Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 6022 DE 2010

(Diciembre 30)

“Por la cual se aprueba el Lineamiento Técnico para el Programa Especializado de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes víctimas de violencia sexual, con sus Derechos Amenazados, Inobservados o Vulnerados”.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de las facultades legales y estatutarias establecidas en el artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso 2º del artículo 2º del Decreto 117 de 2010 y la Ley 1098 de 2006 —Código de la Infancia y la Adolescencia—, y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 12 del Decreto 2388 de 1979, reglamentario de la Ley 7ª de 1979, las actividades que realicen las entidades del Sistema Nacional de Bienestar Familiar con el fin de prestar el Servicio Público de Bienestar Familiar “deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos dictados por el ICBF”.

Que el artículo 44 constitucional establece como derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, el nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión; dispone su protección contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos, y les garantiza también el goce de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia.

Que la Ley 1098 de 2006, “por la cual se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia”, determinó que su objeto es “establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes y para garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento” y su finalidad, “garantizar a los niños, a las niñas y a los adolescentes su pleno y armonioso desarrollo para que crezcan en el seno de la familia y de la comunidad, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”.

Que el parágrafo del artículo 11 de la Ley 1098 de 2006 estableció que el ICBF “como ente coordinador del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, mantendrá todas las funciones que hoy tiene (L. 75/68 y L. 7ª/79) y definirá los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir para garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, y para asegurar su restablecimiento (...)”.

Que el artículo 60 de la Ley 1098 de 2006 dispuso que “cuando un niño, una niña o un adolescente sea víctima de cualquier acto que vulnere sus derechos de protección, de su integridad personal, o sea víctima de un delito, (…) deberán vincularse a un programa de atención especializada que asegure el restablecimiento de sus derechos”.

Que el Decreto 117 de 2010, establece que una de las funciones de la dirección de protección del ICSF es “Definir los lineamientos generales en materia de protección que deben ser tenidos en cuenta en todos los procesos relacionados con el reconocimiento de derechos a los niños, niñas y adolescentes”; y que una de las funciones de la subdirección de restablecimiento de derechos es “Definir los lineamientos específicos para el proceso administrativo de restablecimiento de derechos que deben ser tenidos en cuenta en todos los centros zonales, regionales y sede de la dirección general”.

Que en mérito de lo expuesto:

RESUELVE:

ART. 1º—Aprobar el lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 2º—El lineamiento aprobado por el artículo 1º de la presente resolución, es de obligatorio cumplimiento para las áreas, servidores públicos y entidades que prestan el servicio público de bienestar familiar.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 3º—Los directores regionales, coordinadores de protección, coordinadores de asistencia técnica y demás servidores públicos capacitados en los centros zonales, deberán adoptar las medidas a que haya lugar para el cumplimiento y difusión de esta resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 4º—El lineamiento aprobado hace parte integral del presente acto administrativo en treinta y siete (37) folios.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 5º—Vigencia y derogatorias. La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga todas aquellas que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 30 de diciembre de 2010.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

Lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas, adolescentes víctimas de violencia sexual con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

Aprobado mediante Resolución 6022 del 30 de diciembre de 2010

Bogotá, D.C., noviembre de 2010

Nota: El presente lineamiento corresponde a uno de los programas especializados de atención a niños, niñas y adolescentes con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados, pertenecientes víctima de violencia sexual.

Para garantizar el servicio a esta población, se definieron cinco (5) modalidades:

a) Apoyo terapéutico.

b) Intervención de apoyo.

c) Acogida y desarrollo.

d) Internado de atención especializada.

e) Hogar sustituto.

A cada modalidad le corresponde el estricto cumplimiento de los siguientes lineamientos:

a) Ruta de actuaciones.

b) Modelo de atención.

Todos los niños, niñas y adolescentes con sus derechos inobservados, amenazados o vulnerados pueden ingresar a las siguientes modalidades, por espacio de máximo ocho (8) días hábiles, mientras el defensor de familia o la autoridad competente dictan la medida a que hubiere lugar.

a) Hogar de paso.

b) Centro de emergencia.

La organización de las modalidades de atención se realiza sin perjuicio de que al niño, niña o adolescente con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados pueda ser ubicado en otra modalidad diferente, de acuerdo a la determinación tomada por el defensor de familia o la autoridad competente, en conjunto con su equipo técnico interdisciplinario.

Lineamiento técnico para el programa especializado de atención a:

Niños, niñas, adolescentes víctimas de violencia sexual con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

(Explotación sexual comercial, abuso sexual o trata con fines sexuales)

CONTENIDO

1. Introducción

1.1. Violencia sexual

1.1.1. Abuso sexual

1.1.2. Explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes

1.1.3. Trata de personas con fines de explotación sexual comercial

2. Sistema de atención

2.1. Objetivos

2.2. Características de atención

2.3. Competencias institucionales

2.4. Formas de ingreso

2.5. Funciones del equipo técnico interdisciplinario de la defensoría

2.6. Ruta de atención

3. Servicios esperados

3.1. Modalidades

3.2. Recursos

3.4. Indicadores

Bibliografía

Lineamiento técnico administrativo para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual

(Explotación sexual comercial, abuso sexual o trata con fines sexuales)

1. Introducción.

1.1. Violencia sexual.

Es cualquier acto u omisión orientado a vulnerar el ejercicio de los derechos humanos, sexuales o reproductivos, dirigidos a mantener o a solicitar contacto sexual, físico, verbal o a participar en interacciones sexuales mediante el uso de la fuerza o la amenaza de usarla, la intimidación, la coerción, el chantaje, la presión indebida, el soborno, la manipulación o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad personal de decidir acerca de la sexualidad y de la reproducción(1).

La intervención de la violencia sexual debe realizarse desde el enfoque diferencial(2) el cual reconoce la existencia de grupos poblacionales que por sus condiciones y características étnicas, culturales, sociodemográficas, su sexo, su orientación sexual y su ciclo vital, son más vulnerables y requieren un abordaje ajustado a sus necesidades y particularidades, para disminuir situaciones de inequidad y dificultad en el goce efectivo de sus derechos fundamentales, buscando lograr la equidad en el derecho a la diferencia.

Asimismo, el enfoque del ciclo vital se caracteriza por tener en cuenta que cada etapa en el desarrollo del individuo es un momento fundamental en la estructuración física, psicológica y social de los seres humanos. Con tal propósito tendremos en cuenta acá etapas como la infancia y la adolescencia, en las que niños, niñas y adolescentes comienzan a adquirir habilidades intelectuales y desarrollar competencias emocionales para relacionarse asertivamente con el mundo, para conocerse a sí mismos y aprender a manejar los recursos adquiridos para desenvolverse en sociedad. Este aprendizaje explica la necesidad de que niños, niñas y adolescentes crezcan en entornos seguros y protectores con el ánimo de que les brinden herramientas oportunas para afrontar situaciones para las que aún no están listos ni física ni emocionalmente.

En ocasiones las situaciones adversas pueden constituirse en eventos traumáticos, sin embargo, la capacidad para sobreponerse a estos, son determinadas por la intensidad del evento, la experiencia previa adquirida para resolver experiencias adversas y la red de apoyo para superarlas.

El desarrollo de esta capacidad de recuperación es gradual y permite a las personas asimilar experiencias negativas y sobreponerse a ellas. En el caso de personas menores, esta capacidad está en proceso de construcción, ya que la experiencia que han tenido hasta el momento no ha logrado brindar suficiente información sobre cómo reaccionar frente a las situaciones adversas que enfrentan. Para el caso de un niño, niña o adolescente, hay menor disposición para asumir experiencias dolorosas y traumáticas, y reciben con mayor impacto el dolor causado por eventos que para un adulto ya son traumáticos.

Teniendo en cuenta lo anterior, la violencia sexual comprende múltiples factores y manifestaciones que están enmarcadas en un contexto individual, sociopolítico, cultural, religioso entre otros. Para efectos de la especificidad en la atención y el abordaje terapéutico, en este documento la violencia sexual comprende: Abuso sexual, explotación sexual comercial, y trata de niños, niñas y adolescentes con fines sexuales.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, como entidad rectora del Sistema Nacional de Bienestar Familiar incorpora en el proceso de protección el “Modelo para la atención integral e intersectorial a niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual”, modelo que dio paso a los actuales centros de atención integral a víctimas de violencia sexual, Caivas, del que hacen parte instituciones como la Fiscalía General de la Nación, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la Policía Nacional, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación, los ministerios de la Protección Social, Educación, Interior y Justicia, entre otros.

La Ley 1098 de 2006, en el artículo 204, establece: “Son responsables del diseño, la ejecución y la evaluación de las políticas públicas de infancia y adolescencia en los ámbitos nacional, departamental, distrital y municipal, el Presidente de la República, los gobernadores, los alcaldes (…). En el nivel territorial se deberá contar con una política pública diferencial y prioritaria de infancia y adolescencia que propicie la articulación entre los concejos municipales, asambleas y Congreso Nacional para garantizar la definición y asignación de los recursos para la ejecución de la política pública propuesta. (…) El Departamento Nacional de Planeación, el Ministerio de la Protección Social y el Ministerio de Educación, con la asesoría técnica del ICBF, diseñarán los lineamientos técnicos mínimos que deberán contener los planes de desarrollo, en materia de infancia y adolescencia teniendo en cuenta el ciclo de vida, el enfoque de garantía y el restablecimiento de derechos”.

Existen espacios donde se aborda el tema de la violencia sexual, tales como los consejos de política social: Instancias de concertación, participación, coordinación y asesoría que posibilitan la identificación de procesos dirigidos tanto al diseño como al desarrollo integral y coherente de la política social en un ente territorial. Tienen como propósito articular las acciones y esfuerzos intersectoriales e interinstitucionales para optimizar la intervención social. Son concebidos como estrategia fundamental de coordinación del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, SNBF, para unir esfuerzos con otros sectores del sistema social del Estado en pro de resultados integrales.

Desde la legislación colombiana se han desarrollado políticas, como:

a) Política nacional de construcción de paz y convivencia familiar 2005-2015 “Haz Paz”: Tiene como propósito principal prevenir y atender la violencia intrafamiliar mediante una estrategia intersectorial dirigida a apoyar a los individuos, las familias y las comunidades, en el marco de su misión: Transmitir principios y valores de convivencia y dotar a los núcleos básicos familiares de instrumentos para resolver los conflictos de manera pacífica. Articula el trabajo de las entidades técnicas y de las encargadas de las políticas sociales en el país(3).

b) La Política nacional de salud sexual y reproductiva: Promueve el ejercicio de los derechos sexuales de toda la población, con especial énfasis en la reducción de los factores de vulnerabilidad y los comportamientos de riesgo, el estímulo de los factores protectores y la atención a los grupos con necesidades específicas(4).

c) Política pública colombiana de lucha contra la trata de personas: Está orientada a la adopción de medidas que permitan prevenir el fenómeno, brindar protección y asistencia para garantizar el respeto a los derechos humanos de todas las víctimas o posibles víctimas de la trata de personas, tanto en territorio nacional, como en el exterior, fortalecer las acciones de persecución a organizaciones criminales, la investigación, judicialización y sanción del delito(5).

d) Estrategia nacional integral de lucha contra la trata de personas 2007-2012: Adoptar medidas de prevención, protección y asistencia necesarias para garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas víctimas de la trata de personas, tanto residentes o trasladadas en el territorio nacional, como los colombianos en el exterior y fortalecer la acción del Estado frente al delito.

e) Plan nacional para la prevención y erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años. 2006-2011: Tiene como objetivo fortalecer el desarrollo de acciones de prevención, detección temprana y atención, que permitan garantizar el ejercicio de los derechos de los niños, niñas y adolescentes víctimas de este delito.

1.1.1. Abuso sexual.

Para la Organización Mundial de la Salud el abuso sexual, es considerado, como la utilización de un niño o niña en una actividad sexual que no comprende, para la cual no está en capacidad de dar su consentimiento, o no está preparado evolutivamente.

La Ley 1098 de 2006 en su artículo 18, define el: “Maltrato infantil como toda forma de perjuicio, castigo, humillación o abuso físico o psicológico, descuido, omisión o trato negligente, malos tratos o explotación sexual, incluidos los actos sexuales abusivos y la violación y en general toda forma de violencia o agresión sobre el niño, la niña o el adolescente por parte de sus padres, representantes legales o cualquier otra persona”.

Marco normativo

a) Ley 599 de 2000. Por medio de la cual se expide el Código Penal.

b) Ley 906 de 2004. Por medio de la cual se expide el Código de Procedimiento Penal.

c) Ley 1154 de 2007. Por la cual se modifican los artículos 83 y 237 de la Ley 599 de 2000, Código Penal:

i) Artículo 83: Prescripción de la acción penal.

ii) Artículo 237: Incesto.

d) Ley 1146 de 2007. Por medio de la cual se expiden normas para la prevención de la violencia sexual y atención integral de los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente.

e) Ley 1236 de 2008. Por medio de la cual se modifican algunos artículos del Código Penal relativos a delitos de abuso sexual.

i) Delitos contra la libertad, integridad y formación sexuales.

f) Ley 1257 de 2008, Por medio de la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los códigos Penal, de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones.

Comité nacional

El comité interinstitucional consultivo para prevención de la violencia sexual y la atención a los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual(6): Es un órgano consultor y asesor, que formula políticas y programas para la atención integral a víctimas de violencia sexual, además realiza un diagnóstico y evalúa la situación de violencia sexual en la ciudad o municipio en donde se instale, asimismo recomienda medidas de adopción para la coordinación interinstitucional e intersectorial para la detección y prevención de la violencia sexual.

Entidades que lo conforman: Ministerio de la Protección Social, Ministerio de Educación Nacional, Ministerio de Comunicaciones, Instituto Colombiano del Bienestar Familiar, Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la Policía Nacional, Consejo Superior de la Judicatura, asociaciones colombianas de Psiquiatría, Psicología, Pediatría, Sexología, organizaciones no gubernamentales.

Indicadores para identificar un posible abuso sexual

El abuso sexual presenta diferentes indicadores que deben valorarse en forma global e integral, por ello, es fundamental contar con profesionales que tengan además de una formación ética y conceptual, habilidades para generar confianza en la víctima evitando la revictimización.

Tabla I

Indicadores físicos, comportamentales y de tipo sexual en los niños, niñas o adolescentes víctimas de abuso sexual(7) 

Indicadores físicos
Indicadores comportamentales
Indicadores en la esfera sexual
a) Dolor, golpes, heridas en la zona genital o anal.
b) Cérvix o vulva hinchadas o rojas.
c) Dolor o irritación en el pene.
d) Sustancias en la boca, en los genitales o en la ropa.
e) Ropa interior rasgada, manchada y ensangrentada.
f) El niño, niña presenta enfermedades de transmisión sexual en genitales, ano, boca u ojos.
g) Dificultad al sentarse o al caminar.
h) Se puede presentar encopresis o enuresis.
i) Autolesiones o intentos de suicidio.
a) Pérdida de apetito
b) Llantos frecuentes injustificados.
c) Miedo a estar solo con una persona en particular.
d) Rechazo al adulto o cuidador de forma repentina.
e) Resistencia a bañarse o desvestirse.
f) Aislamiento o rechazo en sus relaciones sociales.
g) Problemas escolares o rechazo a la escuela.
h) Conductas regresivas (chuparse el dedo, miedo a dormir solo, entre otros).
i) Agresividad
j) Fugas del hogar o del colegio.
k) Cambios repentinos en la afectividad: manifestaciones de ansiedad, angustia o depresión.
l) Sentimiento de vergüenza, culpa o estigmatización.
a) Rechazo a manifestaciones de afecto.
b) Conductas seductoras y sexualizadas.
c) Conocimiento sexual inadecuado para su edad.
d) Interés exagerado por comportamientos sexuales de los adultos.
e) Agresión sexual hacia otros pares.
f) Confusión sobre la orientación sexual.
g) Lenguaje de contenido sexual.

Efectos a largo plazo

Estos efectos son diversos según el tipo y clase de abuso, relación con el agresor, la edad, la duración, intensidad y frecuencia con que se haya vivido el evento, así como la significación del mismo.

a) Dificultades para sostener relaciones afectivas.

b) Depresión.

c) Intentos suicidas.

d) Anorgasmia.

e) Explotación sexual.

f) Enfermedades mentales.

g) Reproducción de los eventos violentos.

h) Dependencia afectiva.

i) Vulnerabilidad emocional.

j) Dificultades respecto a la identidad sexual.

k) Alteraciones en su autoconcepto, autoimagen o autoeficacia.

Factores de riesgo

a) Violencia intrafamiliar.

b) Maltrato físico y psicológico.

c) Ausencia de canales y estilos de comunicación adecuados.

d) Redes protectoras disfuncionales.

e) Consumo de sustancias psicoactivas.

f) Vínculo afectivo débil con sus padres o figuras protectoras.

g) Baja autoestima.

h) Erotización del cuerpo infantil y adolescente asociado a la cultura machista y patriarcal, según los cuales el hombre reafirma su hombría y poder, cuando somete a personas menores de edad.

i) Hacinamiento.

j) Ausencia de control y supervisión a medios audiovisuales (internet, televisión, móvil, otros).

k) Insuficiente información y orientación para prevenir la violencia sexual.

1.1.2. Explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

La explotación sexual es un delito que incluye abuso sexual por parte de un adulto que remunera en dinero o en especie a la víctima (niño, niña o adolescente), a un tercero o terceros.

En algunos casos, se tiende a responsabilizar a la víctima justificando el delito del adulto por actitudes o características que asume el niño, niña o adolescente trasladándolo a un imaginario sexuado, que se transmite y perpetúa culturalmente contribuyendo a la naturalización del delito lo cual incide en omitir la denuncia.

Las modalidades a través de las cuales niños, niñas o adolescentes son explotados sexualmente son(8):

a) Prostitución: Es la utilización de personas menores de 18 años en actividades sexuales a cambio de dinero o cualquier otra forma de retribución.

b) Pornografía: Es la representación de la imagen de niños, niñas y adolescentes en actividades sexuales reales o simuladas, explícitas o sugeridas. Comprende tanto la producción como la distribución, comercialización, tenencia, divulgación, intercambio y almacenamiento de este tipo de materiales con o sin fines comerciales.

c) Actividades vinculadas al turismo: Consiste en dirigir, organizar, financiar o promover actividades turísticas, de viajes o recreación, que incluyan la utilización sexual de personas menores de 18 años, así como la participación del “Viajero o turista explotador” en estas actividades.

d) Trata de niños, niñas, adolescentes con fines sexuales: Incluye la captación, transporte, traslado, acogida o recepción de las víctimas con fines sexuales, recurriendo a la fuerza, la amenaza o el engaño.

e) Matrimonios o uniones serviles: Es la unión marital (generalmente no formalizada) entre una persona adulta y una persona menor de 18 años, a cambio de una retribución o beneficio económico de cualquier naturaleza para la víctima, su familia o una tercera persona que da el consentimiento.

f) Explotación sexual de niños, niñas, adolescentes por grupos armados organizados al margen de la ley. Cuando mediante presiones o reclutamiento forzado o inducido, una persona menor de 18 años es sometida a sostener relaciones sexuales con integrantes de grupos armados.

Marco normativo

a) Ley 704 de 2001. Por medio de la cual se aprueba el Convenio 182 sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación.

i) Artículo 3º, literal b) rechaza la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o las actuaciones pornográficas como una forma de trabajo infantil. Permitió visibilizar la problemática de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

b) Ley 679 de 2001. Por medio de la cual se expide un estatuto para prevenir y contrarrestar la explotación, la pornografía y el turismo sexual con menores, en desarrollo del artículo 44 de la Constitución.

c) Ley 765 de 2002. Por medio de la cual se aprueba el protocolo facultativo de la Convención sobre los derechos del niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de los niños en la pornografía.

i) Decreto 1524 de 2002. Por el cual reglamenta el artículo 5º de la Ley 679 de 2001.

d) Ley 1329 de 2009. Por medio de la cual se modifica el título IV de la Ley 599 de 2000 y se dictan otras disposiciones para contrarrestar la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

i) Incorpora tres artículos nuevos:

ii) Artículo 213A. Proxenetismo con menor de edad.

iii) Artículo 217A. Demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años de edad.

iv) Artículo 219A. Utilización o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexuales con personas menores de 18 años.

e) Ley 1336 de 2009. Por medio de la cual se adiciona y robustece la Ley 679 de 2001, de lucha contra la explotación, la pornografía y el turismo sexual con niños, niñas y adolescentes.

i) Modifica los siguientes artículos de la Ley 679 de 2001:

ii) Artículo 10. Competencia para exigir información.

iii) Artículo 24. Fondo contra la explotación sexual.

iv) Artículo 36. Normas sobre información estadística.

v) Modifica los siguientes artículos de la Ley 599 de 2000:

vi) Artículo 218. Pornografía con personas menores de 18 años.

vii) Artículo 219. Ley 599 de 2000, recupera su vigencia: Turismo sexual.

Comité nacional

Comité nacional interinstitucional. Ente integrante y consultor del Consejo Nacional de Política Social.

Integrantes: Ministerio de la Protección Social, Ministerio del Interior y de Justicia, Ministerio de Educación, Ministerio de Comunicaciones, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Ministerio de Relaciones Exteriores, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Departamento Administrativo de Seguridad, Policía Nacional (Policía de Infancia y Adolescencia, Policía de Turismo, Dijín), Fiscalía General de la Nación, Departamento Nacional de Estadística, Programa Presidencial para el Sistema Nacional de Juventud “Colombia Joven”. Invitados permanentes: Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, ONG que trabajan el tema, representantes de la empresa privada, representante de las organizaciones de niños, niñas y adolescentes, representantes de los organismos de cooperación internacional que impulsan y apoyan el plan.

Factores de riesgo

Hacen relación a las condiciones que propician, facilitan o favorecen la ocurrencia de la explotación sexual y precipitan a niños, niñas o adolescentes a ser utilizados a través de diferentes modalidades. La interacción de los siguientes factores contribuye a que explotadores y clientes convivan y naturalicen el delito.

a) Ámbito familiar: No existe un tipo único de familia de niños, niñas o adolescentes utilizados en explotación sexual comercial pues en ello influyen diferencias culturales y sociales. Sin embargo se aprecian rasgos similares en la composición de los núcleos familiares y los tipos de interacción que se establecen entre sus miembros, tales como relaciones asimétricas, hacinamiento, abandono, abuso sexual y maltrato.

b) Ámbito social: El consumismo que promociona la adquisición de equipos, ropa, accesorios de última moda como mecanismo para ser aceptado y exitoso, se asocia a la crisis de identidad que caracteriza la etapa adolescente.

c) La erotización del cuerpo infantil y adolescente asociado a modelos educativos y a la cultura patriarcal, según los cuales el hombre reafirma su hombría y poder, cuando somete sexualmente a otras personas.

d) Ámbito económico: La pobreza que lleva a que padres, madres y/o cuidadores presionen a niños, niñas o adolescentes para que aporten recursos económicos o que estos ante la insatisfacción de necesidades básicas sean seducidos por ofertas de personas dedicadas a esta actividad ilícita.

e) Ámbito educativo: La dificultad para ingresar o permanecer en el sistema educativo, la escasez de espacios físicos y sociales para el desarrollo de actividades lúdicas y recreativas.

f) De otro lado el ámbito educativo puede ser un espacio donde se presente presión social de pares para hacer parte de los grupos lo que facilita el reclutamiento de niños, niñas y adolescentes para estos fines.

g) Ámbito político: El accionar de los grupos armados al margen de la ley en Colombia ha llevado a prácticas de reclutamiento y explotación de niños, niñas o adolescentes, utilizados, entre otras actividades, para prácticas sexuales. La violencia ejercida por los grupos armados genera riesgos que favorecen la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes, al causar desplazamientos, separaciones de las familias, muertes de sus integrantes, marginamiento, hacinamiento y discriminación en los lugares de recepción cuando se desplazan.

Los explotadores sexuales son individuos que se aprovechan de niños, niñas o adolescentes con el fin de usarlos sexualmente, ya sea para obtener beneficios materiales o por placer personal de terceros, son personas comunes y se conocen como clientes, explotadores, proxenetas, en algunos casos viajeros, turistas o actores armados.

El negocio de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes mueve cifras millonarias y funciona tanto en lugares exclusivos con personas de alto poder adquisitivo y turistas extranjeros, en diferentes ambientes como: hoteles; centros vacacionales; viviendas turísticas; establecimientos públicos para adultos; balnearios, donde adultos demandan actividades sexuales con personas menores de edad de cualquier estrato social a cambio de una remuneración.

Consecuencias de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes.

Los niños, niñas y adolescentes explotados sexualmente tienen secuelas de por vida, que van desde la depresión y el estrés hasta intentos de suicidio y desórdenes de personalidad. De igual manera se enfrentan con enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH, abortos por embarazos no deseados que ponen en peligro sus vidas, así como consumo de sustancias psicoactivas y vida en calle.

1.1.3. Trata de personas con fines de explotación sexual comercial.

Se entiende por trata de personas, la “captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o el uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación. Esta explotación incluiría, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual…”(9).

La trata de niños, niñas adolescentes que busca la explotación sexual(10) incluye el abuso por parte de un adulto, en el que es tratado como un objeto al cual se le asigna un costo o remuneración que puede ser en dinero o especie y la movilización para ser utilizado en prácticas sexuales. Este desplazamiento puede ser dentro de la ciudad, a lo largo del país, o transnacional, que implica desarraigo relacionado con otros factores como cambio de idioma, de costumbres y un alto componente de dependencia económica. La trata con fines de explotación sexual vulnera derechos fundamentales como la dignidad, la autonomía y la libertad individual. La víctima es separada de su entorno familiar y social, pierde su capacidad de autoprotección y se le genera una sensación de desvinculación y desarraigo, en este sentido, el consentimiento de las víctimas es irrelevante frente a la dimensión y consecuencias físicas, emocionales y afectivas que genera este delito, en particular en personas menores de edad.

Marco normativo

a) Ley 800 de 2003. Por medio de la cual se aprueban la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada transnacional, adoptados por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 15 de noviembre de 2000.

b) Ley 985 de 2005. Por medio de la cual se adoptan medidas contra la trata de personas y normas para la atención y protección de las víctimas de la misma.

c) Decreto 4786 de 2008. Por medio de la cual se adoptan medidas contra la trata de personas y normas para la atención y protección de las víctimas de la misma.

d) Decreto 4786 de 2008. Por el cual se adopta la estrategia nacional integral contra la trata de personas.

Comité nacional

Comité interinstitucional para la lucha contra la trata de personas: Es el organismo consultivo del Gobierno Nacional y el ente coordinador de las acciones que desarrolle el Estado colombiano a través de la estrategia nacional para la lucha contra la trata de personas.

Entidades que lo conforman: Ministerio del Interior y de Justicia, Ministerio de Relaciones Exteriores o el director de asuntos consulares y de comunidades colombianas en el exterior, Ministerio de la Protección Social, Ministerio de Educación, Departamento Administrativo de Seguridad, Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación, Procuraduría General de la Nación, Defensoría del Pueblo, Interpol en Colombia, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, Fondelibertad y Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis Financiero.

Señales de alerta para detectar casos de trata(11) 

En la trata con fines sexuales, es fundamental identificar el circuito que envuelve la intención de la explotación. Las señales que permiten detectar un posible delito de trata reflejan tal intención como cambio de papeles de identificación, conversaciones o chat que prometen viajes, una mejor vida en otra ciudad o país, invitación a grabar videos con contenido sexual o pornográfico, trabajar como guías turísticas o acompañantes aún sin tener dominio del idioma.

Las víctimas de trata generalmente son engañadas, intimidadas y amenazadas con pérdida de control de su vida que incluye a familiares cercanos.

Consecuencias

a) Se altera la concepción de libertad y voluntad individual, pues además de permanecer aislada, aprovechando su vulnerabilidad física y mental, la persona menor de edad es reducida a estar a disposición del delincuente y la red tratante.

b) Afecta la estructuración de la personalidad y subjetividad del niño, niña o adolescente, generándole un daño moral que puede ser más o menos grave dependiendo de la dinámica de sumisión y de violencia, que se manifiesta en sentimientos de culpa, trastornos emocionales, de personalidad o alimentarios.

c) A nivel físico se encuentran traumas, enfermedades de transmisión sexual, VIH, consumo de sustancias psicoactivas y alcohol, secuelas como efecto de golpes propinados por clientes y proxenetas.

2. Sistema de atención.

2.1. Objetivo.

Garantizar atención integral, oportuna y generativa a los niños, niñas o adolescentes y sus familias que han vivido experiencias de violencia sexual y que requieren intervención por parte del Sistema Nacional de Bienestar Familiar.

2.2. Características de la atención.

La cualificación de la atención para el restablecimiento de los derechos de las víctimas de violencia sexual, se enfoca en la organización y aplicación de directrices, conocimientos del tema y actitud del profesional en la intervención con los niños, niñas o adolescentes, garantizando una atención integral involucrando el trabajo interinstitucional e intersectorial.

Deberes de los profesionales

a) Conocer los derechos de los niños, niñas y adolescentes que solicitan atención como víctimas de violencia sexual.

b) Conocer y aplicar los protocolos de atención.

c) Comprender el estado emocional de las víctimas y sus familias cumpliendo con las expectativas de la atención.

d) Asumir una actitud respetuosa y diligente del proceso de atención.

e) Mantenerse actualizado respecto al tema de violencia sexual.

f) Trabajar de manera articulada con el equipo técnico interdisciplinario.

2.3. Competencias institucionales.

En el proceso de atención integral a víctimas de delitos sexuales participan las diferentes instituciones que integran el Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF), como son:

a) Instituto Colombiano de Bienestar Familiar: Entidad encargada de brindar protección integral a los niños, niñas o adolescentes y sus familias por medio de la implementación de políticas, asistencia técnica y sociolegal con el objetivo de identificar, atender y denunciar casos de violencia sexual, garantizando el restablecimiento de los derechos vulnerados. Cuenta con defensorías de familia, las cuales están conformadas por equipos técnicos interdisciplinarios integrados por un psicólogo, un trabajador social, un nutricionista y un abogado (art. 80 L. 1098/2006) quien se desempeña como defensor de familia. El defensor de familia en cumplimiento del artículo 82 de la misma ley, es la autoridad competente para adoptar las medidas de restablecimiento de derechos de los niños, niñas, adolescentes víctimas o en riesgo de serlo.

b) Fiscalía General de la Nación: Encargada de recibir la denuncia, reunir evidencia médico-legal, desarrollar la investigación y acusar a los presuntos infractores ante los juzgados y tribunales competentes. Se encarga de dirigir a la policía judicial (DAS, CTI de la Fiscalía y Policía Nacional) en la investigación de los hechos. Hace la formulación de acusación ante el juez de conocimiento. Cuando se requiere remite a salud para atención en aspectos tales como: patologías o lesiones físicas, psicológicas, prevención de embarazo, entre otros.

c) Policía Nacional: Recibe la denuncia, remite y solicita examen a medicina legal, acompaña y orienta a la víctima, protege la escena del delito, apoya a las demás autoridades.

d) Policía judicial, Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI): Es el apoyo al Fiscal; artículo 205 Código Penal “En ejercicio de sus funciones de policía judicial, reciban denuncias, querellas o informes de otra clase, de los cuales se infiera la posible comisión de un delito, realizarán de inmediato todos los actos urgentes, tales como inspección en el lugar del hecho, inspección de cadáver, entrevistas e interrogatorios. Además, identificarán, recogerán, embalarán técnicamente los elementos materiales probatorios y evidencia física y registrarán por escrito, grabación magnetofónica o fonóptica las entrevistas e interrogatorios y se someterán a cadena de custodia (…)”.

e) Instituto Nacional de Medicina Legal: Órgano técnico-científico; artículo 204, Código Penal “El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de conformidad con la ley y lo establecido en el estatuto orgánico de la Fiscalía General de la Nación, prestará auxilio y apoyo técnico-científico en las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía General de la Nación y los organismos con funciones de policía judicial. Igualmente lo hará con el imputado o su defensor cuando estos lo soliciten (…).

f) Personería: Es la encargada de velar por los derechos humanos, por la protección del interés público y hacer vigilancia de la conducta de los funcionarios públicos. En general, brinda asesoría a la comunidad sobre derechos humanos y civiles de los ciudadanos.

g) Comisarías de familia: El comisario de familia denuncia y remite a la Fiscalía por competencia, toma medidas de verificación de derechos, puede solicitar examen a medicina legal por tener competencia de policía judicial, apoya a la familia y acompaña a la víctima, realiza investigación sociofamiliar, remite y gestiona la atención en servicios especializados, realiza seguimiento del caso. En los casos en los que no haya defensor de familia, la Ley 1098 de 2006 artículo 98, establece:”competencia subsidiaria. En los municipios donde no haya defensor de familia, las funciones que este código le atribuye serán cumplidas por el comisario de familia. En ausencia de este último, las funciones asignadas al defensor y al comisario de familia corresponderán al inspector de policía” (…), al igual que el artículo 7º del Decreto 4840 de 2007.

h) Instituciones del sector salud (hospitales, EPS, IPS, ARS, entre otras): Identifica y recibe casos dando aviso inmediato a la Fiscalía y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (centro zonal de la jurisdicción o centro de atención integral a víctimas de violencia sexual, Caivas). El sector salud debe brindar los servicios de atención médica, terapéutica y psicosocial a las víctimas, atender emergencias y asegurar muestras —como parte de la cadena de custodia— realizar exámenes de laboratorio, brindar tratamiento oportuno para enfermedades de transmisión sexual, VIH/sida y aplicar lo expuesto en la Sentencia C-355 de 2006.

i) Instituciones del sector educativo: Identifica factores de riesgo, detecta casos de violencia sexual en los niños, niñas o adolescentes y denuncia ante la autoridad competente.

j) Secretaría de educación: Da directrices y articula los planes educativos institucionales. Diseña talleres y grupos de apoyo dirigidos a los niños, niñas o adolescentes con el objetivo de generar elementos que permitan identificar situaciones o ambientes de riesgo, permitiendo comprender qué hacer y a quién dirigirse para recibir la atención y orientación adecuada.

k) Instituciones operadoras y entidades contratistas: Sensibilizan y capacitan al personal que atiende a las víctimas de violencia sexual para dar un trato digno y acorde con la problemática. Brindan atención integral a las víctimas que se encuentran en sus servicios. En cumplimiento de la normatividad vigente, es deber de estas instituciones denunciar los casos de los cuales tengan conocimiento ante la autoridad competente.

Como se observa, la presentación de la denuncia puede efectuarse frente a varias de las autoridades acabadas de mencionar, de tal manera que quien desee presentarla o quien esté obligado a ello, posee varias opciones entre las cuales escogerá una.

2.4. Formas de ingreso.

Oficina de atención al ciudadano

Se recibe denuncia por línea telefónica, chat, correo electrónico o por atención directa. Agentes registran la llamada e instauran la denuncia por medio de radicado, con el fin de hacer seguimiento a la actuación, referenciando la atención al centro zonal más cercano del lugar de residencia de la víctima.

Línea telefónica 01-8000112440 de atención y prevención de la violencia sexual

Se recibe la denuncia por el agente especializado psicólogo, trabajador social o abogado, quien será el encargado de hacer registro de la denuncia y realizar la siguiente verificación:

a) Si se evidencia que el caso sí es de violencia sexual, pero la vida e integridad del niño, niña o adolescente no está en riesgo y no amerita la verificación física inmediata, la persona que llama es familiar y puede trasladar al niño a la entidad correspondiente se hace el direccionamiento del caso, teniendo en cuenta los siguientes aspectos: al Caivas si el agresor es mayor de edad o al centro zonal de la jurisdicción si son personas menores de 14 años.

b) Si se evidencia que el caso sí es de violencia sexual, pero la vida e integridad del niño, niña o adolescente no está en riesgo y no amerita la verificación física inmediata, pero la persona que llama es anónimo se informa al centro zonal para que el equipo técnico interdisciplinario del centro zonal realice la constatación de la situación e inicie el proceso administrativo de restablecimiento de derechos. Tras esta verificación el caso será direccionado, teniendo en cuenta los siguientes aspectos: al Caivas si el agresor es mayor de edad o se queda en el centro zonal de la jurisdicción si son personas menores de 14 años para que allí continúe su curso de acuerdo con las particularidades ya señaladas.

c) Si se evidencia que el caso sí es de violencia sexual contra niño, niña o adolescente, y está en riesgo su vida e integridad, o además, se cumplen los criterios establecidos para identificar casos de violencia sexual, se envía reporte inmediato a la policía de infancia y adolescencia y al centro zonal de la jurisdicción para realizar la constatación de la situación urgente, y en caso de ser necesario, efectuar el rescate del niño, niña o adolescente solicitando la presencia del defensor de familia del centro zonal de jurisdicción y en su defecto por razones de fuerza mayor, acudirá el defensor de familia del Caivas.

d) En caso de ser un rescate, el defensor de familia actúa de acuerdo a su competencia, artículo 193 Ley 1098 de 2006.

e) Cuando se requiera hacer la verificación, se avisa al defensor de familia de la jurisdicción antes de salir a realizar la visita, con el fin de estar alerta por si se requiere de su actuación.

f) Si se evidencia que el caso sí es de violencia sexual contra niño, niña o adolescente, y está en riesgo su vida e integridad, o además, se cumplen los criterios establecidos para identificar casos de violencia sexual y el sitio de ubicación es en zona rural se envía reporte inmediato a la policía de infancia y adolescencia y a las unidades móviles de desplazados quienes se dirigirán para realizar verificación del evento reportado y chequeo de derechos. Cuando el caso amerite rescate, la unidad se desplazará en compañía del defensor de familia del centro zonal de la jurisdicción. Los profesionales de la unidad móvil, entregarán un diagnóstico situacional del evento corroborado al defensor de familia, quien a su vez asumirá el caso con el equipo técnico interdisciplinario de defensoría del centro zonal de su jurisdicción.

Remisión y acompañamiento

a) En caso de requerir la valoración y el tratamiento en salud inmediata para el niño, niña o adolescente presunto víctima de violencia sexual, se lleva a cabo la remisión y acompañamiento por parte de los profesionales del centro zonal, con el diligenciamiento del formato de remisión del niño, niña, adolescente víctima de violencia sexual.

b) Posteriormente lo acompañarán al Caivas si el agresor es mayor de edad o al centro zonal de la jurisdicción si las personas involucradas son menores de 14 años para que allí continúe su curso.

Seguimiento

En todos los casos se lleva a cabo el seguimiento por parte del equipo técnico interdisciplinario de la línea contra el abuso, el cual quedará registrado en el SIM.

a) Cuando se brinda orientación en el tema de violencia sexual. Este se realiza pasados 10 días del registro del caso.

b) Cuando el caso es remitido al centro zonal de la jurisdicción del niño, niña o adolescente víctima de violencia sexual.

c) Cuando el caso es remitido a salud y a Caivas.

Para decidir el reintegro, el ICBF verificará que las condiciones de riesgo y vulnerabilidad a las que estaba expuesto el niño, niña o adolescente, víctima de violencia sexual, han sido superadas y bajo ninguna circunstancia, podrá ser reintegrado al grupo familiar si el agresor permanece dentro de él.

Después de llevar a cabo el seguimiento y verificar que cesa la medida del proceso administrativo de restablecimiento de derechos, todos los casos se cierran.

Centro zonal

Atenderá a la víctima y su familia o acompañante en la oficina de atención al ciudadano. Luego de registrar en el Sistema de Información Misional, SIM, la información básica, el usuario será atendido por el trabajador social o psicólogo que forma parte del equipo técnico interdisciplinario de defensoría que abrirá la historia de atención y realizará la verificación de derechos, la programación de la visita domiciliaria, la valoración psicológica y la valoración nutricional.

Los conceptos técnicos son entregados al defensor de familia quien mediante auto de apertura y toma la medida de restablecimiento de derechos a que haya lugar. En los casos en que el representante legal o cuidador se niegue a presentar la denuncia, el defensor de familia instaura la correspondiente denuncia de los hechos reportados por el niño, niña o adolescente allegando copia de la valoración inicial realizada por el equipo técnico interdisciplinario de la Defensoría de Familia y remite solicitud para que se adelanten las acciones a que haya lugar y aporte al proceso judicial (entrevista forense, examen médico legal, visitas de inspección, entre otros).

Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia Sexual, Caivas

Recepciona la denuncia y asigna el número de noticia criminal correspondiente. Se entrevista a la persona acompañante (no al niño, niña o adolescente) en una primera versión de los hechos y se brinda la información necesaria de todo el proceso. Igualmente, se acompaña al niño, niña o adolescente a Medicina Legal para el examen sexológico. Los psicólogos del CTI, Sijín, o personal capacitado en este tema, realizan la entrevista forense en la Cámara de Gessell, la cual debe ser acompañada por el defensor de familia desde la zona de grabación. Si por alguna razón el Caivas, no cuenta con funcionarios del CTI para la entrevista forense, excepcionalmente la puede apoyar profesionales de los equipos interdisciplinarios del ICBF(12), que haya recibido la capacitación en entrevista forense(13). Sin embargo, es necesario aclarar que por motivos legales, cuando un psicólogo realiza dicho procedimiento, no debe intervenir en el tratamiento terapéutico. Por esta razón, debe remitirse a la red de salud para que en cumplimiento de lo ordenado en la Ley 1146 de 2007 reciba la terapia psicológica oportunamente.

2.5. Funciones del equipo técnico interdisciplinario de Defensoría de Familia.

Área de psicología

a) Evaluar el estado emocional del niño, niña o adolescente y formular un plan de intervención individual y familiar. Emitir un concepto técnico al defensor de familia para que con base en ello tome la medida administrativa correspondiente, teniendo en cuenta el entorno familiar.

b) Realizar la intervención terapéutica al niño, niña, adolescente y su familia.

c) Acompañamiento psicosocial permanente durante el proceso de atención, cuya finalidad es dar orientación y atención terapéutica permanente a la víctima y a su familia.

d) Acompañar a los niños, niñas y adolescentes cuando haya lugar al reconocimiento en fila del presunto agresor, con el propósito de mitigar de esta manera el impacto de la situación.

Área de trabajo social

a) Realizar la evaluación sociofamiliar que complementa con la visita domiciliaria. Emitir un concepto técnico para recomendar al defensor de familia la medida administrativa que se debe tomar de acuerdo a lo encontrado.

b) Gestionar el acceso a servicios y programas estatales que permitan restablecer los derechos vulnerados del niño, niña o adolescente y su familia en los diferentes servicios del SNBF.

c) Realiza las visitas domiciliarias que sean necesarias para el seguimiento de los casos de restablecimiento de derechos y para los casos de reintegro al hogar, con el fin de verificar que las condiciones son adecuadas para ese niño, niña o adolescente.

Área de nutrición

a) Valorar el estado nutricional de niños, niñas y adolescentes a partir de datos antropométricos y edad.

b) Realizar las recomendaciones de dieta, si se requiriere, en la restitución de los derechos vulnerados.

c) En caso de que no se halle designada nutricionista para el equipo técnico interdisciplinario de la Defensoría de Familia del Caivas deberá ser apoyada esta labor por la nutricionista del centro zonal al que está adscrito el Caivas.

El equipo técnico interdisciplinario de la Defensoría de Familia debe desarrollar acciones de prevención dirigidas a grupos poblacionales o zonas identificadas como de riesgo para casos de violencia sexual.

Defensor de familia

a) Tomar las medidas administrativas pertinentes de restablecimiento de derechos de los niños, niñas o adolescentes teniendo en cuenta los conceptos emitidos por el equipo técnico interdisciplinario que le proporcionan información técnica para apoyar sus decisiones y restituir los derechos vulnerados.

b) Realizar el auto de apertura del proceso administrativo de restablecimiento de derechos.

c) Acompañar al niño, niña, adolescente en la Cámara de Gessell durante la entrevista forense que realice el profesional del CTI.

d) Acompañar el juicio en las audiencias del sistema penal acusatorio como garante de los derechos de los niños, niñas o adolescentes.

e) Revisar el cuestionario del interrogatorio del Fiscal y el cuestionario del contrainterrogatorio de la defensa, asegurándose que no existan preguntas que vulneren los derechos de los niños, niñas o adolescentes.

f) Recibir los informes que su equipo técnico interdisciplinario le presente durante la evolución del caso, para tener una comprensión integral del mismo y tomar decisiones de reintegro al hogar, declaración de adoptabilidad o cualquier otra que sea pertinente.

g) Para decidir el reintegro, el ICBF verificará que las condiciones de riesgo y vulnerabilidad a las que estaba expuesto el niño, niña o adolescente, víctima de violencia sexual, han sido superadas y bajo ninguna circunstancia, podrá ser reintegrado al grupo familiar si el agresor permanece dentro de él.

h) Encargarse con su equipo técnico interdisciplinario de cerrar los casos que han culminado el proceso administrativo de restablecimiento de derechos.

i) Realizar seguimiento y solicitar información a las autoridades competentes sobre el desarrollo y avance del proceso penal del caso.

2.6. Ruta de atención.

 

anexo1-6022.PNG
anexo1-6022.PNG
 

 

1. Cuando existe centro zonal especializado, Caivas y Operador.

Todos los casos de violencia sexual que se recepcionen en los centros zonales de la jurisdicción serán atendidos íntegramente allí en todas las etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derechos, la atención terapéutica se remitirá al operador, quien a su vez enviará reporte de evolución bimensual o inmediato (cuando la situación lo amerite) a la Defensoría de Familia de competencia.

Si el agresor es mayor de 14 años se remitirá al sistema de responsabilidad penal para adolescentes, con el fin de que acompañe el proceso legal, inicie el proceso administrativo de restablecimiento de derechos y dentro de este garantice la atención terapéutica especializada para el joven y su familia.

Si el ofensor (menor de 14 años) y la víctima son menores de 14 años, el caso es atendido en su totalidad en el centro zonal, llevando a cabo trabajo prioritario con la familia.

Todos los casos de violencia sexual que se recepcionen en los Caivas siempre y cuando el agresor sea mayor de edad serán atendidos integralmente por el equipo técnico interdisciplinario de defensoría del Caivas, conformado por psicólogo, trabajador social y defensor, en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos incluyendo la intervención terapéutica.

El operador asumirá el proceso terapéutico en los casos remitidos por el centro zonal que lo supervise o por la sede nacional, casos enviados por otras entidades del Sistema Nacional de Bienestar Familiar deberán ser canalizados a través del centro zonal a cargo del operador, este mismo procedimiento aplicará cuando el personal del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, no pueda adelantar la entrevista forense.

2. Cuando existe Centro Zonal y Caivas.

Todos los casos de violencia sexual que se recepcionen en los centros zonales de la jurisdicción serán atendidos integralmente allí, en todas las etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derechos. La atención terapéutica se debe direccionar al Caivas, quien se encargará del proceso terapéutico del niño, niña o adolescente víctima. Asimismo, se coordinarán acciones con el sector salud en cumplimiento a lo ordenado en la Ley 1146 de 2007 para garantizar atención terapéutica oportuna.

Si el agresor es mayor de 14 años se remitirá al sistema de responsabilidad penal para adolescentes, con el fin de que acompañe el proceso legal, inicie el proceso administrativo de restablecimiento de derechos y dentro de este garantice la atención terapéutica especializada para el joven y su familia.

Si el ofensor es menor de 14 años el centro zonal desarrollará la atención terapéutica necesaria.

Todos los casos que se recepcionen en los Caivas siempre y cuando el agresor sea mayor de edad deben ser atendidos íntegramente en todas las etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derechos por el equipo técnico interdisciplinario de defensoría del Caivas, conformado por psicólogo, trabajador social y defensor, en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos incluida la intervención terapéutica; si el ofensor es mayor de 14 años y menor de 18 deberá remitirse al sistema de responsabilidad penal para adolescentes.

3. Cuando existe únicamente centro zonal.

Todos los casos de violencia sexual que se recepcionen en los centros zonales de la jurisdicción, serán atendidos allí íntegramente en todas las etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derechos incluyendo la atención terapéutica.

Si el presunto agresor es mayor de 14 años se remitirá al sistema de responsabilidad penal para adolescentes, donde se garantizará desde la Defensoría de Familia el proceso de restablecimiento de derechos y se realizará acompañamiento de las acciones judiciales.

Asimismo, se coordinarán acciones con el sector salud en cumplimiento de la Ley 1146 de 2007 para garantizar atención terapéutica oportuna.

4. Cuando solo existe Comisaría de Familia.

El comisario de familia denuncia y remite a la Fiscalía por competencia, toma medidas de verificación de derechos, debe solicitar examen a Medicina Legal por tener competencia de policía judicial, apoya a la familia y acompaña a la víctima, realiza investigación sociofamiliar, remite y gestiona la atención en servicios especializados y realiza seguimiento del caso.

Asimismo, se coordinarán acciones con el sector salud en cumplimiento de la Ley 1146 de 2007 para garantizar atención terapéutica oportuna.

Nota aclaratoria

a) El Caivas hace la atención a las víctimas cuyo agresor sea mayor de 18 años. Esta atención es tanto el proceso administrativo de restablecimiento de derechos como el de la atención psicosocial a la víctima.

b) El centro zonal atiende a las víctimas cuyo agresor sea menor de 18 años. Esta atención es tanto el proceso administrativo de restablecimiento de derechos como el de la atención psicosocial a la víctima.

c) A pesar de esto, el centro zonal no remite casos. Los atiende en su totalidad.

d) El Caivas sí remite el caso, si el agresor es menor de 18 años.

e) Si existe operador especializado en el manejo psicosocial de la problemática en cuestión, el Caivas o el centro zonal llevan a cabo el proceso administrativo de restablecimiento de derechos y remite la atención psicosocial y terapéutica y el operador está en la obligación de reportar los avances a la Defensoría de Familia a cargo del caso.

f) El defensor de familia de responsabilidad penal para adolescentes y su equipo atiende al agresor que es mayor de 14 años y menor de 18.

g) En caso de que la Fiscalía remita el caso, por extracción de materia, el caso es llevado por el Caivas.

h) Cuando en los casos de abuso sexual víctima y presunto agresor sean menores de 14 años, se recomienda que sus procesos de restablecimiento de derechos sean asumidos por defensorías de familia diferentes.

i) En casos donde tanto víctima como presunto agresor son menores de edad, pero el victimario es sujeto del sistema de responsabilidad penal para adolescentes y ambos deban ser atendidos por una misma Defensoría de Familia, se hace conveniente solicitar apoyo de otra Defensoría de Familia o a la Comisaría de Familia existente en dicho municipio.

j) Cuando en un mismo grupo familiar hay hermanos que son presuntos víctimas de violencia sexual, estos serán remitidos al Caivas únicamente para la atención terapéutica. Todos los casos serán atendidos en el proceso administrativo de restablecimiento de derechos en el centro zonal.

En resumen:

Caso
Atención
Víctima
Agresor
Víctima
Agresor
Menor de 14 años
Menor de 14 años
Centro zonal
Centro zonal
Mayor de 14 años
Operador
Responsabilidad penal
Caivas
C.Z. y red pública

3. Servicios esperados.

3.1. Modalidades de atención(14).

Los niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual requieren la atención especializada de acuerdo a las siguientes modalidades

Población
Apoyo terapéutico
Intervención de apoyo
Hogar sustituto
Internado
Acogida y desarrollo
Abuso sexual
X

X


Explotación sexual y trata
X
X

X
X

Cada modalidad deberá atender a los niños, niñas y adolescentes de acuerdo al modelo de atención para el restablecimiento de derechos y a las directrices señaladas en el lineamiento desarrollado para cada una de estas. De manera específica y de acuerdo a las fases de atención, se señalarán a continuación, acciones a realizar para garantizar una atención especializada y de calidad para esta población.

Apoyo terapéutico e intervención de apoyo (explotación sexual y trata con fines comerciales)

Estas modalidades proporcionan intervención psicosocial especializada, para el niño, niña, o adolescente, incluido su grupo familiar o red vincular próxima, para afrontar la problemática surgida por la presunta situación de explotación sexual y trata con fines comerciales.

Se debe:

a) Desarrollar un plan de atención integral, Platin, con cada niño, niña o adolescente, de acuerdo con la situación de amenaza, inobservancia o vulneración de derechos encontrada.

b) Proporcionar apoyo específico para superar posibles situaciones de explotación sexual o trata con fines comerciales.

c) Articular acciones y redes de apoyo para el restablecimiento y garantía de los derechos de los niños, niñas o adolescentes.

d) Incluir a la familia en procesos de acompañamiento psicosocial para generar corresponsabilidad en la garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

e) Desarrollar intervenciones psicológicas con los niños, niñas, adolescentes y miembros de familia o redes vinculares.

f) Realizar visitas al medio sociofamiliar y hacer entrevistas con los padres o redes próximas de apoyo.

g) Llevar a cabo talleres, actividades pedagógicas o formativas para la promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, promoción de la convivencia, prevención de la violencia sexual, promoción de los derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo en adolescente, prevención y atención al uso de sustancias psicoactivas, entre otros.

h) Gestionar y acompañar a la integración escolar, acciones de nivelación académica, actividades culturales o lúdicas de prevención, orientación y asesoría.

Hogar sustituto: (Víctimas de abuso sexual)

Fase I: Identificación, diagnóstico y acogida

Existencia

a) Realizar exámenes médicos rutinarios.

b) Realizar pruebas clínicas para detectar posibles enfermedades de transmisión sexual (ETS).

c) Gestionar, durante las primeras 24 horas, con el servicio de urgencia, el paquete de emergencia con retrovirales en casos de violencia sexual que brinda las EPS o ARS.

d) Practicar prueba de Elisa para detectar infección por VIH. Si el resultado es negativo, se debe practicar a los seis (6) meses un nuevo examen. En caso de que el resultado sea positivo se aplicará examen Western Blot según prescripción médica.

e) Practicar prueba de embarazo a las niñas y adolescentes.

f) Cuidar la evidencia física en caso de acceso carnal (fluidos y objetos personales).

g) Exigir el suministro de la pastilla del día después.

h) Realizar la valoración nutricional según la necesidad individual.

i) Apoyar a la adolescente en la decisión de la interrupción voluntaria del embarazo. Se ofrecerá la información en forma conjunta con el personal del Caivas.

Protección

a) Llevar a cabo la valoración psicológica del niño, niña, adolescente y su familia.

b) Realizar la intervención en crisis para niños, niñas, adolescentes y las familias (ver guía de atención para niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual, capítulo: Acompañamiento psicosocial).

c) Buscar apoyo en áreas clínicas y acudir a los servicios y líneas de emergencia cuando existan situaciones que impliquen riesgo para la vida y la integridad del niño, niña o adolescente.

d) Verificar que el niño, niña o adolescente haya tenido examen por Medicina Legal, y entrevista forense (entrevista en Cámara de Gessell o entrevista grabada) según sea el caso.

e) Evitar revictimización del niño en la entrevista.

f) Vincular a la familia a procesos terapéuticos.

g) Evaluar la dinámica familiar.

Desarrollo

a) Promover vinculación o continuación en el sistema escolar.

b) Realizar valoración del proceso de aprendizaje.

c) Realizar seguimiento a la gestión y vinculación al sistema educativo.

Fase II: Intervención y proyección

Existencia

a) Vincular al sistema de salud a los beneficiarios.

b) Garantizar el cumplimiento de los tratamientos clínicos de los niños, niñas y adolescentes.

c) Garantizar que el tratamiento farmacológico sea constante y esté bajo prescripción médica, en caso de que la adolescente se encuentre en embarazo y que sea portadora de VIH.

d) Garantizar que en el momento del parto la institución prestadora a nivel médico tomará las medidas de prevención requeridas para que el neonato no tenga riesgo de infección.

e) Garantizar el cumplimiento del plan nutricional.

Protección

a) Llevar a cabo apoyo psicológico o remisión a la EPS, ARS, fundaciones o asociaciones que brinden asesoría e intervención psicológica.

b) Realizar seguimiento a los cambios emocionales y de conducta.

c) Realizar visita domiciliaria.

d) Construir redes de apoyo de los niños, niñas, adolescentes y sus familias.

e) Realizar acompañamiento en los casos en los que los niños, niñas o adolescentes requieran asistir a reconocimiento en fila.

f) Apoyar a los niños, niñas y adolescentes, si es requerido, en la entrevista de juicio.

g) Promover la construcción y vinculación a redes sociales de apoyo.

h) Brindar herramientas de prevención ante posibles situaciones de riesgo de abuso.

i) Promover escenarios de ocupación sana del tiempo libre de los niños, niñas o adolescentes.

j) Llevar a cabo acompañamiento psicosocial.

k) Promover la vinculación y construcción de redes sociales de apoyo.

l) Brindar herramientas de prevención ante factores de riesgo frente a posibles situaciones de violencia sexual.

m) Promover en los padres factores protectores que blinden a los hijos ante posibles situaciones de violencia sexual.

n) Realizar encuentros y talleres de padres de familia.

o) Realizar encuentros terapéuticos con la familia.

p) Promover la vinculación al programa a la familia nuclear o extensa.

Desarrollo

a) Promover y estimular el desarrollo de competencias y fortalezas a nivel personal, cognitivo y de áreas afines.

b) Realizar remisiones a instituciones especializadas en caso de detectar dificultades de aprendizaje.

c) Vinculación a escenarios lúdicos, recreativos y culturales.

d) Garantizar la inscripción en sistema escolar.

e) Realizar valoración del proceso de aprendizaje y seguimiento.

Fase III: Preparación para el egreso

Para decidir el reintegro, el ICBF verificará que las condiciones de riesgo y vulnerabilidad a las que estaba expuesto el niño, niña o adolescente, víctima de violencia sexual, han sido superadas y bajo ninguna circunstancia, podrá ser reintegrado al grupo familiar si el agresor permanece dentro de él.

Existencia

a) Garantizar que los tratamientos médicos y farmacológicos se cumplan.

Protección

a) Realizar seguimiento al proceso terapéutico que haya realizado o esté realizando la entidad de salud EPS, ARS u operadores.

b) Llevar a cabo el cierre de procesos terapéuticos cuando los objetivos se hayan cumplido.

c) Realizar encuentros con la familia, con una periodicidad mensual.

d) Brindar herramientas para que las situaciones de violencia en la familia se transformen.

e) Promover en la familia ruptura de historias de violencia.

f) Vincular a la familia a redes sociales de apoyo.

Desarrollo

a) Realizar seguimiento al contexto educativo y de formación del niño, niña o adolescente.

Fase IV: Seguimiento

a) Realizar seguimiento hasta seis (6) meses después de que el niño, niña o adolescente haya egresado del programa.

b) Realizar control al estado de salud durante el periodo de seguimiento.

c) Realizar seguimiento al proceso de las fortalezas y compromisos de la familia.

Acogida y desarrollo e internado (explotación sexual y trata con fines comerciales).

Fase I. Aproximación y contacto

a) Reconocimiento y aproximación a las posibles zonas de situación de vida en calle y condición de explotación sexual; recopilación de información de diferentes fuentes locales (autoridades, personas y organizaciones sociales, policías, establecimientos públicos, colegios, taxistas, vendedores, personas adultas vinculadas a la prostitución); análisis de factores que influyen en la situación y caracterización de las poblaciones.

b) Acercamiento y conocimiento de los niños, niñas y adolescentes y generación de una relación empática que facilite la creación del vínculo y la motivación para integrarse al proceso.

Existencia

a) Identificación de necesidades inmediatas de salud.

b) Remisión a servicio de urgencias.

c) Suministro de refrigerio.

d) Acompañamiento en la formación de hábitos alimenticios.

e) Talleres sobre reducción del riesgo de infecciones de transmisión sexual.

f) Suministro de preservativos.

Desarrollo

a) Orientación en salud sexual y reproductiva.

b) Actividades lúdicas y deportivas como medio de motivación y creación de vínculo.

c) Orientación en prevención de uso indebido de drogas.

Protección

a) Identificación de necesidades de protección.

b) Contacto inicial con redes familiares o de apoyo.

c) Atención psicológica en crisis.

d) Restitución inmediata de derechos mediante coordinación con diferentes entidades locales, según se requiera.

Ciudadanía

a) Motivación para la participación voluntaria en actividades.

b) Promoción de espacios de expresión, comunicación, integración, socialización de los niños, niñas y adolescentes.

c) Apoyo en la expresión de sentimientos.

d) Orientación en la toma de decisiones.

Fase II: Acogida y resignificación de vida

Existencia

a) Verificación de la afiliación al SGSSS; gestión para la afiliación.

b) Atención en salud por remisión.

c) Promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

d) Formación en conocimientos, actitudes y prácticas de autocuidado en ITS-VIH/sida.

e) Suministro de refrigerio y almuerzo, garantizando el aporte nutricional según la minuta patrón.

Desarrollo

a) Formación personal en las áreas de autoestima, identidad, sexualidad/afectividad, valores.

b) Iniciación en la definición de un proyecto de Vida.

c) Desarrollo de competencias para la toma de decisiones y la autonomía.

d) Valoración pedagógica y definición de un plan de nivelación escolar o ingreso al sistema educativo.

e) Fomento de espacios lúdicos, deportivos y artísticos como medio para el desarrollo de la creatividad, la expresión y la sensibilidad.

f) Valoración del índice de severidad de adicción a sustancias psicoactivas SPA y definición de un plan de tratamiento.

g) Atención psicológica en crisis y sistemática.

Protección

a) Verificación de documento de identidad; gestión para su adquisición.

b) Orientación y asesoría jurídica en el tema de justicia y reparación de derechos.

c) Vinculación de las familias a procesos de orientación e intervención (elaboración del perfil de vulnerabilidad y generatividad).

d) Fortalecimiento de factores de generatividad y reducción de factores de vulnerabilidad según resultados encontrados.

e) Formación para prevenir y afrontar situaciones de vulneración de derechos.

f) Conexión con entidades del SNBF.

Ciudadanía

a) Orientación y asesoría para la defensa y ejercicio de sus derechos.

b) Formación para la vida ciudadana.

Fase III. Desarrollo de competencias para la vida y la inclusión social

Existencia

a) Valoración del estado de salud (médica, nutricional, odontológica).

b) Gestión para la afiliación y la garantía del acceso al servicio de salud (médica, nutricional, odontológica).

c) Atención en salud por remisión.

d) Promoción de la salud y prevención de la enfermedad.

e) Formación en autocuidado.

f) Suministro de alimentación: refrigerios, desayuno, almuerzo y comida.

g) Estadía nocturna voluntaria.

Desarrollo

a) Identificación de habilidades vocacionales específicas.

b) Definición de perfiles ocupacionales.

c) Formación y capacitación pre vocacional y laboral.

d) Procesos de nivelación y mejoramiento académico.

e) Gestión para la vinculación y permanencia en el sistema educativo.

f) Formación personal en temas de valores, convivencia, derechos, entre otros.

g) Gestión para promover la vinculación laboral según la edad.

h) Estructuración de un proyecto de vida alternativo que permita el desarrollo de habilidades y competencias.

Protección

a) Fortalecimiento de vínculos con familia o con redes sociales próximas.

b) Verificación de documento de identidad.

c) Orientación y asesoría jurídica en justicia y reparación de derechos.

d) Vinculación de las familias a procesos de formación para la convivencia familiar y social.

e) Formación para la prevención de factores vulneradores.

f) Restitución de derechos mediante coordinación con diferentes entidades locales.

Ciudadanía

a) Gestión para la vinculación a servicios y redes institucionales, sociales y familiares.

b) Orientación y asesoría para la defensa y ejercicio de sus derechos.

c) Formación para la vida ciudadana.

Acompañamiento posinstitucional

Existencia

a) Verificación del acceso a servicios de salud a través del SGSSS.

b) Orientación y apoyo en autocuidado y salud.

Desarrollo

a) Verificación de vinculación y permanencia en el sistema educativo.

b) Seguimiento al desarrollo del proyecto de vida individual, familiar y social de los egresados.

Protección

a) Orientación en la garantía de derechos.

b) Seguimiento a actividades familiares y sociales.

c) Orientación para el fortalecimiento de redes afectivas y sociales.

Ciudadanía

a) Gestión para la vinculación a servicios y redes institucionales, sociales y familiares.

b) Orientación para la defensa y ejercicio de sus derechos.

3.2. Recursos.

Recursos propios de ICBF a través de contratos de servicios de atención con operadores y de la cooperación de acuerdo a convenios dando respuesta a un plan conjunto de necesidades.

3.3. Indicadores.

Población atendida

a) Número de niños, niñas o adolescentes que inician proceso en hogar sustituto sobre número de niños, niñas o adolescentes que terminan proceso en el programa.

b) Número de niños, niñas o adolescentes con planes de intervención formulados sobre número de niños, niñas o adolescentes vinculados en el programa.

c) Número de niños, niñas o adolescentes contactados en búsqueda activa sobre número de niños, niñas o adolescentes vinculados al programa.

d) Número de niños, niñas o adolescentes vinculados en proceso sobre niños, niñas o adolescentes que lo terminan.

Seguimiento

a) Número de niños, niñas o adolescentes a los que se les realizan acciones de seguimiento inicial, durante y al finalizar el proceso sobre número de niños, niñas o adolescentes vinculados al proceso.

b) Número de niños, niñas o adolescentes a los que se les realizan acciones de seguimiento posterior al egreso sobre niños, niñas o adolescentes que terminan proceso de atención en el programa.

Desarrollo sostenible

a) Número de niños, niñas o adolescentes que se retiran efectivamente de la explotación sexual comercial sobre niños, niñas o adolescentes vinculados en proceso.

b) Número de niños, niñas o adolescentes que egresan de proceso de restablecimiento de derechos sobre niños, niñas o adolescentes con proyectos de vida efectivamente realizados.

c) Número de niños, niñas o adolescentes que recaen en la explotación sexual comercial sobre niños, niñas o adolescentes que fueron efectivamente retirados de ella.

d) Número de niños, niñas o adolescentes en situación de explotación sexual que abandonan el consumo de SPA sobre número de niños, niñas o adolescentes que recaen en el consumo.

3.3.1. Indicadores de proceso.

Temporales

a) Número de niños, niñas o adolescentes que ingresan sobre número de niños, niñas o adolescentes con Platin formulado.

b) Número de niños, niñas o adolescentes con Platin formulado sobre número de niños, niñas o adolescentes abordados en estudio de caso.

c) Número de niños, niñas o adolescentes vinculados al sistema educativo sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

d) Número de niños, niñas o adolescentes vinculados al sistema de salud sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

e) Número de niños, niñas o adolescentes con proceso penal vigente sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

Actividades

a) Número de niños, niñas o adolescentes que culminan proceso de formación ocupacional sobre número de niños, niñas o adolescentes vinculados al programa.

b) Número de niños, niñas o adolescentes que culminan proceso educativo sobre número de niños, niñas o adolescentes que desertan del mismo.

c) Número de niños, niñas o adolescentes que culminan proceso educativo sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

d) Número de niños, niñas o adolescentes que superan dificultades nutricionales sobre número de niños, niñas o adolescentes que continúan con dificultades nutricionales en el programa.

e) Número de niños, niñas o adolescentes que reciben tratamiento para abandonar consumo de SPA sobre número niños, niñas o adolescentes que superan las dificultades que generaron su consumo.

f) Número de niños, niñas o adolescentes que reciben tratamiento para abandonar consumo de SPA sobre número niños, niñas o adolescentes vinculados en el programa.

g) Número de niños, niñas o adolescentes que reciben tratamiento para abandonar consumo de SPA sobre número niños, niñas o adolescentes que recaen.

h) Número de familias y redes de apoyo contactadas sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

i) Número de familias y redes de apoyo vinculadas al proceso sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos en el programa.

Responsables

a) Número de denuncias interpuestas por el operador contra el explotador sexual sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos.

b) Número de denuncias interpuestas por el defensor de familia contra el explotador sexual sobre número de niños, niñas o adolescentes atendidos.

c) Número de niños, niñas o adolescentes con seguimiento de proceso penal por parte del defensor de familia.

d) Número de niños, niñas o adolescentes con valoraciones por parte de equipo técnico interdisciplinario sobre número de niños, niñas o adolescentes vinculados en el proceso.

Bibliografía

Consejería Presidencial para los derechos humanos (2001). Promoción de los derechos sexuales y reproductivos. Módulo pedagógico para formadores Nº 3, La violencia sexual: Un asunto de derechos humanos. Ed. Gente Nueva.

Descentralización de la política pública de lucha contra la trata de personas: Un enfoque territorial.

ICBF. (2008) Guía de atención para niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual.

ICBF, Ministerio de la Protección Social y otros (2006). Plan de acción nacional para la prevención y erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años (ESCNIÑOS, NIÑAS O ADOLESCENTES).

ICBF. Plan Nacional de Construcción de Paz y Convivencia Familiar 2005-2015.

Ley 1098 de 2006. Código de la Infancia y la Adolescencia

Ley 1146 de 2007, Por medio de la cual se expiden normas para la prevención de la violencia sexual y atención integral de los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente. Artículo 3º.

Ministerio de la Protección Social (2010). Modelo de atención integral en salud para casos de violencia sexual. Documento en construcción.

Ministerio de la Protección Social. Política nacional de salud sexual y reproductiva.

Niños, niñas y adolescentes víctimas de trata de personas y explotación sexual/laboral (2007). Manual de procedimiento penal y protección integral. www.tratadepersonas.gov.co

Sigue página en blanco, con revisiones y aprobaciones.

Revisó:

Natalia España Paz, defensora de familia: __________________________

Javier Uribe Blanco, asesor jurídico: __________________________

Ruth Liliana Torres López, profesional, subdirección de restablecimiento de derechos: __________________________

Germán Javier Álvarez Gómez: __________________________

Janneth Moreno Romero, abogada, oficina jurídica: __________________________

Aprobó:

María Piedad Villaveces Niño, Directora de Protección:__________________________

Martha Isabel Tovar Turmequé, subdirectora de restablecimiento de derechos: __________________________

Dora Hilda Aya Baquero, subdirectora de nutrición: __________________________

Édgar Julián Vargas Brand, jefe oficina asesoría jurídica:__________________________

(1) Consejería Presidencial para los derechos humanos (2001). Promoción de los derechos sexuales y reproductivos. Módulo pedagógico para formadores Nº 3, La violencia sexual: un asunto de derechos humanos. Ed. Gente Nueva.

(2) Modelo de atención integral en salud para casos de violencia sexual. Documento en construcción. (2010). Ministerio de la Protección Social.

(3) Plan Nacional de Construcción de Paz y Convivencia Familiar 2005-2015.

(4) Ministerio de la Protección Social. Política nacional de salud sexual y reproductiva.

(5) Descentralización de la política pública de lucha contra la trata de personas: un enfoque territorial.

(6) Artículo 3º, Ley 1146 de 2007, Por medio de la cual se expiden normas para la prevención de la violencia sexual y atención integral de los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente.

(7) Citado por E. Echeburúa y P. de Corral en “Emotional consequences in victims of sexual abuse in childhood”.

(8) Plan de acción nacional para la prevención y erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas o adolescentes menores de 18 años 2006-2011.

(9) Plan de acción nacional para la prevención y erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes menores de 18 años (ESCNIÑOS, NIÑAS O ADOLESCENTES) 2006.

(10) Niños, niñas y adolescentes víctimas de trata de personas y explotación sexual/laboral. Manual de procedimiento penal y protección integral 2007. www.tratadepersonas.gov.co

(11) Ibídem.

(12) Sentencia 32595 de 2009.

(13) La entrevista forense se desarrolla con base en el Protocolo Satac Icitap. Los profesionales del equipo técnico interdisciplinario que desarrollen la entrevista forense deben estar capacitados y certificados en el uso debido de estos protocolos.

(14) Para conocer lo referente a la modalidad específica, por favor ver el lineamiento correspondiente.

(Nota: Derogada por la Resolución 8376 de 2018 artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)