RESOLUCIÓN 695 DE 2008 

(Abril 30)

“Por la cual se subrogan los artículos 33 de la Resolución 610 de 2004, 8º de la Resolución 220 de 2005 y 1º de la Resolución 1783 de 2007, se modifica el numeral 1º del artículo 8º de la Resolución 610 de 2004 y se dictan otras disposiciones”.

El Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,

en uso de sus facultades legales, en especial de las conferidas por el artículo 2º del Decreto 216 de 2003 y en desarrollo de lo dispuesto en los artículos 17 y 18 del Decreto 975 de 2004.

RESUELVE:

ART. 1º—Para efectos de la calificación de proyectos declarados elegibles, son bolsas concursables aquellas en donde participan proyectos de vivienda de interés social prioritario cuyo oferente es la entidad territorial, y pueden contar con aportes de entidades privadas o particulares u otros entes que tengan dentro de sus funciones la de atender los temas de vivienda, y sobre los cuales se realizan procesos de calificación que les permite participar en la determinación de cupos de subsidios, siendo estas, la bolsa de esfuerzo territorial, la bolsa única nacional y la bolsa única nacional de mejoramiento.

ART. 2º—Subrógase el artículo 1º de la Resolución 1783 de 2007, mediante el cual se subrogó el artículo 32 de la Resolución 610 de 2004, modificado por el artículo 1º de la Resolución 573 de 2005, por el siguiente texto:

“Calificación. Surtida la elegibilidad de los planes habitacionales, Findeter o la entidad que haga sus veces, calificará los planes de vivienda que participen en la bolsa de esfuerzo territorial, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

a) Planes de vivienda con menor requerimiento de subsidio familiar de vivienda nacional;

b) Planes de vivienda que evidencien mayor esfuerzo territorial;

c) Planes de vivienda con mejor relación de tamaño-precio;

d) Planes de vivienda con mejor relación de espacio público efectivo y equipamiento comunitario por unidad de vivienda;

e) Planes de vivienda que se desarrollen en lotes o terrenos urbanizados;

f) Planes de vivienda encaminados a solucionar problemas de hacinamiento crítico.

Para efectos de determinar el puntaje de calificación de los planes de vivienda que participen en la bolsa de esfuerzo territorial, se aplicará la siguiente fórmula:

 

Donde:

P = Puntaje del plan de vivienda.

A = Valor del subsidio familiar de vivienda tope.

B = Valor del subsidio familiar de vivienda nacional promedio solicitado en el plan de vivienda por solución de vivienda.

C = Valor del subsidio familiar de vivienda territorial por solución de vivienda.

D = Valor de la solución de vivienda promedio del plan de vivienda.

E = Valor del metro cuadrado de referencia, obtenido del valor promedio del metro cuadrado en los proyectos VIS presentados al concurso de esfuerzo territorial en el departamento dentro del concurso.

F = Valor del metro cuadrado de la solución de vivienda.

G = Porcentaje de áreas de espacio público efectivo y equipamiento del lote donde se desarrollará el plan de vivienda.

H = Porcentaje de las áreas de cesión mínimas exigidas por el POT como cesión de espacio público efectivo y equipamiento para un plan de vivienda.

I = Porcentaje del área del (de los) lote(s) o predio(s) que se encuentre(n) totalmente urbanizado(s).

J = Número de alcobas.

PAR. 1º—El cálculo del metro cuadrado de cada plan de vivienda se obtendrá de dividir el valor de la solución de vivienda individual por el área construida de la misma.

En el caso en que un plan de vivienda presente soluciones de vivienda con áreas y precios diferentes, el valor del metro cuadrado del plan de vivienda será el obtenido por un promedio ponderado de estas. Para los planes de vivienda de construcción en sitio propio, el valor del metro cuadrado se obtendrá dividiendo el presupuesto total de la solución, por el área total a construir.

Para el caso de proyectos de mejoramiento el área de la vivienda actual corresponde a la construida entre muros confinados, más el área adicional a construir que se contemple en el mejoramiento, si es del caso.

PAR. 2º—Para efectos del cálculo del puntaje del plan de vivienda el valor máximo de la relación E/F será de 1.2, es decir, que para valores superiores, E/F se mantendrá en 1.2.

PAR. 3º—Para los planes de mejoramiento de vivienda el factor A se considerará igual al valor tope correspondiente a adquisición de vivienda de interés prioritario nueva, conforme al Decreto 4466 de 2007 y el factor G, igual a 60%.

PAR. 4º—Se entiende por equipamiento del plan de vivienda, el conjunto de áreas, edificaciones e instalaciones de uso público o privado, destinadas a proveer a los ciudadanos de los servicios colectivos de carácter formativo, cultural, de salud, deportivo recreativo y de bienestar social y a prestar apoyo funcional a la administración pública y a los servicios urbanos básicos del municipio. Se entiende por espacio público efectivo el conformado por zonas verdes, parques, plazas y plazoletas. Para el cálculo del puntaje del plan de vivienda, dentro de este equipamiento no se pueden incluir las vías, andenes, sardineles, zonas duras y las áreas de protección ambiental.

PAR. 5º—Para efectos del cálculo del puntaje del plan de vivienda, el porcentaje máximo de las áreas de cesión de espacio público efectivo y equipamiento del lote donde se desarrollará el plan de vivienda, G, será de 80%, es decir, que para valores superiores se mantendrá la constante de 80% para G. con la salvedad establecida en el parágrafo 3º del presente artículo.

PAR. 6º—En caso de empate en la calificación, se favorecerá al municipio con mayor déficit de vivienda de acuerdo con el censo del Dane.

PAR. 7º—Para el cálculo del factor J, se debe tener claro que el espacio múltiple no se considerará como una alcoba”.

ART. 3º—Subrógase el artículo 8º de la Resolución 220 de febrero 18 de 2005, por el siguiente texto:

“Calificación. Surtida la elegibilidad de los planes habitacionales, Findeter o la entidad que haga sus veces, calificará los planes de vivienda que participen en la bolsa única nacional, teniendo en cuenta los siguientes criterios:

a) Planes de vivienda con menor requerimiento de subsidio familiar de vivienda nacional;

b) Planes de vivienda que evidencien mayor esfuerzo territorial;

c) Planes de vivienda con mejor relación de espacio público efectivo y equipamiento comunitario por unidad de vivienda;

d) Planes de vivienda que se desarrollen en lotes o terrenos urbanizados;

e) Planes de vivienda encaminados a solucionar problemas de hacinamiento crítico.

Para la calificación de planes de vivienda de la bolsa única nacional se aplicará la siguiente fórmula:

 

Donde:

P = Puntaje del plan de vivienda

A = Valor del subsidio familiar de vivienda tope.

B = Valor del subsidio familiar nacional de vivienda solicitado por solución de vivienda.

C = Valor del subsidio territorial de vivienda por solución.

D = Valor de la solución de vivienda del plan de vivienda.

G = Porcentaje de áreas de espacio público efectivo y equipamiento del lote donde se desarrollará el plan de vivienda.

I = Porcentaje del área del (de los) lote(s) o predio(s) que se encuentre(n) totalmente urbanizado(s).

J = Número de alcobas.

PAR.—Para el cálculo del factor J, se debe tener claro que el espacio múltiple no se considerará como una alcoba”.

ART. 4º—Modifícase el numeral 1º del artículo 8º de la Resolución 610 de 2004, el cual quedará así:

“1. El subsidio familiar de vivienda tiene cobertura nacional. Los planes de vivienda para los que se solicita la elegibilidad, deben estar localizados en zonas definidas como suelo urbano en los planes de ordenamiento territorial (POT), planes básicos de ordenamiento territorial (PBOT) o esquemas de ordenamiento territorial (EOT). Para suelos de expansión se deberá tener el respectivo plan parcial aprobado, el cual debe estar anexo a la solicitud. Su verificación, por parte de la entidad evaluadora, se realizará con la información contenida en la licencia de urbanismo en la cual debe estar definida con claridad la clasificación del suelo y el uso asignado para el predio desde el POT. Igualmente se podrá realizar la verificación con base en la certificación expedida por la autoridad competente”.

ART. 5º—Subrógase el artículo 33 de la Resolución 610 de 2004, por el siguiente texto:

“Prioridad para planes de vivienda que contemplen criterios diferenciales.

Además del puntaje adicional para los planes de vivienda que contemplen soluciones multifamiliares en edificios de apartamentos de que trata la Resolución 1480 de agosto de 2007, se dará un puntaje adicional respecto al puntaje obtenido de la fórmula de calificación, en los siguientes casos:

1. Los planes de vivienda que tengan como objetivo atender población localizada en zonas de alto riesgo no mitigable, tendrán un puntaje adicional equivalente al diez por ciento (10%) respecto al puntaje obtenido de la fórmula de calificación, para lo cual el oferente deberá manifestar dicha condición en la carta de intención a presentar ante la entidad evaluadora, antes de la apertura del concurso.

2. Los planes de vivienda que adicionen al menos el 20 % de oferta de vivienda, fuera de lo ofertado en el marco del concurso, para atender población desplazada con subsidio asignado por el Fondo Nacional de Vivienda, tendrán un puntaje adicional equivalente al diez por ciento (10%) respecto al puntaje obtenido de la fórmula de calificación.

En este caso, el oferente debe certificar ante la entidad evaluadora que el lote de terreno donde se está formulando el proyecto cuenta con al menos 20% de lotes adicionales para la atención de dicha población especial y para el efecto deben estar incluidos en la evaluación técnica, legal y financiera en el marco del proceso de elegibilidad.

Para hacer efectivo el puntaje adicional de que trata el presente numeral, el oferente debe garantizar que las viviendas ofertadas para la población desplazada cuentan con el cierre financiero respectivo.

3. Los planes de vivienda que tengan como objetivo beneficiar a hogares integrados por soldados campesinos que hayan prestado el servicio militar o que aún se encuentren activos, tendrán un puntaje adicional equivalente al diez por ciento (10%) respecto al puntaje obtenido de la fórmula de calificación, para lo cual el oferente deberá manifestar dicha condición en la carta de intención a presentar ante la entidad evaluadora, antes de la apertura del concurso”.

ART. 6º—Modifíquese el numeral 6º del artículo 11 de la Resolución 610 de 2004, adicionado por el artículo 2º de la Resolución 1783 de 2007, el cual quedará así:

“6. Aspectos estructurales:

Al realizar la evaluación de los proyectos, la entidad evaluadora deberá cotejar que en la licencia de construcción se deje claramente expresado que se ha dado estricto cumplimiento a lo establecido en el artículo 30 de la Ley 400 de 1997 (revisores de diseños), en lo referente a que la revisión de los diseños estructurales haya sido adelantada por un profesional idóneo y que cumple con los requisitos fijados en el citado artículo, así como en las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente, NSR–98.

Igualmente, se verificará por la entidad evaluadora que los planos cuenten con la firma, nombre y número de matrícula del profesional que los aprobó.

Sin perjuicio de lo señalado en el inciso anterior y de la competencia asignada por el título IV del artículo 15 de la Ley 400 de 1997, a los curadores o funcionarios de las oficinas o dependencias municipales o distritales, encargadas de expedir las licencias de construcción, la entidad evaluadora confrontará el contenido de los planos estructurales y los requisitos mínimos de índole general para las condiciones estructurales de diseño y construcción, que permitan un funcionamiento adecuado de las viviendas ante cargas laterales y verticales en las diferentes zonas de amenaza sísmica, de conformidad con lo establecido en los títulos D y E de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan. Al respecto, es necesario aclarar que las menciones del título E se refieren a proyectos de vivienda de un máximo de 15 viviendas y menos de tres mil (3.000 m 2 ) metros cuadrados de área construida.

Los demás proyectos quedan referidos al título D u otros, para los cuales se deben anexar las memorias de cálculo acreditadas ante la entidad que expidió la licencia de construcción. Al respecto se aclara que la función de la entidad evaluadora será la de verificar la existencia de los documentos mencionados, sin que la misma implique ningún tipo de revisión de memorias de cálculo y bajo el entendido que han sido presentadas bajo la exclusiva responsabilidad del oferente.

La entidad evaluadora no otorgará la elegibilidad al proyecto, si se presenta la omisión o deficiencia de uno cualquiera de los aspectos que se indican a continuación:

6.1. Planos.

La entidad evaluadora verificará que el contenido de los planos obedezca a lo establecido en el numeral D.1.2 de la Norma NSR–98.

6.2. Criterios básicos de planeamiento estructural.

Conjunto de muros estructurales, de carga o rigidez, dispuestos de manera homogénea, longitud aproximadamente igual, con continuidad vertical y horizontal y aproximadamente simétricos con respecto a los ejes de la edificación en las dos direcciones principales.

Sistema de diafragmas de cimentación y vigas de amarre superior, interconectados por columnas de confinamiento, que obligue el trabajo conjunto de muros ante la presencia de fuerzas laterales.

6.3. Espesor de muros.

Los espesores mínimos deben cumplir con lo establecido en la tabla E.2.1 del título E o título D cuando corresponda y en el capítulo E.2. de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan, de acuerdo con las zonas de amenaza sísmica.

La distancia libre vertical entre diafragmas no excederá la medida equivalente a 25 veces el espesor efectivo del muro.

La distancia libre horizontal no excederá la medida equivalente a 35 veces el espesor efectivo del muro, medida entre columnas de confinamiento o entre muros transversales trabados con el muro bajo consideración.

6.4. Longitud de muros confinados.

La longitud de muros confinados requerida en cada una de las direcciones principales de la edificación, en metros, no puede ser menor a la que se obtiene por medio de la ecuación E.2–1 del título E o título D cuando corresponda, con utilización de la tabla E.2–2 de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan, para la lectura del coeficiente Mo, de acuerdo con las zonas de amenaza sísmica. Para efectos de esta longitud, solo deben tenerse en cuenta aquellos muros que son continuos desde la cimentación hasta la cubierta y que no tienen ninguna abertura entre columnas de confinamiento.

6.5. Columnas de confinamiento.

La sección transversal de las columnas de confinamiento debe tener un área no inferior a doscientos (200 cm 2 ) centímetros cuadrados con espesor igual al del muro que confina.

Deben colocarse columnas de confinamiento en los extremos de los muros estructurales, en las intersecciones con otros muros estructurales y en lugares intermedios a distancias no mayores de 35 veces el espesor efectivo del muro, 1.5 veces la distancia vertical entre elementos horizontales de confinamiento o cuatro (4m) metros.

El refuerzo mínimo debe atender las especificaciones del numeral E.3.3.4 del título E de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan.

6.6. Vigas de amarre.

El ancho mínimo de las vigas de amarre debe ser igual al espesor del muro y el área transversal no puede ser inferior a ciento cincuenta (150 cm 2 ) centímetros cuadrados.

El refuerzo mínimo debe atender las especificaciones del numeral E.3.4.4 o título D cuando corresponda, de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan.

6.7. Cintas de amarre.

Las cintas de amarre son elementos suplementarios a las vigas de amarre, utilizables en antepechos, remates de culatas y remates de parapetos. Su altura debe ser igual o superior a cien (100 mm) milímetros con ancho igual al espesor del elemento que remata y reforzada de conformidad con las especificaciones del numeral E.3.5 del título E de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan, debidamente anclado en los extremos terminales que confluyen con las vigas de amarre.

6.8. Cimentaciones.

El sistema de cimentación está compuesto por una malla de cimientos que configuran anillos rectangulares en planta con dimensiones interiores no mayores de cuatro (4.0 m) metros, una loseta de piso y los elementos especiales de transferencia de carga a la cimentación, si los hubiere.

Cuando se requieran cimientos de concreto ciclópeo como apoyos de vigas de cimentación, la sección rectangular de aquellos debe tener una altura mínima de doscientos (200 mm) milímetros y un ancho que corresponda a las cargas del muro que soporta y a la capacidad portante del suelo, pero en ningún caso menor de trescientos (300 mm) milímetros.

El refuerzo mínimo de los elementos de cimentación deben realizarse atendiendo las especificaciones del numeral E.5.3.3 del título E o título D cuando corresponda, de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan.

Para pendientes superiores al 20% se debe verificar que se garantice la estabilidad de la cimentación, empleando procedimientos tales como pilares en concreto ciclópeo de sección circular, dispuestos en las esquinas del borde inferior de la ladera, a distancias no mayores de cinco (5m) metros entre centros y anclados no menos de un (1m) metro en el suelo natural con anclaje de conformidad con lo dispuesto en el numeral E.5.6.4 de las normas colombianas de diseño y construcción sismorresistente NSR–98 o demás normas que las modifiquen, complementen, adicionen o sustituyan.

ART. 7º—Vigencia y derogatorias. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación, subroga los artículos 33 de la Resolución 610 de 2004, 8º de la Resolución 220 de 2005 y 1º de la Resolución 1783 de 2007, modifica el numeral 1º del artículo 8º de la Resolución 610 de 2004 y deroga el artículo 34 de la Resolución 610 de 2004.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 30 de abril de 2008.

_______________________________________________