Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 6023 DE 2010 

(Diciembre 30)

“Por la cual se aprueba el lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados”.

(Nota: Véase Resolución 1514 de 2016 artículo 6° y artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar )

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de las facultades legales y estatutarias establecidas en el artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso 2º del artículo 2º del Decreto 117 de 2010 y la Ley 1098 de 2006 —Código de la Infancia y la Adolescencia—, y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 12 del Decreto 2388 de 1979, reglamentario de la Ley 7ª de 1979, las actividades que realicen las entidades del sistema nacional de bienestar familiar con el fin de prestar el servicio público de bienestar familiar “deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos dictados por el ICBF”.

Que el artículo 44 Constitucional establece como derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, el nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión; dispone su protección contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos, y les garantiza también el goce de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia.

Que la Ley 1098 de 2006, “por la cual se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia”, determinó que su objeto es “establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes y para garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento” y su finalidad, “garantizar a los niños, a las niñas y a los adolescentes su pleno y armonioso desarrollo para que crezcan en el seno de la familia y de la comunidad, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”.

Que el parágrafo del artículo 11 de la Ley 1098 de 2006 estableció que el ICBF “como ente coordinador del sistema nacional de bienestar familiar, mantendrá todas las funciones que hoy tiene (L. 75/68 y L. 7ª/79) y definirá los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir para garantizar derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, y para asegurar su restablecimiento (...)”.

Que el artículo 60 de la Ley 1098 de 2006 dispuso que “cuando un niño, una niña o un adolescente sea víctima de cualquier acto que vulnere sus derechos de protección, de su integridad personal, o sea víctima de un delito, (...) deberán vincularse a un programa de atención especializada que asegure el restablecimiento de sus derechos”.

Que el Decreto 117 de 2010 establece que una de las funciones de la dirección de protección del ICSF (sic) es “Definir los lineamientos generales en materia de protección que deben ser tenidos en cuenta en todos los procesos relacionados con el reconocimiento de derechos a los niños, niñas y adolescentes”; y que una de las funciones de la subdirección de restablecimiento de derechos es “Definir los lineamientos específicos para el proceso administrativo de restablecimiento de derechos que deben ser tenidos en cuenta en todos los centros zonales, regionales y sede de la dirección general”.

Que en mérito de lo expuesto:

RESUELVE:

ART. 1º—Aprobar el lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados.

ART. 2º—El lineamiento aprobado por el artículo 1º de la presente resolución, es de obligatorio cumplimiento para las áreas, servidores públicos y entidades que prestan el servicio público de bienestar familiar.

ART. 3º—Los directores regionales, coordinadores de protección, coordinadores de asistencia técnica y demás servidores públicos capacitados en los centros zonales, deberán adoptar las medidas a que haya lugar para el cumplimiento y difusión de esta resolución.

ART. 4º—El lineamiento aprobado hace parte integral del presente acto administrativo en treinta (30) folios.

ART. 5º—Vigencia y derogatorias. La presente resolución rige a partir de su publicación y deroga todas aquellas que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 30 de diciembre de 2010.

(Nota: Véase Resolución 1514 de 2016 artículo 6° y artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar )

Lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

Aprobado mediante Resolución 6023 del 30 de diciembre de 2010

Bogotá D.C., noviembre de 2010

Nota: El presente lineamiento corresponde a uno de los programas especializados de atención a niños, niñas y adolescentes con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados, pertenecientes a la población en situación de vida en calle.

Para garantizar el servicio a esta población, se definieron cinco (5) modalidades:

a) Intervención de apoyo.

b) Externado.

c) Seminternado.

d) Acogida y desarrollo.

e) Internado de atención especializada.

A cada modalidad le corresponde el estricto cumplimiento de los siguientes lineamientos:

a) Ruta de actuaciones.

b) Modelo de atención.

Todos los niños, niñas y adolescentes con sus derechos inobservados, amenazados o vulnerados pueden ingresar a las siguientes modalidades, por espacio de máximo ocho (8) días hábiles, mientras el defensor de familia o la autoridad competente dictan la medida a que hubiere lugar.

a) Hogar de paso.

b) Centro de emergencia.

La organización de las modalidades de atención se realiza sin perjuicio de que al niño, niña o adolescente con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados pueda ser ubicado en otra modalidad diferente, de acuerdo a la determinación tomada por el defensor de familia o la autoridad competente, en conjunto con su equipo técnico interdisciplinario.

Lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

Contenido

1. Introducción

2. Sistema de atención

2.1. Objetivo del sistema de atención

2.2. Población titular de atención

2.3. Actores del programa, servicio, modalidad

2.4. Formas de articulación

2.5. Ruta de atención

3. Servicio esperado

3.1. Centro de emergencia

3.2. Intervención de apoyo

3.3. Acogida y desarrollo

3.4. Recursos

Bibliografía

Lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

1. Introducción.

La Constitución Política de Colombia de 1991 reconoce en sus diferentes apartes la prevalencia del interés superior del niño, en sus disposiciones se otorga a niños, niñas y adolescentes un tratamiento especial de obligatorio acatamiento, buscando con ello un tratamiento digno y protector para la infancia, y que de manera puntual se materializa con la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, mediante la Ley 12 de 1991(1).

La convención se presenta como la oportunidad de avanzar hacia la perspectiva de los derechos de la niñez, donde niños y niñas no sean mirados como un conjunto de necesidades por resolver, sino como sujetos legítimos de derechos, es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de derechos humanos. Tiene por motivación el hecho que las personas menores de 18 años precisan de cuidados y protección especial. Los Estados parte de la convención están obligados a estipular y llevar a cabo todas las medidas y políticas necesarias para proteger el interés superior del niño.

En mayo de 2002, en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se renuevan los compromisos suscritos en la Cumbre Mundial a favor de la infancia en 1990, plasmado en el documento “Un Mundo Justo para los Niños”(2), que da entre otros, los siguientes elementos para la elaboración de un plan de acción en el marco de la garantía de los derechos:

• En un mundo que defienda los intereses de los niños deberá tenerse presente lo que más conviene a los niños en las etapas decisivas de su vida.

• Reconocer que las decisiones y las medidas tomadas en favor de los niños afectan no solo a la forma en que se desarrollan sino también a la forma en que progresan los países, por lo cual es necesario que el desarrollo físico, social, emocional, cognoscitivo y espiritual de los niños se considere una prioridad nacional y mundial.

• La familia es la principal unidad de la sociedad y tiene la responsabilidad primordial de cuidar y proteger a los niños. Todas las instituciones de la sociedad deben respetar, proteger y ayudar a los padres y a las familias para que los niños puedan crecer y desarrollarse en un entorno estable y favorable.

• Lograr que las familias, los encargados de cuidar a los niños y los propios niños tengan acceso a toda la información y los servicios que necesiten para promover la supervivencia del niño, su desarrollo, su protección y su participación en la sociedad, y a llegar a ellos por medio de las comunicaciones y actividades de movilización para promover nuevas actitudes y cambios que fomenten la tolerancia, la igualdad y la no violencia.

Situación de vida en calle

La población focalizada por este lineamiento son los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, que en otros escenarios han sido denominados como “niños de la calle”, “niños en la calle”, “indigentes” y “desechables”; al respecto, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en su documento Modelo de atención y prevención para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle (2006), indica que la denominación que se empleará de manera oficial y concertada será: niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle.

Algunas de las características más comunes identificadas en los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle son:

a) Menores de 18 años.

b) No mantienen vínculos familiares o sus contactos son esporádicos.

c) Son trashumantes, vagan de un lugar a otro, dentro de la misma ciudad o de una ciudad a otra.

d) Viven en la calle, es decir no tienen lugar de residencia con su familia biológica, en algunos casos, viviendo de manera temporal pero en la misma zona en coladeras, lotes baldíos, puentes, casas abandonadas, parques, puestos ambulantes, entre otros(3).

e) Permanece en compañía de otros niños o adultos en situación de vida en calle (parche - galladas).

f) Presentan consumo de sustancias psicoactivas tales como alcohol, bazuco, marihuana, inhalantes (bóxer - sacol).

g) Presentan cuadros de desnutrición crónica y en algunos casos severa.

h) Tienen habilidades y recursos de interacción que les permiten garantizar su subsistencia diaria.

i) Manejo de autonomía y libertad desarrollada de manera temprana a su edad.

j) Presenta actitudes agresivas y apáticas.

k) No están vinculados al sistema educativo.

Si bien no existen criterios específicos sobre el tiempo que determina que una persona sea considerada como en situación de vida en calle, según el censo realizado por la Alcaldía de Bogotá, se determina ciudadano habitante de calle a aquella persona que pernocte 30 días en la calle.

Por la condición de permanencia y vida en calle estos niños, niñas y adolescentes se encuentran expuestos a riesgos tales como violencia física (desnutrición, golpes, porte de armas, limpieza social) y verbal (insultos, términos peyorativos), explotación (utilización para robos, prostitución, tráfico y venta de estupefacientes), consumo de sustancias psicoactivas (drogadicción y alcoholismo), enfermedades de transmisión sexual y embarazos adolescentes.

Los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle hacen de la calle su espacio socializador, de interacción social y sobrevivencia con él y con otros que conviven, sin embargo, no hacen parte de familia (sic), de su comunidad y de ciudadanía en sí. La calle no ha sustituido en términos funcionales sino afectivos, a los espacios tradicionales para la formación de un niño, niña o adolescente donde las figuras de autoridad se han constituido como maltratantes, carentes de afecto, poco protectoras, agresivas y con débiles lazos afectivos que propician de forma directa su salida a la calle, convirtiéndose en una opción de vida donde adquieren pertenencia a algo, como lo expresa el autor Marc Auge “no lugares, un espacio de circulación, de paso y no de encuentro, ni donde se inscriben relaciones sociales duraderas”(4).

A diferencia de otros niños, niñas y adolescentes que trabajan en las calles, uno en situación de vida en calle ha hecho de este espacio su principal fuente de desarrollo económico, social y personal. De hecho para estos niños, niñas y adolescentes el espacio público se ha convertido en su espacio privado, desarrollando las actividades cotidianas que deberían desarrollar en su hogar: comen, se asean, duermen y pasan su tiempo libre.

Por otra parte, Perlman expone que la población que no se beneficia del sistema está al “margen” pero tiene incidencia en él porque desde la condición más humilde subsiste y hace parte, por lo que esta marginalidad se presenta en diferentes ámbitos: i) la marginalidad residencial es aquella producida por habitar en lugares ilegales caracterizados por el deterioro o ausencia de equipamientos urbanos, viviendas de autoconstrucción y el aislamiento físico al resto de la sociedad; ii) la marginalidad económica se refiere a los desempleados, subempleados, empleados informales o en general, a los desenganchados del mercado laboral, aquellos cuyo ingreso no les permite acceder a niveles altos de consumo(5).

De esta forma, siguiendo las ideas de Auge y Pelman (sic), se encuentra que estos niños, niñas y adolescentes realizan las actividades desfavorables para su desarrollo físico, cognitivo y socioemocional, y que de alguna forma los califica como población excluida y marginal, lo que en términos de protección implica la construcción de una atención diferencial y especializada.

Cuando se habla de niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle el concepto de familia debe ser mirado más allá de su familia de biológica, en tanto el niño en una etapa precedente vivió con su padres o acudientes, pero estos no representan partes de sus afectos, por el contrario la familia de referencia, en muchos casos es el parche o gallada y reflejan para él la idea de cuidado y protección.

Los impactos que tiene la situación de vida en calle sobre los niños, niñas y adolescentes están asociados a afectaciones físicas tales como enfermedades venéreas, daños gastrointestinales permanentes, enfermedades cutáneas, afectaciones al ciclo vital, ya que por desarrollar actividades en la búsqueda del sustento, dejan de lado los espacios como el juego, la escuela, el descanso y el manejo del tiempo libre, afectaciones a su identidad, al no tener documento de identificación y pérdida del nombre, afectación en habilidades, puesto que pierden la capacidad de interlocución con pares distintos a su parche y los otros externos son considerados como amenaza para su sobrevivencia y no tienen proyecto de vida.

El fenómeno de los niños, niñas o adolescentes en situación de vida en calle debe ser comprendido desde una mirada compleja y sistémica, ya que son diversos los factores sociales, familiares e individuales que propician dicha situación y el planteamiento de soluciones sostenibles es limitado(6).

Por tanto, las acciones de atención deben concentrar la construcción de consensos que conlleven a que exista una política pública que oriente la protección estatal y privada a los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle y que garantice la materialización de una sociedad inclusiva.

Todo ello implica un reto para el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, en la comprensión de los nuevos conceptos de familia, los lugares de desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, los imaginarios sobre la ciudad y las nuevas formas de vida en calle producto de la condición de desplazamiento forzado.

2. Sistema de atención.

El sistema de atención dirigido a niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, se comprende como especializado por cuanto las condiciones y características que brinda la ciudad implica todo un reto de intervención e inclusión como ciudadano.

La especialidad de la atención, debe concentrarse en el posicionamiento del niño, niña y adolescente, no solo como sujeto de derechos sino también como un ciudadano que accede de manera equitativa a los servicios sociales, espacios y realidades que ofrece la ciudad, garantizando que supere sus condiciones de exclusión y marginalidad.

2.1. Objetivos del sistema de atención.

Objetivo

Garantizar el restablecimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, en un ambiente afectivo y protector que contribuya a la obtención de herramientas para su desarrollo personal, construcción de redes generativas, acceso a servicios y oportunidades para definir un proyecto de vida alternativo que le permita reconocerse como sujeto y titular de derechos y deberes y como fin último lograr la inclusión social.

2.2. Población titular de atención.

a) Niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, que están fuera del sistema educativo, con uso o no de sustancias psicoactivas y sin lugar de residencia permanente.

b) Familias de los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, que se encuentren en disposición de recibir la atención, ser partícipes del proceso de su atención y que el equipo técnico interdisciplinario conceptúe como un referente protector.

2.3. Actores del programa, servicio o modalidad.

a) Funcionarios de ICBF. Verificar que se realice la implementación de las modalidades a la luz de los lineamientos establecidos para garantizar el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle.

b) Sistema nacional de bienestar familiar. Brinda orientaciones específicas a cada una de las instituciones que hace parte del sistema, para que se brinde acceso a servicios sociales y se garantice la permanencia en los mismos.

c) Defensorías de familia, comisarías de familia o inspecciones de Policía. Garantizar la definición de las medidas y el proceso administrativo de restablecimiento de derechos en los tiempos establecidos.

d) Policía de Infancia y Adolescencia. Identificar a los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, y remitirlos a la comisaría de familia, inspección de Policía, centros zonales del ICBF, brindando en todo momento un trato digno y respetuoso.

e) Familias de los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle. Son corresponsables en la garantía del ejercicio de sus derechos, y tendrán la obligación de promover la igualdad de derechos, el afecto, la solidaridad y el respeto recíproco entre todos sus integrantes(7).

f) Operadores de modalidades. Son los encargados de la prestación del servicio y los directos encargados de realizar acciones que propendan por la garantía de restablecimiento de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

g) Sociedad. Tiene como responsabilidad avanzar en el reconocimiento y respeto por los derechos y la restitución de los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle y brindar opciones de inclusión para los mismos, desde la dignidad y equidad.

2.4. Formas de articulación.

a) Se establece de manera interinstitucional por medio del sistema nacional de bienestar familiar para la prestación de los servicios que se requieren para la atención de los niños, niñas y adolescentes en salud, educación, formación, recreación y cultura, entre otros.

b) En el proceso administrativo de restablecimiento de derechos los servicios se prestan mediante la contratación con operadores con especialidad en la atención de niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, los cuales deben contar con la experiencia para la intervención y desarrollo de los procesos.

2.5. Ruta de atención.

3. Servicio esperado.

Para la atención de los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle existen tres modalidades de atención: intervención de apoyo, centro de emergencia, acogida y desarrollo.

3.1. Centro de Emergencia para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle

Centro de emergencia situación de vida en calle
Fase I:identificación, diagnóstico y acogida
Verificar el estado de cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes y asegurarse de su ubicación en un centro de emergencia.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Tiempo: 2 días (día 1 al día 2)
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Valorar el índice de severidad de consumo de sustancias psicoactivas - SPA por medio de un protocolo de detección. En caso de ser necesario la verificación del tipo sustancia de consumo, realizar una prueba de toxicología (ver protocolo de valoración y detección de consumo de SPA en lineamiento de atención especializada en consumidores de SPA).
b) Coordinar con la red de servicios para la valoración del estado de salud mental del niño, niña, adolescente y su familia y gestionar la atención urgente en caso de requerirse.
c) Brindar atención terapéutica de emergencia y de contención psicoafectiva.
d) Garantizar el suministro de una alimentación que cubra el 100% de las necesidades nutricionales, por medio de la minuta patrón anexa.
e) Llevar a cabo valoración nutricional.
f) Verificar si se encuentra en estado de gestación.
g) Verificación de salud, en referencia a enfermedades de transmisión sexual.
h) Garantizar un espacio de permanencia salubre y que refleje la característica de acogida que se espera en esta fase.
Desarrollo
a) Analizar las características diferenciales de la identidad del niño, niña o adolescente (etnia, región, género) para determinar su proceso de atención y las particularidades que se requerirían en el mismo.
b) Identificar los hábitos del día a día en seguimiento de su cotidianidad en el centro de emergencia.
c) Brindar espacios lúdicos, deportivos y artísticos.
d) Realizar la evaluación pedagógica y educativa que permita la validación del nivel de escolaridad e identificar las habilidades y aprendizajes que tiene el niño, niña o adolescente.
Ciudadanía
a) Identificar si el niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
b) Informar al niño, niña o adolescente sobre su proceso y sobre la manera en que va a consistir la atención.
Protección
a) Identificar si cuenta con familia o red vincular que puedan ser notificados de la ubicación en el centro de emergencia.
b) Indagar si su familia se encuentra en la zona de referencia o se ha trasladado de la misma.
c) Identificar si fue víctima de violencia sexual.
d) Indagar en el niño, niña o adolescente sobre la situación real que lo llevó a la situación de vida en calle, aclarar el tiempo real de esta vivencia, edad en la cual salió de su hogar, inicio del consumo de sustancias SPA (si aplica), si su familia consumía drogas (si aplica), incluyendo actividad económica de los padres o grupo de referencia.
e) Identificar si existen otros hermanos en la misma situación de vida en calle, en caso de presentarse de manera simultánea varios hermanos, estos deberán permanecer juntos a lo largo de la atención, exceptuando si existen situaciones graves que lo imposibiliten.
f) No podrá realizarse remisión a otros centros de emergencia, sin la autorización del defensor de familia.
Sistemas de verificación
Indicadores
Boleta de ingreso al centro de emergencia.
Formato de verificación del perfil del niño, niña y adolescente en situación de vida en calle.
Registro de entrega de objetos personales con los cuales ingresa el niño, niña o adolescente.
Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.
Notas de atención: si se identifica que el niño, niña o adolescente tiene consumo de sustancias psicoactivas en nivel de abuso o dependencia, el defensor de familia realizará remisión a atención especializada en consumo de sustancias psicoactivas (ver lineamiento de atención especializada a consumidores de sustancias psicoactivas).

Centro de emergencia situación de vida en calle
Fase II: intervención y proyección
En esta fase se desarrollan acciones encaminadas a la satisfacción de sus necesidades básicas y al restablecimiento de derechos con miras a la inclusión social.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Tiempo: 6 días (día 2 al día 8)
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Continuar con el seguimiento al niño, niña y adolescente en el manejo de sustancias psicoactivas - SPA e iniciar la formulación del plan de tratamiento dependiendo del tiempo de consumo.
b) Garantizar el suministro de una alimentación que cubra el 100% de las necesidades nutricionales, por medio de la minuta patrón.
c) Se realizará entrega de una dotación a cada niño, niña o adolescente, la cual contemplará elementos de aseo, vestuario, y material educativo (ver anexo).
Desarrollo
a) Realizar acciones de ocupación del tiempo libre (actividades lúdicas, recreativas, culturales, artísticas).
b) Formación de hábitos (aseo personal, alimentación, presentación personal).
Ciudadanía
a) Realizar cotejo de identidad con medicina legal en los casos en los cuales exista duda sobre la edad.
b) Realizar de manera urgente la gestión de acceso a documento de identidad, en caso de no tenerlo o que este no sea acorde a la edad.
Protección
a) Proporcionar por parte del operador las acciones de sustitución de la vida familiar, cuando tenga a cargo niños, niñas y adolescentes.
b) Identificar las redes cercanas a cada familia y crear lazos que permitan fortalecer el proceso del niño, niña y adolescente.
c) Crear estrategias de intervención familiar que permitan determinar el nivel de cercanía y responsabilidad de la misma con referencia al niño, niña o adolescente.
d) Crear estrategias de contención para evitar la evasión o deserción, en caso de que se presente dicha situación no puede ser causal de rechazo para que de forma posterior se niegue el ingreso del niño, niña o adolescente.
e) Construir entre el defensor de familia, el equipo técnico interdisciplinario y la familia, acuerdos para superar la problemática.
f) Orientar a la familia para que se organice en función del bienestar de todos sus miembros y que se haga responsable del proceso de protección y cuidado del niño, cuando no exista causal de riesgo en el reintegro.
g) Permitir a la familia visualizarse, recapitular su historia, reconocerla y transformarla paulatinamente.
h) Orientar la intervención hacia la reparación de vínculos familiares y sociales significativos.
Sistemas de verificación
Indicadores
Copia del documento de identificación.
Registro de valoraciones realizadas por medicina legal.
Sistema de registro de entrega de dotación de aseo personal, vestuario y material educativo.
Cronograma de actividades con listados de asistencia.
Número de niños con documento de identificación / número de niños con boleta de ingreso.
Número de niños que participaron en actividad programada / número de niños con boleta de ingreso.

Centro de emergencia
Fase III: preparación para el egreso
Determinar si el niño, niña o adolescente es reubicado con su familia (con o sin intervención de apoyo) o será remitido a la modalidad de acogida y desarrollo.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Tiempo: dos días (día 9 al día 10)
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Realizar orientación y remisión a las familias para la continuación de la afiliación y la garantía del acceso al servicio de salud (médica, nutricional, odontológica).
b) Continuar el acompañamiento en las actividades básicas cotidianas para su nuevo contexto en el egreso, en el caso de reintegro familiar.
c) Fortalecer en el niño, niña o adolescente la importancia de la estadía nocturna en el medio familiar y su manejo en el egreso.
Desarrollo
a) Ofrecer alternativas en jornadas alternas.
b) Desarrollar acciones de motivación para el ingreso al sistema escolar.
c) Gestionar con el sector educativo para promover y remitir a la familia para que se realice la vinculación de los niños, niñas y adolescentes al servicio.
Ciudadanía
a) El niño, niña y adolescente cuenta con documento de identidad.
b) El niño, niña y adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibirá capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Promover la autogestión en el niño, niña y adolescente, el cual debe estar en la capacidad de ubicar servicios institucionales, información y orientación para vincularse y mantenerse en la red social.
b) Generar en el niño, niña y adolescente la solidaridad con el otro respetando espacios, manteniendo una sana convivencia, proyectándola a su futuro entorno.
c) Detectar junto con las familias las situaciones que los hacen vulnerables.
d) Realizar convenios terapéuticos (acuerdos) con las redes familiares para visualizar los alcances de la intervención y tomar medidas y decisiones conjuntamente con la familia.
e) Desarrollar con el niño, niña o adolescente los horarios y rutinas diarias que desempeñará en el entorno.
Sistemas de verificación
Indicadores
Registro de intervención de los profesionales
Registro de acuerdo de intensiones de la familia para los casos de reintegro.
Registros de intervención realizadas / intervenciones proyectadas.
Número de niños aptos para reintegro / número de niños con boleta de ingreso.
Nota de intervención: para determinar el reintegro familiar se debe incluir la valoración sobre consumo de sustancias psicoactivas, en caso de ser abusador o dependiente, no se dará medida de reintegro familiar.

Centro de emergencia
Fase IV: seguimiento posterior al egreso
Se verificará la sostenibilidad del proceso, la evolución de la dinámica familiar y la continuidad en las rutinas cotidianas de protección y cuidado del niño, niña o adolescente.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Tiempo: seis meses
Elementos de seguimiento
Todas la áreas de derecho
Casos de reintegro familiar
a) Permanencia en los servicios en los cuales fueron incluidos.
b) Seguimiento telefónico a los 15 días del egreso.
c) Seguimiento presencial a segundo mes de egreso (familia y niño).
d) Visita domiciliaria al cuarto mes de egreso.
e) Encuentro de familias egresadas al sexto mes de egreso.
Casos de ubicación en medio institucional
a) Informe del primer trimestre posterior al egreso, emitido por el operador que recepciona el niño, niña o adolescente.
Sistemas de verificación
Indicadores
Registro del seguimiento mediante acta con firma de la familia y del niño.
Registro de visitas domiciliarias de seguimiento al cuarto mes.
Registro del encuentro de familias egresadas, incluyendo equipo reflexivo de los resultados.
Número actas de seguimiento de familias y niños egresados / número de familias egresadas.
Número de visitas domiciliarias realizadas / número de visitas domiciliarias programadas.
Número de niños egresados que se reintegraron a actividades laborales / número de niños egresados.

3.2. Intervención de apoyo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle.

Intervención de apoyo paraniños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase I: identificación, diagnóstico y acogida
a) Indagar en el contacto con el niño, niña o adolescente a qué actividades se dedica y qué tipo de sustancias psicoactivas consume para ir perfilando el tipo de intervención que requiere.
b) Determinar el contacto por medio de la búsqueda activa permanente actualizando las zonas geográficas para ubicar a los niños, niñas y adolescentes.
c) Mantener la individualidad de cada niño, niña, adolescente para evitar intervenciones generales y que no ahonden en cada problemática.
d) Contactar a la familia para iniciar el proceso como factor de apoyo para el enganche del niño, niña y adolescente.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Valorar el índice de severidad de adicción a sustancias psicoactivas - SPA y definición de un plan de tratamiento.
b) Coordinar con la red de servicios para la valoración del estado de salud mental del niño, niña, adolescente y su familia
c) Articular acciones y redes de apoyo para la garantía y restitución de los derechos de la niñez.
d) Prevenir situaciones de mayor vulneración, negligencia, descuido y abandono.
e) Desarrollar un plan de atención individual y familiar con cada niño, niña y adolescente de acuerdo con la situación de riesgo de vulneración de derechos encontrada.
f) Definir un programa estructurado de promoción de la salud y prevención de la enfermedad.
g) Organizar programas de estilos de vida saludable (actividad física, prevención del tabaquismo, consumo de drogas), salud visual, aplicación de vacunas de acuerdo con la edad y zona geográfica.
h) Orientar frente a la salud sexual y reproductiva: derechos sexuales y reproductivos, sexualidad responsable, prevención del embarazo adolescente, prevención y control de infecciones de transmisión sexual y SIDA.
Desarrollo
a) Proporcionar a los niños, niñas y adolescentes espacios que le permitan la apertura como un nuevo individuo en proceso de crecimiento personal, social y comunitario.
b) Analizar elementos de su cultura teniendo en cuenta la diversidad de grupos étnicos (negro, indígena, raizal, etc.) que pueden ser sujeto de atención.
c) Cambiar paulatinamente los hábitos del día a día por medio de espacios lúdicos, deportivos y artísticos como medio para el desarrollo de la creatividad, la expresión y la sensibilidad de su vivencia.
d) Realizar la evaluación pedagógica que no descalifique los conocimientos del niño, niña y adolescente adaptado a su edad y problemática.
e) Garantizar los convenios y procesos de gestión con el sector educativo: para la consecución, el acceso y la permanencia de los niños, niñas y adolescentes en los servicios del sistema educativo.
f) Prever los calendarios de las ofertas educativas locales, la fecha de ingreso del niño, niña y adolescente al programa y la posibilidad de vinculación a esas ofertas.
g) Ofrecer alternativas en jornadas alternas para la utilización del tiempo libre.
Ciudadanía
a) Identificar si el niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
Protección
a) Restablecer el vínculo familiar o de la red vincular por medio de la construcción gradual de un plan o proyecto para abandonar definitivamente las condiciones de vida ligadas a la situación de calle.
b) Fortalecer la autocrítica, porque desde la experiencia se crean cambios en los niños, niñas y adolescentes.
c) Indagar al niño, niña o adolescente frente a la situación real que lo llevó a la situación de vida en calle, aclarar el tiempo real de esta vivencia, edad en la cual salió de su hogar, inicio del consumo (si aplica), si su familia consumía drogas (si aplica), incluyendo actividad económica de los padres o grupo de referencia.
d) Indagar si su familia se encuentra en la zona de referencia o se ha trasladado de la misma.
e) Intervenir, por el área de psicología, con el fin de generar alternativas de solución de las problemáticas o necesidades identificadas en la valoración.
f) Intervenir y acompañar de forma permanente a la familia, fortaleciendo los vínculos afectivos, generando espacios de encuentro.
g) Implementar talleres para que los niños, niñas o adolescentes puedan prevenir y detectar el maltrato y/o abuso sexual.
h) Desarrollar acciones y estrategias dirigidas a prevenir, detectar y manejar la ocurrencia de cualquier tipo de abuso o maltrato contra los niños, niñas o adolescentes vinculados al programa.
i) Desarrollar acciones y estrategias formativas dirigidas a la promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, promoción de la convivencia, prevención de la violencia, promoción de los derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo en adolescente, del uso y abuso de sustancias psicoactivas, prevención del reclutamiento por grupos armados o grupos delictivos.
j) Brindar intervención psicosocial especializada de acuerdo con la situación particular de cada niño, niña, adolescente incluido su grupo familiar, para superar situaciones de amenaza o vulneración de derechos.
k) Intervenir a la familia con el propósito de despejar y ampliar las opciones para que los participantes hagan elecciones responsables en pleno uso de su autonomía.
l) Intervenir a la familia teniendo en cuenta los análisis de las causalidades internas y externas que afectan a la familia.
m) Empoderar a la familia y generar procesos de corresponsabilidad la garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes.
n) Generar nuevos saberes respecto a los derechos de los niños, niñas y adolescentes.
Sistemas de verificación
Indicadores
Copia del documento de identificación.
Registro de valoraciones realizadas por medicina legal.
Sistema de registro de entrega de dotación de aseo personal, vestuario y material educativo.
Cronograma de actividades con listados de asistencia.
Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso /
Número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Intervención de apoyo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase II: intervención y proyección
En esta fase se desarrollan acciones encaminadas a la satisfacción de sus necesidades básicas y al restablecimiento de derechos con miras a la inclusión social.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Continuar con el seguimiento al niño, niña y adolescente en el manejo de sustancias psicoactivas - SPA y definición de un plan de tratamiento dependiendo del tiempo de consumo.
Desarrollo
a) Evaluar las capacidades, aptitudes y actitudes para la ubicación de talleres ocupacionales.
b) Promover el ser, saber, saber hacer por competencias para la formación calificada en un oficio (técnico, etc.).
c) Persistir en el alcance de los objetivos académicos de acuerdo a las capacidades del niño, niña o adolescente.
d) Realizar acciones sustitutivas del cuidado familiar y de convivencia y ocupación del tiempo libre, como: formación de hábitos, actividades lúdicas, recreativas, culturales, artísticas, pedagógicas, deportivas y todas aquellas que permitan el desarrollo integral del niño, niña y adolescente.
e) Promover la formación certificada en oficios o carreras técnicas tecnológicas, en directa coordinación con el SENA.
Ciudadanía
a) El niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
b) El niño, niña o adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño, niña o adolescente es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibir capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Desarrollar en el niño, niña y adolescente la autonomía para la toma de decisiones que le permitan enfrentar las condiciones del contexto.
b) Orientar las acciones para la reconstrucción de vínculos afectivos y al fortalecimiento de la red de apoyo familiar.
c) Proporcionar por parte del operador las acciones de sustitución de la vida familiar, cuando tenga a cargo niños, niñas y adolescentes.
d) Identificar las redes cercanas a cada familia y crear lazos con miras al egreso del niño, niña o adolescente.
e) Dinamizar la intervención familiar con acciones programadas para que se visualice un avance en el proceso de los niños, niñas y adolescentes, disminuyendo las medidas de adoptabilidad.
f) Intervenir a la familia o red vincular de forma vivencial brindando las herramientas para interactuar con el niño, niña y adolescente con miras a su egreso.
g) Generar en la familia o red vincular el grado de responsabilidad frente a una medida de protección.
h) Desarrollar en el niño, niña y adolescente la autonomía para la toma de decisiones que le permitan enfrentar las condiciones del contexto.
i) Orientar las acciones para la reconstrucción de vínculos afectivos y al fortalecimiento de la red de apoyo familiar.
j) Proporcionar por parte del operador las acciones de sustitución de la vida familiar, cuando tenga a cargo niños, niñas y adolescentes.
k) Facilitar la reorganización de la familia detectando los mecanismos que los hacen vulnerables como personas y como organización humana.
Sistemas de verificación
Indicadores
Boleta de ingreso al centro de emergencia.
Formato de verificación del perfil de niño, niña y adolescente en situación de vida en calle.
Registro de entrega de objetos personales con los cuales ingresa el niño o niña.
Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Intervención de apoyo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase III: preparación para el egreso
Determinar si el niño, niña o adolescente es reubicado con su familia (con o sin intervención de apoyo) o será remitido a la modalidad de acogida y desarrollo.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Tiempo: dos días (día 9 al día 10)
Elementos de seguimiento
Existencia
a) Movilizar a las familias para la continuación de la afiliación y la garantía del acceso al servicio de salud (médica, nutricional, odontológica).
b) Continuar el acompañamiento en las actividades básicas cotidianas para su nuevo contexto en el egreso.
c) Fortalecer en el niño, niña o adolescente la importancia de la estadía nocturna en el medio familiar y su manejo en el egreso.
Desarrollo
a) Realizar acciones sustitutivas del cuidado familiar y de convivencia y ocupación del tiempo libre, como: formación de hábitos, actividades lúdicas, recreativas, culturales, artística, pedagógica, deportiva, y todas aquellas que permitan.
b) Incidir en una mayor permanencia de los niños, niñas y adolescentes en diferentes actividades extraescolares que los alejen del entorno laboral y los mantengan en el desarrollo de actividades creativas y lúdicas que contribuyan a su pleno desarrollo personal y social, ofrezcan alternativas para el manejo del tiempo extraescolar de los niños, niñas y adolescentes por medio de las actividades lúdicas y creativas.
c) Definir los perfiles ocupacionales para la vinculación laboral y pasantías según la edad establecida.
d) Fortalecer los convenios con instituciones, ejemplo SENA, deben ser vitales para la formación y capacitación prelaboral (sic).
Ciudadanía
a) El niño, niña o adolescente cuenta con documento de identificación.
b) El niño, niña o adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño, niña o adolescente es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibirá capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Mantener una activa y permanente vinculación con el niño, niña o adolescente, por medio de la potenciación de aspectos protectores y resolución asertiva de conflictos.
b) Continuar con las acciones o estrategias de intervención con la familia, con el fin de detectar los avances y los cambios progresivos de las condiciones familiares.
c) Realizar convenios terapéuticos (acuerdos) con las redes familiares para visualizar los alcances de la intervención y tomar medidas y decisiones conjuntamente con la familia.
d) Desarrollar con el niño, niña o adolescente los horarios y rutinas diarias que desempeñará en el entorno.
e) Realizar encuentros familiares por medio de salidas que permitan evaluar su desenvolvimiento.
f) Promover la autogestión en el niño, niña y adolescente el cual debe estar en la capacidad de gestión de servicios institucionales, información y orientación para vincularse y mantenerse en la red social.
g) Generar en el niño, niña y adolescente la solidaridad con el otro respetando espacios, manteniendo una sana convivencia, proyectándola a su futuro entorno.
h) Convocar a todos los miembros de modo abierto y flexible para determinar las acciones y plantear los cambios necesarios.
i) Conocer las pautas de relación de la familia con la red de instituciones y social donde convive.
Sistemas de verificación
Indicadores
a) Copia del documento de identificación
b) Registro de valoraciones realizadas por medicina legal.
c) Sistema de registro de entrega de dotación de aseo personal, vestuario y material educativo.
d) Cronograma de actividades con listados de asistencia.
e) Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Intervención de apoyo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase IV: seguimiento posterior al egreso
Se verificará la sostenibilidad del proceso, la evolución de la dinámica familiar y la continuidad en las rutinas cotidianas de protección y cuidado del niño(a).
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Elementos de seguimiento
Todas la áreas de derecho
A todos los niños, niñas y adolescentes, se les adelantan acciones de seguimiento a su proceso durante los seis (6) meses siguientes a su egreso, el cual debe estar registrado en las historias de atención, cumpliendo con la totalidad de los criterios de archivo y manejo, realizando los ajustes pertinentes para el logro de los objetivos propuestos.
Las actividades que se desarrollan en esta fase son:
Sistemas de verificación
Indicadores
a) Verificar por medio de visita domiciliaria al ámbito laboral, familiar y social del niño, niña y adolescente.
b) Desarrollar encuentros de egresados que le permita al operador la retroalimentación de sus procesos.
c) Seguimiento post-egreso para verificar las condiciones de integración familiar y social, los avances y dificultades en el proceso. Este seguimiento debe realizarse entre los 3 a 6 meses del egreso del niño, niña o adolescente del servicio.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

 

3.3. Acogida y desarrollo.

Acogida y desarrollo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase I: identificación, diagnóstico y acogida
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
a) Elementos de conocimiento al indagar en el contacto con el niño, niña o adolescente a que actividades se dedica y qué tipo de sustancias psicoactivas consume para ir perfilando el tipo de intervención que requiere.
b) Determinar el contacto por medio de la búsqueda activa permanente, actualizando las zonas geográficas para ubicar a los niños, niñas y adolescentes.
c) Mantener la individualidad de cada niño, niña o adolescente para evitar intervenciones generales y que no ahonden en cada problemática.
d) Contactar a la familia para iniciar el proceso como factor de apoyo para el enganche del niño, niña y adolescente.
e) Determinar un plan de contención para disminuir la ansiedad y evasiones de los niños, niñas y adolescentes.
Existencia
a) Valorar el índice de severidad de adicción a sustancias psicoactivas - SPA y definición de un plan de tratamiento.
b) Coordinar con la red de servicios para la valoración del estado de salud mental del niño, niña, adolescente y su familia.
c) Valorar el estado de salud del niño, niña y adolescente de forma inmediata por medio de la coordinación con diferentes entidades locales, según sea su situación.
d) Desarrollar los talleres frente a la problemática asociada de la situación de vida en calle, manejando un lenguaje práctico, evaluando de forma permanente si el niño, niña y adolescente los comprende, y los aplica en su contexto.
Desarrollo
a) Proporcionar a los niños, niñas y adolescentes espacios que le permitan la apertura como un nuevo individuo en proceso de crecimiento personal, social y comunitario.
b) Analizar elementos de su cultura teniendo en cuenta la diversidad de grupos étnicos (negro, indígena, raizal, etc.) que pueden ser sujeto de atención.
c) Cambiar paulatinamente los hábitos del día a día por medio de espacios lúdicos, deportivos y artísticos como medio para el desarrollo de la creatividad, la expresión y la sensibilidad de su vivencia.
d) Realizar la evaluación pedagógica que no descalifique los conocimientos del niño, niña y adolescente adaptado a su edad y problemática.
e) Explorar por medio de la lúdica y el juego, los saberes y prácticas de su día a día, validando los conocimientos del niño, niña y adolescente que fortalezcan su desarrollo integral.
Ciudadanía
a) El niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
b) El niño, niña o adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño, niña o adolescente es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibirá capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Construir historias de vida.
b) Restituir el vínculo familiar o red familiar por medio de la construcción gradual de un plan o proyecto para abandonar definitivamente las condiciones de vida ligadas a la situación de calle.
c) Fortalecer la autocrítica, porque desde la experiencia se crean cambios en los niños, niñas y adolescentes.
d) Indagar al niño, niña o adolescente frente a la situación real que lo llevó a la situación de vida en calle, aclarar el tiempo real de esta vivencia, edad en la cual salió de su hogar, inicio del consumo (si aplica), si su familia consumía drogas (si aplica), incluyendo actividad económica de los padres o grupo de referencia.
e) Indagar si su familia se encuentra en la zona de referencia o se ha trasladado de lugar.
f) Orientar las acciones a la reconstrucción de procesos vitales, restitución de vínculos y elaboración de duelos.
g) Propiciar el desarrollo personal, familiar y social del niño, niña o adolescente así como su estabilidad afectiva y emocional.
h) Establecer protocolos de atención frente a las diferentes situaciones como evasiones, crisis, agresividad, abstinencia de los niños, niñas y adolescentes.
i) Acompañar a la familia en el desempeño de sus funciones vitales con el niño, niña y adolescente.
j) Crear un ambiente de seguridad y confianza a la familia dando orientaciones concretas y de credibilidad por parte del equipo técnico interdisciplinario.
k) Potenciar a las familias para el desarrollo de sus funciones vitales y articulador principal del proceso.
Sistemas de verificación
Indicadores
a) Copia del documento de identidad.
b) Registro de valoraciones realizadas por medicina legal.
c) Sistema de registro de entrega de dotación de aseo personal, vestuario y material educativo.
d) Cronograma de actividades con listados de asistencia
e) Reporte de valoración por área profesional
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Acogida y desarrollo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase II: intervención y proyección
En esta fase se desarrollan acciones encaminadas a la satisfacción de sus necesidades básicas y al restablecimiento de derechos con miras a la inclusión social.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
En esta fase se desarrollan acciones encaminadas a la satisfacción de sus necesidades básicas y al restablecimiento de derechos. Igualmente, se fortalecen los procesos de preparación para la vida social y productiva independiente con miras a la inclusión social. Por lo tanto, una de las acciones preponderantes en esta fase es la construcción y consolidación del proyecto de vida productivo e incluyente de los niños, niñas y adolescentes.
Existencia
a) Continuar con el seguimiento al niño, niña y adolescente en el manejo de sustancias psicoactivas - SPA y definición de un plan de tratamiento dependiendo del tiempo de consumo.
Desarrollo
a) Evaluar las capacidades, aptitudes y actitudes para la ubicación de talleres ocupacionales.
b) Promover el ser, saber, saber hacer por competencias para la formación calificada en un oficio (técnico, etc.).
c) Persistir en el alcance de los objetivos académicos de acuerdo a las capacidades del niño, niña o adolescente.
Ciudadanía
a) El niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
b) El niño, niña o adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibirá capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Desarrollar en el niño, niña y adolescente la autonomía para la toma de decisiones que le permitan enfrentar las condiciones del contexto.
b) Orientar las acciones para la reconstrucción de vínculos afectivos y al fortalecimiento de la red de apoyo familiar.
c) Proporcionar por parte del operador las acciones de sustitución de la vida familiar, cuando tenga a cargo niños, niñas y adolescentes.
d) Identificar las redes vinculares cercanas a cada familia y crear lazos con miras al egreso del niño, niña o adolescente.
e) Dinamizar la intervención familiar con acciones programadas para que se visualice un avance en el proceso de los niños, niñas y adolescentes, disminuyendo las medidas de adoptabilidad.
f) Intervenir a la familia o red familiar de forma vivencial brindando las herramientas para interactuar con el niño, niña y adolescente con miras a su egreso.
g) Generar en la familia o red familiar el grado de responsabilidad frente a una medida de protección.
Sistemas de verificación
Indicadores
Boleta de ingreso al centro de emergencia.
Formato de verificación del perfil de niño, niña y adolescente en situación de vida en calle.
Registro de entrega de objetos personales con los cuales ingresa el niño, niña o adolescente.
Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Acogida y desarrollo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase III: preparación para el egreso
Determinar si el niño, niña o adolescente es reubicado con su familia (con o sin intervención de apoyo) o será remitido a la modalidad de acogida y desarrollo.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Elementos de seguimiento: se deben desarrollar estrategias y acciones encaminadas a la preparación de los niños, niñas y adolescentes para que continúen el desarrollo de su vida, sin la intervención de la institución. Las acciones deben estar tendientes a:
Existencia
a) Movilizar a las familias para la continuación de la afiliación y la garantía del acceso al servicio de salud (médica, nutricional, odontológica, etc.)
b) Continuar el acompañamiento en las actividades básicas cotidianas para su nuevo contexto en el egreso.
c) Fortalecer en el niño, niña, adolescente la importancia de la estadía nocturna en el medio familiar y su manejo en el egreso.
Desarrollo
a) Definir los perfiles ocupacionales para la vinculación laboral o pasantías según la edad establecida.
b) Fortalecer los convenios con instituciones, ejemplo SENA, deben ser vitales para la formación y capacitación prelaboral.
Ciudadanía
a) El niño, niña o adolescente cuenta con documento de identidad.
b) El niño, niña o adolescente cuenta con herramientas que le permiten identificarse como sujeto de derechos.
c) El niño, niña o adolescente es denominado de manera constante como ciudadano.
d) Recibirá capacitación en derechos humanos, y de manera especial en derechos sexuales y reproductivos.
Protección
a) Mantener una activa y permanente vinculación con el niño, niña o adolescente, mediante la potenciación de aspectos protectores y resolución asertiva de conflictos.
b) Continuar con las acciones o estrategias de intervención con la familia, con el fin de detectar los avances y los cambios progresivos de las condiciones familiares.
c) Realizar convenios terapéuticos (acuerdos) con las redes familiares para visualizar los alcances de la intervención y tomar medidas y decisiones conjuntamente con la familia.
d) Desarrollar con el niño, niña o adolescente los horarios y rutinas diarias que desempeñará en el entorno.
e) Realizar encuentros familiares por medio de salidas que permitan evaluar su desenvolvimiento.
Sistemas de verificación
Indicadores
a) Copia del documento de identificación.
b) Registro de valoraciones realizadas por medicina legal.
c) Sistema de registro de entrega de dotación de aseo personal, vestuario y material educativo.
d) Cronograma de actividades con listados de asistencia.
e) Reporte de valoración por área profesional.
a) Número de actividades culturales, artísticas, deportivas propuestas por el operador / número de niños, niñas y adolescentes vinculados a actividades artísticas, culturales y deportivas.
b) Número de actividades propuestas en el cronograma del operador / el número de actividades ejecutadas por el operador.

Acogida y desarrollo para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle
Fase IV: seguimiento posterior al egreso
Se verificará la sostenibilidad del proceso, la evolución de la dinámica familiar y la continuidad en las rutinas cotidianas de protección y cuidado del niño, niña o adolescente.
Responsable: equipo técnico interdisciplinario del operador
Elementos de seguimiento:
A todos los niños, niñas y adolescentes se les adelantan acciones de seguimiento a su proceso durante los seis (6) meses siguientes a su egreso, el cual debe estar registrado en las historias de atención, cumpliendo con la totalidad de los criterios de archivo y manejo, realizando los ajustes pertinentes para el logro de los objetivos propuestos.
Las actividades que se desarrollan en esta fase son:
Todas las áreas de derecho
a) Verificar por medio de visita domiciliaria al ámbito laboral, familiar y social del niño, niña y adolescente.
b) Desarrollar encuentros de egresados que le permita al operador la retroalimentación de sus procesos.
Sistemas de verificación
Indicadores
Boleta de ingreso al centro de emergencia.
Formato de verificación del perfil de niño, niña y adolescente en situación de vida en calle.
Registro de entrega de objetos personales con los cuales ingresa el niño o niña.
Reporte de valoración por área profesional.
Número de niños con boleta de ingreso / número de niños remitidos para valoración.
Número de valoraciones realizadas / número de niños con boleta de ingreso.

Otros aspectos

El niño, niña y adolescente con situación de vida en calle requiere de un acompañamiento permanente y un cuidado sustituto familiar para que logre un verdadero y efectivo proceso, compensando las necesidades afectivas.

3.4. Recursos.

Recursos propios del ICBF y los aportes de la entidad contratante, los cuales desarrollarán estrategias para cumplir con las necesidades de los niños, niñas y adolescente y el recurso humano a su cargo.

Bibliografía

Álvarez, Lidice; Durán, Ernesto; Torrado, María Cristina; Vargas, Esmeralda y Wilches, Rosa. Análisis de la política nacional frente al trabajo infantil en Colombia 1995-2002. OIT, IPEC. Bogotá: 2003.

Auge, Marc. “Sobremodernidad, del mundo de hoy al mundo de mañana”. En memoria 129. Noviembre de 1999. Consulta online http://memoria.com.mx/129/index.htm.

Constitución Política de Colombia, julio de 1991.

Ley 1098 de 2006. Código de Infancia y Adolescencia. Artículo 3º, página 10.

Ley 1098 de 2006. Código de Infancia y Adolescencia. Artículo 39 página 21.

Ley 12 de 1991, mediante la cual Colombia ratificó la Convención de los Derechos del Niño e incorporó dicho instrumento a la Constitución Política de 1991.

ICBF, Convenio “Programa de apoyo a jóvenes y niños de la calle en Colombia”. Modelos de atención y prevención, para niños, niñas y adolescentes en situación de calle 2006, página 29.

ICBF, Resolución 3917 de 2008, lineamiento técnico para la atención en el programa de acogida y desarrollo.

PNUD, http://www.pnud.org.br/pdf/Compendio-03.pdf

Sauri Suárez, Gerardo; Vidales, Moisés y Saucedo, José Luis. El concepto niño callejero, México, Educación con el Niño Callejero (EDNICA), 1991, página 12.

Un mundo justo para los niños, Naciones Unidas, mayo de 2002.

Sigue página en blanco con revisión y autorización:

______________________________________________________________________

Revisó:

Natalia España Paz, defensora de familia: __________________________

Javier Uribe Blanco, asesor jurídico: __________________________

María Isabel Ruíz Fajardo, profesional, subdirección de restablecimiento de derechos: __________________________

Janneth Moreno Romero, abogada, oficina jurídica: __________________________

Aprobó:

María Piedad Villaveces Niño, directora de protección: __________________________

Martha Isabel Tovar Turmequé, subdirectora de restablecimiento de derechos: __________________________

Dora Hilda Aya Baquero, subdirectora de nutrición: __________________________

Édgar Julián Vargas Brand, jefe oficina asesoría jurídica: __________________________

(1) Ley 12 de 1991, mediante la cual Colombia ratificó la Convención de los Derechos del Niño e incorporó dicho instrumento a la Constitución Política de 1991.

(2) Un mundo justo para los niños, Naciones Unidas, mayo de 2002.

(3) Sauri Suárez, Gerardo; Vidales, Moisés y Saucedo, José Luis. El concepto niño callejero, México, Educación con el Niño Callejero (EDNICA), 1991, página 12.

(4) Auge, Marc. “Sobremodernidad, del mundo de hoy al mundo de mañana”. En memoria 129. Noviembre de 1999. Consulta online http://memoria.com.mx/129/index.htm.

(5) Monreal, Pilar. Antropología y pobreza urbana. Los libros de la Catarata. Madrid, 1996.

(6) Para ampliar el tema, se recomienda realizar revisión del texto: modelo de atención y prevención para niños, niñas y adolescentes en vida en calle ICBF - Unión Europea.

(7) Código de Infancia y Adolescencia, Ley 1098, artículo 39, página 10.

(Nota: Véase Resolución 1514 de 2016 artículo 6° y artículo 5° del Instituto Colombiano de Bienestar)