RESOLUCIÓN 6500 DE 1993 

(Agosto 31)

“Por la cual se delega la expedición de las autorizaciones sanitarias-parte agua, en las direcciones de salud”.

El Ministerio de Salud,

en ejercicio de sus atribuciones legales y en especial las que le confiere la Ley 9ª de 1979, artículos 1º al 21, la Ley 10 de 1990, literal k) del artículo 11, y el Decreto 1594 de junio 26 de 1984, capítulo X , y

CONSIDERANDO:

Que corresponde al Ministerio de Salud establecer los requisitos y condiciones a que deberá someterse todo vertimiento de residuos líquidos, de acuerdo al artículo 10 de la Ley 9ª de 1979;

Que todo usuario del recurso para efectos de vertimientos requiere autorización sanitaria de funcionamiento-parte agua, expedida por el Ministerio de Salud o por la entidad a quien éste delegue, con sujeción al procedimiento señalado en el Decreto 1594 de julio 26 de 1984;

Que según el parágrafo 2º del artículo 8º del Decreto 77 de enero 15 de 1987 (4) se le asignó al Ministerio de Salud la función de controlar y vigilar la calidad del agua para consumo humano y los sistemas de disposición de aguas residuales y desechos sólidos;

Que con fallo de fecha agosto 14 de 1992 de la sección I ,Sala de lo Contencioso Administrativo, el Consejo de Estado decretó la nulidad de los artículos 65, parágrafo artículo 72, parágrafo artículo 73, artículo 100 con su parágrafo, los artículos 101, 106, 107, 114, 115, con su parágrafo, 118 con su parágrafo, 121, con su parágrafo 122, 123, 124 y 127 del Decreto 1594 de junio 26 de 1984, ratificando que el artículo 10 de la Ley 9ª de 1979, determinó la competencia para señalar los requisitos y condiciones a que deben someterse los vertimientos de residuos líquidos en cabeza exclusiva del Ministerio de Salud;

Que los requisitos contemplados para la expedición de los permisos de vertimientos de instalación provisional y de funcionamiento que otorgan las EMAR (entidades encargadas del manejo y adecuación del recurso), estipulados en el Decreto 1594 de 1984 y que dejó sin efecto el Consejo de Estado, serían los mismos para otorgar las respectivas autorizaciones sanitarias-parte agua, mientras se modifican las normas de los usos del agua y residuos líquidos;

Que es necesario fortalecer a las direcciones seccionales de salud en materia de descentralización para que asuman y cumplan los requisitos inherentes en especial al numeral 1º del artículo 37 de la Ley 10 de 1990, en lo que a la atención al medio respecta,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en las direcciones seccionales de salud y/o servicios de seccionales de salud, la expedición de las autorizaciones sanitarias-parte agua que cumplan con los requisitos señalados en el Decreto 1594 de 1984, el cual las clasifica así:

1. Autorización sanitaria de instalación, a usuarios nuevos.

2. Autorización sanitaria provisional de funcionamiento, a usuarios existentes.

3. Autorización sanitaria de funcionamiento-parte agua a usuarios nuevos o existentes.

PAR.—Que el procedimiento relacionado con los requisitos para la expedición de los permisos de vertimientos de instalación provisional y de funcionamiento será el mismo contemplado en el decreto citado conforme a la parte motiva de esta providencia.

ART. 2º—Las resoluciones por medio de las cuales se expidan las autorizaciones sanitarias-parte agua, requerirán para su validez de las firmas del jefe del servicio seccional o director seccional de salud y del jefe de la división de saneamiento ambiental de la seccional, o quien haga sus veces, quien actuará como secretario ad-hoc, además del visto bueno del jefe de la oficina jurídica o quien haga sus veces en la misma dirección seccional de salud.

ART. 3º—El Ministerio de Salud a través de la subdirección de control de factores de riesgo del ambiente, evaluará anualmente el cumplimiento de las actividades delegadas y las direcciones seccionales de salud emitirán un informe semestral sobre las autorizaciones sanitarias expedidas, plan de cumplimiento y sanciones impuestas a los diferentes usuarios de interés sanitario.

ART. 4º—El Ministerio de Salud podrá derogar o restringir el alcance de la delegación establecida en la presente resolución de acuerdo con el resultado de las evaluaciones mencionadas en el artículo anterior.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 31 de agosto de 1993.

_________________