los límites territoriales señalados en las circulares, deberá regirse por las normas generales de importación temporal de corto plazo si a ello hubiere lugar.

ART. 2º—Régimen transitorio. El artículo 5º del Decreto 1944 de 1984, estableció un régimen transitorio por el término de un (1) año, contado a partir de la fecha de expedición del mismo, para que las administraciones de impuestos y aduanas nacionales tramitaran las autorizaciones de internación temporal con el objeto de legalizar la permanencia de los vehículos que se encontraban en esa época en situación irregular de introducción a territorio aduanero colombiano.

Dicho régimen transitorio fue retomado y regulado en el inciso tercero de la Circular 541 de 1995 (sic), pero en ningún momento se hizo extensivo a internaciones temporales posteriores a la expedición del decreto, excediendo lo previsto en el artículo 5º.

ART. 3º—El convenio binacional colombo-ecuatoriano. El título dos sobre “tránsito terrestre binacional”, capítulo III sobre vehículos privados y alquilados, dispone que quien los conduzca debe portar además de la licencia de conducción y la matrícula, el documento único de internación temporal. Así mismo la normativa señala que el conductor y sus acompañantes podrán permanecer en el territorio de la otra parte hasta un máximo de noventa (90) días. Para el caso de los turistas, el convenio prevé la posibilidad de prorrogar dicho término por un período igual.

El convenio en esta materia, beneficia a nacionales ecuatorianos o colombianos que ingresen al territorio de la otra parte como visitante fronterizo por un tiempo limitado y no con carácter permanente; libre de derechos y gravámenes de importación y de garantías, pero condicionado a la salida obligatoria en un tiempo determinado.

La zona de integración fronteriza en la que pueden internarse temporalmente vehículos, de acuerdo con el convenio, comprende en territorio ecuatoriano, las provincias de Carchí Esmeraldas, Imbabura, Napo y Sucumbios y en territorio Colombiano, comprende los departamentos de Nariño, Putumayo y Cauca.

Por lo tanto, a los vehículos que se introduzcan en virtud del convenio, no les son aplicables las disposiciones contenidas en el Decreto 1944 de 1984 y en las Circulares 541 de 1985 y 074 de 1992.

ART. 4º—Los demás aspectos de las circulares continúan vigentes.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 28 de septiembre de 1995.