RESOLUCIÓN 777 DE 1993 

(Junio 11)

“Por la cual se fijan requisitos mínimos de calidad e idoneidad de los vehículos automotores ensamblados en el país y para los vehículos importados así como para el servicio de postventa”.

El Superintendente de Industria y Comercio,

en uso de las atribuciones legales y en especial de las que le confiere el numeral 19 del artículo 2º del Decreto 2153 de 1992 y los artículos 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982 , y

CONSIDERANDO:

Que el numeral 19 del artículo 2º del Decreto 2153 de 1992, en concordancia con el literal k) del artículo 43 del Decreto-Ley 3466 de 1982 (estatuto del consumidor), facultan a la Superintendencia de Industria y Comercio para fijar requisitos mínimos de calidad e idoneidad para determinados bienes y servicios;

Que se hace necesario establecer las condiciones mínimas de calidad de los vehículos automotores ensamblados en el país y de los importados, así como los requisitos de idoneidad del servicio de potsventa que debe prestarse,

RESUELVE:

ART. 1º—De la calidad mínima. Las ensambladoras y los importadores de vehículos automotores, directamente o a través de sus distribuidores, deberán garantizar al comprador que sus productos satisfacen las especificaciones anunciadas, mediante el otorgamiento de una garantía de calidad, funcionamiento y servicio de postventa.

Para los efectos señalados en la presente resolución, se entiende por servicio de post-venta aquél que asegura la atención adecuada para el cumplimiento de la garantía y para la reposición de partes y piezas para vehículos nacionales e importados.

ART. 2º—De la garantía. La garantía de calidad, funcionamiento y servicio de post-venta amparará el producto por defectos de fabricación y asegurará el mantenimiento, como mínimo, en las condiciones siguientes:

1. Para vehículos particulares por doce (12) meses contados a partir de la fecha de entrega de vehículo al comprador original o 20.000 kilómetros de recorrido, lo que primero se cumpla.

2. Para vehículos de servicio público de transporte de pasajeros intermunicipal, interdepartamental, nacional o internacional por seis (6) meses contados a partir de la fecha de entrega del vehículo al comprador original, o 50.000 kilómetros de recorrido, según lo que primero se cumpla.

3. Para los demás vehículos de servicio público por cuatro (4) meses contados a partir de la fecha de entrega del vehículo al comprador original o 20.000 kilómetros de recorrido, lo que primero se cumpla.

4. Para vehículos comerciales particulares por doce (12) meses contados a partir de la fecha de entrega del vehículo al comprador original o 20.000 kilómetros de recorrido, lo que primero se cumpla.

ART. 3º—Cláusulas obligatorias de la garantía. La garantía de que trata la presente resolución deberá constar por escrito, en idioma español, en letra legible y contener como mínimo:

1. La identificación del fabricante, concesionario o importador.

2. La identificación del vendedor.

3. La identificación del vehículo con las especificaciones técnicas necesarias para su correcta individualización.

4. Las condiciones en que se prestará el alistamiento del vehículo.

5. Las condiciones de validez de la garantía, su plazo de vigencia, y la descripción de las partes del vehículo comprendidas y excluidas de la garantía.

6. Las condiciones de atención de la garantía y del servicio de postventa, especificando el lugar donde se hará efectivo.

ART. 4º—Del alcance de la garantía. Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 29 del estatuto del consumidor, al otorgar la garantía de calidad, funcionamiento y servicio de post-venta, el fabricante, concesionario, distribuidor o importador se compromete, respecto de los productos por él vendidos, como mínimo a:

1. Efectuar las reparaciones técnicas del automotor o el remplazo de las piezas durante todo el período que ampare la garantía sin costo alguno para el comprador.

2. Garantizar, por un término no menor de diez (10) años, material de reposición para los vehículos nacionales o importados.

PAR. 1º—Para los efectos previstos en este artículo, el fabricante, concesionario, distribuidor o importador deberá mantener un inventario representativo de las partes y piezas de rápido movimiento y garantizar el suministro oportuno de los restantes repuestos, en todas las ciudades en que opere.

PAR. 2º—El lapso, superior a una semana, durante el cual el consumidor esté privado del uso del vehículo automotor en garantía, por cualquier causa relacionada con su reparación, imputable a los responsables de efectuarla, interrumpirá automáticamente el plazo de la garantía otorgada, debiendo computarse dicho tiempo como prolongación del plazo.

ART. 5º—Del servicio de postventa. El servicio de posventa deberá ser prestado por el fabricante, el importador, el concesionario o el distribuidor con sujeción como mínimo a las siguientes pautas:

1. Garantizar talleres adecuados y suficientes para en ellos ofrecer la atención de mantenimiento, garantía y reparaciones.

2. Los talleres deberán tener personal técnico capacitado y contar con herramientas especializadas para los modelos producidos o importados.

ART. 6º—Exclusiones de la garantía. Para los efectos del numeral 1 del artículo 4º quedan excluidas de la garantía las partes y piezas que usualmente sufren deterioro o desgaste por la operación normal del vehículo, tales como llantas, neumáticos, correas en V, bloques y pastillas para frenos, fluidos de lubricación y frenado.

Igualmente quedarán excluidos de la garantía todos los daños o deterioros causados por accidentes de tránsito o por cualquier otro accidente no imputable a la fabricación o distribución del vehículo.

ART. 7º—Efectividad de la garantía. El consumidor podrá hacer uso de la garantía de calidad de funcionamiento y servicio de posventa en cualquiera de los canales de distribución establecidos y autorizados por el productor, importador, concesionario o distribuidor.

Para hacer efectiva la garantía de calidad, funcionamiento y servicio de postventa, el comprador deberá haberse ceñido al manual de instrucciones y a las recomendaciones técnicas suministradas por el fabricante.

ART. 8º—Del control y vigilancia. La Superintendencia de Industria y Comercio, a través de la delegatura para la protección del consumidor, controlará el cumplimiento de lo previsto en la presente resolución.

ART. 9º—Del régimen sancionatorio. El incumplimiento de lo ordenado en la presente resolución será sancionado por el superintendente delegado para la protección del consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio, de conformidad con el artículo 24 del Decreto-Ley 3466 de 1982, así:

1. Multa a favor del tesoro público, en cuantía que no exceda el valor de cien (100) salarios mínimos legales mensuales.

2. Prohibición de producir, distribuir u ofrecer al público el bien, sin perjuicio del cumplimiento de lo establecido en el artículo 4º de la presente resolución.

3. En caso de reincidencia dentro de los dos (2) años siguientes a la imposición de las sanciones de que tratan los numerales 1 y 2 precedentes, se prohibirá definitivamente la producción, distribución y venta del bien respectivo.

PAR.—Lo previsto en este artículo se aplicará sin perjuicio de las acciones judiciales que resulten procedentes, en los términos del artículo 29 del Decreto-Ley 3466 de 1982.

ART. 10.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación en la gaceta del Ministerio de Desarrollo Económico, deroga todas las disposiciones que le sean contrarias, y subroga las Resoluciones 01205 de 1981 y 1154 de 1984, expedidas por la Superintendencia de Industria y Comercio.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D. C., 11 de junio de 1993.

_____________________________________