Dirección General Marítima

RESOLUCIÓN 610 DE 2014 

(Noviembre 14)

“Por medio de la cual se emiten las normas generales que rigen para el uso de simuladores en la formación y/o capacitación náutica”.

El Director General Marítimo,

en uso de sus facultades legales, particularmente las contenidas en el numeral 5 del artículo 5º del Decreto-Ley 2324 de 1984 y en el numeral 4 del artículo 2º del Decreto 5057 de 2009, y

CONSIDERANDO:

Que la Dirección General Marítima es la Autoridad Marítima Nacional que ejecuta la política del gobierno en materia marítima y tiene por objeto la dirección, coordinación y control de las actividades marítimas, en los términos señalados en el Decreto-Ley 2324 de 1984.

Que el Decreto 1597 de 1988 reglamenta la Ley 35 de 1981 y parcialmente el Decreto 2324 de 1984, estableciendo normas y requisitos para la formación, titulación ejercicio profesional de la gente de mar.

Que los numerales 11 y 12 del artículo 2º, Decreto 5057 de 2009, otorgan al Director General Marítimo la función de establecer estrategias para la proyección internacional de la entidad y en la adopción e implementación de los compromisos internacionales marítimos del país, así como, ejercer como autoridad designada por el Gobierno Nacional, las funciones necesarias para la implementación y el cumplimiento de los instrumentos internacionales marítimos.

Que la enmienda de Manila al Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar, STCW, por sus siglas en inglés, Sección A-I/12, establece las normas que rigen el uso de simuladores.

Que los Convenios internacionales expedidos por la Organización Marítima Internacional exigen que la Gente de Mar cumpla las normas de seguridad, aprueben los cursos de Formación y entrenamiento y acrediten la certificación de competencia respectiva.

Que existen recomendaciones y directrices emitidas por la Organización Marítima Internacional, OMI, donde se orienta a la autoridad marítima y centros de formación y/o capacitación, en materia relacionada con las características técnicas de los simuladores.

Que es necesario verificar que los simuladores utilizados por los centros de formación y/o capacitación, posean las características técnicas establecidas por la OMI o la Unión Internacional de Telecomunicaciones, UIT, según corresponda.

Que en mérito de lo anterior,

RESUELVE:

ART. 1º—Establecer las normas generales para el uso de simuladores, en el territorio nacional, durante la formación y/o capacitación marítima. Los simuladores que posean los centros de formación y/o capacitación como apoyo a la instrucción para la Gente de Mar, deberán contar con la aprobación y certificación por parte de la Autoridad Marítima Nacional.

ART. 2º—Procedimiento para aprobación. De conformidad a lo establecido en la Regla I/12, Sección A-I/12, y los capítulos II a VI del Convenio Internacional sobre normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar (STCW/78 enmendado), los centros de formación y/o capacitación que impartan formación y/o capacitación con el apoyo de simuladores, solicitarán la inspección de estos por parte de la Autoridad Marítima Nacional, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

a) Comunicación formal dirigida al señor Director General Marítimo solicitando la inspección. Adjuntar copia de las especificaciones técnicas indicadas en la ficha técnica, el manual del simulador y la indicación de los cursos en que será utilizado;

b) La inspección para aprobación será efectuada por el subdirector de marina mercante o quien este delegue;

c) Durante la inspección se diligenciará el formato que se adjunta como anexo “A” “Inspección de simuladores”, de la presente resolución;

d) La visita de inspección deberá recomendar o no, la emisión del “Certificado de aprobación”, cuyo formato se incluye como anexo “B” de la presente resolución.

ART. 3º—Certificación. Los simuladores que cumplan las exigencias señaladas en el Convenio Internacional sobre Normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar STCW/78 Enmendado, Sección A-I/12, Parte 1 y las orientaciones de la Sección B-I/12 del Código de formación serán certificados por la Autoridad Marítima Nacional.

El certificado tendrá una vigencia de cinco años. Al término de estos, su renovación estará supeditada a que no se hayan dado alteraciones u obsolescencias técnicas significativas.

PAR.—Los centros de formación y/o capacitación que a la fecha de emisión de la presente resolución ya cuenten con simuladores, tendrán un plazo de sesenta días calendario para obtener la certificación de que trata el presente artículo.

ART. 4º—Formación con simuladores. Los centros de formación y/o capacitación que impartan instrucción con simuladores deben garantizar que:

a) Se siguen los procedimientos de formación establecidos en el Convenio STCW/78 Enmendado, Sección A-I/12, Parte 2, numeral 7;

b) Se siguen los procedimientos de evaluación establecidos en el Convenio STCW/78 Enmendado, Sección A-I/12, Parte 2, numeral 8;

c) Que los Instructores seleccionados para el efecto reúnan las calificaciones y experiencia exigida en la Sección A-I/12, Parte 2, numeral 9, para cada tipo de curso y que han sido certificados en los cursos modelo 6.09, 6.10 y 3.12 como mínimo.

PAR.—Para una mejor comprensión de las consideraciones técnicas a que se hace referencia en este y demás artículos, el presente acto administrativo se acompañará del anexo “C” en el que se transcriben las piezas textuales citadas del Convenio STCW/78 Enmendado.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de publicación en el Diario Oficial.

Notifíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 14 de noviembre de 2014.

 

R610MPS IMAGEN 1
 

 

Fundamento legal Decreto 1597 de 1988, Resolución 102 DIMAR/2012, Convenio STCW-78 Enmendado, OMI MSC.1 Circ. 1209 del 22/05/2006.

Anexo “A” a la Resolución DIMAR-2014 del

1. Localización del simulador.

 

Nombre centro de formación y/o capacitación: ________________ _________________________________________________________

Domicilio: ________________________________________________________

Ciudad: ___________________________________________________________

Teléfono: _____________ Celular:_____________ Correo electrónico:_________________

Representante legal: _______________________________________________

 

R610MPS IMAGEN 2
 

 

R610MPS IMAGEN 3
 

 

R610MPS IMAGEN 4
 

 

 

R610MPS IMAGEN 5
 

 

ANEXO “C” a la RESOLUCIÓN DIMAR-2014 del

Convenio STCW/78 Enmendado

Regla I/12 Uso de simuladores

Sección A-I/12 Normas que rigen el uso de simuladores

PARTE 1 - Normas de funcionamiento

Normas generales de funcionamiento de los simuladores empleados en la formación

1. Cada una de las Partes se asegurará de que todo simulador utilizado en la formación

obligatoria con simuladores:

.1 sea adecuado para los objetivos y tareas de formación seleccionados;

.2 pueda simular la capacidad operacional del equipo de a bordo, con un grado de realismo que esté en consonancia con los objetivos de formación, e incluya las capacidades, las limitaciones y los posibles errores del referido equipo;

.3 funcione con el suficiente realismo para que el alumno pueda adquirir unos conocimientos prácticos acordes con los objetivos de formación;

.4 permita crear un entorno operacional controlado en el que se puedan reproducir distintas condiciones, entre las que cabe incluir emergencias y situaciones potencialmente peligrosas o inusuales desde el punto de vista de los objetivos de formación;

.5 haga las veces de interfaz, de manera que el alumno pueda interactuar con el equipo, el entorno simulado y, según proceda, el instructor; y

.6 permita que el instructor controle, vigile y registre los ejercicios para obtener eficazmente de los alumnos la información requerida.

Normas generales de funcionamiento de los simuladores empleados en la evaluación de la competencia

2. Cada una de las Partes se asegurará de que todo simulador utilizado para evaluar la competencia, según lo prescrito en el Convenio, o para demostrar que se sigue teniendo la suficiencia requerida:

.1 pueda satisfacer los objetivos de evaluación especificados;

.2 pueda simular la capacidad operacional del equipo de a bordo, con un grado de realismo que esté en consonancia con los objetivos de evaluación, e incluya las capacidades, las limitaciones y los posibles errores del referido equipo;

.3 funcione con el suficiente realismo para que el aspirante pueda demostrar unos conocimientos prácticos acordes con los objetivos de evaluación;

.4 haga las veces de interfaz, de manera que el aspirante pueda interactuar con el equipo y el entorno simulado;

.5 permita crear un entorno operacional controlado en el que se puedan reproducir distintas condiciones, entre las que cabe incluir emergencias y situaciones potencialmente peligrosas o inusuales desde el punto de vista de los objetivos de evaluación; y

.6 permita que el evaluador controle, vigile y registre los ejercicios para evaluar eficazmente el rendimiento de los aspirantes.

Normas de funcionamiento adicionales

3. Además de cumplir los requisitos básicos que se indican en los párrafos 1 y 2, el equipo de simulación al que se aplica la presente sección cumplirá las siguientes normas de funcionamiento, según su tipo específico.

Simuladores de radar

4. El simulador de radar podrá representar la capacidad operacional de un aparato de radar náutico que se ajuste a todas las normas de funcionamiento aplicables aprobadas por la Organización* e incorporará medios para:

.1 funcionar en la modalidad de movimiento relativo estabilizado y en la de movimiento verdadero estabilizado con respecto al mar o con respecto al fondo;

.2 crear modelos meteorológicos, de corrientes mareales, de corrientes, de sectores de sombra, de ecos parásitos y de otros efectos de propagación; y representar litorales, boyas de navegación y respondedores de búsqueda y salvamento; y

.3. crear un entorno de funcionamiento en tiempo real que incluya al menos dos estaciones en el buque que permitan alterar el rumbo y la velocidad del buque, e incluir parámetros para al menos 20 buques blanco, así como los medios de comunicación necesarios.

Simuladores de ayudas de punteo radar automáticas (APRA)

5. El simulador de APRA podrá representar la capacidad operacional de las APRA que se ajusten a todas las normas de funcionamiento aplicables aprobadas por la Organización* e incorporará medios para:

.1 la captación manual y automática de blancos;

.2 la información relativa a la derrota navegada;

.3 el empleo de zonas de exclusión;

.4 la escala de tiempos del vector/gráfico, y la presentación de datos en pantalla; y

.5 las maniobras de prueba.

PARTE 2-Otras disposiciones

Formación con simuladores-Objetivos

6. Cada una de las Partes se asegurará de que los propósitos y objetivos de la formación con simuladores se especifiquen en el marco del programa general de formación, y de que se seleccionen los objetivos y las tareas de formación que mayor relación guarden con las tareas y prácticas de a bordo.

Procedimientos de formación

7. Al impartir la formación obligatoria con simuladores, los instructores se asegurarán de lo siguiente:

.1 se ha informado debidamente y por adelantado a los alumnos sobre los objetivos y las tareas del ejercicio, y se les ha dado suficiente tiempo de planificación antes de iniciar dicho ejercicio;

.2 los alumnos tienen tiempo suficiente para familiarizarse con el simulador y su equipo antes de que se inicie el ejercicio de formación o de evaluación;

.3 la orientación facilitada y los aspectos de estimulación se adecuan a los objetivos y las tareas del ejercicio seleccionados y al nivel de la experiencia que tenga el alumno;

.4 los ejercicios se supervisan de manera eficaz, mediante la oportuna observación, tanto auditiva como visual, de la actividad que realice el alumno, y también se presentan informes de evaluación, tanto anteriores como posteriores al ejercicio;

.5 se obtiene de los alumnos de manera eficaz la información requerida para cerciorarse de que se han cumplido los objetivos de formación y de que los conocimientos prácticos operacionales demostrados son de un nivel aceptable;

.6 al obtener del alumno la información requerida, conviene recurrir también a otros evaluadores; y

.7 los ejercicios con simuladores se elaboran adecuándolos a los objetivos de formación especificados, y se someten a prueba para cerciorarse de ello.

Procedimientos de evaluación

8. Cuando se empleen simuladores para evaluar la capacidad de los aspirantes y demostrar su nivel de competencia, los evaluadores se asegurarán de que:

.1 los criterios de rendimiento se determinan con claridad y precisión, y son válidos y accesibles para los aspirantes;

.2 los criterios de evaluación se determinan con claridad y precisión para que la evaluación resulte fiable y uniforme y para que la medición y la evaluación sean lo más objetivas posible y las opiniones subjetivas sean mínimas;

.3 se informa claramente a los aspirantes sobre las tareas y/o conocimientos prácticos que han de evaluarse y sobre los criterios que rijan las tareas y el rendimiento, y conforme a los cuales se determinará su competencia;

.4 la evaluación del rendimiento tiene en cuenta los procedimientos operacionales normales y también la interacción con otros aspirantes en el simulador o con el personal encargado de este;

.5 los métodos de puntuación o clasificación para evaluar el rendimiento se usan con precaución hasta que se haya determinado su validez; y

.6 el criterio primordial será que el aspirante demuestre capacidad para desempeñar una tarea de manera segura y eficaz a juicio del evaluador.

Cualificaciones de los instructores y evaluadores*

9 Cada una de las Partes se asegurará de que los instructores y evaluadores reúnen las cualificaciones y experiencia debidas para el tipo y nivel particulares de formación y la correspondiente evaluación de la competencia, según lo dispuesto en la regla I/6 y en la sección A-I/6.

* Véanse las normas de funcionamiento pertinentes/apropiadas adoptadas por la organización.