RESOLUCIÓN 72 DE 1998 

(Enero 28)

“Por la cual se fijan parámetros a seguir por parte de los alcaldes y registradores municipales, con relación a la propaganda electoral para las elecciones parlamentarias y presidenciales”.

El Consejo Nacional Electoral,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial de las conferidas por los artículos 265 de la Constitución Política y 39 de la Ley 130 de 1994, y

CONSIDERANDO:

1. Que diversos estamentos de la sociedad civil, han presentado quejas de diversa índole por el hecho de que los espacios públicos de los perímetros urbanos de los pueblos y ciudades, está, invadiéndose con diversas manifestaciones de propaganda electoral, representada en pasacalles, avisos, pancartas, murales y en fin, elementos que difieren notablemente de las vallas que por ley están autorizadas.

2. Que esa misma invasión de propaganda electoral se está manifestando en los perímetros rurales, en especial a las orillas de las vías, en donde son visibles insignias y postulados de diversos colores y formas en los sardineles, alcantarillas, promontorios, los cuales atentan contra el medio ambiente y ponen en serio peligro la seguridad de conductores y pasajeros de los vehículos que transitan por esos lugares.

3. Que el artículo 29 de la Ley 130 de 1994, faculta a los alcaldes y registradores municipales para regular y señalar los sitios públicos con el fin de ubicar esa clase de propaganda. Por tanto, es necesario exigir de parte de dichos funcionarios, en forma perentoria, el cumplimiento de la ley electoral en esta materia.

4. Que en el evento de persistir esta conducta irregular, es deber del Consejo Nacional Electoral, denunciar ante la Procuraduría General de la Nación a las autoridades que por omisión incurran en faltas disciplinarias. Así mismo, esta corporación asumirá la investigación en contra de los candidatos y partidos y movimientos políticos que infrinjan la orden electoral.

5. Que otro aspecto de las denuncias radica en la falta de igualdad e imparcialidad demostrados por algunos alcaldes en relación con la ubicación y autorización de ese tipo de propaganda electoral, circunstancia que obliga a exigir el estricto cumplimiento de la ley en esta materia.

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Exigir a los alcaldes municipales el cumplimiento de las normas que regulan la propaganda electoral en el sentido de señalar los sitios públicos autorizados para la ubicación de la misma.

ART. 2º—Exhortar a los alcaldes distritales y municipales la implantación de medidas serias y eficaces de control de propaganda electoral con el fin de evitar la contaminación visual.

ART. 3º—Los alcaldes y registradores al momento de regular la forma, características, lugares y condiciones para la fijación de vallas, carteles, pasacalles y afiches, deberán hacerlo con sentido objetivo e imparcial, buscando garantizar la igualdad de oportunidades para todos los candidatos y partidos y movimientos políticos.

ART. 4º—El incumplimiento de la ley por parte de alcaldes y registradores, será denunciado ante la Procuraduría General de la Nación; el incumplimiento de las normas sobre publicidad electoral por parte de los candidatos y partidos y movimientos políticos será investigado y sancionado por el Consejo Nacional Electoral.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., enero 28 de 1998.

___________________________