Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales

RESOLUCIÓN 8 DE 1997 

(Julio 30)

“Por la cual se delegan unas funciones”.

El Director General de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales,

en ejercicio de las facultades consagradas en el artículo 211 de la Constitución Política, literal a) del artículo 14 y artículo 28 del Decreto 1693 del 27 de junio de 1997, y

CONSIDERANDO:

1. Que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 150 del Código Contencioso Administrativo, sustituido por el artículo 29 del Decreto Extraordinario 2304 de 1989, las entidades públicas y las privadas que ejerzan funciones públicas son parte en todos los procesos contencioso administrativos que se adelanten contra ellas y contra los actos que expidan, y que por consiguiente, el auto admisorio de la demanda se debe notificar personalmente a sus representantes legales o a quien éstos hayan delegado la facultad de recibir notificaciones.

2. Que de acuerdo con lo ordenado en el inciso 2º del mismo artículo, en los asuntos del orden nacional que se tramiten en tribunal distinto del de Cundinamarca, la notificación a los representantes legales debe hacerse por conducto del correspondiente funcionario de mayor categoría de la entidad demandada que desempeñe funciones a nivel seccional.

3. Que al tenor del inciso 2º del artículo 151 del Código Contencioso Administrativo, sustituido por el artículo 30 del Decreto 2304 de 1989, las entidades públicas, podrán estar representadas en los procesos contencioso administrativos por abogados vinculados a las mismas, mediante poder otorgado en forma ordinaria, o por la manifestación expresa que en el momento de la notificación personal efectúe quien tenga la representación de la Nación.

4. Que de conformidad con lo dispuesto por el Decreto 1693 del 27 de junio de 1997, la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, es una entidad de carácter técnico especializado, adscrita al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

5. Que de acuerdo con lo ordenado por el literal a) del artículo 14 del Decreto 1693 del 27 de junio de 1997, corresponde al director general de impuestos y aduanas nacionales, ejercer la representación legal de la dirección de impuestos y aduanas nacionales para todos los efectos legales;

6. Que los literales f) del artículo 16, n) del artículo 17, d) y f) del artículo 35 del Decreto 1725 de julio 4 de 1997, establecen para las dependencias respectivas de la dirección de impuestos y aduanas nacionales, la función de hacerse parte en los procesos contencioso administrativos y los de jurisdicción ordinaria en asuntos contractuales, administrativos, laborales, penales y civiles.

7. Que de conformidad con el artículo 36 de la Ley 190 de 1995, en todo proceso por delitos contra la administración pública, es obligatoria la constitución en parte civil a cargo de la persona jurídica de derecho público perjudicada.

8. Que para dar cumplimiento a los artículos 149, 150 y 151 del Código Contencioso Administrativo, sustituidos los dos últimos por los artículos 29 y 30 del Decreto Extraordinario 2304 de 1989, y para atender con eficiencia la defensa de los intereses de la Nación, en toda la jurisdicción del territorio nacional, se hace necesario delegar la facultad de notificación, el otorgamiento de poder y la función de hacerse parte, para la debida representación del Estado,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en el subsecretario de personal de la Unidad Administrativa Especial Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, las siguientes facultades:

a) Notificarse personalmente del auto admisorio de la demanda, hacerse parte u otorgar poder a abogados en ejercicio, para actuar en los procesos instaurados contra la entidad, ante las jurisdicciones contencioso administrativa y ordinaria, por asuntos de carácter administrativo, laboral, penal y civil, que se susciten con ocasión del ejercicio de las funciones de los servidores públicos tributarios y aduaneros de la entidad, correspondientes al nivel central o a las administraciones del Distrito Capital;

b) Constituirse en parte civil u otorgar poder para el efecto, a abogados en ejercicio para que intervengan en los procesos penales que se adelanten en contra de funcionarios o exfuncionarios de la dirección de impuestos y aduanas nacionales, por la presunta comisión de delitos relacionados con el servicio, que cursen en la jurisdicción de Santafé de Bogotá;

c) Constituirse en parte civil u otorgar poder, a abogados en ejercicio para que intervengan en los procesos penales que se adelanten en contra de particulares, cuando se afecten intereses de la dirección de impuestos y aduanas nacionales, en el nivel central y en las administraciones del Distrito Capital;

d) Representar a la entidad, directamente u otorgando poder, en los asuntos de naturaleza civil y penal que sea necesario atender y cuya competencia no este atribuida a otras dependencias de la entidad;

e) Representar a la entidad directamente u otorgando poder, en las acciones de tutela en materia laboral, instauradas en su contra, en la ciudad de Santafé de Bogotá, y

f) Demandar actos administrativos en materia de personal que sean proferidos por la entidad. Conciliar u otorgar poder para el efecto, en asuntos de competencia de la subsecretaría de personal, de conformidad con la reglamentación pertinente.

ART. 2º—Delegar en el subsecretario administrativo, la facultad de notificarse personalmente del auto admisorio de la demanda, hacerse parte u otorgar poder para actuar en los procesos instaurados contra la entidad ante las jurisdicciones contencioso administrativa u ordinaria, en materia contractual.

ART. 3º—Delegar en los directores regionales de impuestos y aduanas nacionales, las siguientes facultades:

a) Notificarse personalmente del auto admisorio de la demanda, hacerse parte, u otorgar poder a los funcionarios ubicados en la división de investigaciones disciplinarias, para actuar en los procesos instaurados contra la entidad ante las jurisdicciones contencioso administrativa y ordinaria, y derivados de asuntos de carácter administrativo, laboral, penal y civil con ocasión del ejercicio de las funciones de los servidores públicos tributarios y aduaneros de la respectiva administración regional;

b) Constituirse en parte civil u otorgar poder para el efecto, a abogados en ejercicio para que intervengan en los procesos penales que se adelanten en contra de funcionarios o exfuncionarios de la dirección de impuestos y aduanas nacionales, por la presunta comisión de delitos relacionados con el servicio, que cursen en la correspondiente jurisdicción;

c) Constituirse en parte civil y otorgar poder, a abogados en ejercicio para que intervengan en los procesos penales que se adelanten en contra de particulares, cuando se afecten intereses de las administraciones de impuestos y aduanas nacionales, que conforman la regional, y

d) Representar a la entidad directamente u otorgando poder, a abogados en ejercicio para que intervengan en las acciones de tutela instauradas en su contra, en la correspondiente jurisdicción, sobre asuntos laborales.

ART. 4º—Delegar en los administradores de impuestos y aduanas nacionales, en los administradores de impuestos, en los administradores de aduanas, y los administradores delegados, de las ciudades en donde no exista división de investigaciones disciplinarias, la facultad de notificarse del auto admisorio de las demandas, hacerse parte u otorgar poder para actuar en los procesos que se instauren en contra de la entidad, por asuntos administrativos, laborales, penales y civiles que se susciten con ocasión del ejercicio de las funciones de los servidores públicos tributarios y aduaneros de la respectiva jurisdicción.

ART. 5º—Delegar en el administrador de las administraciones locales y delegadas la facultad de otorgar poder para representar a la entidad en las acciones de tutela en materia laboral, promovidas en Ia respectiva sede y distintas a aquellas señaladas en el literal e) del artículo 1º de la presente resolución.

ART. 6º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 30 de julio de 1997.