RESOLUCIÓN 775 DE 1991 

(Marzo 6)

“Por la cual se determinan las sociedades de servicios técnicos o administrativos en las cuales pueden invertir las instituciones financieras”.

El Superintendente Bancario,

en uso de sus atribuciones legales y en especial de las que le confiere el artículo 5º de la Ley 45 de 1990, y

CONSIDERANDO:

1. Que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5º de la Ley 45 de 1990, corresponde al Superintendente Bancario impartir autorización general para que las instituciones financieras puedan poseer acciones en sociedades anónimas cuyo único objeto sea la prestación de servicios técnicos o administrativos necesarios para el giro ordinario de los negocios de dichas instituciones;

2. Que el artículo 90 de la Ley 45 de 1990, preceptúa que para los efectos de la misma ley, se entiende por instituciones financieras las entidades sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Bancaria, con excepción de los intermediarios de seguros, y

3. Que se hace necesario determinar las empresas de servicios técnicos o administrativos en las cuales las instituciones financieras podrán realizar tales inversiones,

RESUELVE:

ART. 1º—Autorizar a las instituciones financieras, para que posean acciones en sociedades anónimas que contemplen dentro de su objeto social una cualquiera de las siguientes empresas:

a) Empresas de seguridad. Vigilancia privada de inmuebles, muebles o personas; transporte, almacenamiento, manipulación y custodia de todo tipo de valores; impresión de documentos de seguridad tales como cheques, bonos y acciones;

b) Empresas de administración de depósitos de valores y servicios conexos. Administración de depósitos centralizados de valores, de sistemas de compensación y de información centralizada de operaciones en el mercado de valores;

c) Empresas de servicios de cobranza. Administración y cobro extrajudicial o judicial de cartera, y

d) Empresas de sistemas y servicios de informática. Programación de computadores; la comercialización de programas; la representación de compañías nacionales o extranjeras productoras o comercializadoras de programas; la organización, conexión y administración de redes de cajeros automáticos para la realización de transacciones u operaciones; procesamiento de datos y manejo de información en equipos propios o ajenos para la elaboración de la contabilidad, la creación y organización de archivos y la realización de cálculos, estadísticas e informes en general; así como la comunicación y transferencia electrónica de datos.

PAR. 1º—Las sociedades de servicios técnicos o administrativos tendrán objeto exclusivo y no podrán adquirir o poseer a ningún título acciones, cuotas, partes de interés o aportes sociales de carácter cooperativo en cualquier clase de sociedades o asociaciones, y estarán sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia de Sociedades o de la Comisión Nacional de Valores, según se trate.

En el capital de estas filiales, la participación de la matriz no podrá ser inferior al cincuenta y uno por ciento (51%) de las acciones suscritas, ya sea directamente o con el concurso de otras sociedades vinculadas a la matriz, salvo cuando dichas filiales se constituyan exclusivamente entre varias instituciones financieras, bolsas de valores o comisionistas de bolsa, en cuyo caso no se requerirá que actúen como filiales respecto de alguna de ellas.

PAR. 2º—Las inversiones que por la presente resolución se autorizan se encuentran sujetas a los límites previstos en el artículo 1º, literal b), de la Ley 45 de 1990, en concordancia con el Decreto 217 de 1991.

ART. 2º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.E., 6 de marzo de 1991.

_________________________