RESOLUCIÓN 57 DE 1997 

(Febrero 18)

“Por la cual se conmina a la Federación Nacional de Cacaoteros al cumplimiento de unas obligaciones”.

La Ministra de Agricultura y Desarrollo Rural y el Director General Jurídico,

en ejercicio de las facultades que le confieren los decretos 1279 y 2716 de 1994, y

CONSIDERANDO:

1. Que de conformidad con lo dispuesto en el inciso segundo del parágrafo 1º del artículo 30 del Decreto-Ley 1279 de 1994, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, a través de la oficina jurídica, vigilará las asociaciones agropecuarias nacionales y asociaciones campesinas nacionales;

2. Que de acuerdo con lo preceptuado en el artículo 30 del Decreto 2716 de 1994 el ejercicio de la facultad de control y vigilancia asignada al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural tiene por objeto asegurar que los actos de las asociaciones agropecuarias nacionales, en cuanto a su constitución, actuación administrativa, desarrollo del objeto social, disolución y liquidación, se cumplan en un todo conforme a la ley, al Decreto 2716 de 1994, a los estatutos y a los reglamentos;

3. Que la Federación Nacional de Cacaoteros está sujeta al control y vigilancia del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural;

4. Que el artículo 1º de la Ley 321 de 1996 establece que en la asamblea general y en los órganos directivos de la entidad que administre la cuota de fomento cacaotero, deberán tener representación los departamentos en proporción a su participación en la producción nacional del grano y que dicha representación debe estar consignada claramente en los estatutos de la entidad;

5. Que el artículo 3º ibídem prevé un plazo de ciento ochenta (180) días contados a partir de la vigencia de la Ley 321 citada, para que la entidad que administre la cuota parafiscal cacaotera adecue sus estatutos a lo establecido en el artículo 1º de la misma disposición legal “y conforme sus nuevos órganos directivos con base en ellos.” (se resalta);

6. Que la Federación Nacional de Cacaoteros administra la cuota parafiscal cacaotera, en virtud de lo dispuesto en la Ley 67 de 1983 y en lo estipulado en el contrato 164 de 1995, suscrito entre ésta y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural;

7. Que el artículo 3º de la Ley 321 de 1996, al establecer que la conformación de los nuevos órganos directivos debe hacerse con base en los estatutos adecuados a la citada ley, está exigiendo que la elección de la nueva junta directiva nacional de la Federación Nacional de Cacaoteros, se efectúe después de aprobada la reforma estatutaria a través de la cual se consigne en los estatutos la representación, en la asamblea general y en este órgano directivo, de los departamentos en proporción a su participación en la producción nacional del grano;

8. Que sólo si la conformación de la junta directiva nacional de la Federación Nacional de Cacaoteros se hace con posterioridad a la reforma estatutaria que adecue los estatutos a la Ley 321, se garantiza que la elección de los miembros de la misma se haga en una asamblea general en la que tuvieren representación los departamentos en proporción a su participación en la producción nacional del grano, que es precisamente el mandato legal contenido en la citada Ley 321;

9. Que no obstante lo dispuesto en la Ley 321 de 1996, la junta directiva Nacional de la Federación Nacional de Cacaoteros expidió la Resolución 1 del 17 de octubre de 1996, estableciendo en su artículo tercero que el orden del día para el XXI Congreso Nacional de Cacaoteros de carácter extraordinario, será el de “3. Reforma estatutaria primera y segunda vuelta. 4. Elección junta directiva nacional”, razón por la cual dicha resolución contraviene, en lo relativo al objetivo señalado en el numeral 4º del citado artículo 3º, lo dispuesto en la Ley 321 de 1996;

10. Que por lo expuesto, se hace necesario que la instancia competente de la Federación Nacional de Cacaoteros suspenda los efectos jurídicos de lo dispuesto en el numeral 4º del artículo tercero de la Resolución 1 del 17 de octubre de 1996;

11. Que la dirección general jurídica de este ministerio recibió solicitudes para efectos de que se declarara la nulidad de las asambleas departamentales y municipales de cacaoteros. Una está suscrita por el señor Manuel Antonio Grajales Castrillón, presidente del comité departamental de cacaoteros de Risaralda, y fue recibida el 23 de diciembre de 1996 y otra está suscrita por varios cacaoteros del municipio de El Carmen de Chucurí, recibida el 27 del mismo mes y año. En ambas solicitudes se aduce que la federación no dio cumplimiento a lo preceptuado en los artículos 18, parágrafo 1º, 20 y 33 de los estatutos, referentes al término de anticipación para las convocatorias departamentales y municipales y a la publicidad de la misma a través de los medios de comunicación;

12. Que para resolver las solicitudes a que se refiere el considerando inmediatamente anterior, la dirección general jurídica de este ministerio solicitó a la Federación Nacional de Cacaoteros la documentación relativa al acta de convocatoria, reglamentaciones expedidas, constancia sobre su publicación y las constancias de su notificación a los comités departamentales y municipales, mediante oficios 14559 del 4 de diciembre de 1996, 15749 del 24 de diciembre de 1996, 106 del 8 de enero de 1997 y 552 del 20 de enero de 1997;

13. Que no obstante la dirección general jurídica de este ministerio haber solicitado reiteradamente a la federación copia o constancia de la publicación de los avisos en los medios de comunicación para divulgar la convocatoria a las asambleas departamentales de cacaoteros que deben elegir a los delegados al congreso, no fue remitida por parte de la federación dicha información a la dirección jurídica;

14. Que mediante oficio 1616 de fecha 12 de febrero de 1997 la dirección general jurídica de este ministerio le comunica a la federación que “Es preciso señalar que no obstante haberle remitido el texto de las impugnaciones, hasta la fecha esta dirección no ha recibido pronunciamiento alguno por parte de la federación que usted preside sobre el contenido de las mismas”;

15. Que la federación, mediante oficio 4258 de fecha 12 de febrero de 1997 manifiesta que “... hasta tanto no se haga la citación prevista en el artículo 14 del Código Contencioso Administrativo, con el cumplimiento de todas las formalidades jurídicas necesarias para que produzca efectos legales, no estamos obligados a pronunciarnos sobre textos de impugnaciones que no sabemos si están jurídicamente bien formulados”;

16. Que la federación, tal como se transcribió en el considerando inmediatamente anterior, invoca el artículo 14 del Código Contencioso Administrativo el cual dispone que “Cuando de la misma petición o de los registros que lleve la autoridad, resulte que hay terceros determinados que puedan estar directamente interesados en las resultas de la decisión, se les citará para que puedan hacerse parte y hacer valer sus derechos”. Sobre este particular, debe señalarse que la federación, en la actuación administrativa materia de la presente resolución, es parte y no tercero, razón por la cual no resulta aplicable la citada disposición legal;

17. Que no obstante lo establecido en el considerando inmediatamente anterior, este ministerio, tal como se expresa en los anteriores considerandos, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 35 del Código Contencioso Administrativo, dio a la federación la oportunidad para expresar sus opiniones en relación con las impugnaciones presentadas;

18. Que el parágrafo primero del artículo 18 de los estatutos de la Federación Nacional de Cacaoteros prevé que “La convocatoria a las asambleas departamentales de asociados que deben elegir a los delegados al congreso, sea ordinario o extraordinario, será hecha por la junta directiva nacional por lo menos con treinta días calendario de anticipación a la fecha fijada para la reunión de dichas asambleas, mediante avisos publicados en los medios de comunicación y de circulares dirigidas a los comités municipales y departamentales” (se subraya);

19. Que respecto de los avisos publicados en los medios de comunicación la federación no acreditó el cumplimiento de este requisito estatutario, tal como se dijo en el considerando 13 de esta resolución, y sobre el envío de las circulares dirigidas a los comités municipales y departamentales, la federación remitió a este ministerio copias de las mismas, pero no fue posible determinar si éstas fueron recibidas por los destinatarios dentro de los términos previstos en los estatutos (artículos 18 y 33);

20. Que en razón a que en la Resolución 1 del 17 de octubre de 1996, expedida por la junta directiva nacional de la Federación Nacional de Cacaoteros, se estableció en su artículo tercero, numeral 4º, que en el XXI Congreso Nacional de Cacaoteros de carácter extraordinario, se elegirá la junta directiva nacional, se infringió lo dispuesto en la Ley 321 de 1996, tal como se expuso en los anteriores considerandos;

21. Que en razón a que las instancias competentes de la federación no acreditaron la constancia de la publicación de los avisos en medios de comunicación, a la cual se refiere el artículo 18, parágrafo 1º, de los estatutos, se infringió igualmente lo dispuesto en dicha disposición estatutaria;

22. Que el artículo 33 del Decreto 2716 de 1994 establece que la entidad que ejerce el control y vigilancia, que para el caso materia de esta Resolución es el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, podrá imponer, entre otras, sanciones como la de “conminación para que suspendan los actos o actividades contrarios a la ley, los estatutos o los reglamentos, bajo el apremio de multas diarias sucesivas de uno (1) a cincuenta (50) salarios mínimos mensuales”;

23. Que en mérito de lo expuesto, este despacho,

RESUELVE:

ART. 1º—Conminar a las instancias competentes de la Federación Nacional de Cacaoteros, para que suspendan los efectos jurídicos de lo dispuesto en el numeral 4º del artículo 3º de la Resolución 1 de 1996, expedida por su junta directiva nacional, como quiera que se infringió lo preceptuado en la Ley 321 de 1996.

ART. 2º—Conminar a las instancias competentes de la Federación Nacional de Cacaoteros para que suspendan los efectos jurídicos de las asambleas departamentales en las cuales se eligieron a los delegados al XXI Congreso Nacional de Cacaoteros de carácter extraordinario, toda vez que no se dio cumplimiento a lo establecido en el parágrafo 1º del artículo 18 de los estatutos de la citada federación, en lo pertinente a la publicación de avisos en medios de comunicación.

ART. 3º—Como consecuencia de lo previsto en los artículos 1º y 2º de la presente resolución, conminar a las instancias competentes de la Federación Nacional de Cacaoteros para que suspendan la realización del XXI Congreso Nacional de Cacaoteros de carácter extraordinario, hasta tanto se subsane la irregularidad señalada en la Resolución 1 de 1996 y se convoque a nuevas asambleas departamentales de cacaoteros que elijan a los delegados al congreso.

ART. 4º—Para efectos de lo dispuesto en los artículos 1º, 2º, y 3º de la presente resolución, las instancias competentes de la Federación Nacional de Cacaoteros dispondrán de un término de cinco (5) días, a partir de la ejecutoria del presente acto administrativo, so pena de imponer multas diarias sucesivas de un (1) salario mínimo mensual, de conformidad con lo previsto en el numeral 2º del artículo 33 del Decreto 2716 de 1994.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su notificación y contra la misma procede el recurso de reposición en los términos señalados en el Código Contencioso Administrativo.

Notifíquese, y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 18 de febrero de 1997.

______________________________________