RESOLUCIÓN 576 DE 1991 

(Septiembre 10)

“Por la cual se dictan normas sobre el procedimiento que debe seguirse para la venta de activos de las entidades intervenidas por la Comisión Nacional de Valores''''.

El Presidente de la Comisión Nacional de Valores,

en ejercicio de sus atribuciones legales, y

(Nota: Derogado por la Resolución 1200 de 1995 artículo 4.1.1.1 de la Superintendencia de Valores).

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 1º del Decreto-Ley 2277 de 1989 el presidente de la Comisión Nacional de Valores tiene en la toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de una entidad vigilada la atribución de vender directamente y sin necesidad de que el peritazgo sea judicial, los activos de la entidad intervenida, de conformidad con la reglamentación que para el efecto expida la Comisión Nacional de Valores;

Que por consiguiente es necesario establecer las reglas generales conforme a las cuales debe procederse a la venta de los activos de las entidades intervenidas por la Comisión Nacional de Valores,

RESUELVE:

ART. ÚNICO.—Para la venta de activos de las sociedades intervenidas por la Comisión Nacional de Valores se procederá de la siguiente manera:

1. Los diversos elementos que conforman el puesto en la bolsa de una sociedad comisionista, se venderán en un solo lote por cualquiera de las siguientes modalidades:

a) Directamente por el valor patrimonial que tengan las acciones que conforman dicho puesto y el valor que se fije técnicamente al intangible denominado "puesto en la bolsa''''. Para este último propósito podrá tenerse en cuenta el valor que fije el órgano competente de la respectiva bolsa.

El presidente de la Comisión Nacional de Valores podrá autorizar que los elementos que conforman el puesto se vendan con un descuento, que se fijará teniendo en cuenta las condiciones financieras de la operación y los descuentos que se han concedido en negociaciones que se hayan realizado en el mercado sobre puestos de bolsa, y

b) A través de una invitación a formular ofertas dirigida al público en general, o a los bancos, las corporaciones financieras y las compañías de financiamiento comercial. En estos casos el presidente de la Comisión Nacional de Valores o su agente especial podrán aceptar la oferta que contenga las mejores condiciones financieras.

2. Los bienes muebles inscritos en bolsa se podrán vender a través de ésta, por su valor en la misma, caso en el cual no habrá necesidad de avalúo.

3. Los bienes que no se coticen en bolsa podrán ser vendidos por cualquiera de los siguientes mecanismos:

a) Directamente por el presidente de la Comisión Nacional de Valores o por su agente especial tomando en cuenta los siguientes principios:

Cuando a juicio del presidente de la Comisión Nacional de Valores o su agente especial el valor comercial del bien que se deba enajenar no sea igual o superior al valor de cinco salarios mínimos mensuales, el presidente de la Comisión Nacional de Valores o su agente podrán vender los bienes por su valor comercial. Para determinar este valor se deberá tomar en cuenta el valor de bienes nuevos de las mismas características que aquellos que se debe vender, el estado de conservación de los mismos y, si es del caso, las ofertas de compra que se hayan recibido, de todo lo cual dejará constancia el agente especial en un acta otorgada para el efecto.

Cuando el valor comercial de los bienes sea superior a dos salarios mínimos mensuales, el presidente de la Comisión Nacional de Valores o su agente especial podrán vender los bienes previo avalúo comercial de los mismos realizado por una firma de reconocida idoneidad. En estos eventos, previa autorización del presidente de la Comisión Nacional de Valores, se podrán conceder sobre el valor del avalúo los descuentos que se usen en el comercio;

b) Al mejor postor previa invitación a todos los posibles interesados a formular ofertas, y

c) A través de subasta pública.

4. En cualquier evento el presidente de la Comisión Nacional de Valores podrá contratar con una entidad fiduciaria con el fin de que la misma proceda a vender la totalidad o parte de los bienes de la sociedad comisionista. Para efectos de determinar el valor mínimo por el cual se pueden enajenar los bienes de la sociedad comisionista, la sociedad fiduciaria deberá sujetarse a lo dispuesto en la presente resolución.

5. El presidente de la Comisión Nacional de Valores también podrá hacer o autorizar daciones en pago por un valor no inferior al valor comercial de los bienes.

(Nota: Derogado por la Resolución 1200 de 1995 artículo 4.1.1.1 de la Superintendencia de Valores).

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 10 de septiembre de 1991.

___________________________