RESOLUCIÓN 567 DE 1998 

(Junio 30)

“Por la cual se prorroga la vigencia de la Resolución 198 del 18 de diciembre de 1995 de la Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina -Coralina-.”

El Ministro del Medio Ambiente,

en virtud del principio del rigor subsidiario artículo 63 de la Ley 99 del 22 de diciembre de 1993, y

CONSIDERANDO:

Que la Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Coralina, en ejercicio de las facultades legales conferidas por el numeral 12 del artículo 31 de la Ley 99 de 1993 y debidamente motivada expidió la Resolución 198 de 18 de diciembre de 1995, por medio de la cual se dictan medidas de preservación y control de las aguas subterráneas de la Isla de San Andrés;

Que, la Resolución 198 de 18 de diciembre de 1995, es un acto administrativo expedido en virtud del principio de rigor subsidiario del artículo 63 de la Ley 99 de 1993 consistente en que: “las normas y medidas de policía ambiental, es decir, aquellas que las autoridades medio ambientales expidan para la regulación del uso, manejo, aprovechamiento y movilización de los recursos naturales renovables, o para la preservación del medio ambiente natural, bien sea que limiten el ejercicio de derechos individuales y libertades públicas para la preservación o restauración del medio ambiente, o que exijan licencia o permiso para el ejercicio de determinada actividad por la misma causa, podrán hacerse sucesiva y respectivamente más rigurosas, pero no más flexibles, por las autoridades competentes del nivel regional, departamental, distrital o municipal, en la medida en que se desciende en la jerarquía normativa y se reduce el ámbito territorial de las competencias, cuando las circunstancias locales especiales así lo ameriten, en concordancia con el artículo 51 de la presente ley;”

Que en virtud del principio de rigor subsidiario el Ministerio del Medio Ambiente debe pronunciarse sobre la conveniencia de prorrogar la vigencia o darle el carácter permanente a los actos administrativos así expedidos;

Que, el Ministerio del Medio Ambiente considera que la Resolución 198 de 18 de diciembre de 1995 de la Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina —Coralina— es una medida cuya vigencia debe prorrogarse hasta tanto se expida la reglamentación respecto de los usos del agua subterránea de San Andrés;

Por lo anteriormente expuesto se,

RESUELVE:

ART. 1º—Prorrogar la vigencia de la Resolución 198 del 18 de diciembre de 1995 de la Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Coralina, hasta cuando ésta expida la reglamentación respecto de los usos del agua subterránea de San Andrés y cuyo texto es el siguiente:

Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Coralina

RESOLUCIÓN NÚMERO 198 DE 1995

(Diciembre 18)

“Por la cual se dictan medidas de preservación y control de las aguas subterráneas de la Isla de San Andrés”.

La suscrita Directora General de Coralina,

en uso de sus facultades legales, en especial las otorgadas por la Ley 99 de 1993 en su artículo 31 numeral 12, y

CONSIDERANDO:

Que es de conocimiento de esta corporación que la gran mayoría de los pozos y aljibes para el aprovechamiento de las aguas subterráneas de la Isla de San Andrés, utilizados para suministros domésticos y comerciales, fueron construidos y vienen operando en condiciones técnicas inadecuadas, además de carecer de los correspondientes permisos y concesiones;

Que el código de recursos naturales renovables, y de protección al medio ambiente Decreto 2811 de 1974, artículo 134, dispone que: ... “Corresponde al Estado garantizar la calidad del agua para consumo humano y, en general, para las demás actividades que en su uso es necesario. Para dichos fines deberá... c) Ejercer control sobre personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, para que cumplan las condiciones de recolección, abastecimiento, conducción y calidad de las aguas;”

Que el Decreto 1541 de 1978, artículo 122 dispone que “En casos de producirse escasez crítica por sequías, contaminación, catástrofes naturales o perjuicios producidos por el hombre que limiten los caudales útiles disponibles, el Instituto Nacional de Recursos Renovables y del Ambiente, Inderena, podrá restringir los usos o consumos, temporalmente...”

Que de acuerdo con lo dispuesto en los numerales 12 y 30 del artículo 31 de la Ley 99 de 1993, la Corporación Autónoma Regional del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina “Coralina”, tiene competencia para conocer sobre la materia; motivo por el cual esta corporación a través de Ingeominas adelanta un estudio que ha permitido determinar las medidas de control y manejo de los acuíferos de la isla, que se establecen en la parte resolutiva de la presente providencia;

Que en razón de las características geológicas de San Andrés Isla, aún para la obtención de aguas subterráneas para uso doméstico, se requiere la utilización de maquinaria para la perforación de pozos, lo cual determina la necesidad de que Coralina intervenga para establecer medidas de protección del recurso y de control del uso;

Que el día martes 29 de noviembre de 1995, Coralina con el apoyo de funcionarios de Ingeominas se reunieron con la comunidad para presentar el proyecto que conllevará al diseño de la reglamentación de los usos del agua subterránea en San Andrés; la cual se realizará una vez Ingeominas entregue los resultados de los estudios;

Que la comunidad solicitó de la Corporación Coralina la adopción de medidas correctivas tendientes a prevenir la contaminación, deterioro y agotamiento de los acuíferos en la isla;

Que en el numeral 60 del artículo 1º de la Ley 99 de 1993, se consagra el principio de precaución conforme al cual “cuando exista peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces para impedir la degradación del medio ambiente”.

En virtud de lo anterior se,

RESUELVE:

ART. 1º—Prohibir la perforación de nuevos pozos para la exploración o aprovechamiento de aguas subterráneas con fines distintos a los de uso doméstico, en el área de su jurisdicción hasta cuando la corporación expida la reglamentación de los usos del agua subterránea de San Andrés, una vez Ingeominas entregue los resultados de los estudios sobre contaminación en los acuíferos.

PAR. 1º—La perforación de cualquier pozo de uso doméstico, deberá obtener permiso previo de Coralina, la cual establecerá las características de la exploración y el control del aprovechamiento.

PAR. 2º—Para los efectos de la presente resolución, se entiende por pozo de uso doméstico aquel cuya perforación no exceda una profundidad de cuatro (4) metros, si el pozo ha de ser perforado a menos de trescientos (300) metros de la línea costera y doce (12) metros si el pozo ha de ser perforado a una distancia mayor de trescientos (300) metros de la línea costera, y que se encuentre dedicado a satisfacer las necesidades elementales de la persona, las de su familia y las de sus animales, siempre que con ello no cause perjuicios a terceros.

PAR. 3º—Se entiende por pozo de aprovechamiento, cualquier perforación manual o mecánica hecha en el subsuelo, con el fin de extraer aguas subterráneas.

PAR. 4º—Se entiende por altura o profundidad del pozo, la distancia que hay entre el fondo del pozo y la superficie del terreno.

ART. 2º—La separación entre pozos de aprovechamiento de uso doméstico no debe ser inferior a una y media (1.5) veces la altura del pozo más cercano.

ART. 3º—Se establece una red de monitoreo y control para los pozos y piezómetros existentes, con el fin de realizar las pruebas fisicoquímicas y bacteriológicas requeridas para evaluar la calidad y disponibilidad del recurso del agua subterráneo.

ART. 4º—Ordénese a los usuarios reducir y controlar la profundidad de los niveles dinámicos en los pozos de aprovechamiento, cuya profundidad exceda doce (12) metros, hasta la cota 1 + m.s.n.m., para evitar que continúe la penetración de la intrusión marina.

ART. 5º—De conformidad con lo dispuesto en el artículo 91 literal c) del Decreto 1594 de 1984, y en concordancia con lo dispuesto en el artículo 205 del Decreto 1541 de 1978 numeral 2, declárese especialmente protegidas las aguas subterráneas del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y prohíbese los vertimientos a esta.

ART. 6º—Envíese copia de la presente providencia al Ministerio del Medio Ambiente-dirección ambiental sectorial, gobernación del departamento de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, procuraduría departamental delegada para Asuntos Ambientales y al Defensor del Pueblo.

ART. 7º—Contra la presente resolución procede por vía gubernativa, directamente ante el Ministerio del Medio Ambiente el recurso de apelación en el efecto devolutivo dentro de los cinco (5) días siguientes a su publicación.

La presente resolución se expide en San Andrés, Islas, a los 18 días del mes de diciembre de 1995.

Notifíquese, publíquese y cúmplase.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 30 de junio de 1998.

___________________________