RESOLUCIÓN 645 DE 1992

 

RESOLUCIÓN 645 DE 1992 

(Agosto 14)

“Por la cual se fijan los requisitos para la inscripción de nuevos valores en el registro nacional de valores y en las bolsas de valores”.

El Superintendente de Valores,

en ejercicio de sus atribuciones legales, y

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

CONSIDERANDO:

Que, de conformidad con el artículo 9º de la Ley 32 de 1979, en concordancia con el ordinal 16 del artículo 3º del Decreto 2739 de 1991, corresponde a la Superintendencia de Valores determinar los nuevos valores que han de quedar sujetos al régimen de la citada ley;

Que es conveniente para el desarrollo y promoción del mercado impulsar mecanismos reactivadores de la oferta de títulos en el mercado de valores, estableciendo las pautas para el ingreso de nuevos instrumentos que contribuyen al crecimiento del mercado de capitales colombiano;

Que a partir del mecanismo que se ha denominado “titularización”, consistente básicamente en la emisión de nuevos valores destinados a representar derechos sobre diversas clases de activos, corresponde a la Superintendencia de Valores señalar el marco que facilite la circulación en el mercado bajo condiciones de seguridad y transparencia de los documentos en los cuales se instrumentalicen tales derechos;

Que, en los términos de los artículos 3º de los decretos 2739 y 2855, ambos de 1991, compete al Superintendente de Valores determinar los valores que quedarán sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y establecer los requisitos para su inscripción en el registro nacional de valores y en las bolsas de valores;

Que la Sala General de la Superintendencia de Valores en su sesión del 11 de agosto de 1992, emitió concepto favorable al presente proyecto,

RESUELVE:

ART. 1º—Agentes de manejo de la titularización. El mecanismo de movilización de activos a través de la emisión de nuevos valores sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979, podrá ser adelantado por las sociedades fiduciarias, en desarrollo de contratos de fiducia mercantil o encargos fiduciarios, sin perjuicio del cumplimiento de las disposiciones de la Superintendencia Bancaria en lo que concierne a los reglamentos de los fondos comunes especiales.

Las sociedades comisionistas de bolsa podrán ser agentes del proceso de titularización, a través de fondos de valores por ellas administrados, ciñéndose a la reglamentación y requisitos mínimos que con tal propósito señale la Superintendencia de Valores.

PAR.—Conflictos de interés. Las sociedades fiduciarias y las comisionistas de bolsa que pretendan integrarse al proceso de titularización, deberán abstenerse de realizar cualquier operación que pueda dar lugar a conflictos de interés entre ellas y los fondos que administran o entre los diversos fondos administrados por una misma entidad, sujetando su actuación a los parámetros que sobre el particular fije la respectiva entidad estatal de vigilancia. Adicionalmente, tales sociedades establecerán en forma precisa en los respectivos reglamentos, las normas que permitan evitar que se configuren conflictos de interés.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 2º—Títulos de participación y de contenido crediticio. Quedan sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y podrán inscribirse en el registro nacional de valores los títulos nominativos o a la orden, que se emitan para otorgar derechos alícuotas de participación en fondos o patrimonios autónomos, constituidos con el objeto de movilizar títulos de deuda pública o activos de la naturaleza a continuación señalada: créditos de entidades financieras; contratos de leasing; inmuebles cuya propiedad haya sido fideicomitida y acciones y bonos inscritos en el registro nacional de valores.

No obstante lo anterior, la Superintendencia de Valores podrá autorizar la movilización de activos diferentes a los anteriormente señalados, previo concepto de la Sala General, estableciendo en cada caso las condiciones particulares a que deban sujetarse tanto los bienes como las sociedades que intervienen en los respectivos procesos de titularización.

Quedan igualmente sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y podrán inscribirse en el registro nacional de valores los títulos de contenido crediticio nominativos o emitidos a la orden por las sociedades fiduciarias con respaldo en patrimonios autónomos constituidos con el objeto de movilizar activos en los términos indicados.

(Nota: Modificado por la Resolución 455 de 1993 artículo 1º de la Superintendencia de Valores).

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 3º—Unidades de participación en fondos especiales a que se refiere el artículo 59 de la Resolución 51 del Conpes. Quedan sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y podrán inscribirse en el registro nacional de valores y en las bolsas de valores, las unidades o certificados de participación en fondos constituidos por fiducia mercantil, encargo fiduciario u otros contratos análogos, cuyo patrimonio este representado por acciones o bonos de empresas domiciliadas en el país en los términos del artículo 59 de la Resolución 51 de 1991 emitida por el Conpes. Se requerirá que los certificados sean nominativos o se emitan a la orden y que las acciones o bonos se encuentren inscritos en el registro nacional de valores.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 4º—Títulos de deuda con garantía inmobiliaria. Quedan sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y podrán inscribirse en el registro nacional de valores los títulos de deuda nominativos o a la orden, que, con respaldo en inmuebles que garantizan la financiación de proyectos de construcción, emitan las sociedades fiduciarias, conforme a la facultad conferida por el artículo 26 de la Ley 3ª de 1991.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 5º—Reglas particulares de los nuevos valores. Los títulos que se emitan en desarrollo de los mecanismos contemplados en la presente resolución, deberán ajustarse al cumplimiento de las siguientes condiciones:

1. Que los títulos de participación otorguen a sus titulares los derechos correspondientes a la calidad de beneficiario, suscriptor o partícipe según el caso, en los contratos que celebren los agentes de manejo de la titularización con el fin de constituir los fondos o los patrimonios autónomos.

En el caso de los documentos de contenido crediticio, emitidos sobre patrimonios fideicomitidos, se especificarán los derechos que confieren al poseedor del título.

2. Que el fondo o el patrimonio constituido tengan por único objeto la adquisición y administración de la clase de activos a cuyo cargo se emiten los títulos de participación o los de contenido crediticio.

3. Que el respectivo fondo o patrimonio se integre con activos de características homogéneas.

4. Que los títulos se emitan en forma serial. Para estos efectos se considerará emisión serial la expedición de por lo menos veinte documentos.

5. Que se trate de títulos emitidos a término mayor de un año.

6. Que en el respectivo documento se precise que, salvo el derecho de invocar la nulidad del respectivo negocio, toda persona que llegue a ser parte en el contrato acepta que las prestaciones propias del mismo se cumplan, por parte del agente de manejo de la titularización, en favor de cualquier persona que formalmente aparezca como endosatario de buena fe exenta de culpa.

En el caso de los títulos nominativos su transferencia requerirá de inscripción en el registro que al efecto lleve el agente de manejo de la titularización. Igualmente, debe estipularse que la sociedad administradora del fondo o del patrimonio renuncia al derecho de invocar frente al adquirente del documento cualquier excepción, que no conste en el título, salvo la nulidad del respectivo negocio y las excepciones a la acción cambiaria consagradas en el artículo 784 del Código de Comercio.

7. Que los activos objeto de movilización, se encuentren amparados con avales otorgados por establecimientos de crédito o con garantías otorgadas por compañías de seguros; o bien, que en desarrollo del contrato celebrado entre dicha entidad y la emisora de los nuevos valores se adopten mecanismos alternos de seguridad tales como los que a continuación se mencionan:

7.1. Que el monto que los activos fideicomitidos o entregados a la sociedad que obra como agente de manejo de la titularización, exceda el valor de los títulos emitidos.

7.2. Que la entidad que transfiere o entrega los activos suscriba una porción de los valores emitidos. A dicha porción se imputarán hasta agotarla, los siniestros o faltantes de activos.

7.3. Que, tratándose de movilización de cartera, se dispongan mecanismos de sustitución de los créditos que en el curso del proceso disminuyan de categoría o presenten deficientes condiciones para su normal recaudo.

7.4. Que la entidad propietaria de los activos objeto de movilización asuma parcialmente la contingencia de pérdida de tales bienes.

7.5. Cualquier método análogo que ofrezca adecuados márgenes de seguridad.

(Nota: Modificado por la Resolución 455 de 1993 artículo 2º de la Superintendencia de Valores).

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 6º—Evaluación de activos y calificación de valores. Para efectos de su inscripción en el registro nacional de valores y de la autorización de su oferta pública, se requerirá que los títulos que se pretenda ingresar al mercado en desarrollo de un proceso de titularización se ajusten a las siguientes condiciones:

1. Para movilización de activos de entidades del sector financiero.

1.1. Que los nuevos valores hayan sido calificados por una sociedad calificadora de valores y que tal calificación corresponda a la categoría más alta, en los términos de la Resolución 10 de 1991 de esta Superintendencia o de las normas que la modifiquen o, alternativamente,

1.2. Que los activos movilizados se encuentren amparados mediante avales otorgados por establecimientos de crédito, o mediante garantías adecuadas otorgadas por compañías de seguros. En este caso la cobertura del aval o de la garantía deberá corresponder cuando menos al 10% del valor de los bienes objeto de movilización.

2. Para movilización de activos de entidades no financieras.

2.1. Que los nuevos valores hayan sido evaluados y calificados por una sociedad calificadora de valores, obteniendo la calificación más alta en los términos de la Resolución 10 de 1991 expedida por esta entidad, o de las normas que la modifiquen y, adicionalmente,

2.2. Que el monto de los bienes objeto de movilización exceda el valor de los títulos emitidos, en forma tal que se ofrezca un margen de reserva o protección de los activos, que corresponda por lo menos al 5% del valor de tales bienes. Este margen de seguridad no se requerirá cuando los activos movilizados se encuentren amparados mediante avales otorgados por establecimientos de crédito, o mediante garantías idóneas otorgadas por compañías de seguros, en una proporción superior al 5% del valor de los bienes objeto de movilización.

PAR. 1º—Toda calificación emitida por una sociedad especializada inscrita en el registro nacional de intermediarios, deberá ser objeto de revisiones periódicas, y en todo caso, por lo menos una vez al año.

PAR. 2º—Los bonos emitidos por entidades fiduciarias, en desarrollo de la facultad conferida por el artículo 3º del Decreto 1026 de 1990, no requerirán de la calificación expedida por una sociedad calificadora de valores, cuando quiera que el monto de la emisión se encuentre respaldado por un establecimiento de crédito o por una compañía de seguros.

(Nota: Modificado por la Resolución 455 de 1993 artículo 3º de la Superintendencia de Valores).

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 7º—Emisión de bonos por entidades fiduciarias. Quedan sujetos al régimen de la Ley 32 de 1979 y podrán inscribirsen en el registro nacional de valores y en las bolsas de valores, los bonos que, en virtud de la facultad conferida por el artículo 3º del Decreto 1026 de 1990, emitan las sociedades fiduciarias con cargo a patrimonios autónomos conformados con activos de entidades financieras o de sociedades sujetas a la vigilancia de la Superintendencia de Sociedades.

Quedan sujetos al mismo régimen los bonos que en desarrollo de encargos fiduciarios emitan las sociedades fiduciarias por cuenta de dos o más empresas vigiladas por la Superintendencia de Sociedades.

Sin perjuicio de los requisitos contemplados en el Decreto 1026 de 1990 la inscripción en el Registro Nacional de Valores de los bonos emitidos por las entidades fiduciarias, requerirá de previa calificación expedida por las sociedades calificadoras de valores, la cual no será indispensable cuando el empréstito se encuentra avalado por un establecimiento de crédito, o mediante garantía adecuada otorgada por una compañía de seguros.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 8º—Inscripción en el registro nacional de valores. Para efectos de la inscripción en el registro nacional de valores de los títulos que se emitan con sujeción a la presente resolución, la solicitud deberá ser presentada por el agente de manejo de la titularización, acompañada de la siguiente documentación:

1. Copia auténtica del reglamento del fondo y de la autorización impartida al mismo por la respectiva autoridad de inspección y vigilancia, cuando a ello hubiere lugar.

Tratándose de valores emitidos con cargo a patrimonios autónomos, copia del contrato de fiducia mercantil respectivo.

2. Descripción de los activos que conforman el fondo o patrimonio, e indicación del procedimiento seguido para la valuación de los activos.

3. Las garantías o seguridades que amparan los bienes movilizados, cuando sea del caso.

4. El facsímil del título a emitirse, el cual debe precisar claramente:

4.1. Los derechos incorporados en el título y las condiciones financieras del mismo.

4.2. Las reglas de circulación y negociación.

4.3. La forma y términos de redención y el procedimiento para su liquidación.

4.4. El valor inicial de cada título y el procedimiento para determinar periódicamente su valor, de acuerdo a instrucciones que imparta la Superintendencia de Valores, información que se suministrará a la bolsa de valores para su publicación.

5. El monto total de suscripciones del fondo, de unidades de participación a emitir o títulos de contenido crediticio, según sea el caso.

6. El costo de custodia de los valores que integrarán la cartera del fondo o patrimonio, cuando fuere el caso.

7. Los gastos a cargo del fondo o patrimonio.

8. La denominación social de la entidad financiera o la sociedad que transfirió o entrego los activos objeto de movilización, así como la información específica que sobre la misma requiera la Superintendencia de Valores.

9. La constancia de la calificación emitida por la sociedad calificadora de valores, cuando haya lugar.

10. La advertencia conforme a la cual el agente de manejo de la titularización adquiere obligaciones de medio y no de resultado.

11. La advertencia en caracteres destacados conforme a la cual, la inscripción en el registro nacional de valores no implica certificación sobre la bondad del valor o la solvencia del fondo o patrimonio.

12. Los requisitos generales consagrados en el artículo 2º de la Resolución 626 de agosto 11 de 1992, que sean pertinentes.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 9º—Oferta pública de valores emitidos en desarrollo de procesos de titularización. Las entidades facultadas para actuar como agentes de manejo de la titularización deberán cumplir en lo pertinente, todas las obligaciones de información que las disposiciones del estatuto de ofertas públicas imponen a los emisores de valores. En todo caso, la información que se presente para efectos de la oferta pública de los valores deberá contener como mínimo:

1. El prospecto de colocación de los nuevos valores, el cual deberá contener:

1.1. Una descripción de la naturaleza del fondo o patrimonio a cuyo cargo se emitirán los nuevos valores, especificando las características de los activos que lo conforman, el valor de los mismos y el método o procedimiento seguido para su valuación.

1.2. Los flujos de fondos proyectados por el agente de titularización en relación con el fondo o patrimonio que administra.

1.3. Las garantías o seguridades que amparan los activos movilizados, cuando ellas existan.

1.4. El monto global de la emisión.

1.5. La proporción o margen de reserva existente entre el valor de los activos objeto de movilización y el valor de los títulos emitidos, cuando sea del caso.

1.6. Las condiciones financieras de los títulos.

2. Dos ejemplares del prospecto de colocación cuyo contenido observará los requisitos señalados en el artículo 27 de la Resolución 626 de 1992 expedida por la Superintendencia de Valores.

3. La advertencia en caracteres destacados conforme a la cual la autorización de la oferta pública de los nuevos valores por parte de la Superintendencia de Valores, no implica certificación sobre la bondad del valor o sobre la solvencia del fondo o patrimonio a cuyo cargo se emiten.

4. Si fuere el caso, tratándose de emisiones avaladas por un establecimiento de crédito, las características del aval, la copia auténtica del acto por el cual se otorga y la información financiera del avalista.

5. Los documentos pertinentes señalados en el artículo 27 de la Resolución 626 de 1992 de esta entidad, así como la información especial que requiera en cada caso la Superintendencia de Valores.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

ART. 10.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga la Resolución 7 de noviembre 22 de 1991 de la Sala General de la Comisión Nacional de Valores.

(Nota: Derogada por la Resolución 1394 de 1993 artículo 44 de la Superintendencia de Valores).

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 14 de agosto de 1992.

____________________________________