RESOLUCIÓN 616 DE 2003

 

RESOLUCIÓN 616 DE 2003 

(Junio 20)

“Por medio de la cual se somete al Fondo Nacional de Ahorro a la medida cautelar de vigilancia especial”.

(Nota: Véase Resolución 1713 de 2005 artículo 1º de la Superintendencia Bancaria)

El Superintendente Bancario,

en ejercicio de sus atribuciones legales y, en especial, de las que le confieren los artículos 113 numeral 1º, 326, numeral 5º, literal c), y 328 numeral 2º, del estatuto orgánico del sistema financiero, y

CONSIDERANDO:

Sujeto de la medida cautelar

1. Que el Fondo Nacional de Ahorro (en adelante FNA), identificado con el NIT 899999284-4, domiciliado en esta ciudad, creado mediante el Decreto 3118 de 1968, es hoy en virtud de la Ley 432 de 1998 y del Decreto Reglamentario 1453 del mismo año, una empresa industrial y comercial del Estado de carácter financiero del orden nacional, con régimen legal propio, organizado como establecimiento de crédito de naturaleza especial, al cual se le otorgó el correspondiente permiso de funcionamiento mediante Resolución 2200 del 19 de octubre de 1998 expedida por la Superintendencia Bancaria, autoridad que ejerce su inspección y vigilancia de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 14 de la precitada ley, en concordancia con el artículo 55 del referido Decreto 1453.

Situaciones críticas que originan la medida cautelar

2. Que de acuerdo con lo establecido por la Superintendencia Bancaria a través de su actividad de supervisión in situ y extra situ, con corte al 31 de diciembre de 2002, el FNA presenta graves y preocupantes inconsistencias en su información contable y financiera, originadas entre otros factores en severas falencias y debilidades de carácter tecnológico y de gestión, situaciones de las cuales podemos destacar a título enunciativo los siguientes aspectos, extractados del informe de visita Nº DUnoB-001-03 del 7 de mayo de 2003.

a) De carácter contable.

Existen diferencias en los registros contables de las cuentas del balance como cartera de créditos (cuenta PUC 1404), intereses (cuenta PUC 1605), seguros (cuenta PUC 1610), abonos por aplicar (cuenta PUC 2720) y cuotas anticipadas (cuenta PUC 2725), en la cuenta PUC 2150 "Cesantías administradas por el FNA - Disponible entidades” y en el manejo de los recursos del situado fiscal, las cuales en su totalidad al 31 de diciembre de 2002 ascendían a $ 270 mil millones, sin que hasta la fecha haya sido posible determinar el origen de tales diferencias.

b) De carácter tecnológico.

Las diferencias contables en gran medida se originan en las deficiencias de tipo tecnológico que presenta la entidad. Es así como se evidenció que los problemas críticos en este aspecto son: la necesidad de mejorar los módulos de cartera y contabilidad, el cambio y mejoramiento de la plataforma tecnológica y la actualización de la red Lan, o de lo contrario es previsible la profundización del deterioro en la calidad y confiabilidad de la información contable y financiera que genera el FNA.

c) De gestión.

La alarmante falta de gestión del FNA se traduce en la lentitud para la toma de decisiones encaminadas a contrarrestar la problemática contable y financiera; la gran cantidad de registros contables manuales que se efectúan; la errada valoración de los portafolios que constituyen el situado fiscal conjuntamente con la ausencia de una política de distribución de recursos que tenga sustento técnico; la diversidad de aplicativos con interfases manuales que permite la modificación de la información sin los respectivos Log de auditoría; la ausencia de personal calificado técnicamente con vinculación directa con el fondo y por el contrario una alta dependencia de funcionarios no vinculados como los de PNUD, para el desarrollo normal de las operaciones.

Causales de toma de posesión que se pretenden evitar con la medida cautelar

3. Que de no ser saneadas y corregidas apropiadamente en el menor tiempo posible las anteriores problemáticas de que adolece actualmente el FNA, esta entidad podría quedar incursa por lo menos en dos causales de toma de posesión, según los supuestos normativos previstos en los literales d) y h) del artículo 114 del EOSF (el último literal adicionado por el artículo 20 de la Ley 510 de 1999), tal como se explica a continuación:

“d) Cuando incumpla reiteradamente las órdenes e instrucciones de la Superintendencia Bancaria debidamente expedidas”.

Esta causal se podría configurar en razón a que la orden impartida por la superintendencia orientada a solucionar las inconsistencias graves de carácter contable y las debilidades tecnológicas y de gestión, que han impedido el saneamiento a fondo de su contabilidad, no ha sido atendida hasta la fecha en forma adecuada por parte de la entidad vigilada. Adicionalmente, existen suficientes elementos de juicio para prever que las órdenes e instrucciones que para tal fin deba expedir esta autoridad de supervisión en el ámbito de una vigilancia normal, seguirán siendo incumplidas por parte del FNA.

“h) Cuando existan graves inconsistencias en la información que suministra a la Superintendencia Bancaria que a juicio de ésta no permita conocer adecuadamente la situación real de la entidad”.

Este supuesto se encuentra prácticamente ad portas de configurarse debido a las serias inconsistencias y debilidades que presenta la contabilidad de la entidad vigilada y a los precarios sistemas de información contable y financiera con que cuenta la misma. Dicha circunstancia ha imposibilitado que la superintendencia confíe en las cifras reveladas en sus estados financieros con corte al 31 de diciembre de 2002, de suerte que le permita determinar con certeza cuál es realmente su situación financiera. Tal es el motivo por el cual los estados financieros a ese corte de ejercicio aún no han sido autorizados.

Facultad preventiva del Superintendente Bancario para adoptar esta medida cautelar

4. Que de conformidad con el artículo 113 del EOSF, el literal c) numeral 5º del artículo 326 y el numeral 2º del artículo 328, ibídem, el Superintendente Bancario, en ejercicio de sus facultades de prevención, puede adoptar cuando lo considere pertinente y según las circunstancias, cualquiera de las medidas cautelares previstas para evitar que una institución sometida a su inspección y vigilancia incurra en causal de toma de posesión, o para subsanarla.

5. Que dentro de dichas medidas preventivas se prevé, en el numeral 1º del artículo 113 y en el inciso segundo del literal c), antes mencionados, la medida cautelar denominada vigilancia especial, en virtud de la cual, una vez se establezca, corresponderá a la Superintendencia Bancaria determinar los requisitos que la institución sometida a esa medida debe observar para su funcionamiento, con el fin de enervar, en el término más breve posible, la situación que le ha dado origen.

Concreción de los supuestos fácticos para la adopción de la medida cautelar

6. Que dadas las circunstancias críticas que actualmente presenta el FNA en el ámbito contable, tecnológico y de gestión, esta superintendencia considera necesario adoptar la medida cautelar de vigilancia especial, como única alternativa para prevenir que dicho establecimiento incurra en las causales de toma de posesión previstas en los literales d) y h) del artículo 114 del EOSF. Determinación que además de lo anterior tiene como fin último asegurar la confianza pública en el sector financiero y proteger los derechos de los afiliados y usuarios presentes y futuros del fondo, así como los intereses de terceros de buena fe.

Ejecutoriedad inmediata de la medida cautelar

7. Que de conformidad con lo dispuesto por el artículo 335 del EOSF, notificado por el artículo 87 de la Ley 795 de 2003, las medidas cautelares que en ejercicio de sus funciones adopte la Superintendencia Bancaria, serán de aplicación inmediata. En consecuencia, el recurso de reposición que proceda contra las mismas no suspenderá la ejecución del acto administrativo.

En mérito de lo anterior, este despacho,

RESUELVE:

ART. 1º—Someter a la medida cautelar de vigilancia especial al Fondo Nacional de Ahorro, empresa industrial y comercial del Estado de carácter financiero del orden nacional, con régimen legal propio, domiciliado en esta ciudad e identificado con el NIT 899999284-4, para los fines previstos en el numeral 1º del artículo 113 y en el literal c), numeral 5º del artículo 326, del estatuto orgánico del sistema financiero, por las razones expuestas en la parte motiva de esta resolución.

ART. 2º—Disponer como consecuencia de la anterior medida cautelar, una vez sea notificada, la determinación de los requisitos que en adelante deberá observar el Fondo Nacional de Ahorro para su funcionamiento, los cuales deben estar orientados a subsanar definitivamente y sin dilaciones las situaciones que originan esta medida cautelar, así como a prevenir que en el futuro las mismas se puedan volver a presentar. Para tal efecto, el Superintendente Bancario decidirá mediante oficio los requisitos de funcionamiento que en cada caso considere pertinente ordenar al fondo, los cuales se notificarán en su debida oportunidad al representante legal de la institución vigilada.

ART. 3º—Notificar el texto de la presente resolución al representante legal del Fondo Nacional de Ahorro, entregándole copia de la misma, advirtiéndole que contra ella procede el recurso de reposición interpuesto ante el Superintendente Bancario, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha de su notificación.

ART. 4º—Advertir en el acto de notificación, que la presente medida cautelar de vigilancia especial será de aplicación inmediata y que, por consiguiente, la interposición del recurso de reposición que procede contra este acto administrativo no suspende su ejecución.

Notifíquese, comuníquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 20 de junio de 2003.

(Nota: Véase Resolución 1713 de 2005 artículo 1º de la Superintendencia Bancaria)

_________________________