Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

RESOLUCIÓN 6024 DE 2010 

(Diciembre 30)

“Por la cual se aprueba el lineamiento técnico para las modalidades de apoyo y fortalecimiento a la familia, para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados”.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

(Nota: Véase Resolución 1395 de 2012 del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

La Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Cecilia de la Fuente de Lleras,

en uso de las facultades legales y estatutarias establecidas en el artículo 78 de la Ley 489 de 1998, el inciso 2º del artículo 2º del Decreto 117 de 2010 y la Ley 1098 de 2006 —Código de la Infancia y la Adolescencia—, y demás normas concordantes y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 12 del Decreto 2388 de 1979, reglamentario de la Ley 7ª de 1979, las actividades que realicen las entidades del sistema nacional de bienestar familiar con el fin de prestar el servicio público de bienestar familiar “deberán cumplirse con estricta sujeción a las normas del servicio y a los reglamentos dictados por el ICBF”.

Que el artículo 44 constitucional establece como derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, el nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión; dispone su protección contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos, y les garantiza también el goce de los demás derechos consagrados en la Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia.

Que la Ley 1098 de 2006, “por la cual se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia”, determinó que su objeto es “establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes y para garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento” y su finalidad, “garantizar a los niños, a las niñas y a los adolescentes su pleno y armonioso desarrollo para que crezcan en el seno de la familia y de la comunidad, en un ambiente de felicidad, amor y comprensión”.

Que el parágrafo del artículo 11 de la Ley 1098 de 2006 estableció que el ICBF “como ente coordinador del sistema nacional de bienestar familiar, mantendrá todas las funciones que hoy tiene (L. 75/68 y L. 7ª/79) y definirá los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir para garantizar derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, y para asegurar su restablecimiento (...)”.

Que el artículo 60 de la Ley 1098 de 2006 dispuso que “cuando un niño, una niña o un adolescente sea víctima de cualquier acto que vulnere sus derechos de protección, de su integridad personal, o sea víctima de un delito, (...) deberán vincularse a un programa de atención especializada que asegure el restablecimiento de sus derechos”.

Que el Decreto 117 de 2010, establece que una de las funciones de la dirección de protección del ICBF es “Definir los lineamientos generales en materia de protección que deben ser tenidos en cuenta en todos los procesos relacionados con el reconocimiento de derechos a los niños, niñas y adolescentes”; y que una de las funciones de la subdirección de restablecimiento de derechos es “Definir los lineamientos específicos para el proceso administrativo de restablecimiento de derechos que deben ser tenidos en cuenta en todos los centros zonales, regionales y sede de la dirección general”.

Que es necesario modificar los lineamientos técnico administrativos y estándares de estructura de los servicios de bienestar en protección, aprobados mediante Resolución 1841 del 12 de octubre de 2004 y los lineamientos técnicos para el programa de acogida y desarrollo, aprobados mediante Resolución 3917 del 19 de septiembre de 2008.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Aprobar el lineamiento técnico para las modalidades de apoyo y fortalecimiento a la familia, para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 2º—El Lineamiento aprobado por el artículo 1º de la presente resolución, es de obligatorio cumplimiento para las áreas, servidores públicos y entidades que prestan el servicio público de bienestar familiar.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 3º—Los directores regionales, coordinadores de protección, coordinadores de asistencia técnica y demás servidores públicos capacitados en los centros zonales, deberán adoptar las medidas a que haya lugar para el cumplimiento y difusión de esta resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 4º—El lineamiento aprobado hace parte integral del presente acto administrativo, en setenta y cuatro (74) folios.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

ART. 5º—Vigencia y derogatorias. La presente resolución deroga la Resolución 1841 de 2004 y Resolución 3917 de 2008 y todas aquellas que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 30 de diciembre de 2010.

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

Lineamiento técnico para las modalidades de:

Apoyo y fortalecimiento a la familia para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

Aprobado según Resolución 6024 del 30 de diciembre de 2010.

Bogotá, D.C., noviembre de 2010.

Lineamiento técnico para las modalidades de:

Apoyo y fortalecimiento a la familia para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados
tabla2064.JPG
tabla2064.JPG

Lineamiento técnico para las modalidades de:

Apoyo y fortalecimiento a la familia para el restablecimiento de derechos de niños, niñas y adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, con sus derechos amenazados, inobservados o vulnerados

Introducción

Las medidas de protección para el apoyo y fortalecimiento a la familia tiene el propósito de acompañar a las familias o redes sociales de apoyo próximo, para que sean en primera instancia los garantes de los derechos de los niños, niñas o adolescentes, teniendo en cuenta, que es obligación de la familia garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes durante su proceso de formación. Esta medida privilegia la permanencia del niño, niña o adolescente en su entorno familiar o de red social de apoyo próxima, acompañado de servicios de intervención especializados contratados para tal fin.

La estrategia está dirigida a niños, niñas y adolescentes en riesgo o amenaza y sus familias o redes sociales de apoyo próximo, para fortalecerlas y darles herramientas que les permitan superar las crisis generadas por situaciones de inobservancia, amenaza y vulneración.

El ICBF, a través de estas modalidades, busca generar procesos de atención que permitan prevenir mayores niveles de vulneración, para lo cual, dependiendo de la situación o condición particular del niño, niña o adolescente y sus familias o redes sociales próximas, se definen diferentes modalidades que comprenden:

a) Intervención de apoyo;

b) Atención terapéutica;

c) Intervención especializada para niños, niñas y adolescentes por consumo de alcohol y sustancias psicoactivas;

d) Apoyo a madres gestantes o lactantes;

e) Externado;

f) Externado para discapacidad;

g) Seminternado;

h) Seminternado para discapacidad;

i) Hogar gestor para discapacidad;

j) Acogida y desarrollo.

Para el desarrollo de estas modalidades, se han definido lineamientos que permiten a los equipos técnicos interdisciplinarios de la defensoría de familia elegir entre varias opciones la medida de atención que el niño, niña o adolescente requiere.

A cada modalidad le corresponde el cumplimiento de los lineamientos de:

a) Ruta de actuaciones;

b) Modelo de atención.

Cuando la modalidad desarrolla una atención especializada, debe cumplir además con el lineamiento correspondiente a esta población. Se han desarrollado los lineamientos de atención especializada con las siguientes poblaciones:

a) Madres gestantes o lactantes;

b) Discapacidad;

c) En situación de vida en calle;

d) Con consumo de sustancias psicoactivas;

e) Vinculados a peores formas de trabajo infantil;

f) Víctimas de violencia sexual;

g) Desvinculados de grupos armados organizados al margen de la ley.

1. Modalidad: Intervención de apoyo.

1.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Servicio de atención a niños, niñas y adolescentes y a su familia o red vincular de apoyo, en lo posible en su contexto, debido a que sus derechos se encuentran en situación de amenaza, inobservancia o vulneración.

Población titular de atención:

Niños, niñas y adolescentes con o sin discapacidad de cero (0) a menores de 18 años, que se encuentren en riesgo por alguna de las siguientes condiciones: Pautas de crianza inadecuadas, descuido, maltrato físico o psicológico, en situación de vida en calle, vinculados a peores formas de trabajo infantil, en explotación sexual, trata con fines comerciales, iniciando consumo de sustancias psicoactivas, o en riesgo de conflicto con la ley.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando:

a) Cuando por el nivel del riesgo la atención puede ser ambulatoria;

b) El interés superior del niño, niña o adolescente permite que este permanezca bajo el cuidado de su familia.

Particularidades del servicio:

a) Es un proceso de intervención(1) de apoyo y orientación individual y familiar que puede desarrollarse a nivel individual, con la red familiar o red vincular próxima, que pueden ser de naturaleza variada dependiendo de las necesidades de apoyo de cada niño, niña o adolescente y que se consideren necesarios;

b) Las sesiones(2) deben tener una duración mínima de 45 minutos;

c) Este servicio puede desarrollarse como una fase de enganche en los contextos comunitarios con poblaciones focalizadas de niños, niñas, adolescentes y sus familias, promoviendo estrategias de trabajo en red que abarquen todos los factores que reducen la amenaza, inobservancia o vulneración de derechos;

d) Como resultado de este servicio, el proceso puede permitir la orientación o remisión a otros servicios del sistema.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser por:

a) Búsqueda activa(3) (equipo técnico interdisciplinario del operador), o

b) Directamente por las defensorías de familia o autoridad competente.

1.2. Objetivo.

Proporcionar un servicio de apoyo en su propio contexto(4) de acuerdo con la situación particular de cada niño, niña, o adolescente, incluido su grupo familiar o red vincular próxima, para superar y prevenir situaciones de amenaza, inobservancia o vulneración de derechos.

1.3. Servicio esperado.

a) Proporcionar apoyo específico para superar situaciones de amenaza o vulneración de derechos a niños, niñas y adolescentes;

b) Articular acciones y redes de apoyo para el restablecimiento y garantía de los derechos de los niños, niñas o adolescentes;

c) Prevenir situaciones de negligencia, descuido y abandono;

d) Llevar a cabo talleres, actividades pedagógicas o formativas para la promoción de: Los derechos de niños, niñas y adolescentes, la convivencia, prevención de la violencia, información sobre derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo en adolescentes, prevención y atención al uso de sustancias psicoactivas; prevención de la violencia sexual, explotación sexual y trata de personas, entre otros;

e) Incluir acciones de acercamiento para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle y víctimas de violencia sexual;

f) Incluir acciones de búsqueda activa para niños, niñas y adolescentes en situación de peores formas de trabajo infantil;

g) Realizar visitas al medio sociofamiliar y hacer entrevistas con los miembros de familia o redes vinculares próximas e incluirlos en procesos de acompañamiento psicosocial para generar corresponsabilidad en la garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes;

h) Desarrollar acciones de nivelación académica, actividades culturales o lúdicas de prevención, orientación y asesoría.

(1) Intervención es una acción que se desarrolla directamente. Cada uno de los encuentros profesionales deberá ser registrado en la historia de atención del niño, niña o adolescente, dejando constancia de los logros o avances.

(2) Sesión es un encuentro personal entre un profesional de la entidad prestadora del servicio y el niño, niña o adolescente y su familia o red de apoyo vincular.

(3) La Búsqueda Activa es la actividad llevada a cabo por un grupo de profesionales del equipo técnico interdisciplinario quienes se encargan de establecer contacto con los niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de vulneración inobservancia o amenaza de derechos en su propio contexto. Con esto se pretende conocer la problemática de primera mano, sensibilizar a la población para que participen en la modalidad para el restablecimiento de derechos y orientarlos y conectarlos a la conexión a redes sociales de apoyo.

(4) En su propio contexto se refiere a la atención in situ, donde se encuentra y permanece la mayor cantidad de tiempo la población titular de atención.

1.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de seis (6) meses en la Modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Dos (2) niños, niñas o adolescentes por cupo al año.

Nota: Se deben realizar por lo menos 10 intervenciones al mes por cada niño, niña o adolescente y sus familias. Para ello, de acuerdo con el número de cupos a contratar, la entidad contratista en su proyecto de atención institucional, debe tener definida la organización de las jornadas (días, horas y periodos) de atención personalizada a niños, niñas adolescentes y sus familias.

Recursos:

Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta modalidad incluyen recursos para:

a) Dotación.

Garantizar los siguientes elementos:

I. Dotación institucional de equipos, muebles enseres (oficinas, consultorios, ayudas educativas) de calidad y suficientes de acuerdo con lo definido en los estándares (ver anexo B)

II. Materiales para el desarrollo de actividades lúdico deportivas (ver anexo D)

III. Las instalaciones donde se desarrolla el servicio (pueden ser propias o de la comunidad) deben contar con los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, energía eléctrica, gas y sistema de comunicación) con el fin de garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas y adolescentes

b) Talento humano:

La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo con las características específicas de la población que atiende (ver anexo A). Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

I. Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado al programa

II. Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar

III. Plan de salud ocupacional

IV. Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales

2. Modalidad: Atención terapéutica.

2.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Es la atención especializada que se garantiza a un niño, niña o adolescente y sus familias o redes vinculares próximas, que enfrentan situaciones de grave deterioro en las relaciones familiares, abuso sexual, violencia intrafamiliar, desplazamiento, trabajo infantil, violencia sexual, desvinculación de grupos armados irregulares, desastres naturales o cualquier hecho que amerite atención terapéutica.

Población titular de atención:

Niños, niñas y adolescentes de cero (0) a menores de 18 años y miembros de familia o redes vinculares de apoyo que se encuentren en alguna de las siguientes condiciones: Pautas inadecuadas de crianza, violencia social, maltrato, violencia intrafamiliar descuido, negligencia física o psicológica, vinculados a peores formas de trabajo infantil, víctimas de violencia sexual.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando el defensor de familia y el equipo técnico interdisciplinario conceptúan la pertinencia de esta modalidad.

Particularidades del servicio:

a) La modalidad se brinda a través de profesionales especializados o entidades contratadas por el ICBF;

b) Puede desarrollarse a nivel individual o con la red familiar o red de apoyo vincular;

c) Cada uno de los encuentros profesionales deberá ser registrado en la carpeta de la historia de atención del niño, niña o adolescente, dejando constancia de los logros o avances;

d) Se requiere un básico de ocho (8) sesiones al mes con cada niño, niña o adolescente y miembros de familia o red de apoyo vincular;

e) La sesión es un encuentro personal entre un profesional de la entidad prestadora del servicio y el niño, niña o adolescente y su familia o red de apoyo vincular, cuya duración es de 45 minutos aproximadamente.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser por remisión del defensor de familia o la autoridad competente.

2.2. Objetivo.

Llevar a cabo un proceso de intervención al niño, niña o adolescente y miembros de familia o red de apoyo vincular en la búsqueda de alternativas y la toma de decisiones para el manejo de las situaciones de conflicto a nivel personal y familiar y fortalecer los factores de generatividad y atenuar los factores de vulnerabilidad que permitan el desarrollo de los potenciales de desarrollo humano.

2.3. Servicio esperado.

a) Llevar a cabo la valoración de necesidades y recursos existentes en cada caso en particular (perfil de vulnerabilidad - generatividad), a través de técnicas como la entrevista, la observación o la aplicación de pruebas psicotécnicas;

b) Realizar intervenciones a nivel individual, familiar o grupal frente a crisis propias de las transiciones vitales personales, familiares, alteraciones emocionales y/o relacionales;

c) Articular acciones y redes de apoyo para el restablecimiento y garantía de los derechos de los niños, niñas o adolescentes;

d) Realizar visitas al medio sociofamiliar y hacer entrevistas con los padres o redes vinculares de apoyo;

e) Desarrollar talleres lúdicos y recreativos con niños, niñas y adolescentes.

2.4. Especificidades del servicio.

Permanencia:

Se deben realizar por lo menos ocho (8) sesiones al mes por cada niño, niña o adolescente y sus familias o redes vinculares.

La permanencia en el servicio está sujeta al cumplimiento de objetivos particulares de atención, por ello, podrán reducirse o prolongarse los lapsos de permanencia para desarrollar procesos de atención de menor o mayor complejidad, respectivamente, sin embargo como estándar se define una permanencia de tres (3) meses en el servicio para cada familia.

3. Modalidad: intervención especializada para niños, niñas y adolescentes por consumo de alcohol y sustancias psicoactivas.

3.1. Generalidades del programa.

Definición:

Servicio de intervención especializada, para niños, niñas y adolescentes que sean hallados, consumiendo bebidas embriagantes o en estado de beodez(5),(6); consumiendo o bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva. La intervención especializada también incluye a la familia o a la red vincular de apoyo.

Población titular de atención:

Niños, niñas y adolescentes que sean hallados consumiendo bebidas embriagantes o en estado de beodez; consumiendo o bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva y miembros de familia o redes vinculares de apoyo.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando la Policía de Infancia y Adolescencia o cualquier miembro de la sociedad civil hallen a niños, niñas y adolescentes consumiendo bebidas embriagantes o en estado de beodez o consumiendo o bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva y lo remita al defensor de familia o autoridad competente.

En ningún caso el niño, niña o adolescente será detenido sino citado mediante boleta para que dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes, comparezca ante el defensor de familia o autoridad competente, en compañía de sus padres o acudientes (L.124/94, art. 4º).

Particularidades del servicio:

a) La Modalidad se brinda a través de intervención especializada por profesionales de los centros zonales o por personas jurídicas contratadas por el ICBF;

b) Se debe desarrollar una sesión por grupo de niños, niñas o adolescentes y sus familias o redes vinculares de apoyo;

c) La sesión debe tener una duración de dos (2) horas como mínimo y se deben abordar los siguientes aspectos:

1. Formas de detección e identificación del consumo de alcohol o sustancias psicoactivas.

2. Consecuencias negativas del consumo de alcohol y sustancias psicoactivas.

3. Fortalezas que deben tener los niños, niñas y adolescentes y sus familias o redes vinculares de apoyo para detectar y prevenir el consumo de alcohol o sustancias psicoactivas

d) Debe quedar un registro claro de los asistentes a la sesión de intervención;

e) La sesión debe programarse de acuerdo a la disponibilidad de tiempo de los padres o redes vinculares de apoyo;

f) Al final de la sesión debe entregarse un refrigerio a todos los asistentes.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser por remisión del defensor de familia o autoridad competente.

3.2. Objetivo.

Llevar a cabo una atención especializada al niño, niña o adolescente que sean hallados consumiendo bebidas embriagantes o en estado de beodez; consumiendo o bajo los efectos de cualquier sustancia psicoactiva y miembros de familia o red de apoyo vincular, para su fortalecimiento familiar en la detección y prevención del consumo de alcohol o sustancias psicoactivas.

3.3. Servicio esperado.

Se espera que las familias o redes vinculares y los niños, niñas y adolescentes:

a) Asistan y participen activamente en la sesión programada;

(5) Beodez: Estado de embriaguez.

(6) Esta modalidad es creada en cumplimiento de la Ley 124 de 1994.

b) Reconozcan las actitudes que evidencian en consumo de alcohol o cualquier sustancia psicoactiva;

c) Tengan presente las consecuencias negativas del consumo de alcohol o cualquier sustancia psicoactiva;

d) Identifiquen y desarrollen fortalezas para detectar y prevenir el consumo de alcohol o sustancias psicoactivas;

e) Prevengan y eviten el consumo de alcohol o sustancias psicoactivas.

Se espera además, que el personal especializado o la persona jurídica:

a) Articule acciones y redes de apoyo para detectar y prevenir el consumo de alcohol o sustancias psicoactivas;

b) Transmita aprendizajes significativos sobre la prevención de alcohol y las realidades de su consumo.

3.4. Especificidades del servicio.

Permanencia:

La sesión es un encuentro personal entre un profesional de la entidad prestadora del servicio y el niño, niña o adolescente y su familia o red de apoyo vincular, cuya duración es de 2 horas aproximadamente.

4. Modalidad: apoyo a madres gestantes o lactantes.

4.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Servicio de atención ambulatorio a madres gestantes o lactantes, debido a que sus derechos se encuentran en situación de amenaza, inobservancia o vulneración.

Población titular de atención:

Adolescentes o mujeres mayores de 18 años, en gestación o periodo de lactancia, con embarazo deseado o no que se encuentren con sus derechos vulnerados, amenazados o inobservados.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando las adolescentes o mujeres mayores de 18 años, en gestación o periodo de lactancia se encuentren con sus derechos vulnerados, amenazados o inobservados.

Particularidades del servicio:

a) Es un proceso de intervención(7) de apoyo y orientación individual y familiar que puede desarrollarse a nivel individual, con la red familiar o red vincular próxima, que pueden ser de naturaleza variada dependiendo de las necesidades de apoyo de cada mujer gestante o en periodo de lactancia, mayor o menor de edad, con embarazo deseado o no;

b) Las sesiones(8) deben tener una duración mínima de 45 minutos;

c) Como resultado de este servicio, el proceso puede permitir la orientación o remisión a otros servicios del sistema.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser:

a) Directamente por las defensorías de familia o autoridad competente;

b) Cualquier persona natural o jurídica que identifique la población objeto de atención.

4.2. Objetivo.

Proporcionar un servicio de apoyo en su propio contexto de acuerdo con la situación particular de cada mujer gestante o en periodo de lactancia, mayor o menor de edad, con embarazo deseado o no, incluido su grupo familiar o red vincular próxima, para superar y prevenir situaciones de amenaza, inobservancia o vulneración de derechos.

4.3. Servicio esperado.

a) Proporcionar apoyo específico para superar situaciones de amenaza o vulneración de derechos a las madres gestantes o lactantes;

b) Formular y elaborar el Platin para cada adolescente o mayor de 18 años, gestante o lactante, vinculada a la modalidad;

c) Articular acciones y redes de apoyo para el restablecimiento y garantía de los derechos de las madres gestantes o lactantes;

d) Prevenir situaciones de negligencia, descuido y abandono;

e) Llevar a cabo talleres de orientación, actividades pedagógicas o formativas para la promoción de los derechos, promoción de la convivencia, prevención de la violencia, promoción de los derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo en adolescente, prevención y atención al uso de sustancias psicoactivas; prevención de la violencia sexual, explotación sexual y trata de personas, entre otros;

f) Realizar visitas al medio sociofamiliar y hacer entrevistas con los miembros de familia o redes vinculares próximas e incluirlos en procesos de acompañamiento psicosocial para generar corresponsabilidad en la garantía de derechos de las madres gestantes o lactantes.

4.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de ocho (8) meses en la Modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

(7) Intervención es una acción que se desarrolla directamente. Cada uno de los encuentros profesionales deberá ser registrado en la historia de atención del niño, niña o adolescente, dejando constancia de los logros o avances.

(8) Sesión es un encuentro personal entre un profesional de la entidad prestadora del servicio y el niño, niña o adolescente y su familia o red de apoyo vincular.

b) Rotación: Una (1) adolescente o madre gestante o lactante por cupo al año.

Nota: Se deben realizar por lo menos 10 intervenciones por mes por cada niño, niña o adolescente y sus familias. Para ello, de acuerdo con el número de cupos a contratar, la entidad contratista en su proyecto de atención institucional, debe tener definida la organización de las jornadas (días, horas y periodos) de atención personalizada a niños, niñas adolescentes y sus familias.

Talento humano:

La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo con las características específicas de la población que atiende (ver anexo A). Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

V. Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado al programa

VI. Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar

VII. Plan de salud ocupacional

VIII. Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales

5. Modalidad: externado.

5.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Servicio de restablecimiento de derechos, que implica un proceso de intervención psicosocial a niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de amenaza, inobservancia o vulneración de derechos, y bajo el cuidado de sus familias de origen o redes sociales próximas, y que requieren un proceso de acompañamiento institucional y de apoyo presencial en jornadas de cuatro (4) horas diarias, durante los días hábiles del mes, en la jornada alterna a la jornada escolar.

Población titular de atención:

Niños, niñas o adolescentes sin discapacidad, de siete (7) años y menores de 18 años de edad, que se encuentren en alguna de las siguientes condiciones: pautas de crianza inadecuadas, descuido, negligencia física o psicológica, con enfermedad de cuidado especial, por situación de vida en calle, vinculados a peores formas de trabajo infantil, en condición de explotación, abuso sexual o trata, en consumo esporádico de sustancias psicoactivas, o niños, niñas o adolescentes menores de 15 años que se encuentren en riesgo de conflicto con la ley.

Para la focalización de la población en esta modalidad es necesario tener en cuenta que sean niños, niñas o adolescentes que por su condición no requieren de una medida de ubicación en un medio institucional especializado de internamiento, sino un proceso de acompañamiento institucional y de apoyo presencial.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando la familia o red vincular presenta factores de generatividad para que el niño, niña o adolescente permanezca con ellos, pero requiere de apoyo del ICBF para garantizar plenamente los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Particularidades del servicio

a) Garantizar la vinculación del niño, niña o adolescente al sistema educativo;

b) El servicio se presta en las cuatro (4) horas contrarias a la jornada escolar, durante todos los días hábiles del mes.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser por:

a) Búsqueda activa;

b) Por remisión de la defensoría de familia del ICBF, de la Comisaría de Familia o del Inspector de Policía.

Criterios para la organización del servicio

Para la organización del servicio se deben tener en cuenta, por lo menos los siguientes criterios:

a) Atención de acuerdo al momento de su ciclo de vida;

b) Atención correspondiente a su género;

c) Atención diferencial correspondiente a su problemática particular;

d) Atención diferencial correspondiente a su etnia o grupo poblacional.

5.2. Objetivo.

Restablecer a los niños, niñas y adolescentes el ejercicio de sus derechos vulnerados sin desvincularlos de su medio familiar, fortalecer los vínculos familiares y redes de apoyo con el fin de superar los factores de vulnerabilidad y generar factores de generatividad y prevenir situaciones de mayor vulneración o abandono.

5.3. Servicio esperado.

Fase I: Identificación, diagnóstico y acogida:

Se realiza un análisis del resultado de la evaluación interdisciplinaria, con el fin de establecer las condiciones generales en que llega el niño, niña o adolescente y determinar el proceso de atención. Para dar cumplimiento con criterios de calidad es necesario:

a) Realizar el diagnóstico integral a todos los niños, niñas y adolescentes durante los primeros 30 días de su ingreso, teniendo en cuenta las situaciones de vulneración;

b) Llevar a cabo la valoración psicológica al ingreso del niño, niña, adolescente y su familia para la comprensión y análisis particular de la situación psicoafectiva, proceso de desarrollo, factores de vulnerabilidad y de generatividad, tendencias y aspectos relevantes de comportamiento y características de la red vincular. Lo anterior a través de técnicas como la entrevista, la observación y la aplicación de pruebas psicotécnicas;

c) Desarrollar la valoración socioeconómica por trabajo social de la familia o red vincular del niño, niña o adolescente al ingreso, concepto sobre la condición social y económica y definición de un plan de intervención directo con la familia de origen y la red social de apoyo;

d) Verificar que todos los niños, niñas y adolescentes se encuentren efectivamente afiliados al sistema general de seguridad social en salud;

e) Valorar las competencias educativas para establecer el nivel de escolaridad y las necesidades de apoyo en el área educativa de niños, niñas y adolescentes al ingresar al programa, con el fin de orientar el proceso de refuerzo y motivación escolar;

f) Formular y elaborar el Platin para cada niño, niña o adolescente vinculado a la modalidad.

Fase II. Intervención y proyección:

Esta fase tiene como objetivo desarrollar el plan de atención integral definido de acuerdo con las valoraciones y diagnósticos realizados en la primera fase y construir y consolidar el proyecto de vida con base en las competencias y en las necesidades de cada uno. Los componentes se describen a continuación:

Existencia

Se garantiza de forma permanente y oportuna la orientación a la familia frente a los derechos en salud y su obligatoriedad y apoyar la gestión con la entidad prestadora de salud para garantizar que:

a) Todos los niños, niñas y adolescentes reciban atención médica de acuerdo con la valoración inicial, las condiciones y características personales o cuando se requiera la atención inmediata;

b) Todos los niños y niñas menores de 10 años, cuenten con el esquema de vacunación completo;

c) Todos los niños, niñas y adolescentes sean valorados por odontología al ingreso al servicio y reciban atención odontológica en caso de requerirse o por urgencia odontológica;

d) En el servicio todos los niños, niñas o adolescentes sean valorados por nutrición al ingreso a la modalidad y se les realice seguimiento nutricional;

e) Se realicen campañas informativas con fines educativos y de prevención de las enfermedades;

f) Se adelanten acciones de promoción de los derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo adolescente y del uso y abuso de sustancias psicoactivas;

g) Se cuente con un plan de prevención de desastres, coordinado con la defensa civil, cruz roja, bomberos, oficinas municipales y departamentales de prevención de desastres o ARP.

Desarrollo

Garantizar que los niños, niñas y adolescentes tengan acceso al derecho a la educación. Desde este servicio es necesario adelantar procesos de:

a) Gestión con el sector educativo para garantizar la consecución, el acceso y la permanencia de los niños, niñas y adolescentes en los servicios del sistema educativo. Es necesario tener en cuenta los calendarios de las ofertas educativas locales, la fecha de ingreso del niño, niña y adolescente al programa y la posibilidad de vinculación a esas ofertas;

b) Acciones de nivelación escolar con el fin de que los niños, niñas y adolescentes alcancen los logros educativos requeridos, cuando están vinculados al sistema o para orientarlos y motivarlos para el ingreso al mismo;

c) Capacitación vocacional, a través de la planeación y ejecución de talleres o actividades destinadas al desarrollo de competencias que sean del interés de los niños, niñas o adolescentes;

d) Evaluación ocupacional, identificando antecedentes ocupacionales, intereses, habilidades y proyección laboral que permitan definir un perfil ocupacional con el fin de establecer el plan de formación y desarrollo de competencias para los adolescentes;

e) Para las personas mayores de 18 años con discapacidad absoluta, se debe garantizar la educación de acuerdo con sus capacidades o potencialidades.

Ciudadanía

Garantizar mayores condiciones de bienestar y de compromiso frente al resultado del proceso de intervención a través de la participación de los niños, niñas, adolescentes y familias en su proceso de formación y atención de acuerdo con su edad y nivel de desarrollo. El cumplimiento de este derecho se hace visible en la modalidad cuando:

a) Los niños, niñas, adolescentes y familias participan en la construcción del pacto de convivencia, sus ajustes y actualización;

b) Se realizan encuestas de percepción frente a la satisfacción del servicio y evaluación del mismo;

c) Existe un buzón de sugerencias en el servicio y este presta un servicio activo y participativo;

d) Hay participación activa de los niños, niñas y adolescentes en actividades artísticas, culturales, recreativas y deportivas, de acuerdo con sus intereses, habilidades, capacidades y destrezas;

e) Se evidencia fortalecimiento de redes facilitando la vinculación de los niños, niñas y adolescentes a nuevas redes comunitarias, institucionales y de solidaridad social;

f) Se establecen alianzas con otros actores del sistema, especialmente con los entes territoriales para ampliar las posibilidades del ejercicio de los derechos y mejorar la calidad de la atención;

g) Se fomenta la vinculación de los niños, niñas y adolescentes en otros programas como clubes prejuveniles y juveniles, encuentros de jóvenes, estrategias municipales de apoyo a niños, niñas y adolescentes y demás que existan en sus comunidades.

Protección

Se garantiza la atención desde las diferentes áreas, a través de las siguientes acciones:

a) Llevar a cabo intervención psicológica, con el fin de generar alternativas de solución de las problemáticas o necesidades identificadas en la valoración;

b) Realizar atención con la familia y la red vincular de apoyo;

c) Desarrollar acciones y estrategias que les permita a los niños, niñas y adolescentes prevenir y detectar el maltrato y abuso sexual;

d) Ejecutar acciones y estrategias dirigidas a prevenir, detectar y manejar la ocurrencia de cualquier tipo de abuso o maltrato contra los niños, niñas o adolescentes vinculados al programa, por parte de cualquier miembro de la comunidad institucional;

e) Fomentar valores y habilidades democráticas, de resolución pacífica de conflictos, de autonomía y autogestión y otros que se consideren importantes según las expectativas de los niños, niñas y adolescentes vinculados al programa.

Fase III: Preparación para el egreso:

Se debe hacer una preparación para que los niños, niñas y adolescentes continúen el desarrollo de su vida, sin la intervención de la institución. Por tal motivo, se deben desarrollar acciones tendientes a:

a) Conectar a los niños, niñas y adolescentes a la red de apoyo social más próxima que contribuya con la garantía de sus derechos fundamentales;

b) Desarrollar intervenciones precisas con los miembros de las familias para evitar que a los niños, niñas y adolescentes les sean vulnerados sus derechos;

c) Identificar a los líderes comunitarios para desarrollar procesos de protección a la población más vulnerable.

Fase IV: Seguimiento posegreso:

Este seguimiento se lleva a cabo para verificar las condiciones de integración familiar y social, los avances y dificultades en el proceso. Este seguimiento debe realizarse como mínimo durante seis (6) meses después del egreso, el cual debe estar registrado en las historias de atención. Las actividades que se desarrollan en esta fase son:

a) Identificar la situación del niño, niña o adolescente, verificando el cumplimiento de la medida tomada por la autoridad competente;

b) Fortalecer la red social de apoyo y su utilización en cuanto a entes territoriales y no gubernamentales se refiere en la atención en salud, educación y participación;

c) Orientar a los niños, niñas y adolescentes sobre temas relacionados con la salud sexual y reproductiva, salud mental y consumo de sustancias psicoactivas;

d) Asesorar sobre oportunidades de desarrollo académico que se presenten en beneficio de los niños, niñas y adolescentes;

e) Crear espacios de participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias sobre experiencias de habilidades para la vida;

f) Llevar a cabo encuentros de egresados para socializar experiencias positivas.

5.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de seis (6) meses en la modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Dos (2) niños, niñas o adolescentes por cupo al año.

Recursos:

Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta modalidad incluyen:

a) Alimentación.

i) Suministrar los alimentos de acuerdo con la minuta patrón anexa a estos lineamientos, la cual debe corresponder al 45% de los requerimientos nutricionales (almuerzo 35%, un refrigerio de 10%) según la edad, género y características de la población. La entidad que presta el servicio debe contar con el profesional en nutrición para el intercambio, compra, manejo y manipulación de los alimentos;

ii) No se permite que los niños, niñas o adolescentes vinculados al programa reciban la alimentación en un comedor comunitario;

b) Dotación.

i) Garantizar la atención de los niños, niñas y adolescentes con elementos básicos de dotación institucional, de aseo y material lúdico durante su permanencia en el servicio;

ii) Garantizar los siguientes elementos:

1. Dotación institucional de equipos, muebles enseres (oficinas, consultorios, ayudas educativas) de calidad y suficientes de acuerdo con lo definido en los estándares (anexo B).

2. Materiales para el desarrollo de actividades lúdico-deportivas (anexo D).

3. Elementos de aseo básicos para uso en el servicio.

4. Orientación a las familias con el fin de que estas provean el vestuario para los niños, niñas y adolescentes;

c) Talento humano:

La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo con las características específicas de la población que atiende. Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

i) Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado al programa;

ii) Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar;

iii) Plan de salud ocupacional;

iv) Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales;

d) Auxilio de transporte:

El auxilio de transporte debe ser entregado únicamente a los niños, niñas y adolescentes cuyas familias no pueden contribuir con este aspecto por sus condiciones de ingreso. Sin embargo, se debe concientizar a las familias de la corresponsabilidad con el proceso de formación de sus hijos.

Condiciones locativas:

a) Contar con espacios para desarrollar la atención de los niños, niñas y adolescentes tales como: zona administrativa, aula o salón múltiple, comedor, cocina, despensa o almacenamiento de alimentos, espacios para atención individualizada, espacio de archivo de historias de atención, servicios sanitarios, zona al aire libre, entre otros (anexo B);

b) Contar con instalaciones (pueden ser propias o de la comunidad) donde se desarrolla la modalidad, dotada con los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, energía eléctrica, gas y sistema de comunicación) y garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas y adolescentes.

Otros aspectos

Todos los operadores o instituciones que desarrollen programas de atención para el restablecimiento de derechos de los beneficiarios(9) deben cumplir con:

a) Un proyecto de atención institucional (PAI), que se actualice y cualifique con una periodicidad mínimo semestral;

b) Un programa que impulse el desarrollo de los deberes en los beneficiarios, tanto al interior de la institución como con los padres o adultos cuidadores, en la casa o en su lugar de convivencia;

c) Estrategias y actividades tendientes al desarrollo de los potenciales humanos, que vayan más allá de la garantía de sus derechos y que representen verdaderos cambios positivos y transformaciones evidentes en los beneficiarios que pasan por el programa de restablecimiento de derechos en cualquiera de sus modalidades. Estas estrategias y actividades no solo deben responder a los gustos y necesidades de los beneficiarios sino también al desarrollo humano de sus potencialidades;

d) Un plan de estrategias y actividades tendientes al desarrollo integral del SER en los beneficiarios de acuerdo a lo planteado en los presentes lineamientos;

e) Un proyecto de vida por cada beneficiario, actualizado por lo menos cada tres (3) meses, que repose en su historia de atención y que sea una herramienta fundamental en la orientación de las actividades que se desarrollen con él;

f) Un archivo debidamente organizado con las historias de atención para cada beneficiario;

g) Historias de atención donde se archiven los documentos que envía la autoridad competente y los que se generen en la entidad como parte de la prestación del servicio (Platin, información de salud, certificado médico que acredite la discapacidad, información familiar, valoraciones de profesionales, conceptos, informes evolutivos, informes de cierre, actuaciones por cada área de atención, entre otros documentos);

h) Un cronograma visible con las actividades que se desarrollan en el diario vivir;

i) Un reglamento especial o código de conducta dirigido a todas las personas que adelantan procesos de atención con los beneficiarios;

j) Un plan de prevención de desastres y de riesgo de accidentes, teniendo en cuenta las posibilidades, capacidades y destrezas de los beneficiarios;

k) Un plan de manejo ambiental en ejecución;

l) Un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos;

m) La habilitación al prestador de servicios de salud, centro de atención en drogadicción (CAD) en caso de atender a esta población.

6. Modalidad: externado para discapacidad.

6.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Es un servicio especializado de protección que se presta durante cuatro (4) horas al día, durante los días hábiles del mes, en la jornada alterna a la jornada escolar, para la atención de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad en condición de amenaza o de vulneración de sus derechos, a quienes se ha decretado la medida para el restablecimiento de derechos de ubicación en un programa de atención especializada, conforme al artículo 53 del Código de la Infancia y la Adolescencia.

(9) En el presente documento, la palabra beneficiario hace referencia a los niños, niñas o adolescentes que se benefician de los programas de restablecimiento de derechos en las modalidades establecidas por el ICBF.

La entidad que asume la atención integral en protección debe ser abierta a la comunidad para lograr que los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad cuenten con posibilidades para la inclusión social. En tal sentido, debe permitir y favorecer la mayor vinculación posible con el entorno y gestionar la prestación de servicios con otros entes del sistema nacional de bienestar familiar y de la comunidad, según sus competencias.

Se considera una persona con discapacidad a aquella que tenga deficiencias corporales que afectan sus funciones mentales, físicas o sensoriales de forma permanente; limitación en la capacidad de ejecución de algunas de sus actividades de la vida diaria y que al interactuar con el contexto encuentran barreras físicas y actitudinales, que les restringen su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás personas.

La atención integral de esta población debe garantizarse a través de la corresponsabilidad y concurrencia armónica que debe existir entre sectores, considerando estructuras diferenciadas de servicios de atención: Básico, intermedio o especializado según sus necesidades. Serán atendidos en el servicio contratado por el ICBF, dada su condición de riesgo o vulneración de derechos que amerita protección, mas no por la discapacidad.

La inclusión de los beneficiarios de esta modalidad a programas educativos externos estará sujeta a la previa valoración de sus posibilidades de aprendizaje y a la oferta institucional educativa externa. Dependiendo del tipo de discapacidad y su nivel de complejidad, los beneficiarios tendrán varias posibilidades para acceder a diferentes tipos de educación o formación. No todos los beneficiarios podrán acceder, por ejemplo, a la educación regular.

Población titular de atención:

a) Niños, niñas, adolescentes en situación de amenaza, inobservancia o vulneración de derechos, con discapacidad, que requieren protección del ICBF;

b) Mayores de 18 años con discapacidad que al cumplir esta edad se encontraban en protección del ICBF, con medida de declaratoria de adoptabilidad;

c) Mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta de tipo cognitivo, cuya familia no puede hacerse cargo de su cuidado o carecen de red familiar que puedan asumir su cuidado.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando el niño, niña o adolescente con discapacidad cuya familia o red vincular presenta factores de generatividad para que el niño, niña o adolescente permanezca con ellos, pero, la familia o red vincular requiere de apoyo del ICBF para garantizar plenamente los derechos de estos niños, niñas y adolescentes.

Particularidades del servicio:

a) La competencia para el desarrollo del proceso de restablecimiento de derechos a niños, niñas, adolescentes, jóvenes o adultos con discapacidad que ingresan a la institución, será en todos los casos de la autoridad competente que los remite;

b) A los niños, niñas, adolescentes, jóvenes o adultos con discapacidad previamente se les ha diagnosticado médicamente una discapacidad y se ha determinado el estado de riesgo o vulneración de sus derechos y la no garantía para el restablecimiento de los mismos, por parte de la familia biológica, nuclear o extensa;

c) El tiempo de permanencia de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad en la institución lo determina la autoridad competente a cargo del caso.

Forma de vinculación:

Los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad son remitidos por el defensor de familia o la autoridad competente.

Criterios para la organización del servicio:

La complejidad y diversidad de la discapacidad hace que los requerimientos de estas entidades se ajusten a las necesidades propias de cada categoría de discapacidad que se atienda, para lo cual se deberá tener en cuenta:

a) Atención de acuerdo al momento de su ciclo de vida;

b) Atención correspondiente a su género;

c) Atención diferencial correspondiente a su problemática particular;

d) Atención diferencial correspondiente a su etnia o grupo poblacional;

e) Atención diferencial de acuerdo a la categoría de discapacidad. No se permitirá la atención de población con discapacidad mental psicosocial asociada a otra discapacidad que atiende la institución, en caso de sospecha, se debe solicitar un diagnóstico a un médico psiquiatra y de comprobarse, se deberá ubicar en institución especializada para la atención de discapacidad mental psicosocial (anterior trastorno mental);

f) Espacios accesibles adecuados a las necesidades de la discapacidad a atender.

6.2. Objetivo.

Restablecer los derechos vulnerados, inobservados o amenazados a los niños, niñas, adolescentes y mayores de 18 años con discapacidad, sin separarlos de su medio familiar, apoyando a la atención de la discapacidad y fortaleciendo vínculos familiares y redes de apoyo.

6.3. Fases de atención.

Fase I: Identificación, diagnóstico y acogida

En esta fase se adelantan actividades de evaluación y establecimiento de un plan de atención integral (Platin), a desarrollar en las siguientes fases.

a) Realizar el diagnóstico integral a cada uno de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos durante el primer mes a partir de su ingreso, estableciendo sus deficiencias, limitaciones en la capacidad de ejecución de actividades y restricciones en la participación;

b) Valorar psicológicamente al ingreso del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad y su familia para la comprensión y análisis particular de la situación psicoafectiva, proceso de desarrollo, factores de generatividad y de vulnerabilidad, tendencias y aspectos relevantes de comportamiento y características de la red vincular. Lo anterior a través de técnicas como la entrevista, la observación y la aplicación de pruebas psicotécnicas;

c) Valorar aspectos educativos que permitan determinar las posibilidades de aprendizaje y de inclusión educativa en medio externo, a la vez que se identifiquen los apoyos pedagógicos requeridos por el usuario para superar las dificultades identificadas;

d) Valorar el aspecto sociofamiliar o de la red vincular del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad incluyendo información sobre redes sociales de apoyo que puedan dar soporte a la participación social del usuario y recursos comunitarios que favorezcan el desarrollo de actividades extramurales;

e) Elaborar el plan de atención integral (Platin) de cada niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad, en un plazo no superior a 30 días después de su ingreso, dándolo a conocer a su familia o red de apoyo vincular, con el fin de involucrarla desde un comienzo en el proceso de restablecimiento de derechos.

Fase II: Intervención y proyección

Esta fase tiene como objetivo desarrollar el plan de atención integral (Platin), definido de acuerdo con las valoraciones y diagnósticos realizados en la primera fase y construir y consolidar el proyecto de vida con base en las competencias y en las necesidades de cada uno. Los componentes se describen a continuación:

Protección:

Se garantiza la atención desde las áreas de psicología y trabajo social, a través de las siguientes acciones:

a) Desarrollar intervención psicológica mediante el proceso terapéutico que se brinda a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad. En casos en que hayan sido víctimas de maltrato, abuso sexual o trata, se requiere tratamiento especializado. Independientemente de la capacidad mental del beneficiario, el psicólogo debe intervenir, dando apoyo y reconocimiento a emociones, favorecimiento de comportamientos adaptativos y bienestar personal;

b) Desarrollar intervenciones con la familia y la red vincular de apoyo, consistente en el contacto con familia de origen o red vincular de niños, niñas o adolescentes, garantizando su vinculación al proceso de atención y acompañamiento para mantener y fortalecer los vínculos afectivos y potenciar factores de generatividad para superar las situaciones de riesgo;

c) Desarrollar talleres o procesos de formación dirigidas a prevenir, detectar y manejar la ocurrencia de cualquier abuso o maltrato contra los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad vinculados a la modalidad, por parte de cualquier miembro de la familia o comunidad institucional;

d) Desarrollar acciones terapéuticas, educativas y de preparación para la vida laboral y productiva, a través de la participación del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad en actividades de desarrollo de habilidades y capacidades físicas, mentales y sociales;

e) Promover y gestionar la inclusión en procesos educativos externos cuando los niños, niñas, adolescentes o jóvenes con discapacidad tengan las capacidades para asumirla. Brindar el apoyo pedagógico requerido por el estudiante para que este pueda avanzar en su aprendizaje al igual que sus demás compañeros. En los casos en que la oferta institucional educativa externa no responda a las posibilidades y necesidades de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad, la entidad debe incluir en su oferta de servicios, el desarrollo de estrategias pedagógicas adecuadas a las posibilidades de esta población;

f) Promover y gestionar procesos de formación profesional en ambientes externos, que permitan al joven o adolescente el desarrollo de competencias para su participación en la vida laboral y productiva. En los casos que la oferta institucional externa no brinde la oportunidad de vinculación de usuarios con discapacidad moderada, la institución deberá desarrollar estrategias de formación ocupacional con apoyo institucional o familiar que permitan su formación para la vida laboral y productiva de acuerdo a su nivel de autonomía;

g) Desarrollar actividades que generen la convivencia, prevengan la violencia, el uso y abuso de sustancias psicoactivas en los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad leve o moderada;

h) Desarrollar estrategias intra y extra institucionales para la promoción de los derechos de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

i) Desarrollar estrategias para la vinculación en redes de apoyo o espacios de participación comunitaria en donde se trabaje en mejorar las condiciones de la población con discapacidad. De igual forma, desarrollar estrategias orientadas a la sensibilización de la comunidad, abriendo espacios de inclusión para las personas con discapacidad vinculadas a la institución.

Existencia

Se garantiza de forma permanente y oportuna la atención integral en salud a los niños, niñas o adolescentes ubicados en la modalidad, desarrollando las siguientes acciones:

a) Gestionar de forma permanente y oportuna con la correspondiente IPS, el seguimiento y atención integral y estado de salud física y mental a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad beneficiarios de la modalidad;

b) Atender situaciones de emergencia y coordinar atención con IPS a la cual esté vinculado el beneficiario;

c) Garantizar la gestión con oportunidad para la atención médica de control, vacunas y servicio médico y terapéutico especializado para niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

d) En caso que un niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad requiera para compensar su limitación de una ayuda técnica como sillas de ruedas, órtesis, prótesis, bastones, caminadores, entre otras; la institución debe gestionar ante la autoridad competente, con el apoyo del centro zonal la consecución de la ayuda;

e) Desarrollar acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad a partir de un programa estructurado;

f) Desarrollar acciones de promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad y prevención de la vulneración de los mismos;

g) Adelantar acciones para la atención al consumo de sustancias psicoactivas;

h) Diseñar y suministrar dietas especiales en los casos de los usuarios con discapacidad que por orden médica lo requieran;

i) Con base en las indicaciones o contraindicaciones médicas, tomar las medidas pertinentes para prevenir deterioro de la salud de los beneficiarios.

Ciudadanía

De acuerdo a las posibilidades de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad se debe promover y facilitar su participación intra y extrainstitucional en todas las actividades, terapéuticas, educativas, formativas y sociales que permitan la superación de su situación. La participación de los beneficiarios en las diferentes actividades que ofrezca la institución debe constituirse en una práctica cotidiana al interior de los servicios de restablecimiento de derechos. Se requiere el desarrollo de acciones como:

a) Identificar las posibilidades de participación del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad, con el fin de promoverla de acuerdo a su alcance;

b) De acuerdo a las posibilidades del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad construir con ellos pactos de convivencia y sus seguimientos;

c) Escuchar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y sus familias para la búsqueda de explicaciones y soluciones a las situaciones particulares o especiales de vulneración o convivencia en la modalidad. Las voces de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y familias son portadoras de saberes propios y que en conjunto con el saber profesional de los equipos interdisciplinarios de las instituciones contribuye y garantiza mayores condiciones de bienestar;

d) Realizar encuesta de satisfacción con el servicio y evaluación del mismo. Si es posible, se deben hacer comparaciones con mediciones anteriores y evidenciar el mejoramiento continuo;

e) Dar el uso correspondiente al buzón de sugerencias, promoviendo su utilización, analizando y resolviendo las quejas con los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y sus familias;

f) Promover y posibilitar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad el contacto con el defensor de familia y mantenerlo informado sobre su situación, siempre y cuando las condiciones de edad o salud lo permitan;

g) Promover y posibilitar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad su participación en todas las actividades intra y extrainstitucionales que mejoren su condición física, mental y social, facilitando a la vez su proceso de inclusión social.

Uso responsable del tiempo libre

Se busca fortalecer procesos de participación y de convivencia a través del desarrollo de actividades para el uso responsable y sano del tiempo libre. Para lograrlo, se desarrollan actividades tales como:

a) Desarrollar internamente programas recreativos, culturales y deportivos adaptados a las posibilidades, intereses y necesidades de sus usuarios; de igual forma gestionar su vinculación a programas externos que faciliten los procesos de inclusión social;

b) En los casos de usuarios con una discapacidad severa, desarrollar actividades recreativas acordes a las posibilidades y necesidades;

c) Al menos una vez al mes realización de actividades recreativas y culturales externas, que faciliten la vivencia de otras experiencias de vida y apoyen el desarrollo personal y social del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad;

d) En ningún caso el usuario puede ser confinado a un espacio de la institución por tiempos prolongados sin una actividad que promueva su desarrollo y le proporcione un bienestar personal.

Fase III: Preparación para el egreso

Se deben desarrollar estrategias y acciones encaminadas a la preparación de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad para que continúen con su proceso en otra institución o para su reintegro a la vida social y familiar. Las acciones a desarrollar estarán condicionadas a las posibilidades del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para participar en ellas, estas se orientarán a:

a) Garantizar con la IPS la atención y verificación del estado de salud del usuario, tomando las medidas de atención pertinentes para que a su egreso salga en las mejores condiciones posibles;

b) Preparar un informe de condiciones de egreso del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad, que incluya entre otros, actuaciones de la institución y orientaciones para dar continuidad a sus logros;

c) Preparar psicológicamente al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para enfrentar el nuevo estilo de vida que asumirá cuando salga de la institución;

d) Facilitar el proceso de egreso del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad de la modalidad, reforzando sentimientos de afecto, seguridad y confianza en sí mismo;

e) Preparar al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para asumir el proceso de reintegro familiar o traslado institucional, verificando que se cumplieron los objetivos del plan integral de atención individual;

f) Fortalecer espacios para que el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad exprese sus percepciones y sentimientos respecto a su egreso de la modalidad;

g) Realizar encuentros de orientación y preparación de la familia para la atención del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad;

h) En el caso de usuarios incluidos a programas externos educativos o de formación, verificar que el proceso de inclusión se está dando y orientar a la familia en el apoyo que deben brindarle al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad cuando esté de retorno en el ambiente familiar;

i) Coordinar las acciones entre la institución, la familia y el equipo del centro zonal, a partir de los sentimientos y percepciones que tiene el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad respecto de su egreso de la Modalidad.

Fase IV: Seguimiento posegreso

A todos los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad se les adelantan acciones de seguimiento a su proceso, durante por lo menos seis (6) meses después de su egreso, el cual debe estar registrado en las historias de atención. Las actividades son las siguientes:

a) Identificar la situación del niño, niña o adolescente, verificando el cumplimiento de la medida tomada por la autoridad competente;

b) Llevar a cabo seguimiento con el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad cuando sus posibilidades se lo permitan y con su familia en caso de ser reintegrado a esta;

c) Hacer seguimiento al cumplimiento de la medida dictada por la autoridad competente en cada caso;

d) Fortalecer la red social de apoyo y su utilización en cuanto a entes territoriales y no gubernamentales se refiere en la atención en salud, educación y participación;

e) Orientar a los adolescentes sobre temas relacionados con la salud sexual y reproductiva, salud mental y consumo de sustancias psicoactivas;

f) Asesorar sobre oportunidades de desarrollo académico que se presenten en beneficio de los niños, niñas y adolescentes;

g) Posibilitar espacios de participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias sobre experiencias de habilidades para la vida;

h) Llevar a cabo encuentros de egresados para socializar experiencias positivas.

6.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de un (1) año en la modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Un (1) niño, niña o adolescente por cupo al año.

Recursos:

Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta modalidad incluyen:

a) Alimentación:

Consiste en el suministro de la alimentación establecida en la minuta patrón, que corresponde al 45% de los requerimientos nutricionales: (almuerzo 35%, un refrigerio de 10%) de acuerdo con la edad, género y características de la población. La alimentación suministrada debe cumplir con los siguientes criterios:

i) Corresponde con el ciclo de menú semestral establecido;

ii) Los ciclos de menús programados están derivados de acuerdo con lo establecido en la minuta patrón;

iii) La alimentación ofrecida es adecuada a las características de la población atendida según edad, condiciones de la población (estado de gestación, lactancia, salud y estados de malnutrición entre otros);

iv) No se permite que los niños, niñas o adolescentes vinculados a la modalidad reciban la alimentación en un comedor comunitario;

b) Dotación:

Se debe garantizar la atención de los niños, niñas y adolescentes con elementos básicos de dotación institucional, de aseo y material lúdico durante su permanencia en la modalidad. Se deben garantizar:

i) Dotación institucional de equipos, muebles enseres (oficinas, consultorios, ayudas educativas) de calidad y suficientes de acuerdo con lo definido en los estándares (anexo B);

ii) Materiales para el desarrollo de actividades lúdico-deportivas (anexo D);

iii) Elementos de aseo básicos para uso en el servicio;

iv) Orientación a las familias con el fin de que estas provean el vestuario para los niños, niñas y adolescentes;

c) Talento humano:

La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo a características específicas de la población que atiende. Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

i) Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado a la modalidad;

ii) Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar;

iii) Plan de salud ocupacional;

iv) Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales;

e) Auxilio de transporte:

El auxilio de transporte debe ser entregado únicamente a los niños, niñas y adolescentes cuyas familias no pueden contribuir con este aspecto por sus condiciones de ingreso. Sin embargo, se debe concientizar a las familias de la corresponsabilidad con el proceso de formación de sus hijos.

Condiciones locativas y dotación de planta física:

Toda entidad deberá contar con una planta física adecuada y en buen estado y mante­nimiento permanente, con un área proporcional para el servicio que atiende, con todos los insumos para desarrollar el proceso de atención. Debe cumplir con los siguientes aspectos:

a) Disponer de los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, gas, energía eléctrica y sistema de comunicación) con el fin de garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

b) Espacios para desarrollar la atención de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad tales como: zona administrativa, espacios para el desarrollo de actividades terapéuticas, aulas o salón múltiple, comedor, cocina, despensa o almacenamiento de alimentos, cubículos, espacio de archivo de historias de atención, dormitorios con la dotación básica, servicios sanitarios, zona al aire libre y lactario (en caso de requerirse), entre otros;

c) Espacios físicos accesibles dependiendo de la categoría de discapacidad que atiende la institución;

d) Señalización accesible de acuerdo a la categoría de discapacidad que atiende la institución.

Otros aspectos

Todos los operadores o instituciones que desarrollen programas de atención para el restablecimiento de derechos de los beneficiarios(10) deben cumplir con:

a) Un proyecto de atención institucional (PAI), que se actualice y cualifique con una periodicidad mínimo semestral;

b) Un programa que impulse el desarrollo de los deberes en los beneficiarios, tanto al interior de la institución como con los padres o adultos cuidadores, en la casa o en su lugar de convivencia;

c) Estrategias y actividades tendientes al desarrollo de los potenciales humanos, que vayan más allá de la garantía de sus derechos y que representen verdaderos cambios positivos y transformaciones evidentes en los beneficiarios que pasan por el programa de restablecimiento de derechos en cualquiera de sus modalidades. Estas estrategias y actividades no solo deben responder a los gustos y necesidades de los beneficiarios sino también al desarrollo humano de sus potencialidades;

d) Un plan de estrategias y actividades tendientes al desarrollo integral del SER en los beneficiarios de acuerdo a lo planteado en los presentes lineamientos;

e) Un proyecto de vida por cada beneficiario, actualizado por lo menos cada tres (3) meses, que repose en su historia de atención y que sea una herramienta fundamental en la orientación de las actividades que se desarrollen con él;

f) Un archivo debidamente organizado con las historias de atención para cada beneficiario;

g) Historias de atención donde se archiven los documentos que envía la autoridad competente y los que se generen en la entidad como parte de la prestación del servicio (Platin, información de salud, certificado médico que acredite la discapacidad, información familiar, valoraciones de profesionales, conceptos, informes evolutivos, informes de cierre, actuaciones por cada área de atención, entre otros documentos);

h) Un cronograma visible con las actividades que se desarrollan en el diario vivir;

i) Un reglamento especial o código de conducta dirigido a todas las personas que adelantan procesos de atención con los beneficiarios;

j) Un plan de prevención de desastres y de riesgo de accidentes, teniendo en cuenta las posibilidades, capacidades y destrezas de los beneficiarios;

k) Un plan de manejo ambiental en ejecución;

l) Un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos;

m) La habilitación al prestador de servicios de salud, centro de atención en drogadicción, CAD, en caso de atender a esta población.

7. Modalidad: Semiinternado.

7.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Es un servicio de restablecimiento de derechos especializado para niños, niñas y adolescentes que se encuentran en situación de vulneración y bajo el cuidado de sus familias de origen, que requieren un proceso de atención institucional y de apoyo presencial en jornadas de ocho (8) horas diarias, durante los días hábiles del mes. Estos niños, niñas y adolescentes requieren de apoyos educativos adicionales o alternos a la jornada educativa regular.

Población titular de atención:

Niños, niñas y adolescentes sin discapacidad, de siete (7) a menores de 18 años de edad, que se encuentren en situación de vulneración de derechos, que tienen vínculos con su familia o su red social de apoyo próxima y en donde la familia o los cuidadores necesitan el apoyo del SNBF. Las situaciones particulares por las cuales se atiende a los niños, niñas y adolescentes en esta Modalidad son: Maltrato, negligencia, en condición de vida en calle, en condición de consumo de sustancias psicoactivas, en condición de abuso, explotación sexual o trata, en riesgo de conflicto con la ley.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando la familia o red vincular presenta factores de generatividad para que el niño, niña o adolescentes permanezca con ellos, pero requiere de apoyo del ICBF para garantizar plenamente los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

(10) En el presente documento, la palabra beneficiario hace referencia a los niños, niñas o adolescentes que se benefician de los programas de restablecimiento de derechos en las modalidades establecidas por el ICBF.

Particularidades del servicio

a) Se debe garantizar la vinculación del niño, niña o adolescente al sistema educativo regular o alterno;

b) El servicio se presta en ocho (8) horas diarias, incluida la jornada escolar durante todos los días hábiles del mes;

c) Si el niño, niña o adolescente se encuentra vinculado a la educación formal regular impartida por el sistema educativo distrital, municipal departamental o nacional, debe ser dictada la medida de externado.

Forma de vinculación:

La vinculación a este servicio debe ser por:

a) Búsqueda activa;

b) Por remisión del defensor de familia, el comisario de familia o el inspector de policía.

Criterios para la organización del servicio

Para la organización del servicio se deben tener en cuenta, por lo menos los siguientes criterios:

a) Atención de acuerdo al momento de su ciclo de vida;

b) Atención correspondiente a su género;

c) Atención diferencial correspondiente a su problemática particular;

d) Atención diferencial correspondiente a su etnia o grupo poblacional.

7.2. Objetivo.

Restablecer a los niños, niñas y adolescentes el ejercicio de sus derechos vulnerados sin separarlos de su medio familiar, fortalecer los vínculos familiares y redes de apoyo con el fin de superar los factores de riesgo y generar factores de generatividad.

7.3. Servicio esperado.

Fase I. Identificación, diagnóstico y acogida:

Se realiza un análisis del resultado de la evaluación interdisciplinaria, con el fin de establecer las condiciones generales en que llega el niño, niña o adolescente y determinar el proceso de atención. Para dar cumplimiento con criterios de calidad es necesario:

a) Realizar el diagnóstico integral a todos los niños, niñas y adolescentes durante los primeros 30 días después de su ingreso, teniendo en cuenta las situaciones de vulneración, amenaza o riesgo;

b) Llevar a cabo la valoración psicológica al ingreso del niño, niña, adolescente y su familia para la comprensión y análisis particular de la situación psicoafectiva, proceso de desarrollo, factores protectores y de riesgo, tendencias y aspectos relevantes de comportamiento y características de la red vincular. Lo anterior, a través de técnicas como la entrevista, la observación y la aplicación de pruebas psicotécnicas;

c) Realizar la valoración sociofamiliar a través de trabajo social de la familia o red vincular del niño, niña o adolescente al ingreso, concepto sobre la condición social y eco­nómica, contacto directo, y definición de un plan de fortalecimiento familiar;

d) Verificar que todos los niños, niñas y adolescentes se encuentren efectivamente afiliados al sistema general de seguridad social en salud y garantizar su valoración al ingreso;

e) Evaluar las competencias educativas para establecer el nivel de escolaridad y las necesidades de apoyo en el área educativa de niños, niñas y adolescentes al ingresar a la modalidad, con el fin de orientar el proceso de refuerzo;

f) Formular y elaborar el Platin para cada niño, niña o adolescente vinculado a la modalidad.

Fase II. Intervención y proyección:

Esta fase tiene como objetivo desarrollar el plan de atención integral definido de acuerdo con las valoraciones y diagnósticos realizados en la primera fase y construir y consolidar el proyecto de vida con base en las competencias y en las necesidades de cada uno. Los componentes se describen a continuación:

Protección

Se garantiza la atención desde las áreas de psicología y trabajo social, a través de las siguientes acciones:

a) Llevar a cabo la intervención psicológica y el proceso terapéutico que se brinda a los niños, niñas, adolescentes y familias, para generar alternativas de solución de las problemáticas o necesidades identificadas en la valoración inicial;

b) Desarrollar intervenciones con la familia y la red vincular de apoyo, consistente en el contacto con familia de origen o red vincular de niños, niñas o adolescentes, garantizando su vinculación al proceso de atención y acompañamiento para mantener y fortalecer los vínculos afectivos y potenciar factores de generatividad para superar las situaciones de riesgo;

c) Desarrollar las acciones y estrategias que les permita a los niños, niñas y adolescentes prevenir y detectar la violencia sexual;

d) Ejecutar acciones y estrategias dirigidas a prevenir, detectar y manejar la ocurrencia de cualquier tipo de abuso o maltrato contra los niños, niñas o adolescentes vinculados a la modalidad, por parte de cualquier miembro de la comunidad institucional.

Existencia

Se garantiza de forma permanente y oportuna la atención integral en salud a los niños, niñas o adolescentes ubicados en la modalidad, desarrollando las siguientes acciones:

a) Orientar a la familia frente a los derechos en salud, su obligatoriedad y el uso adecuado que debe hacerse de ellos;

b) Apoyar la gestión con la entidad prestadora de salud para garantizar que:

I. Todos los niños, niñas y adolescentes reciban atención médica de acuerdo con la valoración inicial, las condiciones y características personales o cuando se requiera la atención inmediata

II. Todos los niños y niñas menores de 10 años, cuenten con el esquema de vacunación completo

III. Todos los niños, niñas y adolescentes sean valorados por odontología al ingreso al servicio y reciban atención odontológica en caso de requerirse o por urgencia odontológica

IV. En el servicio todos los niños, niñas o adolescentes sean valorados por nutrición al ingreso al servicio y se les realice seguimiento nutricional durante su permanencia

V. Los indicadores antropométricos para menores de cinco (5) años son: talla para edad, peso para edad, peso para la talla, para mayores de cinco años índices de masa corporal

VI. En el servicio se realice campañas informativas con fines educativos y de prevención de las enfermedades

VII. Se adelanten acciones de promoción de los derechos sexuales y reproductivos, prevención del embarazo adolescente y el consumo de sustancias psicoactivas

VIII. En el servicio se cuente con un plan de prevención de desastres y del riesgo, coordinado con la Defensa Civil, Cruz Roja, bomberos, oficinas municipales y departamentales de prevención de desastres o ARP.

Desarrollo

Se garantiza la gestión para el acceso de los niños y niñas al sistema educativo. Se deben desarrollar las siguientes acciones:

a) Garantizar que los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a la educación;

b) Desarrollar acciones de nivelación escolar con el fin de que los niños, niñas y adolescentes alcancen los logros educativos requeridos, cuando están vinculados al sistema o para orientarlos y motivarlos para el ingreso al mismo;

c) Gestionar con el sector educativo para promover y garantizar la vinculación de los niños, niñas y adolescentes al servicio de educación, como derecho fundamental;

d) Desarrollar capacitación vocacional, a través de la planeación y ejecución de talleres o actividades destinadas al desarrollo de competencias que sean del interés de los niños, niñas o adolescentes;

e) Llevar a cabo evaluación ocupacional, identificando antecedentes ocupacionales, intereses, habilidades y proyección laboral que permiten definir un perfil ocupacional con el fin de establecer el plan de formación y desarrollo de competencias para los adolescentes;

f) Gestionar la formación laboral de adolescentes, entendida como la garantía de su acceso a un servicio de capacitación laboral realizado por una entidad competente;

g) Garantizar la educación para personas mayores de 18 años de edad con discapacidad absoluta, de acuerdo con sus capacidades o potencialidades.

Ciudadanía

Garantizar mayores condiciones de bienestar y de compromiso frente al resultado del proceso de intervención a través de la participación de los niños, niñas, adolescentes y familias en su proceso de formación y atención de acuerdo con su edad y nivel de desarrollo. El cumplimiento de este derecho se hace visible en el servicio cuando:

a) Los niños, niñas, adolescentes y familias participan en la construcción del pacto de convivencia, sus ajustes y actualización;

b) Se realizan encuestas de percepción frente a la satisfacción del servicio y evaluación del mismo;

c) Existe un buzón de sugerencias en el servicio;

d) Hay participación activa de los niños, niñas y adolescentes en actividades artísticas, culturales, recreativas y deportivas, de acuerdo con sus intereses, habilidades, capacidades y destrezas;

e) Fortalecer redes y facilitar la vinculación de los niños, niñas y adolescentes a nuevas redes familiares, comunitarias, institucionales y de solidaridad social;

f) Gestionar con el centro zonal la remisión de los niños, niñas y adolescentes a servicios especializados como Fiscalía General de la Nación, Instituto de Medicina Legal, entre otros;

g) Establecer alianzas con otros actores del sistema, especialmente con los entes territoriales para ampliar las posibilidades del ejercicio de los derechos y mejorar la calidad de la atención.

Fase III. Preparación para el egreso:

Se debe hacer una preparación para que los niños, niñas y adolescentes continúen el desarrollo de su vida, sin la intervención de la institución. Por tal motivo, se deben desarrollar acciones tendientes a:

a) Conectar a los niños, niñas y adolescentes a la red de apoyo social más próxima que contribuya con la garantía de sus derechos fundamentales;

b) Desarrollar intervenciones precisas con los miembros de las familias para evitar que a los niños, niñas y adolescentes les sean vulnerados sus derechos;

c) Identificar a los líderes comunitarios para desarrollar procesos de protección a la población más vulnerable.

Fase IV. Seguimiento posegreso:

Cuando termine el proceso se realizará el seguimiento posegreso, para verificar las condiciones de integración familiar y social, los avances y dificultades en el proceso. Este seguimiento debe realizarse como mínimo durante seis (6) meses después del egreso, el cual debe estar registrado en las historias de atención. Las actividades que se desarrollan en esta fase son:

a) Identificar la situación del niño, niña o adolescente, verificando el cumplimiento de la medida tomada por la autoridad competente;

a) Fortalecer la red social de apoyo y su utilización en cuanto a entes territoriales y no gubernamentales se refiere en la atención en salud, educación y participación;

b) Orientar a los niños, niñas y adolescentes sobre temas relacionados con la salud sexual y reproductiva, salud mental y consumo de sustancias psicoactivas;

c) Asesorar sobre oportunidades de desarrollo académico que se presenten en beneficio de los niños, niñas y adolescentes;

d) Posibilitar espacios de participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias sobre experiencias de habilidades para la vida;

e) Llevar a cabo encuentros de egresados para socializar experiencias positivas.

7.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de seis (6) meses en la Modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Dos (2) niños, niñas o adolescentes por cupo al año.

Recursos:

Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta modalidad incluyen:

a) Alimentación:

Consiste en el suministro de la alimentación establecida en la minuta patrón, que corresponde al 55% de los requerimientos nutricionales: (almuerzo 35%, dos refrigerios de 10% cada uno) de acuerdo con la edad, sexo y características de la población. No se permite que los niños, niñas o adolescentes vinculados a la modalidad reciban la alimentación en un comedor comunitario;

b) Dotación.

Garantizar la atención de los niños, niñas y adolescentes con elementos básicos de dotación institucional, de aseo y material lúdico durante su permanencia en el servicio. Se deben garantizar los siguientes elementos:

i) Dotación institucional de equipos, muebles enseres (oficinas, consultorios, ayudas educativas) de calidad y suficientes de acuerdo con lo definido en los estándares (anexo B);

ii) Materiales para el desarrollo de actividades lúdico-deportivas (anexo D);

iii) Elementos de aseo básicos para uso en el servicio;

iv) Orientación a las familias con el fin de que estas provean el vestuario para los niños, niñas y adolescentes;

c) Talento humano:

La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo a características específicas de la población que atiende. Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

i) Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado a la modalidad;

ii) Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar;

iii) Plan de salud ocupacional;

iv) Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales;

d) Auxilio de transporte:

El auxilio de transporte debe ser entregado únicamente a los niños, niñas y adolescentes cuyas familias no pueden contribuir con este aspecto por sus condiciones de ingreso. Sin embargo, se debe concientizar a las familias de la corresponsabilidad con el proceso de formación de sus hijos.

Condiciones locativas:

Toda entidad deberá contar con una planta física adecuada y en buen estado y mante­nimiento permanente, con un área proporcional para el servicio que atiende, con todos los insumos para desarrollar el proceso de atención. Debe cumplir con los siguientes aspectos:

a) Contar con espacios para desarrollar la atención de los niños, niñas y adolescentes tales como: Zona administrativa, aula o salón múltiple, comedor, cocina, despensa o almacenamiento de alimentos, espacios para atención individualizada, espacio de archivo de historias de atención, servicios sanitarios, zona al aire libre, entre otros (anexo B);

b) Contar con instalaciones (pueden ser propias o de la comunidad) donde se desarrolla el servicio, dotada con los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, energía eléctrica, gas y sistema de comunicación) y garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas y adolescentes;

c) Eliminar o disminuir las barreras de acceso a la población con discapacidad, para la disminución del impacto de la misma en niños, niñas y adolescentes, que les permita ser progresivamente autónomos y logren un mayor grado posible de participación.

Otros aspectos:

Todos los operadores o instituciones que desarrollen programas de atención para el restablecimiento de derechos de los beneficiarios(11) deben cumplir con:

a) Un proyecto de atención institucional (PAI), que se actualice y cualifique con una periodicidad mínimo semestral;

(11) En el presente documento, la palabra beneficiario hace referencia a los niños, niñas o adolescentes que se benefician de los programas de restablecimiento de derechos en las modalidades establecidas por el ICBF.

b) Un programa que impulse el desarrollo de los deberes en los beneficiarios, tanto al interior de la institución como con los padres o adultos cuidadores, en la casa o en su lugar de convivencia;

c) Estrategias y actividades tendientes al desarrollo de los potenciales humanos, que vayan más allá de la garantía de sus derechos y que representen verdaderos cambios positivos y transformaciones evidentes en los beneficiarios que pasan por el programa de restablecimiento de derechos en cualquiera de sus modalidades. Estas estrategias y actividades no solo deben responder a los gustos y necesidades de los beneficiarios sino también al desarrollo humano de sus potencialidades;

d) Un plan de estrategias y actividades tendientes al desarrollo integral del SER en los beneficiarios de acuerdo a lo planteado en los presentes lineamientos;

e) Un proyecto de vida por cada beneficiario, actualizado por lo menos cada tres (3) meses, que repose en su historia de atención y que sea una herramienta fundamental en la orientación de las actividades que se desarrollen con él;

f) Un archivo debidamente organizado con las historias de atención para cada beneficiario;

g) Historias de atención donde se archiven los documentos que envía la autoridad competente y los que se generen en la entidad como parte de la prestación del servicio (Platin, información de salud, certificado médico que acredite la discapacidad, información familiar, valoraciones de profesionales, conceptos, informes evolutivos, informes de cierre, actuaciones por cada área de atención, entre otros documentos);

h) Un cronograma visible con las actividades que se desarrollan en el diario vivir;

i) Un reglamento especial o código de conducta dirigido a todas las personas que ade­lantan procesos de atención con los beneficiarios;

j) Un plan de prevención de desastres y de riesgo de accidentes, teniendo en cuenta las posibilidades, capacidades y destrezas de los beneficiarios;

k) Un plan de manejo ambiental en ejecución;

l) Un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos;

m) Una habilitación para prestador de servicios de salud, Centro de atención en drogadicción, CAD, en caso de atender a esta población.

8. Modalidad: Semiinternado con discapacidad.

8.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Es un servicio especializado de protección que se presta durante 8 horas al día, durante los días hábiles del mes, para la atención de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad en condición de amenaza o de vulneración de sus derechos, a quienes se ha decretado la medida para el restablecimiento de derechos de ubicación en un programa de atención especializada-semiinternado, conforme al artículo 53 del Código de la Infancia y la Adolescencia.

La entidad que asume la atención integral en protección debe ser abierta a la comunidad para lograr que los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad cuenten con posibilidades para la inclusión social. En tal sentido, debe permitir y favorecer la mayor vinculación posible con el entorno y gestionar la prestación de servicios con otros entes del sistema nacional de bienestar familiar y de la comunidad, según sus competencias(12).

Se considera una persona con discapacidad a aquella que tenga deficiencias corporales que afectan sus funciones mentales, físicas o sensoriales de forma permanente; limitación en la capacidad de ejecución de algunas de sus actividades de la vida diaria y que al interactuar con el contexto encuentran barreras físicas y actitudinales, que les restringen su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás personas.

La atención integral de esta población debe garantizarse a través de la corresponsabilidad y concurrencia armónica que debe existir entre sectores, considerando estructuras diferenciadas de servicios de atención: Básico, intermedio o especializado según sus necesidades. Serán atendidos en el servicio contratado por el ICBF, dada su condición de riesgo o vulneración de derechos que amerita protección, mas no por la discapacidad.

Población titular de atención:

a) Niños, niñas, adolescentes con discapacidad en situación de amenaza o vulneración de derechos, que requieren protección del ICBF;

b) Mayores de 18 años con discapacidad que al cumplir esta edad se encontraban en protección del ICBF, con medida de declaratoria de adaptabilidad;

c) Mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta de tipo cognitivo, cuya familia o red vincular requiere apoyo para su cuidado;

d) Mayores de 18 años con discapacidad mental psicosocial, cuya familia o red vincular requiere apoyo para su cuidado.

Criterios de ubicación:

La ubicación procede cuando el niño, niña o adolescente con discapacidad cuya familia o red vincular presenta factores de generatividad para que el niño, niña o adolescente permanezca con ellos, pero, la familia o red vincular requiere de apoyo del ICBF para garantizar plenamente los derechos de estos niños, niñas y adolescentes.

Particularidades del servicio:

a) La competencia para el desarrollo del proceso de restablecimiento de derechos a niños, niñas, adolescentes, jóvenes o adultos con discapacidad que ingresan a la institución, será en todos los casos de la autoridad competente que los remite;

(12) Lineamiento técnico-administrativo de programas de atención especializada para el restablecimiento de derechos. Versión marzo 12 de 2007.

b) El tiempo de permanencia de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad en la institución lo determina la autoridad competente a cargo del caso.

Forma de vinculación:

Los niños, niñas, adolescentes y mayores de 18 años de edad con discapacidad mental absoluta, remitidos por el defensor de familia o la autoridad competente.

Criterios para la organización del servicio:

La complejidad y diversidad de la discapacidad hace que los requerimientos de estas entidades se ajusten a las necesidades propias de cada categoría de discapacidad que se atienda, para lo cual se deberá tener en cuenta:

a) Atención de acuerdo al momento de su ciclo de vida;

b) Atención correspondiente a su género;

c) Atención diferencial correspondiente a su problemática particular;

d) Atención diferencial correspondiente a su etnia o grupo poblacional;

e) Atención diferencial de acuerdo a la categoría de discapacidad. No se permitirá la atención de población con discapacidad mental psicosocial asociada a otra discapacidad que atiende la institución, en caso de sospecha, se debe solicitar un diagnóstico a un médico psiquiatra y de comprobarse, se deberá ubicar en institución especializada para la atención de discapacidad mental psicosocial (anterior trastorno mental);

f) Espacios accesibles adecuados a las necesidades de la discapacidad a atender.

8.2. Objetivo.

Restablecer a los niños, niñas, adolescentes y mayores de 18 años de edad con discapacidad mental absoluta el ejercicio de sus derechos vulnerados sin separarlos de su medio familiar, fortalecer los vínculos familiares y redes de apoyo con el fin de superar los factores de riesgo y generar factores de generatividad.

8.3. Fases de atención.

Fase I: Identificación, diagnóstico y acogida

En esta fase, inicialmente se lleva a cabo un proceso de acogida que garantiza un ambiente cálido, de generación de confianza y de estabilización emocional con el niño, niña o adolescente. También se realizan valoraciones en las diferentes áreas, teniendo en cuenta el informe del equipo técnico interdisciplinario de la defensoría de familia o de la autoridad competente, emitiendo un diagnóstico integral, con el fin de facilitar la proyección de acciones y la continuidad en su proceso de atención.

En esta fase se desarrollan las siguientes acciones:

a) Realizar el diagnóstico integral a cada uno de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos durante el primer mes a partir de su ingreso, estableciendo sus deficiencias, limitaciones en la capacidad de ejecución de actividades y restricciones en la participación;

b) Valorar psicológicamente al ingreso del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad y su familia para la comprensión y análisis particular de la situación psicoafectiva, proceso de desarrollo, factores de generatividad y de vulnerabilidad, tendencias y aspectos relevantes de comportamiento y características de la red vincular. Lo anterior a través de técnicas como la entrevista, la observación y la aplicación de pruebas psicotécnicas;

c) Valorar aspectos educativos que permitan determinar las posibilidades de aprendizaje y de inclusión educativa en medio externo, a la vez que se identifiquen los apoyos pedagógicos requeridos por el usuario para superar las dificultades identificadas;

d) Valorar el aspecto sociofamiliar o de la red vincular del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad incluyendo información sobre redes sociales de apoyo que puedan dar soporte a la participación social del usuario y recursos comunitarios que favorezcan el desarrollo de actividades extramurales;

e) Elaborar plan de atención integral, Platin, de cada niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad, dándolo a conocer a su familia, con el fin de involucrarla desde un comienzo en el proceso de restablecimiento de derechos.

Fase II: Intervención y proyección

Esta fase tiene como objetivo desarrollar el plan de atención integral, Platin, definido de acuerdo con las valoraciones y diagnósticos realizados en la primera fase y construir y consolidar el proyecto de vida con base en las competencias y en las necesidades de cada uno. Los componentes se describen a continuación:

Protección:

Se garantiza la atención desde las áreas de psicología y trabajo social, a través de las siguientes acciones:

a) Desarrollar atención psicológica mediante el proceso terapéutico que se brinda a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad. En casos en que hayan sido víctimas de maltrato, abuso sexual o trata, se requiere tratamiento especializado. Independientemente de la capacidad mental del usuario el psicólogo debe intervenir, dando apoyo y reconocimiento a emociones, favorecimiento de comportamientos adaptativos y bienestar personal;

b) Desarrollar intervenciones con la familia y la red vincular de apoyo, consistente en el contacto con familia de origen o red vincular de niños, niñas o adolescentes, garantizando su vinculación al proceso de atención y acompañamiento para mantener y fortalecer los vínculos afectivos y potenciar factores de generatividad para superar las situaciones de riesgo;

c) Desarrollar talleres o procesos de formación dirigidas a prevenir, detectar y manejar la ocurrencia de cualquier abuso o maltrato contra los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad vinculados a la modalidad, por parte de cualquier miembro de la familia o comunidad institucional;

d) Desarrollar acciones terapéuticas, educativas y de preparación para la vida laboral y productiva, a través de la participación del niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad en actividades de desarrollo de habilidades y capacidades físicas, mentales y sociales;

e) Promover y gestionar la inclusión en procesos educativos externos cuando los niños, niñas, adolescentes o jóvenes con discapacidad tengan las capacidades para asumirla. Brindar el apoyo pedagógico requerido por el estudiante para que este pueda avanzar en su aprendizaje al igual que sus demás compañeros. En los casos en que la oferta institucional educativa externa no responda a las posibilidades y necesidades de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad, la entidad debe incluir en su oferta de servicios, el desarrollo de estrategias pedagógicas adecuadas a las posibi­lidades de esta población;

f) Promover y gestionar procesos de formación profesional en ambientes externos, que permitan al joven o adolescente el desarrollo de competencias para su participación en la vida laboral y productiva. En los casos que la oferta institucional externa no brinde la oportunidad de vinculación de usuarios con discapacidad moderada, la institución debe desarrollar estrategias de formación ocupacional con apoyo institucional o familiar que permitan su formación para la vida laboral y productiva de acuerdo a su nivel de autonomía;

g) Desarrollar actividades que generen la convivencia, prevengan la violencia, el uso y abuso de sustancias psicoactivas en los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad leve o moderada;

h) Desarrollar estrategias intra y extrainstitucionales para la promoción de los derechos de niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

i) Desarrollar estrategias para la vinculación en redes de apoyo o espacios de participación comunitaria en donde se trabaje en mejorar las condiciones de la población con discapacidad. De igual forma, desarrollar estrategias orientadas a la sensibilización de la comunidad, abriendo espacios de inclusión para las personas con discapacidad vinculadas a la institución.

Existencia

Se garantiza de forma permanente y oportuna la atención integral en salud a los beneficiarios ubicados en la modalidad, desarrollando las siguientes acciones:

a) Garantizar de forma permanente y oportuna, con la correspondiente IPS, el seguimiento y atención integral y estado de salud física y mental a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad beneficiarios de la modalidad;

b) Atender situaciones de emergencia y coordinar atención con IPS a la cual este vinculado el beneficiario;

c) Garantizar la atención médica de control, vacunas y servicio médico y terapéutico especializado para niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

d) En caso que un niño, niña, adolescente, joven o adulto con discapacidad requiera para compensar su limitación de una ayuda técnica como sillas de ruedas, ortesis, prótesis, bastones, caminadores, entre otras; la institución debe gestionar ante la autoridad competente, con el apoyo del centro zonal la consecución de la ayuda;

e) Desarrollar acciones de promoción de la salud y prevención de la enfermedad a partir de un programa estructurado;

f) Desarrollar acciones de promoción de los derechos sexuales y reproductivos de las personas con discapacidad y prevención de la vulneración de los mismos;

g) Adelantar acciones para la atención al consumo de sustancias psicoactivas;

h) Diseñar y suministrar dietas especiales en los casos de los usuarios con discapacidad que por orden médica lo requieran;

i) Con base en las indicaciones o contraindicaciones médicas, tomar las medidas pertinentes para prevenir deterioro de la salud de los beneficiarios.

Ciudadanía

De acuerdo a las posibilidades de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad se debe promover y facilitar su participación intra y extrainstitucional en todas las actividades, terapéuticas, educativas, formativas y sociales que permitan la superación de su situación. La participación de los beneficiarios en las diferentes actividades que ofrezca la institución debe constituirse en una práctica cotidiana al interior de los servicios de restablecimiento de derechos. Se requiere el desarrollo de acciones como:

a) Identificar las posibilidades de participación del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad, con el fin de promoverla de acuerdo a su alcance;

b) De acuerdo a las posibilidades del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad construir con ellos pactos de convivencia y sus seguimientos;

c) Escuchar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y sus familias para la búsqueda de explicaciones y soluciones a las situaciones particulares o especiales de vulneración o convivencia en la modalidad. Las voces de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y familias son portadoras de saberes propios y que en conjunto con el saber profesional de los equipos interdisciplinarios de las instituciones contribuye y garantiza mayores condiciones de bienestar;

d) Realizar encuesta de satisfacción. Se deben hacer comparaciones con mediciones anteriores y evidenciar el mejoramiento continuo;

e) Dar el uso correspondiente al buzón de sugerencias, promoviendo su utilización, analizando y resolviendo las quejas con los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad y sus familias;

f) Promover y posibilitar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad el contacto con el defensor de familia y mantenerlo informado sobre su situación, siempre y cuando las condiciones de edad o salud lo permitan;

g) Promover y posibilitar a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad su participación en todas las actividades intra y extrainstitucionales que mejoren su condición física, mental y social, facilitando a la vez su proceso de inclusión social.

Uso responsable del tiempo libre

Se busca fortalecer procesos de participación y de convivencia a través del desarrollo de actividades para el uso responsable y sano del tiempo libre. Para lograrlo, se desarrollan actividades tales como:

a) Desarrollar internamente programas recreativos, culturales y deportivos adaptados a las posibilidades, intereses y necesidades de sus usuarios; de igual forma gestionar su vinculación a programas externos que faciliten los procesos de inclusión social;

b) En los casos de usuarios con una discapacidad severa, desarrollar actividades recreativas acordes a las posibilidades y necesidades;

c) Al menos una vez al mes realización de actividades recreativas y culturales externas, que faciliten la vivencia de otras experiencias de vida y apoyen el desarrollo personal y social del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad;

d) En ningún caso el usuario puede ser confinado a un espacio de la institución por tiempos prolongados sin una actividad que promueva su desarrollo y le proporcione un bienestar personal.

Fase III: Preparación para el egreso

Se deben desarrollar estrategias y acciones encaminadas a la preparación de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad para que continúen con su proceso en otra institución o para su reintegro a la vida social y familiar. Las acciones a desarrollar estarán condicionadas a las posibilidades del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para participar en ellas, estas se orientarán a:

a) Gestionar con la IPS la atención y verificación del estado de salud del usuario, tomando las medidas de atención pertinentes para que a su egreso salga en las mejores condiciones posibles;

b) Preparar un informe de condiciones de egreso del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad, que incluya entre otros, actuaciones de la institución y orientaciones para dar continuidad a sus logros;

c) Preparar psicológicamente al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para enfrentar el nuevo estilo de vida que asumirá cuando salga de la institución;

d) Facilitar el proceso de egreso del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad de la modalidad, reforzando sentimientos de afecto, seguridad y confianza en sí mismo;

e) Preparar al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad para asumir el proceso de reintegro familiar o traslado institucional, verificando que se cumplieron los objetivos del plan integral de atención individual;

f) Fortalecer espacios para que el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad exprese sus percepciones y sentimientos respecto a su egreso de la Modalidad;

g) Realizar encuentros de orientación y preparación de la familia para la atención del niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad;

h) En el caso de beneficiarios incluidos a programas externos educativos o de formación, verificar que el proceso de inclusión se está dando y orientar a la familia en el apoyo que deben brindarle al niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad cuando esté de retorno en el ambiente familiar;

i) Coordinar las acciones entre la institución, la familia y el equipo del centro zonal, a partir de los sentimientos y percepciones que tiene el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad respecto de su egreso de la modalidad.

Fase IV: Seguimiento posegreso

A todos los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad se les adelantan acciones de seguimiento a su proceso, por un espacio de seis (6) meses, el cual debe estar registrado en las historias de atención. Las actividades son las siguientes:

a) Identificar la situación del niño, niña o adolescente, verificando el cumplimiento de la medida tomada por la autoridad competente;

b) Llevar a cabo seguimiento con el niño, niña, adolescente, joven y adulto con discapacidad cuando sus posibilidades se lo permitan y con su familia;

c) Hacer seguimiento al cumplimiento de la medida dictada por la autoridad competente en cada caso;

d) Fortalecer la red social de apoyo y su utilización en cuanto a entes territoriales y no gubernamentales se refiere en la atención en salud, educación y participación;

e) Orientar a los niños, niñas y adolescentes sobre temas relacionados con la salud sexual y reproductiva, salud mental y consumo de sustancias psicoactivas;

f) Asesorar sobre oportunidades de desarrollo académico que se presenten en beneficio de los niños, niñas y adolescentes;

g) Posibilitar espacios de participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias sobre experiencias de habilidades para la vida;

h) Llevar a cabo encuentros de egresados para socializar experiencias positivas.

8.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de un (1) año en la modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico Interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Un (1) niño, niña, adolescente o mayor de 18 años con discapacidad mental absoluta por cupo al año.

Recursos: Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta Modalidad incluyen:

a) Alimentación: Consiste en el suministro de la alimentación establecida en la minuta patrón, que corresponde al 55% de los requerimientos nutricionales: (almuerzo 35%, dos refrigerios de 10% cada uno) de acuerdo con la edad, género y características de la población. Los operadores deben garantizar dietas especiales en caso de requerirse por indicación médica. La alimentación suministrada debe cumplir con los siguientes criterios:

i) Corresponde con el ciclo de menú semestral establecido;

ii) Los ciclos de menús programados están derivados de acuerdo con lo establecido en la minuta patrón;

iii) Las porciones servidas corresponden a las establecidas en la minuta patrón, según grupos de edad;

iv) La alimentación ofrecida es adecuada a las características de la población atendida según edad, condiciones de la población (estado de gestación, lactancia, salud y estados de malnutrición entre otros);

v) No se permite que los niños, niñas o adolescentes vinculados a la modalidad reciban la alimentación en un comedor comunitario;

b) Dotación: Garantizar la atención de los niños, niñas y adolescentes con elementos básicos de dotación institucional, de aseo y material lúdico durante su permanencia en el servicio. Garantizar los siguientes elementos:

i) Dotación institucional de equipos, muebles enseres (oficinas, consultorios, ayudas educativas) de calidad y suficientes de acuerdo con lo definido en los estándares (anexo B);

ii) Materiales para el desarrollo de actividades lúdico-deportivas (anexo D);

iii) Elementos de aseo básicos para uso en el servicio;

iv) Orientación a las familias con el fin de que estas provean el vestuario para los niños, niñas y adolescentes;

c) Talento humano: La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales, necesario para la prestación del servicio de acuerdo a las características específicas de la población que atiende. Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

i) Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado a la modalidad;

ii) Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar;

iii) Plan de salud ocupacional;

iv) Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales;

d) Auxilio de transporte:

El auxilio de transporte debe ser entregado únicamente a los niños, niñas y adolescentes cuyas familias no pueden contribuir con este aspecto por sus condiciones de ingreso. Sin embargo, se debe concientizar a las familias de la corresponsabilidad con el proceso de formación de sus hijos.

Condiciones locativas y dotación de planta física:

Toda entidad deberá contar con una planta física adecuada y en buen estado y mantenimiento permanente, con un área proporcional para el servicio que atiende, con todos los insumos para desarrollar el proceso de atención. Debe cumplir con los siguientes aspectos:

a) Disponer de los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, gas, energía eléctrica y sistema de comunicación) con el fin de garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad;

b) Espacios para desarrollar la atención de los niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos con discapacidad tales como: Zona administrativa, espacios para el desarrollo de actividades terapéuticas, aulas o salón múltiple, comedor, cocina, despensa o almacenamiento de alimentos, cubículos, espacio de archivo de historias de atención, dormitorios con la dotación básica, servicios sanitarios, zona al aire libre y lactario (en caso de requerirse), entre otros;

c) Dotación institucional de los equipos, muebles y enseres en los espacios en donde se desarrolla la modalidad;

d) Espacios físicos accesibles dependiendo de la categoría de discapacidad que atiende la institución;

e) Señalización accesible de acuerdo a la categoría de discapacidad que atiende la institución.

Otros aspectos

Todos los operadores o instituciones que desarrollen programas de atención para el restablecimiento de derechos de los beneficiarios13 deben cumplir con:

a) Un proyecto de atención institucional (PAI), que se actualice y cualifique con una periodicidad semestral como mínimo;

b) Un programa que impulse el desarrollo de los deberes en los beneficiarios, tanto al interior de la institución como con los padres o adultos cuidadores, en la casa o en su lugar de convivencia;

c) Estrategias y actividades tendientes al desarrollo de los potenciales humanos, que vayan más allá de la garantía de sus derechos y que representen verdaderos cambios positivos y transformaciones evidentes en los beneficiarios que pasan por el programa de restablecimiento de derechos en cualquiera de sus modalidades. Estas estrategias y actividades no solo deben responder a los gustos y necesidades de los beneficiarios sino también al desarrollo humano de sus potencialidades;

13 En el presente documento, la palabra beneficiario hace referencia a los niños, niñas o adolescentes que se benefician de los programas de restablecimiento de derechos en las modalidades establecidas por el ICBF.

d) Un plan de estrategias y actividades tendientes al desarrollo integral del SER en los beneficiarios de acuerdo a lo planteado en los presentes lineamientos;

e) Un proyecto de vida por cada beneficiario, actualizado por lo menos cada tres (3) meses, que repose en su historia de atención y que sea una herramienta fundamental en la orientación de las actividades que se desarrollen con él;

f) Un archivo debidamente organizado con las historias de atención para cada beneficiario;

g) Historias de atención donde se archiven los documentos que envía la autoridad competente y los que se generen en la entidad como parte de la prestación del servicio (Platin, información de salud, certificado médico que acredite la discapacidad, información familiar, valoraciones de profesionales, conceptos, informes evolutivos, informes de cierre, actuaciones por cada área de atención, entre otros documentos);

h) Un cronograma visible con las actividades que se desarrollan en el diario vivir;

i) Un reglamento especial o código de conducta dirigido a todas las personas que adelantan procesos de atención con los beneficiarios;

j) Un plan de prevención de desastres y de riesgo de accidentes, teniendo en cuenta las posibilidades, capacidades y destrezas de los beneficiarios;

k) Un plan de manejo ambiental en ejecución;

l) Un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos;

m) Una habilitación en prestador de servicios de salud, centro de atención en drogadicción, CAD, en caso de atender a esta población.

9. Modalidad: Hogar gestor para población con discapacidad(14).

9.1. Generalidades de la modalidad.

Definición:

Es una modalidad(15) de restablecimiento de derechos para niños, niñas y adolescentes en condición de amenaza o vulneración, con discapacidad o enfermedad de cuidado especial, que consiste en el acompañamiento, la asesoría y el apoyo económico para el fortalecimiento familiar, de manera que con el apoyo del Estado, la familia, corresponsablemente asuma la protección integral del niño, niña o adolescentes. Se incluyen los mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta.

Esta alternativa se aplica cuando la familia ofrece condiciones comprobadas para acoger, brindar cuidado, afecto y atención al niño, niña o adolescente y puede asumir la gestión de su desarrollo integral, con el apoyo institucional y articulación de la red de servicios del Estado. Permite brindar herramientas a la familia para el mejoramiento de la atención a niños, niñas o adolescentes; de sus condiciones habitacionales, empoderamiento para utilización de las redes de servicios; promover la inclusión de estos en los servicios institucionales, sociales y comunitarios de la localidad, comuna o municipio generando así procesos de organización al interior de las familias, para la definición de iniciativas productivas orientadas al mejoramiento de los ingresos y de la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes. Incluye los mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta.

En la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad(16) se plantea que la familia es la unidad colectiva natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a recibir protección de esta y del Estado, y de que las personas con discapacidad y sus familiares deben recibir la protección y la asistencia necesarias para que las familias puedan contribuir a que las personas con discapacidad gocen de sus derechos plenamente y en igualdad de condiciones (literal X, preámbulo). Además, se establece que es fundamental sensibilizar a la familia y a la sociedad, para que tome mayor conciencia respecto a las personas con discapacidad y fomentar el respeto de sus derechos y de su dignidad (art. 8º).

Población titular de atención:

Niños, niñas y adolescentes con discapacidad o con enfermedad de cuidado especial (se incluyen a los mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta) que cuentan con familia de origen o red vincular de apoyo, pero que por sus condiciones de extrema pobreza se encuentran en amenaza de vulneración de derechos.

Criterios de ubicación:

Familias con niños, niñas y adolescentes que cumplan con los siguientes criterios:

a) Clasificadas en los niveles 1 ó 2 del Sisbén;

b) Familias con niños, niñas y adolescentes en situación de amenaza o vulneración y con un miembro con discapacidad o enfermedad de cuidado especial(17);

c) Familias que con previa valoración puedan garantizar que el niño, niña y adolescentes tendrán unas condiciones físicas, sociales y emocionales favorables para su desarrollo.

Particularidades del servicio:

El hogar gestor está dirigido al fortalecimiento familiar a través de dos líneas de acción:

a) Acompañamiento familiar:

i) Se realizará por lo menos una (1) visita mensual a cada familia, o visitas extraordinarias, según circunstancias presentadas, para el acompañamiento, orientación y verificación del cumplimiento, logros y avances en acuerdos establecidos en el pacto familiar para la efectiva garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes;

(14) Para el presente lineamiento, cuando se mencionen a los niños, niñas y adolescentes con discapacidad, se incluyen también a los mayores de 18 años con discapacidad mental absoluta.

(15) El presente lineamiento es el producto de la sistematización de una experiencia piloto de construcción, implementación y evaluación de la estrategia de apoyo y fortalecimiento a familias de hogar gestor con niños, niñas y adolescentes con discapacidad.

(16) ONU (2006). Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. Aprobada por Colombia mediante la Ley 1346 de 31 de julio de 2009.

(17) Las familias con niños, niñas y adolescentes, con discapacidad o enfermedad de cuidado especial, a ubicar en la modalidad, deben contar con concepto médico sobre la condición de enfermedad o discapacidad emitida por el sistema de seguridad social en salud donde se encuentra el niño, niña y adolescente (EPS, ARS).

ii) Se realizarán encuentros familiares, grupales, por sectores (cercanos al lugar de residencia de las familias), para complementar el acompañamiento, asesoría e integración, utilizando técnicas como: conversatorios, grupos reflexivos, educativos, formativos, grupos focales para discusión y análisis de temas específicos. En municipios apartados o en casos especiales, las entidades del SNBF apoyarán el seguimiento a las familias. De los resultados encontrados en el seguimiento y acompañamiento a la familia, se elaborará informe que hará parte de las evidencias del proceso;

iii) Los equipos de las defensorías de familia o las comisarías de familia, que en reali­zación del seguimiento o por información, conozcan de cualquier situación de vulneración de derechos, maltrato, abuso, explotación sexual o trata u otra situación, en la modalidad de hogar gestor, deben solicitar a la autoridad competente, el cambio de medida para el restablecimiento de derechos, retirando al niño, niña o adolescente del medio familiar;

iv) El equipo de profesionales del grupo de asistencia técnica de la regional deberá realizar acompañamiento y apoyo a los centros zonales en el desarrollo de esta modalidad;

b) Aporte económico.

i) Se entregará mensual o bimensualmente según lugar de vivienda, un aporte mensual que contribuya a satisfacer las necesidades básicas o generar otros ingresos para el sostenimiento familiar;

ii) Con este aporte se deben cubrir gastos básicos de salud, educación, alimentación, recreación, vestuario, elementos básicos y dotaciones para mejorar condiciones habitacionales de los niños, niñas y adolescentes del grupo familiar;

iii) Se deberá orientar y suministrar información que apoye a la familia en la búsqueda de alternativas sociolaborales para fortalecer la capacidad de autosuficiencia o autogestión, e impulsarlas en la generación de proyectos productivos que les permitan sostenibilidad a largo plazo, invirtiendo un porcentaje del recurso para tal fin y gestionando el apoyo de entidades del SNBF (en capital semilla, insumos, asistencia técnica o asesoría);

iv) Se deberá orientar a la familia en la distribución del presupuesto, según ingresos y priorización de necesidades, y seguimiento a lo previsto en el mismo, teniendo en cuenta los compromisos establecidos en la resolución de ubicación y el pacto familiar.

Forma de vinculación:

Los niños, niñas y adolescentes con discapacidad y sus familias son remitidos por entes o personas como la Policía Nacional, la Fiscalía General de la Nación, las comisarías de familia, los hospitales, la comunidad y las demás personas naturales y jurídicas, públicas o privadas.

Criterios para la organización del servicio

a) Se debe contar la participación de un equipo técnico interdisciplinario del centro zonal o de la entidad que tenga los hogares gestores a cargo, para desarrollar las diferentes actividades con el niño, niña y adolescentes, sus familias y sus comunidades;

b) Debe establecerse un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos.

9.2. Objetivo.

Fortalecer en las familias de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad o enfermedad de cuidado especial, factores de generatividad, que se fortalezcan y empoderen a nivel individual, familiar y social para asumir su corresponsabilidad en la atención de las necesidades de sus hijos.

9.3. Servicio esperado.

Fases del proceso de atención:

GRAFICA2064.JPG
 

Fase I: Identificación, diagnóstico y acogida

a) Realizar verificación de derechos del niño, niña y adolescente con discapacidad;

b) Valorar psicológicamente al ingreso del niño, niña, adolescente y su familia para la comprensión y análisis particular de la situación psicoafectiva, proceso de desarrollo, factores de generatividad y de vulnerabilidad, tendencias y aspectos relevantes de comportamiento y características de la red vincular. Lo anterior a través de técnicas como la entrevista, la observación y la aplicación de pruebas psicotécnicas;

c) Realizar el estudio social: El trabajador social de la defensoría de familia o la comisaría de familia, debe actualizar estudio del entorno familiar con el fin de identificar tanto los elementos protectores como de riesgo que puedan persistir para la vigencia de los derechos(18), y de esta manera establecer la viabilidad de ubicar al niño o niña con familia de origen o extensa, así como los servicios requeridos de acuerdo con la garantía de derechos

(18) Ver anexo formato estudio social.

salud, educación, terapias de rehabilitación, atención terapéutica, u otros. En el estudio es necesario profundizar en la situación familiar, no solo mediante reporte de los miembros del hogar, sino preferiblemente con participación de otros (vecinos, familiares), verificando que en ningún momento se esté poniendo en riesgo a los niños y niñas que se reintegran en caso de convivir en el hogar personas que de alguna manera puedan afectar la integridad de estos. Esto permitirá determinar el aspecto sociofamiliar o de la red vincular del niño, niña o adolescente.

Existencia:

a) Los profesionales del equipo técnico interdisciplinario deben verificar que al ingreso al hogar gestor, los niños, niñas y adolescentes cuenten con concepto médico sobre la condición de enfermedad o discapacidad emitida por un médico de un organismo de salud competente: EPS, IPS, junta de calificación de invalidez o medicina legal. Este debe indicar la categoría de discapacidad y el grado de severidad;

b) El niño, niña, o adolescente debe estar afiliado al sistema general de seguridad social en salud, en caso de no estar afiliado, se debe orientar a la familia para que garantice esta vinculación.

Protección:

a) Los profesionales del equipo técnico Interdisciplinario deben realizar la evaluación integral del niño, niña y adolescente que permita identificar el nivel de autonomía e independencia en las diferentes esferas de su vida cotidiana;

b) Es fundamental establecer el nivel de desarrollo cognitivo, comunicativo, motor y social;

c) Es necesario adelantar una evaluación de los procesos psicológicos y mentales para poder establecer el tratamiento requerido en el mejoramiento de las condiciones emocionales o afectivas.

Desarrollo:

La evaluación pedagógica está dirigida a identificar las potencialidades del niño, la familia y en contexto social, de tal manera que se pueda determinar la capacidad de aprendizaje y los recursos con los que se cuenta en su entorno para adelantar procesos de desarrollo humano y social. Esta evaluación debe tener en cuenta el estatus de edad, los intereses y expectativas particulares.

Familia y comunidad:

a) Evaluación de la familia para determinar aceptación, crisis, cohesión y adaptabilidad. Es fundamental identificar el proceso de inclusión del niño, niña y adolescente con discapacidad a su familia, así como las acciones adelantadas por la familia para incluir el niño al medio comunitario y social. Es necesario determinar el nivel de participación de la familia en espacios sociales y políticos para definir si cuenta o no con red de apoyo social;

b) Esta evaluación permite establecer una caracterización de la familia como base para el diseño de una propuesta de intervención que responda a sus necesidades;

c) Esta evaluación implica la elaboración del perfil de vulnerabilidad y generatividad familiar, el proceso de caracterización de la familia y la cartografía social(19);

d) Elaboración del perfil de vulnerabilidad y generatividad familiar: Se debe establecer el perfil de vulnerabilidad-generatividad, teniendo presentes los siete parámetros contenidos en el lineamiento técnico para la inclusión y atención de familias, así: Topológico, de filiación, sociocultural, de vulnerabilidad social, histórico y evolutivo, jurídico, y de dinámica relacional;

e) Caracterización de la familia: Se realiza a través de visita al medio sociofamiliar y entrevista semiestructurada en la cual el profesional del área psicosocial líder del proceso recoge información de los siguientes aspectos:

i) Identificación y ubicación familiar;

ii) Composición de la familia;

iii) Dinámica relacional de la familia;

iv) Características de la persona con discapacidad;

v) Características de la vivienda y el entorno;

vi) Red de apoyo;

f) La cartografía social: es un ejercicio de reconocimiento del entorno socio-territorial, a través de la construcción de mapas, permitiendo evidenciar relaciones sociales y conocimiento de la realidad con abordaje participativo y colaborativo. Este proceso genera espacios de reflexión y construcción de un lenguaje común al interior de la comunidad. A partir de la información de la caracterización y de la cartografía social se realiza un análisis de las condiciones de la familia, con el fin de identificar fortalezas recursos y necesidades, los cuales quedarán plasmados en la propuesta de intervención. Los resultados encontrados permitirán conocer el alcance y necesidades de orientación y acompañamiento para el fortalecimiento, atención y el mejoramiento de las condiciones de vida de la familia;

g) Pacto familiar: Conjuntamente la familia y el profesional del área psicosocial del ICBF líder del proceso, elaborarán el pacto familiar, los compromisos establecidos en la resolución de ubicación y la identificación con la familia de su historia familiar;

h) El pacto familiar tiene como propósito potenciar factores protectores y reducir factores de riesgo, y en él se incluirán: metas para su cumplimiento, prioridades, acciones o estrategias y responsables tanto de la entidad competente que asume el caso, como de la familia, con el fin de determinar y evaluar los avances y transformación progresiva de las condiciones familiares;

i) El pacto familiar deberá ser firmado por las familias y por el profesional del área psicosocial del ICBF, el cual hará parte de la historia de atención, e igualmente debe ser entregado a la familia. Este se constituye en una herramienta de seguimiento al cumplimiento de los compromisos por parte de la familia beneficiaria y da cuenta de los avances de la familia en el proceso.

(19) ICBF-Liliane Fonds y Fundación Saldarriaga Concha (2010). Estrategia de apoyo y fortalecimiento a familias de niños, niñas y adolescentes con discapacidad de hogar gestor.

Fase II: Intervención y proyección

En esta fase se desarrollan acciones encaminadas al fortalecimiento de la familia a nivel individual y social

Protección:

a) Los profesionales del equipo técnico Interdisciplinario responsables del caso deben orientar y dar soporte a la familia en estrategias para mantener bienestar emocional tanto del niño, niña y adolescente con discapacidad como del grupo familiar. A partir de la evaluación es necesario determinar si la familia requiere orientación para resolver las situaciones en el hogar o si necesita una remisión para intervención especializada de psicología o psiquiatría, dirigida a tratar problemas emocionales o mentales específicos;

b) De igual forma, estos profesionales deben realizar visitas domiciliarias (una vez al mes) con el fin de identificar y eliminar factores ambientales que puedan estar afectando este bienestar, tales como maltrato, abuso sexual, abandono, etc. Ya que por su condición los niños con discapacidad pueden ser víctimas de estas situaciones en su casa o en su entorno social inmediato.

Existencia

a) Orientar a la familia para que a partir de la vinculación al sistema de salud garantice las intervenciones y tratamientos que el niño, niña y adolescente necesiten;

b) Es necesario hacer mucho énfasis en los procesos de habilitación y rehabilitación que debe brindar el sistema de salud a través de terapias dirigidas a mejorar las condiciones físicas del niño;

c) Los profesionales responsables del caso deben verificar que la familia está cumpliendo los controles, tratamientos y medicamentos determinados por el médico.

Desarrollo

a) La intervención pedagógica está dirigida a potencializar las capacidades del niño, niña y adolescente con discapacidad. Por lo cual los profesionales responsables del hogar gestor deben brindar orientación a la familia para que el niño, niña o adolescente reciba la educación que necesita, de acuerdo con su edad y sus características. Los espacios formativos deben mostrar un abanico de posibilidades que van desde su permanencia en el hogar, la escuela (hogar infantil) o centros especializados. En el caso de adolescentes mayores de 14 años de edad es necesario identificar recursos para la formación para la vida laboral y productiva;

b) De igual forma, se deben desarrollar competencias que fundamenten la construcción del proyecto de vida de los niños, niñas y adolescentes, de acuerdo con sus intereses y capacidades.

Inclusión social

Teniendo en cuenta que uno de los principios de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad(20) su participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad, se hace necesario que el profesional del equipo técnico Interdisciplinario oriente a la familia para que el niño, niña y adolescente participe en escenarios y actividades de carácter recreativo, deportivo y cultural.

Familia y comunidad

El proceso con la familia del niño, niña y adolescente con discapacidad implica:

a) Un trabajo inicial de acompañamiento individual en el proceso de aceptación de su hijo con discapacidad, el fortalecimiento de la familia en términos de apoyo y relaciones y el desarrollo de competencias para educar a su hijo con discapacidad;

b) En segundo lugar, es fundamental hacer énfasis en el ejercicio de la ciudadanía como base para comprender sus derechos y los de sus hijos con discapacidad en el marco de la inclusión para la incidencia política y la participación en diferentes escenarios sociales;

c) En tercer lugar, se busca la vinculación de la familia a las redes de apoyo social y comunitario, de tal manera que cuente con los recursos y servicios como base para mejorar su calidad de vida. Todo esto para orientarla en la construcción de un proyecto de vida individual, familiar y colectiva, generando resiliencia como capacidad de afrontamiento ante las condiciones sociales adversas(21);

d) El proceso de intervención con familia y comunidad contempla cuatro componentes: amor y afecto, ciudadanía, redes sociales y consolidación de la gestión social.

Componente 1: Amor y afecto

Objetivo: Promover el fortalecimiento de las relaciones familiares y brindar herramientas a los cuidadores para el manejo de la discapacidad.

El proceso de fortalecimiento familiar incluye el apoyo emocional, el fortalecimiento de los vínculos familiares, y la formación e intervención familiar.

a) Apoyo emocional: Plantea un conjunto de estrategias que le permiten a la familia espacios para manejar su proceso de aceptación de la condición del niño, niñas y adolescente con discapacidad. Terapia familiar sistémica basada en el modelo derivado de la comunicación(22)que permite la expresión de sentimientos y el apoyo emocional. Inicialmente se realiza una intervención individual y posteriormente la metodología grupal facilita el reconocimiento de otros padres o familias en procesos de ajuste emocional;

b) Fortalecimiento de los vínculos familiares: Constituyen estrategias para el mejoramiento de la dinámica familiar en lo que respecta a comunicación, cohesión y organización. Terapia familiar sistémica basada en el modelo estructural(23), el cual permite la revisión y

(20) ONU (2006). Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. aprobada por Colombia mediante la Ley 1346 de 31 de julio de 2009.

(21) ICBF-Liliane Fonds y Fundación Saldarriaga Concha (2010). Estrategia de apoyo y fortalecimiento a familias de niños, niñas y adolescentes con discapacidad de hogar gestor.

(22) ICBF (2006). Lineamientos técnico-administrativos misionales para la inclusión y atención de familias en los programas y servicios del ICBF- modelo solidario.

(23) Idem.

ajuste de la estructura y dinámica familiar, teniendo en cuenta las necesidades de adaptación a transformaciones y cambios internos o externos al núcleo familiar. Terapia familiar sistémica basada en el modelo estratégico, el cual se basa en el desarrollo de habilidades y herramientas a la familia para que pueda asumir sus retos con autonomía;

c) Formación e intervención familiar: Conforma una serie de estrategias pedagógicas que permiten el desarrollo de competencias para responder a las necesidades de los miembros de la familia. Talleres teórico-prácticos en procesos de desarrollo físico, motor, cognitivo y socioafectivo. Terapia familiar sistémica basada en el modelo constructivista(24), el cual posibilita la formación de la familia para garantizar su participación en el proceso de desarrollo de su hijo con discapacidad, facilita la solución de problemas a partir de la participación activa de la familia.

Actividades:

a) Llevar a cabo talleres de sensibilización;

b) Desarrollar talleres de formación en atención a discapacidad;

c) Hacer visita al medio socio-familiar.

Componente 2: Ciudadanía

Objetivo: Crear desde la experiencia y el saber de los participantes conocimientos y competencias de incidencia, que permita transformar las relaciones entre los ciudadanos y ciudadanas y los demás sectores de la sociedad, hacia una inclusión social efectiva de las personas con discapacidad.

La capacitación se desarrolla con base en la metodología de educación experiencial y aprendizaje significativo, mediante actividades teórico-prácticas que estimulan al participante a la participación permanente para la interiorización de los conceptos a través del aprendizaje vivencial. La metodología de trabajo permite al participante generar un proceso constante de reflexión, soportado en el desarrollo de elementos que permiten tocar al ser humano, generan en él la capacidad de llegar a interiorizar sus reflexiones y partiendo de allí, construir elementos de autodeterminación y resignificación de su rol en la sociedad. La capacitación cuenta con dos momentos temáticos enfocados en el desarrollo de los componentes ser-hacer-tener.

a) Ser-Preincidencia política: Resignificación del proyecto de vida. Procesos prácticos con base en el fortalecimiento del ser para la resignificación del proyecto de vida, con base en la persona como eje de promoción y preparación del contexto en el que se va a intervenir;

b) Hacer-Incidencia política. Procesos prácticos dirigidos al fortalecimiento del hacer para desarrollar competencias en la persona como sujeto político, en dimensiones como la democracia, el liderazgo, la participación, el trabajo en equipo y el ejercicio de derechos y deberes;

c) Tener-Posincidencia política. Implica el desarrollo de proyectos concretos en coordinación con instituciones públicas, privadas y participación activa de la comunidad.

Actividades:

a) Llevar a cabo talleres de incidencia política;

b) Desarrollar talleres de inclusión social.

Componente 3: Redes sociales y productividad

Objetivo: Identificar los recursos individuales, familiares y comunitarios, que orienten a las familias a reconocer, fortalecer y aprovechar sus capacidades productivas como herramienta estratégica en la transformación de las condiciones de vida.

El componente de redes sociales y productividad implica: Identificación de recursos comunitarios que favorezcan el desarrollo productivo de las familias, identificación de recursos y condiciones de productividad de las familias, establecimiento de vínculos con redes de apoyo y centros de formación, capacitación y fortalecimiento productivo de las familias, orientación a familias en la identificación, elección, promoción o utilización de recursos personales y comunitarios para su desarrollo productivo;

Actividades

a) Taller de redes sociales;

b) Taller de productividad;

c) Visita a experiencias productivas y de red exitosas.

Componente 4: Consolidación de la gestión social

Objetivo: Promover el desarrollo de capacidades de gestión social en familias con personas con discapacidad, representantes de instancias de gobierno y otros sectores sociales, con la discapacidad en el contexto local para la movilización social.

Todo ello posibilita el avance en el fortalecimiento de la existencia de una capacidad instalada en los entes territoriales para afianzar las estrategia de abordaje a las familias de niños, niñas y adolescentes en situación de discapacidad y sus familias, a través del fortalecimiento del diálogo, encuentro, reconocimiento de los distintos actores que pueden mejorar las condiciones de vida de las personas con discapacidad, teniendo en cuenta que esto es un proceso de corresponsabilidad.

a) Empaparse del tema: Este espacio se caracteriza por la ampliación de la información de las familias del contexto de la discapacidad y en particular en lo que refiere a las asimetrías de información que tienen las familias, sobre las políticas y las normas en materia de discapacidad. En este punto se establece con las familias la discusión sobre La Convención de los derechos humanos de las personas con discapacidad, el enfoque de los derechos, la Ley 362 de 1997, la Ley 1145 de 2007, el funcionamiento del Estado y sus competencias;

b) Conformación de un grupo gestor interinstitucional: Existen contextos locales y regionales en los cuales las familias de manera espontánea y natural, han constituido grupos de interés con el fin de ver materializados sus derechos o de espacios de protección natural ante la amenaza. Dentro de su búsqueda han encontrado personas que han tomado

(24) Idem.

acción y se han movilizado para constituirse después en multiplicadores de la información, a su vez, organizaciones públicas y privadas interesadas en la construcción de escenarios de participación y alternativas de mejora de sus condiciones de vida. Estos actores o los potenciales que se puedan hallar son de suma importancia para crear un grupo de interés gestor de procesos en su contexto propio ya sea este local y regional. El objetivo de este paso es la conformación de un grupo gestor, que permita una movilización de la ciudadanía, a las organizaciones y a los gobiernos y que dé camino a las iniciativas y acompañarlas en su desenlace y crecimiento;

c) Funciones y tareas del grupo gestor: El grupo gestor tiene la función primaria de dar vida a las iniciativas e ideas que surjan en torno al mejoramiento de la calidad de vida de las víctimas desde una perspectiva comunitaria. Contribuyen a que se gesten espacios permanentes de encuentro con las familias y a que se construyan las redes sociales de apoyo, que serán necesarias para hacer sostenibles y sustentables las acciones en la atención integral a las mismas. Las siguientes pueden ser algunas de las funciones de este equipo gestor:

i) Convocar y sostener una red social de apoyo en lo local o regional;

ii) Conformar comités de apoyo o grupos focales sobre los temas más relevantes que surjan de las necesidades inmediatas o palpables de las familias, en especial de grupos poblacionales concretos tales como mujeres y género, personas en situación de discapacidad, afrodescendientes, niños y niñas entre otros;

iii) Apoyar el diseño participativo de un plan de acción municipal o departamental hacia el ejercicio efectivo de los derechos de las familias en situación de discapacidad;

iv) Ser una conexión permanente entre la sociedad civil, las organizaciones, la ciudadanía y el Gobierno local en lo que respecta a la atención integral a las familias;

v) Equiparar oportunidades con prioridad y prontitud de las necesidades que se presenten para las personas en situación de discapacidad, mujeres y género, y la protección diferencial con los niños, niñas y adolescentes;

vi) Informar de forma precisa y oportuna a las familias del propósito y alcance de la red.

Como productos del componente de gestión se elaborarán de forma participativa en cada centro zonal:

a) Un mapa de actores;

b) Una ruta de gestión;

c) Una agenda de trabajo.

Fase III: Preparación para el egreso

El profesional del equipo técnico Interdisciplinario debe desarrollar estrategias y acciones encaminadas a la preparación de la familia para la salida del hogar gestor, a partir del cumplimiento de los objetivos.

Existencia

Garantizar que el niño, niña o adolescente pertenece al sistema de salud y que la familia comprende la necesidad de continuar el tratamiento, lo cual implica saber qué puede hacer en el hogar y en qué circunstancias requiere acudir a centros de salud. Es decir, la familia reconoce que su hijo tiene derecho a ser atendido en salud y conocer los procedimientos para acceder a los servicios que requiere, en términos de tratamientos o intervenciones específicas.

Protección

a) Al finalizar el proceso, se debe garantizar que el niño, niña y adolescente con discapacidad cuente con el soporte básico para mantener un bienestar emocional adecuado, identificando el nivel de autonomía e independencia acorde con sus características particulares;

b) Garantizar un ambiente estable y seguro, proporcionando las condiciones para un desarrollo emocional y afectivo favorable para el niño, niña o adolescente.

Desarrollo

Garantizar que las familias tengan claridad respecto a las posibilidades, servicios y recursos para que los niños, niñas y adolescentes con discapacidad reciban los procesos educativos que requieran. En este caso los indicadores están relacionados con el proyecto de vida individual y familiar que se ha construido.

Familia y comunidad

Definir indicadores puntuales que muestren que la familia está empoderada a nivel individual y social para garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad. Los indicadores son:

a) Familia con dinámica relacional favorable para el desarrollo de los miembros a nivel individual;

b) Familia con competencias para formar a su hijo con discapacidad;

c) Familia con proceso de aceptación que le permite identificar las potencialidades y los derechos de sus hijos con discapacidad;

d) Familia con mecanismos para la inclusión social de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad en las diferentes esferas sociales;

e) Familias con red de apoyo social;

f) Familia que identifica procesos de transformación de su calidad de vida;

g) Familia con proyecto de vida que cuenta con las herramientas para la solución de problemas, la toma de decisiones y con capacidad de afrontamiento (resiliencia).

Fase IV: Seguimiento posegreso

Consiste en el seguimiento posterior a la terminación de la medida, por cumplimiento de objetivos o por cualquier otra razón, el cual se llevará a cabo por el equipo técnico interdisciplinario de la defensoría de familia o autoridad competente, al menos durante los seis (6) meses siguientes a su egreso, con el fin de establecer que se mantengan las condiciones de garantía de derechos de los niños, niñas y adolescentes.

9.4. Especificidades del servicio.

Asignación de recursos económicos para apoyar a la familia

a) Cada regional del ICBF debe hacer la programación de cupos anualmente para la vigencia respectiva y la sede nacional asigna en el presupuesto anual el recurso por el valor de funcionamiento. Las regionales, mediante resolución, distribuyen mes a mes los recursos a las familias, sustentado en el acto administrativo de la defensoría de familia donde se toma la medida de restablecimiento de derechos y establece la ubicación en hogar gestor;

b) Este apoyo económico se gira a la cuenta de ahorros que deberá abrir el responsable directo de los niños, niñas o adolescentes (padre, madre o cuidador), mensual o bimestral, según sea la ubicación de la vivienda y de la entidad bancaria.

Supervisión y seguimiento

En el proceso de supervisión y seguimiento es necesario hacer énfasis en el compromiso de la familia en el proceso de fortalecimiento como condición fundamental para la garantía de los derechos de los niños, niñas y adolescentes con discapacidad. Esto significa que es obligatoria la asistencia de las familias a las diferentes actividades que se programen en la línea de acción de acompañamiento familiar como condición para continuar recibiendo el aporte económico.

Forma de administración

Directa a cargo del ICBF

Permanencia y rotación

a) Permanencia: Se estima una permanencia de dos (2) años en la modalidad, prorrogables por un (1) año más, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Un (1) niño, niña o adolescente por cupo al año.

Forma de pago

El desembolso de los recursos se hará mes vencido, usando como criterio, el valor cupo mes, por cupo efectivamente utilizado.

Talento humano

a) Los profesionales responsables del hogar gestor hacen parte del equipo técnico interdisciplinario de cada uno de los centros zonales. A fin de garantizar la calidad de los procesos establecidos en el presente lineamiento se requiere que los profesionales reciban la formación en la estrategia de apoyo y fortalecimiento a familias de niños, niñas y adolescentes con discapacidad;

b) Teniendo en cuenta el carácter participativo y de gestión, se requiere que los profesionales responsables de hogar gestor participen en los consejos locales de discapacidad del municipio o localidad, con el fin de reconocer los programas servicios y recursos para familias de niños, niñas y adolescentes con discapacidad, como punto de partida para la articulación interinstitucional e intersectorial de rutas de atención para esta población.

10. Modalidad: acogida y desarrollo.

10.1. Generalidades de la modalidad.

Definición

Es una modalidad de atención especializada para niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle y en condición de explotación sexual(25), mediante un proceso integral de búsqueda, enganche, recepción permanente (sin límite de día u hora de llegada) y atención constante, durante los siete (7) días de la semana, 24 horas al día, a través de un operador previamente seleccionado y que cumple con los requisitos establecidos. La atención se brinda tanto en los sitios de permanencia y contacto de los niños, niñas y adolescentes (el parche, el bar, el colegio, la familia, entre otros), como en la sede del servicio y varía desde unas horas al día hasta una permanencia más prolongada en el tiempo, acorde a sus características personales y familiares.

Población titular de atención:

a) Niños, niñas y adolescentes de siete (7) años a menores de 18 años de edad vinculados a la explotación sexual comercial;

b) Niños, niñas y adolescentes de siete (7) años a menores de 18 años de edad en situación de vida en calle.

Dado que estas poblaciones, víctimas de la explotación sexual comercial y en situación de vida en calle, se pueden encontrar acompañados de pareja, hijos, hermanos y adicionalmente presentar problemáticas asociadas como consumo de sustancias psicoactivas, infecciones de transmisión sexual, embarazo, entre otros, se requiere coordinar con el ICBF y entidades del sistema nacional de bienestar familiar para la prestación de diferentes servicios que respondan a la protección integral.

Criterios de ubicación

La ubicación procede cuando:

a) Los niños, niñas y adolescentes en situación de vida en calle, mantienen o no vínculos familiares, permanecen gran parte del día en la calle, solos o con sus familias o grupos vinculares, ya sea en actividades de ocio o trabajando;

b) Los niños, niñas o adolescentes presentan carencia de redes de apoyo significativas o relaciones conflictivas con su red afectiva, carencia o dificultades de acceso a servicios de salud y orientación, desvinculación del sistema educativo, presencia de situaciones vitales que afectan su bienestar y seguridad personal, violencia física, psicológica y sexual, amenaza de embarazo precoz, riesgo de ITS-VIH/Sida y consumo de sustancias psicoactivas.

Particularidades del servicio

a) El proceso de atención inicia en la calle, barrios, establecimientos, colegios y demás escenarios donde se encuentran los niños, niñas y adolescentes tanto en situación de vida en calle como víctimas de explotación sexual comercial;

(25) La atención se brinda para cada población de manera independiente.

b) Los niños, niñas o adolescentes son contactados por el equipo de acercamiento o búsqueda activa, que establece relaciones de confianza a partir de las cuales identifica las condiciones, necesidades objetivas sus expectativas para ofrecerles alternativas que les permitan salir de las situaciones de vulneración;

c) El primer contacto o acceso no implica que el niño, niña o adolescente deba permanecer en un servicio de internado; por el contrario, puede ser el comienzo de una relación pedagógica y de una intervención ambulatoria que gradualmente le permita identificar sus problemáticas y necesidades e ir avanzando de manera voluntaria en la construcción gradual de un proyecto para abandonar definitivamente las condiciones de vida vulneradoras.

Forma de vinculación:

a) Por remisión de la defensoría de familia del ICBF, de la comisaría de familia u otra autoridad competente de acuerdo con lo definido en la Ley de Infancia y Adolescencia;

b) Por búsqueda activa.

Criterios para la organización del servicio

Para la organización del servicio se deben tener en cuenta, por lo menos los siguientes criterios:

a) Atención de acuerdo al momento de su ciclo de vida;

b) Atención correspondiente a su género;

c) Atención diferencial correspondiente a su problemática particular;

d) Atención diferencial correspondiente a su etnia o grupo poblacional;

10.2. Objetivo.

Restablecer los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes en condición de explotación sexual y en situación de vida en calle, en un ambiente afectivo y protector que contribuya a obtener herramientas para su desarrollo personal, reconstruir sus redes protectoras, acceder a servicios y oportunidades y definir un proyecto de vida alternativo que les permita reconocerse y asumirse como sujetos de derechos y responsabilidades con el fin de propiciar la salida de estas situaciones de vulneración.

10.3. Servicio esperado.

Fase I. Aproximación y contacto:

Esta fase tiene como propósito dar inicio a un proceso de reflexión y sensibilización que permita a los niños, niñas y adolescentes cuestionar su situación de vida en calle o explotación sexual para lograr su motivación y vinculación a la modalidad. Comprende dos tipos de acciones:

a) Reconocimiento y aproximación a las posibles zonas de situación de vida en calle y condición de explotación sexual; recopilación de información de diferentes fuentes locales (autoridades, personas y organizaciones sociales, policías, establecimientos públicos, colegios, taxistas, vendedores, personas adultas vinculadas a la prostitución); análisis de factores que influyen en la situación y caracterización de las poblaciones;

b) Acercamiento y conocimiento de los niños, niñas y adolescentes y generación de una relación empática que facilite la creación del vínculo y la motivación para integrarse al proceso.

Esta fase se desarrolla en horarios ajustados a las condiciones de vida de los niños, niñas o adolescentes y en los escenarios donde se encuentran. Es importante realizar una efectiva y organizada recopilación de datos básicos que oriente la estrategia de intervención.

Existencia

a) Identificación de necesidades inmediatas de salud;

b) Remisión a servicio de urgencias;

c) Suministro de refrigerio;

d) Acompañamiento en la formación de hábitos alimenticios;

e) Talleres sobre reducción del riesgo de infecciones de transmisión sexual;

f) Suministro de preservativos.

Desarrollo

a) Orientación en salud sexual y reproductiva;

b) Actividades lúdicas y deportivas como medio de motivación y creación de vínculo;

c) Orientación en prevención de uso indebido de sustancias psicoactivas.

Protección

a) Identificación de necesidades de protección;

b) Contacto inicial con redes familiares o de apoyo;

c) Atención psicológica en crisis;

d) Restitución inmediata de derechos mediante coordinación con diferentes entidades locales, según se requiera.

Ciudadanía

a) Motivación para la participación voluntaria en actividades;

b) Promoción de espacios de expresión, comunicación, integración socialización de los niños, niñas y adolescentes;

c) Apoyo en la expresión de sentimientos;

d) Orientación en la toma de decisiones,

Fase II: Acogida y resignificación de vida:

El propósito de esta fase es lograr la recuperación interior de los niños, niñas y ado­lescentes a través de un proceso que promueva y potencie su desarrollo personal, facilite el acceso a recursos y oportunidades y contribuya a la reconstrucción de redes afectivas, familiares y sociales. En este momento del proceso se define el ingreso de los niños, niñasy adolescentes al proceso de restablecimiento de derechos mediante una medida tomada por la defensoría de familia, o autoridad administrativa competente (comisaría de familia u otra autoridad competente). Igualmente, se define un plan de atención integral con la participación de los niños, niñas y adolescentes y sus familias, cuando sea posible.

Con los niños, niñas y adolescentes se lleva a cabo un proceso de restructuración interna(26) que conlleva al reconocimiento de sí mismos como sujetos, a la resignificación de dificultades asociadas a la situación de violencia, a la reparación de vínculos familiares y sociales significativos que permiten visualizarse a sí mismo en un mundo diferente al de la calle o la explotación sexual(27).

Existencia

a) Verificación de la afiliación al SGSSS; gestión para la afiliación;

b) Atención en salud por remisión;

c) Promoción de la salud y prevención de la enfermedad;

d) Formación en conocimientos, actitudes y prácticas de autocuidado en ITS-VIH/Sida;

e) Suministro de refrigerio y almuerzo, garantizando el aporte nutricional según la minuta patrón.

Desarrollo

a) Formación personal en las áreas de autoestima, identidad, sexualidad/afectividad, valores;

b) Iniciación en la definición de un proyecto de vida;

c) Desarrollo de competencias para la toma de decisiones y la autonomía;

d) Valoración pedagógica y definición de un plan de nivelación escolar o ingreso al sistema educativo;

e) Fomento de espacios lúdicos, deportivos y artísticos como medio para el desarrollo de la creatividad, la expresión y la sensibilidad;

f) Valoración del índice de severidad de adicción a sustancias psicoactivas SPA y definición de un plan de tratamiento;

g) Atención psicológica en crisis y sistemática.

Protección

a) Verificación de documento de identidad; gestión para su adquisición;

b) Orientación y asesoría jurídica en el tema de justicia y reparación de derechos;

c) Vinculación de las familias a procesos de orientación e intervención (elaboración del perfil de vulnerabilidad y generatividad);

d) Fortalecimiento de factores de generatividad y reducción de factores de vulnerabilidad según resultados encontrados;

e) Formación para prevenir y afrontar situaciones de vulneración de derechos;

f) Conexión con entidades del SNBF.

Ciudadanía

a) Orientación y asesoría para la defensa y ejercicio de sus derechos;

b) Formación para la vida ciudadana

Fase III. Desarrollo de competencias para la vida y la inclusión social:

Se pretende lograr la autonomía de los niños, niñas y adolescentes, fortalecer competencias y dotar de herramientas para la inserción social y productiva teniendo en cuenta el contexto social. En esta fase la estadía nocturna es voluntaria por parte de los niños, niñas y adolescentes, estableciendo compromisos que permitan afianzar su permanencia en el proceso. Así mismo, se procura la creación de un ambiente terapéutico con unas condiciones de control que minimicen la influencia de factores externos que pudieran llevar a la evasión, como la influencia que puedan ejercer los niños, niñas o adolescentes que se encuentran en diferentes fases del proceso.

Existencia

a) Valoración del estado de salud (médica, nutricional, odontológica);

b) Gestión para la afiliación y la garantía del acceso al servicio de salud (médica, nutricional, odontológica);

c) Atención en salud por remisión;

d) Promoción de la salud y prevención de la enfermedad;

e) Formación en autocuidado;

f) Suministro de alimentación: Refrigerios, desayuno, almuerzo y comida;

g) Estadía nocturna voluntaria.

Desarrollo

a) Identificación de habilidades vocacionales específicas;

b) Definición de perfiles ocupacionales;

c) Formación y capacitación pre vocacional y laboral;

d) Procesos de nivelación y mejoramiento académico;

e) Gestión para la vinculación y permanencia en el sistema educativo;

f) Formación personal en temas de valores, convivencia, derechos, entre otros;

g) Gestión para promover la vinculación laboral según la edad;

(26) Un proceso terapéutico y eficaz como el que se propone en esta fase deberá tener en cuenta el contexto de explotación, consumo de drogas y otras situaciones de peligro. El proceso de resignificación debe facilitar el alejamiento de situaciones de riesgo (fuera de la calle, prostíbulo, zonas de riesgo).

(27) OIT. Planos para construir un refugio. Lineamientos de un modelo de atención para niños, niñas y adolescentes en explotación sexual comercial. Bogotá, 2007.

h) Estructuración de un proyecto de vida alternativo que permita el desarrollo de habilidades y competencias.

Protección

a) Fortalecimiento de vínculos con familia o con redes sociales próximas;

b) Verificación de documento de identidad;

c) Orientación y asesoría jurídica en justicia y reparación de derechos;

d) Vinculación de las familias a procesos de formación para la convivencia familiar y social;

e) Formación para la prevención de factores vulneradores;

f) Restitución de derechos mediante coordinación con diferentes entidades locales;

Ciudadanía

a) Gestión para la vinculación a servicios y redes institucionales, sociales y familiares;

b) Orientación y asesoría para la defensa y ejercicio de sus derechos;

c) Formación para la vida ciudadana.

Fase IV: Acompañamiento posinstitucional:

Se realiza el seguimiento por espacio de seis (6) meses posterior a su egreso, con el fin de verificar el estado de cumplimiento de derechos y la garantía de los mismos para los niños, niñas y adolescentes que han egresado de la modalidad. Se debe realizar un acompañamiento mínimo durante seis (6) meses posterior a la finalización de la participación en el servicio.

Existencia

a) Verificación del acceso a servicios de salud a través del SGSSS;

b) Orientación y apoyo en autocuidado y salud.

Desarrollo

a) Verificación de vinculación y permanencia en el sistema educativo;

b) Seguimiento al desarrollo del proyecto de vida individual, familiar y social de los egresados.

Protección

a) Orientación en la garantía de derechos;

b) Seguimiento a actividades familiares y sociales;

c) Orientación para el fortalecimiento de redes afectivas y sociales.

Ciudadanía

a) Gestión para la vinculación a servicios y redes institucionales, sociales y familiares;

b) Orientación para la defensa y ejercicio de sus derechos.

10.4. Especificidades del servicio.

Permanencia y rotación:

a) Permanencia: Se estima una permanencia de seis (6) meses en la modalidad, sin desconocer que en situaciones excepcionales será necesario prolongar esta permanencia por el tiempo que sea indispensable, de acuerdo con el concepto de la defensoría de familia y su equipo técnico interdisciplinario apoyado en el concepto del equipo técnico interdisciplinario del operador;

b) Rotación: Dos (2) niños, niñas o adolescentes por cupo al año.

Recursos:

Los aportes asignados por el ICBF para el desarrollo de esta modalidad incluyen:

a) Alimentación: Los servicios deben garantizar a los niños, niñas y adolescentes el aporte nutricional según la minuta patrón así: desayuno, almuerzo, cena y dos (2) refrigerios;

b) Dotación: El suministro de la dotación se refiere a los elementos que se otorgan individualmente a cada niño, niña o adolescente según el servicio. Los niños y niñas deben hacer uso real y efectivo de estos elementos. La entidad contratada para la prestación del servicio debe garantizar los siguientes requerimientos:

i) Que todos los niños, niñas o adolescentes cuenten con la dotación personal de vestuario básico requerido y en buenas condiciones. La entrega periódica de esta dotación se debe establecer de acuerdo con la rotación del servicio contratado y debe estar conforme con la edad y el género del niño según el estándar;

ii) Que todos los niños, niñas o adolescentes cuenten con la dotación completa de ele­mentos de aseo personal básicos, de acuerdo con el estándar;

iii) Que todos los niños, niñas o adolescentes de acuerdo con el nivel de escolaridad cuenten con la dotación escolar personal completa y nueva. Frente a este aspecto se deben tener en cuenta los requerimientos particulares según la edad, las condiciones del grado que cursan los niños, niñas o adolescentes, las características del material y uniforme solicitado por la institución educativa;

iv) Que los niños, niñas y adolescentes, dispongan de los elementos necesarios para el desarrollo de actividades lúdico-deportivas;

c) Talento humano: La entidad debe garantizar el recurso humano de carácter administrativo, profesional y de servicios generales necesario para la prestación del servicio de acuerdo a características específicas de la población que atiende. Además, debe dar cumplimiento a los siguientes aspectos:

i) Plan de selección, inducción, formación y capacitación a todo el personal vinculado a la modalidad;

ii) Manual de funciones con perfil definido para cada uno de los miembros del equipo administrativo, profesional especializado, operativo o auxiliar;

iii) Plan de salud ocupacional;

iv) Archivo con hojas de vida y evidencias del proceso de selección, contratación, inducción y capacitación del personal y cumplimiento de requisitos en cuanto a salud, pensión y parafiscales.

Condiciones locativas y dotación de planta física:

Toda entidad deberá contar con una planta física adecuada y en buen estado y mantenimiento permanente, con un área proporcional para el servicio que atiende, con todos los insumos para desarrollar el proceso de atención. Debe cumplir con los siguientes aspectos:

a) Disponer de los servicios básicos (acueducto, alcantarillado, gas, energía eléctrica y sistema de comunicación) con el fin de garantizar las condiciones para la atención de los niños, niñas y adolescentes;

b) Espacios para desarrollar la atención de los niños, niñas y adolescentes tales como: Zona administrativa, aulas o salón múltiple, comedor, cocina, despensa o almacenamiento de alimentos, cubículos, espacio de archivo de historias de atención, dormitorios con la dotación básica, servicios sanitarios, zona al aire libre y lactario (en caso de requerirse), entre otros;

c) Dotación institucional de los equipos, muebles y enseres en los espacios en donde se desarrolla la modalidad;

d) En caso de atención a población con discapacidad, se requiere la definición de aspectos diferenciales tales como:

i) Espacios físicos accesibles dependiendo de la categoría de discapacidad que atiende la institución;

ii) Señalización accesible de acuerdo a la categoría de discapacidad que atiende la institución

Otros aspectos

Todos los operadores o instituciones que desarrollen programas de atención para el restablecimiento de derechos de los beneficiarios(28) deben cumplir con:

a) Un proyecto de atención institucional (PAI), que se actualice y cualifique con una periodicidad mínimo semestral;

b) Un programa que impulse el desarrollo de los deberes en los beneficiarios, tanto al interior de la institución como con los padres o adultos cuidadores, en la casa o en su lugar de convivencia;

c) Estrategias y actividades tendientes al desarrollo de los potenciales humanos, que vayan más allá de la garantía de sus derechos y que representen verdaderos cambios positivos y transformaciones evidentes en los beneficiarios que pasan por el programa de restablecimiento de derechos en cualquiera de sus modalidades. Estas estrategias y actividades no solo deben responder a los gustos y necesidades de los beneficiarios sino también al desarrollo humano de sus potencialidades;

d) Un plan de estrategias y actividades tendientes al desarrollo integral del SER en los beneficiarios de acuerdo a lo planteado en los presentes lineamientos;

e) Un proyecto de vida por cada beneficiario, actualizado por lo menos cada tres (3) meses, que repose en su historia de atención y que sea una herramienta fundamental en la orientación de las actividades que se desarrollen con él;

f) Un archivo debidamente organizado con las historias de atención para cada beneficiario;

g) Historias de atención donde se archiven los documentos que envía la autoridad competente y los que se generen en la entidad como parte de la prestación del servicio (Platin, información de salud, certificado médico que acredite la discapacidad, información familiar, valoraciones de profesionales, conceptos, informes evolutivos, informes de cierre, actuaciones por cada área de atención, entre otros documentos);

h) Un cronograma visible con las actividades que se desarrollan en el diario vivir;

i) Un reglamento especial o código de conducta dirigido a todas las personas que adelantan procesos de atención con los beneficiarios;

j) Un plan de prevención de desastres y de riesgo de accidentes, teniendo en cuenta las posibilidades, capacidades y destrezas de los beneficiarios;

k) Un plan de manejo ambiental en ejecución;

l) Un programa de seguimiento y evaluación permanente de los procesos con el fin de garantizar la calidad en el restablecimiento de derechos;

m) Una habilitación en prestador de servicios de salud, centro de atención en drogadicción, CAD, en caso de atender a esta población.

Bibliografía

Código de la Infancia y la Adolescencia Ley 1098 de 2006.

Constitución Política de Colombia 1991.

Departamento Nacional de Planeación, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Ministerio de Educación Nacional, Ministerio de la Protección Social. Guía para alcaldes. Marco para las políticas públicas y lineamientos para la planeación del desarrollo de la infancia y la adolescencia en el municipio. Bogotá, 2006.

ICBF –Sinapsis. Lineamientos-técnico-administrativos misionales y herramientas metodológicas para la inclusión y la atención a familias en los programas y servicios del ICBF. Bogotá, 2006.

ICBF –Manual básico de procedimientos para los servicios de alimentación de los programas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y sistema nacional de bienestar familiar (SNBF).

ICBF Lineamientos técnico-administrativos y estándares de estructura de los servicios de bienestar en protección. Octubre. 2004.

ICBF Lineamientos-técnicos para el marco general y orientaciones de políticas públicas y planes territoriales en materia de infancia y adolescencia. Bogotá 2006.

(28) En el presente documento, la palabra beneficiario hace referencia a los niños, niñas o adolescentes que se benefician de los programas de restablecimiento de derechos en las modalidades establecidas por el ICBF.

ICBF Plan Nacional de Construcción de Paz y Convivencia Familiar 2005-2015. Bogotá, 2006.

ICBF Lineamientos y estándares del ICBF para la atención de la crisis julio 2006.

ICBF. Proceso administrativo de restablecimiento de derechos. Mayo 2007. Resolución 2785 de 10 de julio de 2009. Resolución 3154 de 4 de agosto de 2009.

ICBF Lineamiento técnico-administrativo hogar de paso. Mayo 2007.

ICBF Lineamiento técnico-administrativo hogar gestor 2007.

ICBF Lineamiento técnico-administrativo centros de emergencia Mayo 2007.

ICBF Lineamiento técnico-administrativo hogares sustitutos septiembre 2007.

ICBF Lineamiento técnico-administrativo para la atención en el programa de acogida y desarrollo de niños, niñas y adolescentes en condiciones de explotación sexual comercial y en situación de vida en calle. Septiembre 2008.

ICBF Lineamientos técnicos para garantizar la aplicación de la política y los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de discapacidad julio de 2008.

ICBF Lineamientos técnico-administrativos para el funcionamiento del programa de atención especializada casa de madres gestantes octubre de 2009.

ICBF. Estándares servicios de protección, 2008, 2009, 2010.

ICBF. Manual del sistema de gestión de la calidad. Marzo 2009.

Ley 1361 diciembre de 2009, de protección integral a la familia.

 

for2064.JPG
 

(Nota: Véase Resolución 1395 de 2012 del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)

(Nota: Derogada por la Resolución 1520 de 2016 artículo 6° del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar)