RESOLUCIÓN 709 DE 2003

 

RESOLUCIÓN 709 DE 2003 

(Marzo 21)

"Dictamen 02-2003 de incumplimiento por parte de la República del Perú, al no aplicar la liberalización acordada en el Convenio Bilateral de 1992 a importaciones de aceites base para lubricantes y de otros aceites lubricantes originarios de Bolivia".

La Secretaria General de la Comunidad Andina,

VISTOS:

El artículo 30 del Acuerdo de Cartagena; los artículos 4º y 23 del Tratado del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina; el reglamento de procedimientos administrativos de la secretaría general contenido en la Decisión 425; la Decisión 414; el Acuerdo Comercial entre la República del Perú y la República de Bolivia, suscrito el 12 de noviembre de 1992, al amparo de la Decisión 321; y,

CONSIDERANDO:

Que, la Agencia de Aduana Interamericana S.A., en representación de su cliente Isopetrol, con fecha 17 de junio de 2002, puso en conocimiento de la secretaría general que a la importación de 130 tambores de extracto de Bright Stock (aceite base para lubricantes/alta densidad) identificado con la subpartida Nandina 2710.19.35.00 y de 10 tambores de pennzsugar (aceite para transmisión/alta densidad) identificado con la subpartida Nandina 2710.19.38.30, se habrían aplicado derechos correspondientes al arancel nacional del Perú, sin la desgravación correspondiente, a pesar de tratarse de productos originarios de Bolivia;

Que, con fecha 16 de julio de 2002, mediante telefax SG-F/1.8/1207/2002, la secretaría general solicitó al gobierno peruano le remitiera información sobre la reclamación interpuesta;

Que, con fecha 31 de julio de 2002, mediante telefax 25-2002-Mincetur/VMinci/Dninci, el Gobierno del Perú señaló que el hecho denunciado por los representantes de la empresa Isopetrol no se encontraba abarcado en los términos de la sentencia del proceso 35-AI-99 y que al no guardar relación con dicho proceso, no existiría incumplimiento de la normativa andina, por lo que solicitó que la secretaría general archivara el reclamo;

Que, con fecha 4 de octubre de 2002, el Gobierno de Bolivia, mediante comunicación dirigida a esta secretaría general, denunció que desde el principio del año 2002, las exportaciones del producto aceites base, correspondiente a la subpartida Nandina 2710.19.35, que realiza la empresa boliviana de Refinación S.A., estaban siendo gravadas por la aduana del Perú, con el 9,6% de arancel ad-valorem. En sustento de su reclamación, remitió 18 certificados de origen de exportaciones de aceites base al Perú, así como copias de las declaraciones únicas de aduana;

Que, en la referida comunicación, el gobierno boliviano solicitó a la secretaría general que iniciara la investigación correspondiente, con el fin de que las exportaciones originarias de Bolivia no fueran indebidamente gravadas a su ingreso al Perú, dado que el artículo 2º de la Decisión 414 señala que las liberaciones alcanzadas y otorgadas en los acuerdos comerciales bilaterales suscritos entre el Perú y los demás países miembros continuarían vigentes en la medida que otorgaran un tratamiento más favorable que el previsto en el artículo 1º de la misma Decisión 414;

Que, con fecha 14 de octubre de 2002, la secretaría general mediante fax SG-F/4.2/01808/2002, dirigido al Gobierno del Perú, le dio a conocer del inicio de la investigación correspondiente y le concedió un plazo de veinte días hábiles para que remitiera los descargos y pruebas que juzgara pertinentes. Dicha comunicación fue puesta en conocimiento de los gobiernos de los demás países miembros;

Que, con fecha 5 de noviembre de 2002, mediante comunicación MCEI/VEIP/DGCE-E/794/2002 recibida por la secretaría general el 11 de noviembre del mismo año, el Gobierno de Bolivia remitió copias de 19 operaciones de exportación de aceites base adjuntando las correspondientes facturas comerciales, certificados de origen y declaraciones de aduanas;

Que, con fecha 12 de noviembre, el Gobierno del Perú, mediante comunicación 301-2002-Mincetur/VMCEI/Dninci, remitió a la secretaría general sus descargos. Dicha comunicación fue puesta en conocimiento de los gobiernos de los demás países miembros;

Que, el 4 de diciembre de 2002, la secretaría general, mediante comunicación SG-F/2.15.19/02143/2002, teniendo en cuenta los elementos expuestos por el Gobierno del Perú en su comunicación 301-2002-Mincetur/VMCE/Dninci, así como la información adicional remitida por el Gobierno de Bolivia, emitió al Perú una nota de observaciones, en la cual se señaló que, al no estarse aplicando el programa de liberación en favor de los aceites base para lubricantes a importaciones procedentes de Bolivia, la República del Perú estaría incurriendo en un incumplimiento a normas del ordenamiento jurídico de la Comunidad Andina, y en particular a lo establecido en el capítulo V del Acuerdo de Cartagena y en el artículo 2º de la Decisión 414. En tal sentido, se concedió un plazo de diez (10) días hábiles desde la fecha de recepción de la mencionada comunicación, para que la República del Perú diera respuesta a la nota de observaciones. Dicha comunicación fue puesta en conocimiento de los demás países miembros;

Que, con fecha 18 de diciembre de 2002, el Gobierno del Perú, mediante comunicación 407-2002-Mincetur/VMCE/Dninci, dio respuesta a la nota de observaciones y solicitó que la secretaría general declarara que la República del Perú no se encuentra en incumplimiento, en razón de que el régimen aplicable a las importaciones de aceites base para lubricantes, en su opinión, es el establecido en el artículo 1º de la Decisión 414, más no el previsto en el acuerdo bilateral entre Perú y Bolivia del año 1992;

Que, el Gobierno de Bolivia, mediante comunicación MCEI/1444/2002, recibida el 30 de diciembre de 2002, solicitó que la secretaría general procediera a emitir su pronunciamiento, al haberse cumplido el plazo para que el Perú diera respuesta a la nota de observaciones;

Que, con fecha 15 de enero de 2003, la secretaría general, mediante fax SG-X/0.5/19/2003, remitió al Gobierno del Perú un alcance a la nota de observaciones del 4 de diciembre de 2002, por posible incumplimiento de la Decisión 414, acumulando en una misma investigación la denuncia efectuada por la Agencia de Aduana Interamericana S.A.;

Que, con fecha 31 de enero de 2003, el Gobierno del Perú respondió la comunicación de la secretaría general de fecha 15 de enero de 2003, sobre la ampliación de la nota de observaciones, y se ratificó en los argumentos presentados en el curso de la investigación;

Que corresponde a la secretaría general realizar un análisis de la denuncia formulada tanto por el gobierno boliviano como por la Agencia de Aduana Interamericana S.A. en representación de la firma Isopetrol, con respecto a la situación del programa de liberación de los productos correspondientes a la subpartida Nandina 2710.19.35 (aceites base para lubricantes), así como los de la subpartida 2710.19.38 (otros aceites lubricantes) y estudiar los argumentos presentados por el Gobierno del Perú, mediante faxes 301-2002-Mincetur/VMCE/Dninci de fecha 12 de noviembre de 2002; 407-2002-Mincetur/VMCE/Dninci de fecha 18 de diciembre de 2002; y, 88-2003-Mincetur/VMCE/Dninci de fecha 31 de enero de 2003;

Que, al respecto, la secretaría general observa que las subpartidas Nandina 2710.19.35 correspondiente a los aceites base para lubricantes (subpartida 2710.00.71 en términos de la nomenclatura de la Decisión 286) y 2710.19.38 correspondiente a otros aceites lubricantes (subpartida 2710.00.79 en términos de la nomenclatura de la Decisión 286), aparecen identificadas en el anexo VII de la Decisión 414, que contiene la lista de aquellos productos que quedarán libres de gravámenes a más tardar el 31 de diciembre del 2005, de acuerdo al siguiente cronograma: 20 por ciento de margen de preferencia al 31 de julio de 1997; y, 100 por ciento al 31 de diciembre del 2005;

Que el artículo 2º de la Decisión 414 establece que “las liberaciones alcanzadas otorgadas en los acuerdos comerciales bilaterales suscritos entre el Perú y los demás países miembros, continuarán vigentes en la medida que otorguen un tratamiento más favorable” que el previsto en el artículo 1º de la misma Decisión 414;

Que el artículo 2º del acuerdo comercial entre la República de Bolivia y la República del Perú, suscrito el 12 de noviembre de 1992, al amparo de la Decisión 321, dispone que a la entrada en vigencia de dicho acuerdo, ambas partes desgravarían el 100 por ciento del arancel nacional, entre otros, de los aceites base para lubricantes y de otros aceites lubricantes;

Que el Gobierno del Perú afirma que “el 31 de julio de 1997, se suscribió el Acuerdo Bilateral entre Perú y Bolivia, en cuyo artículo 2º se estableció de manera expresa que los bienes comprendidos en el anexo VIII de la Decisión 414, mantendrán la liberación establecida en el acuerdo comercial entre la República del Perú y la República de Bolivia”. En tal sentido, concluye que “es claro que si no se incluyó en el acuerdo específico [del año 1997] a los bienes del anexo VII, es porque se encuentran bajo el tratamiento arancelario del artículo 1º de la Decisión 414”;

Que, por su parte, el Gobierno de Bolivia considera que, en virtud del acuerdo bilateral del año 1992, los referidos productos se encuentran totalmente liberalizados desde el año 1993, con excepción de los aceites refinados vegetales (de soya, girasol y mezclas);

Que sobre la vigencia del Acuerdo Bilateral entre Perú y Bolivia, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina ha declarado:

“…el pormenorizado recuento que hace el tribunal de las normas andinas aplicables al caso y las puntualizaciones efectuadas permiten concluir, contrariamente a lo sostenido por la parte demandada, que el acuerdo bilateral suscrito entre Perú y Bolivia el 12 de noviembre de 1992 no ha perdido su vigencia hasta el momento presente... Es absolutamente claro el hecho de que, sin solución de continuidad, las sucesivas decisiones que se dictaron para manejar la suspensión de obligaciones del Perú en materia del programa de liberación, siempre tuvieron la precaución de dejar a salvo las desgravaciones convenidas en los acuerdos bilaterales celebrados al amparo de la Decisión 321…

Por ello, y en conclusión, no es aceptable para este tribunal la justificación que ha pretendido sostener la demandada, cuando en la contestación de la demanda afirma que se incluyó en el Decreto Supremo 014-97 Itinci la expresión “salvo el tratamiento previsto para los bienes incluidos en los anexos VII y VIII del presente decreto supremo” como una aclaración de lo negociado con los socios andinos en virtud de que dichos productos ya no estaban sujetos a tratamiento bilateral. Y no es de recibo tal justificación, por cuanto no está dentro de las funciones del Estado peruano, ni de ninguno otro de los países miembros, introducir “aclaraciones” a las normas comunitarias; menos aun cuando las presuntas aclaraciones significan, como ha quedado demostrado en el presente caso, una alteración evidente de la voluntad del legislador andino” (sentencia de 14 de junio del año 2000 emitida dentro del proceso 35-AI-99, publicada en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena 588, de 2 de agosto del mismo año);

Que, en consideración de la secretaría general, las motivaciones del Tribunal Andino en la citada sentencia de 14 de junio de 2000, resultan plenamente aplicables a las denuncias planteadas por el Gobierno de Bolivia y por la Agencia Interamericana de Aduana, en representación de Isopetrol;

Que, por lo expuesto, la República del Perú al no aplicar a las importaciones de las subpartidas Nandina 2710.19.35 correspondiente a los aceites base para lubricantes y 2710.19.38 correspondiente a otros aceites lubricantes, originarias y procedentes de Bolivia, la desgravación acordada en el convenio bilateral del año 1992, ha incurrido en incumplimiento de los artículos 4º del Tratado del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina y 2º de la Decisión 414;

Que, de conformidad con lo establecido en el artículo 17 del reglamento de procedimientos administrativos de la secretaría general, se informa que contra la presente resolución procede recurso de reconsideración, dentro de los 45 días siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena;

RESUELVE:

ART. 1º—Dictaminar que la República del Perú, al no aplicar a las importaciones de productos correspondientes a las subpartidas Nandina 2710.19.35 y 2710.19.38 originarias y procedentes de Bolivia, la liberalización acordada en el Convenio Bilateral del 12 de noviembre de 1992, ha incurrido en incumplimiento de obligaciones emanadas de normas que conforman el ordenamiento jurídico de la Comunidad Andina, en especial del artículo 4º del Tratado del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina y del artículo 2º de la Decisión 414.

ART. 2º—Concédase un plazo de diez (10) días hábiles contados a partir de la fecha de publicación de la presente resolución en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena, para que la República del Perú ponga fin al incumplimiento dictaminado, conforme a lo dispuesto en el artículo 65, literal f), del reglamento de procedimientos administrativos de la secretaría general.

ART. 3º—Comuníquese a los países miembros y a la empresa denunciante la presente resolución, la cual entrará en vigencia a partir de su fecha de publicación en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a los veinte días del mes de marzo del año dos mil tres.

_______________________________________