RESOLUCIÓN 826 DE 2004 

(Mayo 14)

Solicitud de aplicación de medidas correctivas por parte de la República de Colombia a las importaciones de azúcar clasificadas en las subpartidas arancelarias Nandina 1701.11.90, 1701.91.00 y 1701.99.00, originarias de los países miembros, bajo lo dispuesto en el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena.

La Secretaría General de la Comunidad Andina,

Vistos: Los artículos 39 y 97 del Acuerdo de Cartagena; el reglamento de procedimientos administrativos de la Secretaría General de la Comunidad Andina contenido en la Decisión 425 del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores; y,

CONSIDERANDO:

Que el 2 de febrero de 2004, la Secretaría General recibió la comunicación SPC-013 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de la República de Colombia, mediante la cual informó la aplicación de una medida de salvaguardia a las importaciones de azúcar originarias de los países miembros de la Comunidad Andina, clasificadas en las subpartidas arancelarias Nandina 1701.11.90.00, 1701.91.00.00 y 1701.99.00.00, contenida en el Decreto 3460 del 2 de diciembre de 2003, publicado en el Diario Oficial 45390 del 3 de diciembre, consistente en un contingente de 35.000 toneladas de azúcar en términos de azúcar crudo, equivalentes a 32.857 toneladas de azúcar blanco. El referido decreto rige durante un año contado a partir de su publicación;

Que el Gobierno de Colombia adjuntó a su comunicación copias del Decreto 3460, y del informe técnico sobre la “evaluación de la solicitud presentada por Asocaña con el objeto de definir la imposición de una medida de salvaguardia a las importaciones de azúcar”;

Argumentos del Gobierno de Colombia

Que en el informe el Gobierno de Colombia evalúa las importaciones y el desempeño del sector productivo nacional de azúcar entre el primer semestre de 2000 y el primer semestre de 2003;

Que según el Gobierno de Colombia los productos investigados corresponden a las subpartidas arancelarias: i) 1701.11.90.00: los demás azúcares de caña en bruto sin adición de aromatizante ni colorante; ii) 1701.99.00.00: los demás azúcares de caña o remolacha y sacarosa químicamente pura, en estado sólido, sin adición de aromatizantes o colorantes y iii) 1701.91.00.00: los demás azúcares de caña o remolacha y sacarosa químicamente pura, en estado sólido, con adición de aromatizantes o colorantes. Corresponde a los tipos de azúcar anteriores con adición de aromas o color;

Que el Gobierno de Colombia indicó que, la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia, Asocaña, presentó la solicitud de aplicación de una medida de salvaguardia en representación de los ingenios Manuelita S.A., Incauca S.A., Central Castilla S.A., Ingenio Riopaila S.A., Ingenio Risaralda S.A., Mayaguez S.A., Ingenio San Carlos S.A., Ingenio Providencia S.A., Ingenio María Luisa S.A., Central Tumaco, Ingenio La Cabaña S.A., Ingenio Pichichi S.A. Según el Gobierno de Colombia, los 12 ingenios representan el 96,9% de la producción colombiana de azúcar;

Que, respecto al mercado colombiano, el Gobierno de Colombia señaló que “... la oferta interna de azúcar proviene de 1.500 productores de caña de azúcar y 14 ingenios azucareros. Complementa esta oferta las importaciones originarias de la Comunidad Andina, Brasil, México y Honduras”. En cuanto al consumo, “... la demanda del producto la conforman principalmente los hogares y, en segundo lugar, los procesadores de los bienes alimenticios cuyo insumo básico es el azúcar y se ubican en la categoría genérica de confitería (fabricantes de chicles, bombones y caramelos entre otros)”;

Que según el Gobierno de Colombia, “la producción nacional no solo es suficiente para abastecer la demanda interna, ya que parte de ella se destina al mercado internacional”;

Que según el Gobierno de Colombia, las importaciones totales de azúcar registraron un incremento continuo entre el primer semestre de 2000 y el mismo período de 2003. Dicho gobierno observó “una recomposición de la oferta de azúcar”. Sostuvo que en los dos semestres de 2000 los países no miembros de la Comunidad Andina representaban más de 90 por ciento del total importado. Sin embargo, en los años 2001, 2002 y el primer semestre de 2003, se distribuye entre el producto originario de la Comunidad Andina y el de los demás países;

Que en cuanto a las importaciones que provienen de la Comunidad Andina, el Gobierno de Colombia observó que “... en 2001 Ecuador era el principal proveedor de la subregión, con 58% del total, mientras que en 2002 Bolivia y Ecuador obtienen participaciones individuales cercanas a 20%”. Añadió que en el primer semestre de 2003, Bolivia alcanzó a representar 47,7 por ciento, superior a la participación de Ecuador que fue de 16,1 por ciento;

Que respecto a los precios internacionales, el Gobierno de Colombia señaló que el mercado mundial se divide entre el mercado de azúcar crudo y el de azúcar blanco, la formación del precio internacional se desarrolla en los mercados de Nueva York y Londres;

Que según el Gobierno de Colombia “... a partir de junio de 2000, los precios internacionales tanto del azúcar crudo como del azúcar blanco, mostraron recuperación frente a la caída generalizada que venía registrándose desde 1996”;

Que el Gobierno de Colombia agregó que, “... entre mayo de 2001 y el mismo período de 2002, los precios muestran nuevamente una tendencia decreciente que según Asocaña obedece a un aumento de la oferta mundial de azúcar, resultado de la mayor producción de Brasil, que aumentó en más de un millón de toneladas, lo cual presionó el precio internacional a la baja”;

Que “entre el segundo semestre de 2002 y el primero de 2003 los precios del azúcar crudo en Nueva York y el de blanco en Londres, muestran una leve recuperación. Entre las explicaciones se encuentra la orientación de azúcar para la producción de alcohol carburante en Brasil”;

Que el Gobierno de Colombia también señaló que, “... entre marzo y junio de 2003, el precio internacional desciende nuevamente y se ubica en niveles cercanos a los observados en septiembre de 2002”;

Que respecto a los precios de las importaciones, en términos FOB, el gobierno colombiano señaló que la tendencia creciente se registró hasta el segundo semestre de 2001 y luego se interrumpe a partir del período enero-junio de 2002, cuando los precios FOB comienzan a caer hasta llegar a un nivel bajo de US$ 227,7/tonelada en el primer semestre de 2003;

Que según señaló el Gobierno de Colombia durante el período investigado las importaciones originarias de los países no miembros de la CAN registraron los precios FOB más bajos del mercado. El azúcar ecuatoriano se mantuvo como el más costoso dentro de la oferta externa, excepto en 2002 cuando lo supera Bolivia;

Que “el producto originario de Bolivia registra altos precios y, en el primer semestre de 2003, se coloca 64,4% por encima del de los demás países”;

Que el Gobierno de Colombia destacó que “no es evidente la existencia de una triangulación de azúcar brasilera por Bolivia, ni tampoco que se realicen todos los registros de importación”;

Que en relación al desempeño del sector de la producción nacional de azúcar, el Gobierno de Colombia señaló que “el volumen de la producción anual en toneladas creció en el período analizado, inclusive en el año 2002, al aumentar 13% respecto al año anterior, además de contrarrestar la reducción observada en 2001, incrementó su volumen”;

Que en cuanto a las ventas, el gobierno colombiano señaló que “en el primer semestre de 2003, frente al mismo período de 2002, las ventas nacionales descendieron 6,15%, ubicándose en uno de los niveles más bajos observados durante el período analizado, contrarrestando así la recuperación registrada a partir del segundo semestre de 2001”;

Que el nivel de inventario final, según el gobierno colombiano, habría presentado una desacumulación equivalente al 41,5 por ciento entre el primer semestre de 2000 y el primero de 2001. Dicho incremento se habría sostenido hasta llegar al nivel más alto en el primer semestre de 2003 cuando alcanzó las 93.066 toneladas, 106 por ciento superior al registrado en el 2002;

Que según el Gobierno de Colombia, “... el uso de la capacidad instalada guarda relación con el comportamiento del volumen de producción y su coeficiente permaneció alrededor de 90 por ciento durante los semestres analizados, con excepción del primer semestre de 2001” cuando habría alcanzado el 82 por ciento. Añadió que “en el primer semestre de 2003, este coeficiente llegó a 92%”;

Que en lo que se refiere a la productividad, según el informe presentado por el Gobierno de Colombia, las toneladas de azúcar producidas por trabajador se habrían incrementado entre el 2000 y primer semestre de 2003. En el primer semestre de 2003 el rendimiento fue de 98 toneladas por trabajador, similar al registrado en los semestres anteriores. Según el Gobierno de Colombia, “la productividad muestra crecimiento sostenido desde el primer semestre de 2001 hasta el segundo de 2002, a pesar del comportamiento cíclico del volumen de producción, y principalmente por el continuo descenso en el empleo directo”;

Que respecto al empleo directo, el Gobierno de Colombia señaló que habría descendido desde el primer semestre de 2000 hasta el primer semestre de 2003, al pasar de 15.747 trabajadores a 12.451. El Gobierno de Colombia precisó que, la reducción en la cantidad de trabajadores es consistente con la tendencia registrada en la productividad, “(...) al comparar este comportamiento con el de las ventas nacionales, las exportaciones y la producción, se observa que la rama está produciendo más toneladas de azúcar con menos personal durante el período estudiado”;

Que respecto al precio real implícito, el Gobierno de Colombia señaló que entre el primer semestre de 2002 y el mismo período de 2003, el precio interno presentó una tendencia decreciente que coincidiría con el incremento de las importaciones originarias de Bolivia, particularmente en el período enero-junio de 2003, cuando el precio cae 7,1 por ciento;

Que el Gobierno de Colombia señaló adicionalmente que “... al cierre del mes de septiembre de 2003, quizá como consecuencia del posible incremento de las importaciones originarias de Bolivia, el precio interno real continuó descendiendo hasta situarse en $ 34.569/qq, cifra inferior en un 3,4% al promedio mensual del período enero 1991-septiembre 2003, que fue de $ 35.785/qq. De continuar esta tendencia el precio interno real se seguirá deprimiendo, colocando en una situación muy difícil al sector azucarero colombiano”;

Que finalmente, el Gobierno de Colombia señaló que “... es importante tener en cuenta que las importaciones bolivianas están exentas de arancel para su ingreso a Colombia, razón por la cual los exportadores bolivianos cuentan con un amplio margen para decidir su precio de venta a Colombia (diferencial entre el precio internacional y el precio de paridad de importación). En este sentido, una estrategia de penetración al mercado colombiano puede consistir en reducir su precio de exportación a un nivel muy cercano al precio internacional del azúcar (promedio primer semestre de 2003 US$ 217/ton)”;

Que en cuanto a la participación de las ventas de la producción nacional sobre el consumo nacional aparente, el Gobierno de Colombia señaló que habría perdido una representatividad cercana a los 10 puntos porcentuales durante el período de análisis, habría pasado de 99,2 por ciento en el primer semestre de 2000 a 90,6 por ciento en el primer semestre de 2003;

Que respecto a la relación de las importaciones investigadas sobre el volumen de la producción, según el Gobierno de Colombia las importaciones de la Comunidad Andina se habrían incrementado desde el primer semestre de 2000 cuando representaban 0 por ciento (0%), hasta representar el 3 por ciento en el primer semestre de 2003;

Que el Gobierno de Colombia señaló que encontraron perturbación en el volumen de ventas nacionales, el inventario final de producto terminado, el precio real, la participación de las ventas sobre el consumo nacional aparente y la participación de las importaciones investigadas con respecto al volumen de producción. A su vez sostuvo que “no se evidenció perturbación en el comportamiento del margen de utilidad bruta, volumen de producción, productividad, uso de la capacidad instalada, empleo directo”;

Que según indicó el Gobierno de Colombia, al comparar el precio del producto importado de Bolivia frente al de la rama de la producción nacional en el mismo nivel de comercialización, se observaría que el precio boliviano internado resultaría inferior al precio nacional en US$ 13/ton durante el segundo semestre de 2002 y en US$ 11/ton en el primer semestre de 2003;

Que el Gobierno de Colombia señaló que el consumo nacional aparente habría presentado una tendencia creciente. En el año 2001, el consumo nacional aparente habría crecido 0,8 por ciento, respecto al año anterior, mientras que en el año 2002 habría una expansión del mercado de 4,4 por ciento, superior al crecimiento del PIB real (1,7 por ciento);

Que explicó el Gobierno de Colombia que al analizar el primer semestre de 2003, frente al mismo período en el año 2002, las ventas nacionales perdieron participación de 4,3 puntos porcentuales, mientras que la representatividad de las importaciones andinas se habría incrementado en idéntica proporción; dicho incremento habría sido ocasionado por las importaciones de azúcar boliviano, toda vez que entre el segundo semestre de 2001 (cuando Bolivia ingresa al mercado) y el primer semestre de 2003, las importaciones de dicho país se incrementaron en 1.221 por ciento, porcentaje que habría sido superior frente al incremento de las importaciones totales, que en dicho período habrían ascendido a 62,9 por ciento. Por lo que el Gobierno de Colombia sostuvo que, “en consecuencia puede afirmarse que el azúcar boliviano ocasionó un desplazamiento importante de las ventas domésticas y por lo tanto se demuestra la relación de causalidad entre el deterioro observado en la rama de producción nacional y las importaciones originarias de Bolivia”;

Que en el informe presentado por el Gobierno de Colombia se indica que: “El análisis permite observar que durante los períodos expansivos el productor nacional se benefició más que las importaciones del crecimiento del mercado, pues en esos semestres el incremento de las ventas locales fue superior (segundos semestres de 2000 y 2001) o por lo menos igual (segundo semestre de 2002) al aumento de las importaciones andinas.

Para los semestres en los que se registra contracción del mercado, se resalta que en el primero del 2002 las ventas locales y las importaciones andinas se vieron afectadas por la disminución de la demanda. En el primer semestre de 2003 las ventas destinadas al mercado nacional cayeron proporcionalmente a la contracción del mercado”;

Que para evaluar el impacto de las importaciones de Bolivia en la rama de la producción nacional, el Gobierno de Colombia realizó un ejercicio de simulación en el cual se presentó una estimación del desempeño que hubiera mostrado el sector de azúcar “(...) si las condiciones de mercado no hubieran sido distorsionadas por el incremento de las importaciones de azúcar boliviano”. Según estas simulaciones, el Gobierno de Colombia observó que “(...) si las importaciones bolivianas no hubieran crecido entre el primer semestre de 2002 y el primer semestre de 2003, y esta demanda hubiera sido atendida por la producción interna, las importaciones totales se hubieran incrementado únicamente en 8,2% y no en 78,9%, las ventas internas hubieran caído solo en 2,3% en lugar de 6,2% y los inventarios no hubieran crecido en 46,2% sino apenas en 9,3%”. Así, señalan respecto al comportamiento de las variables financieras, que las importaciones de Bolivia causaron una disminución de los ingresos de los ingenios en porcentajes equivalentes al 14 por ciento y al 22 por ciento de las utilidades operacionales, correspondientes al año 2000 y al primer semestre de 2003, respectivamente;

Que el Gobierno de Colombia señaló que “las importaciones bolivianas han aumentado sustancialmente, tanto en términos absolutos como relativos, lo cual ha permitido que el producto boliviano incremente su presencia en el mercado colombiano de azúcar. Adicionalmente, se evidencia perturbación en ventas, inventarios, precio interno, participación de las ventas nacionales en el consumo nacional aparente y participación de las importaciones de Bolivia respecto a la producción, indicadores esenciales para la definición de este fenómeno”;

Que “como consecuencia del incremento de las importaciones originarias de Bolivia, en el primer semestre de 2003, frente al mismo período de 2002, las ventas nacionales perdieron 4,3 puntos porcentuales de participación, al tiempo que la representatividad de las importaciones andinas se incrementó en idéntica proporción, lo cual evidencia la relación de causalidad existente entre las importaciones y el desplazamiento de las ventas, la acumulación de los inventarios y la depresión del precio interno”;

Que según el Gobierno de Colombia “este nexo causal también se evidencia por los resultados de los ejercicios de simulación y proyección, del impacto de las importaciones bolivianas sobre las variables reales y financieras de los ingenios”;

Que el Gobierno de Colombia argumentó que “se cumplen todos los supuestos requeridos para imponer una medida de salvaguardia, al amparo del artículo 109 (hoy 97) del Acuerdo de Cartagena, contra las importaciones de las subpartidas 1701.11.90, 1701.91.00, 1701.99.00”;

Que el factor de conversión para convertir el peso de azúcar blanco (subpartidas 1701.91.00 y 1701.99.00) en términos de azúcar en crudo debe ser multiplicado por 1.06522. Para convertir el peso de azúcar crudo (subpartidas 1701.11.90) en términos de azúcar blanco, debe ser dividido entre 1.06522. La medida planteada tendrá una vigencia de 1 año a partir de su publicación;

Que el artículo 2º del Decreto 3460 establece que “la importación de dicho contingente será registrada ante el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, previo visto bueno del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, de acuerdo con la reglamentación que expida para el efecto”;

Que el 6 de febrero de 2004, la Secretaría General de la Comunidad Andina mediante fax SG/F/2.14.17/157/2004 remitió el informe presentado por el Gobierno de Colombia a los demás países miembros para que presentaran las observaciones que consideraran pertinentes;

Observaciones del Gobierno del Perú

Que el 20 de febrero de 2004, la Secretaría General recibió la comunicación 114-2004-MINCETUR/VMCE/DNINCI del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú, mediante la cual señalaron que en la subpartida 1701.11.90, azúcar de caña en bruto sin adición de aromatizante o edulcorante, el Perú solo registró exportaciones a Colombia en el año 2000, mientras que en las demás subpartidas sujetas a la medida provisional no se registraron exportaciones a Colombia durante todo el período de investigación;

Que en ese sentido, dicho gobierno señaló que no se justifica la medida de salvaguardia a las importaciones de dichos productos provenientes de Perú, ya que las importaciones provenientes de Perú no serían la causa de la perturbación causada a la industria colombiana;

Observaciones del Gobierno de Bolivia

Que el 27 de febrero de 2004, la Secretaría General recibió la comunicación VREI-DGIN-DIS-116-2004, del Ministerio de Relaciones Exteriores y culto del Gobierno de Bolivia, mediante la cual dicho gobierno remitió sus observaciones al informe presentado por el Gobierno de Colombia que sustenta la aplicación de medidas a las importaciones de azúcar provenientes de los países miembros de la Comunidad Andina;

Que el Gobierno de Bolivia, cuestionó que “¿cómo podría ser posible que un país como Bolivia pueda afectar a la producción azucarera de un país como Colombia, cuando este ocupa en la producción mundial de azúcar el décimo tercer lugar, y a nivel andino resulta ser el principal productor (51% de participación) y exportador (84%...), siendo que Bolivia, según el propio informe, tiene una participación en la producción andina de tan solo 9% y del 5% en exportaciones al mundo?”. También señaló que “... la producción colombiana de azúcar alcanzó a 2.645.833 T., en la gestión 2003 según los datos de Asocaña (...) mientras que la producción boliviana de azúcar en el mismo año ascendió a 398.348 T.”;

Que el Gobierno de Bolivia señaló que las importaciones —en Colombia— no resultan relevantes para su mercado interno, ya que el mismo tiene un altísimo nivel de autoabastecimiento;

Que el Gobierno de Bolivia señaló que “no hay lugar a la injustificada preocupación de Colombia por el crecimiento de las importaciones de azúcar originarias de Bolivia, las que en el mejor de los casos —cuando se dice que Bolivia ‘se consolida en el principal proveedor’ a partir del 2002— aparece en el primer semestre del 2003 con una mínima participación sobre la producción de azúcar colombiana de apenas un 2,2%, porcentaje que prácticamente coincide en términos del consumo aparente para el mismo lapso, tomando en cuenta los datos proporcionados por el mismo informe”;

Que respecto al hecho de que las importaciones provenientes de Honduras y México hubieran salido del mercado colombiano en el primer semestre de 2003, y que pudieran haber sido reemplazadas por producción boliviana, el Gobierno de Bolivia considera que de ser así ello constituiría un elemento positivo para la integración andina, porque se estaría dando cumplimiento a una de las finalidades básicas de la integración andina establecida en el propio Acuerdo de Cartagena en su capítulo IX referido a “programas de desarrollo agropecuario”, artículo 87, literal f), cuando menciona el objetivo de conseguir “la sustitución subregional de las importaciones”, según el Gobierno de Bolivia dicho principio debería prevalecer en el espíritu de la integración al interior de la Comunidad Andina;

Que respecto al volumen de solicitudes de importación frente a las nacionalizaciones, según el Gobierno de Bolivia “el punto 4.1.1 del informe menciona que los registros de solicitud de importación en Colombia correspondientes al primer semestre del 2003 ascendieron a 194.409 T., y que al cierre del mismo se registraron importaciones efectivas por 27.096 T., llegando a un coeficiente registro/nacionalización de alrededor del 20%”, con base en lo anterior, el Gobierno de Bolivia llama la atención “al hecho que la entidad especializada para la evaluación del posible impacto de las importaciones bolivianas sobre la producción colombiana señale claramente que: ‘... no se espera que el volumen de importaciones efectivas alcancen el nivel registrado...’, lo cual es complementado con lo señalado en el punto 4.1.3 del informe, que dice: ‘... no es evidente que se realicen todos los registros de importación...’. Por lo tanto, llama la atención que la sustentación de la medida de salvaguardia se vaya a realizar precisamente sobre una previsión de impacto que a todas luces podría ser calificada como subjetiva”;

Que en cuanto al precio real implícito, el Gobierno de Bolivia señaló que las diferencias entre el precio de azúcar importado y el precio del azúcar nacional resulta insignificante 1,92% en el 2002 y 4% en el 2003. El Gobierno de Bolivia señaló que esta disminución de precios debería analizarse tomando en cuenta los volúmenes importados, debido a que con esas diferencias no se podría desestabilizar el precio en el mercado interno prevaleciente en una relación de volúmenes de 1 a 150 entre lo importado y lo vendido en el mercado colombiano. El precio CIF de las importaciones de Bolivia habría sido de 865,23 y 907,96 pesos —por tonelada— en los años 2002 y 2003, respectivamente; mientras que los precios de la producción nacional habrían sido de 1.040 y 1.000 pesos —por tonelada— en los mismos años;

Que el Gobierno de Bolivia indicó que “... antes de pensar en el efecto perturbador del azúcar boliviano, el origen de la caída de los precios debe encontrarse en otros factores tanto internos como externos. Entre los factores externos es posible señalar la caída vertiginosa de los precios del mercado mundial Nº 11 del azúcar iniciado en el año 1998 por la crisis económica brasilera que de un nivel de precios que permanecía estable en los 12 centavos de dólar por libra, cayó al nivel de 5 centavos, habiendo creado una inestabilidad en este mercado desde entonces”;

Que el Gobierno de Bolivia señaló que las cotizaciones internacionales del azúcar presentan los precios promedios prevalecientes de 6,29 centavos por libra y 7 centavos por libra en los años 2002 y 2003, respectivamente. En el año 2000 el precio promedio habría sido de 8,12 centavos por libra y en el año 2001 dicho precio habría sido de 9,18 centavos por libra;

Que respecto a los inventarios, el gobierno boliviano destacó que la producción de azúcar en Colombia en el año 2002, se incrementó respecto al año 2001 en 281.078 T., sin embargo la caída en los precios internacionales habrían influido en la disminución de las exportaciones colombianas, creando el consiguiente incremento de los inventarios. Hace notar el gobierno boliviano que en el año 2003, la producción colombiana creció hasta un nivel récord de 2.645.833 T.;

Que el Gobierno de Bolivia destacó que “el aumento de los inventarios se produjo por factores propios de la producción, la crisis del mercado internacional del azúcar y la presión de los excedentes sobre el mercado interno. En consecuencia, cuando aumentan los inventarios, estos presionan el mercado interno si no salen al exterior y provocan una caída de los precios internos. El propio informe —del gobierno colombiano— da cuenta de esta situación cuando se manifiesta que ‘... el producto originario de Bolivia registra altos precios, y en el primer semestre de 2003 se coloca 64,4% por encima de los demás países’; esto quiere decir no solamente que hay terceros proveedores que venden azúcar más barato que Bolivia, sino que las exportaciones bolivianas mal podrían ser inductoras de una caída de precios como errónea y forzadamente se pretende hacer ver en el informe”;

Que respecto a las ventas, el Gobierno de Bolivia señaló que: “... el nivel de ventas de la industria azucarera colombiana se ha mantenido en términos absolutos en crecimiento normal durante los años 2001, 2002 y 2003. Lo que en realidad ha bajado es la participación relativa del consumo interno respecto de la producción total, llegando al 53% en el año 2001; al 47,73% en el 2002, y al 46,12% en el 2003, explicada por el crecimiento de la producción de azúcar a una mayor tasa que la que experimentó el consumo, lo que de ninguna manera podría ser un argumento válido como para intentar imponer una salvaguardia contra Bolivia. El propio informe —del Gobierno de Colombia— en su punto 4.1.1 indica que la participación de mercado de la industria azucarera colombiana descendió de 99,2% en el primer semestre del año 2000 a 90,6% en el primer semestre de la gestión 2003. El Gobierno de Bolivia considera que existe una notable posición de dominio de mercado de la industria local y que el indicado descenso de ninguna manera anula el estado primario. Una opinión en contrario significaría el hecho que el interés del sector azucarero colombiano estaría apuntando a reservar para sí el beneficio de contar con un mercado claramente protegido y sin competencia de terceros. Ya se ha indicado que la participación de Bolivia en el consumo aparente en el primer semestre del 2003 alcanzó apenas al 2%, tomando en consideración los propios datos del informe”;

Que en lo que se refiere a la relación importaciones investigadas sobre el volumen de la producción, el Gobierno de Bolivia señaló que:

“... la participación de las importaciones originarias de la Comunidad Andina representaron el 3% sobre el volumen de producción en el primer semestre de la gestión 2003. El Gobierno de Bolivia cuestiona que dicho nivel (79 mil toneladas) resulte relevante para la aplicación de una medida de salvaguardia en contra de sus exportaciones, cuando estas durante el primer semestre del 2003 (27.096 toneladas) representan tan solo el 2% del nivel de producción, (...)”;

Que el Gobierno de Bolivia señaló que “es importante tener en cuenta, también, la conclusión a la que arriba el informe en el punto 4.1 cuando expresa claramente que ‘... no se evidenció perturbación en el comportamiento del margen de utilidad bruta, volumen de producción, productividad, uso de la capacidad instalada, empleo directo...’, con lo cual el Gobierno de Bolivia señala enfáticamente que la aplicación de una salvaguardia amparada en los términos del artículo 97 del Acuerdo de Cartagena no procede”;

Que sobre las simulaciones realizadas por el Gobierno de Colombia, el Gobierno de Bolivia señaló que:

“Una presunción de daño o amenaza de daño no procede en este artículo —refiriéndose al artículo 97 del Acuerdo de Cartagena— tal como se pretende demostrar en el punto 4.2.3 del informe. Por tanto, no hay lugar para considerar la aplicabilidad de esta medida de reserva, en la medida que no están cumplidos tales prerrequisitos.

De ninguna manera procede la invocación del artículo 97 del Acuerdo de Cartagena por ‘amenaza de daño’, sino únicamente por daño consumado y comprobado, lo que solamente podría ocurrir si las importaciones bolivianas hubieran crecido en tal magnitud que dieran lugar a una perturbación fehaciente, al preservar una importante porción de la producción colombiana, algo que desde ningún punto de vista ocurre, (...)”;

Que según el gobierno boliviano, las importaciones provenientes de Bolivia representaron, respecto a la producción colombiana, el 0,09 por ciento en el año 2001, el 0,66 por ciento en el año 2002 y el 2,2 por ciento en el año 2003;

Que el Gobierno de Bolivia rechazó la salvaguardia impuesta por Colombia a sus exportaciones de azúcar y solicitó a la Secretaría General de la Comunidad Andina denegar la solicitud del Gobierno de Colombia y a dicho gobierno levantar las medidas impuestas;

Observaciones del Gobierno de Venezuela

Que el 1º de marzo de 2003, la Secretaría General de la Comunidad Andina recibió el fax 230 de consultoría jurídica del Ministerio de la Producción y el Comercio de Venezuela, mediante el cual formuló sus consideraciones sobre la medida de salvaguardia aplicada por el Gobierno de Colombia a las importaciones de azúcar originarias de la Comunidad Andina;

Que al respecto el Gobierno de Venezuela señaló que durante el período 1998 a junio de 2003, no se registraron exportaciones de Venezuela hacia Colombia, en el producto correspondiente a la subpartida 1701.11.90.00. En cuanto a los productos comprendidos en las subpartidas arancelarias 1701.91.00.00 y 1701.99.00.00, las exportaciones registradas resultan ser casi nulas, ya que alcanzarían los 103 kilos y 41.000 kilos respectivamente, en todos esos años. La participación de esos productos venezolanos en el total de importaciones colombianas, “apenas alcanza una participación de una décima por ciento (0,10%) en el primer semestre de 2000, y cero por ciento (0%) en los semestres posteriores”;

Que por lo anterior, el Gobierno de Venezuela sostuvo que “las exportaciones venezolanas de azúcar a Colombia, no son las que estarían causando la presunta perturbación alegada por los cultivadores de caña colombianos”;

Que en el informe preparado por la comisión antidumping y sobre subsidios (CASS), ente adscrito al Ministerio de la Producción y el Comercio de la República Bolivariana de Venezuela, se indicó que:

“... las exportaciones venezolanas, de los códigos arancelarios en estudio, con destino a Colombia, además de lo escaso y discontinuo, mantienen una tendencia general a la baja, la cual se confirma, al comparar la sumatoria de los volúmenes en los extremos del período en estudio. Dicho cálculo arroja una caída del 78,56% de las exportaciones azucareras venezolanas con destino a Colombia entre el primer semestre del 2000 y el primer semestre del 2003”;

Que el Gobierno de Venezuela señaló que el informe técnico presentado por el Gobierno de Colombia “adolece de serias deficiencias en cuanto a la metodología utilizada por la autoridad colombiana en cuanto al procesamiento de la información relativa a los volúmenes de importación registrados, toda vez que los datos relativos a importaciones andinas, fueron realizados de manera agregada, sin que se efectuara discriminación alguna acerca del comportamiento en cada una de las subpartidas arancelarias individuales, lo cual constituye un menoscabo al derecho a la defensa de Venezuela en la medida que le resulta imposible presentar argumentos de defensa de manera individual para cada tipo de producto en cada subpartida arancelaria”; por lo que en opinión del Gobierno de Venezuela solo sería posible presentar alegatos en forma agregada “(...) con el agravante de la autoridad colombiana de incurrir solapamiento de volúmenes de importaciones insignificantes como consecuencia de la utilización de volúmenes totales”;

Que respecto a la perturbación y relación de causalidad, el Gobierno de Venezuela afirmó que en el informe preparado por la autoridad colombiana, “no existen elementos de hecho ni de derecho que conduzcan a demostrar que la presunta perturbación alegada por los productores nacionales de Colombia, sea consecuencia de importaciones originarias de Venezuela”;

Que el Gobierno de Venezuela solicitó que “sobre la base del reconocimiento de la propia producción nacional colombiana así como de las valoraciones y conclusiones expuestas por el Gobierno de Colombia en el informe técnico, en el sentido de orientar como causa de la perturbación, las importaciones originarias de Bolivia, y considerando que de acuerdo a las cifras de exportaciones venezolanas registradas en el INE, solo se observó exportaciones por demás insignificantes a Colombia, se concluye en la ausencia de las condiciones o requisitos sine qua non, estipulados en el artículo 97 de la Decisión 563, necesarios a los fines de aplicar medidas de salvaguardia a las importaciones originarias de Venezuela”;

Que el 3 de marzo de 2004, la Secretaría General de la Comunidad Andina, mediante fax SG/2.14.17/224/2004 comunicó al Gobierno de Colombia que resultaba indispensable contar con información desagregada, por producto investigado y empresa productora, para lo cual remitió formatos para recabar esta información de las empresas productoras, en el marco de la investigación de salvaguardia a las importaciones de azúcar provenientes de los países miembros de la Comunidad Andina. Así mismo, la Secretaría General solicitó “que se remitan las pruebas documentales que sustenten el informe de su gobierno recibido el 2 de febrero de 2004, así como la información contenida en los referidos formatos, en un plazo de diez (10) días calendario”;

Que el 19 de marzo de 2004, se recibió información de las empresas productoras en los formatos proporcionados por la Secretaría General de la Comunidad Andina, dicha información fue actualizada con el envío de información el 26 de marzo de 2004. Tanto la información presentada por el Gobierno de Colombia, como la que remitieron las empresas productoras no se remitieron con pruebas documentales que respalden la información proporcionada a la Secretaría General;

Que el 12 de abril de 2004, la Secretaría General recibió una comunicación de la empresa colombiana Bavaria S.A., de fecha 2 de abril de 2004, anexando copia de un documento “Concepto embajada de Bolivia, resumen ejecutivo del análisis para evitar la apertura de una investigación para la imposición de una salvaguardia por importación de azúcar procedente de Bolivia” al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia; y copia del acta 110 del comité de asuntos aduaneros arancelarios y de comercio exterior;

Que en la comunicación de 12 de abril de 2004, la empresa Bavaria S.A. de Colombia señaló que:

“El comité de asuntos aduaneros, arancelarios y de comercio exterior no estuvo de acuerdo con la decisión tomada por el consejo superior de comercio exterior de imponer una salvaguardia a las importaciones de azúcar procedentes de Bolivia, y manifestó en la reunión del pasado 10 de octubre de 2003 (sesión Nº 110), [cuya copia anexa] (...) que el análisis técnico de este caso muestra evidencias de perturbación en algunas variables, pero tal perturbación no es causada por las importaciones de Bolivia y sí, por la contracción que ha presentado el mercado...”;

Que en el documento “Concepto embajada de Bolivia. Resumen ejecutivo del análisis para evitar la apertura de una investigación para la imposición de una salvaguardia por importación de azúcar procedente de Bolivia”, se indicó que la mínima participación de las importaciones de Bolivia en el consumo nacional aparente desvirtúa toda posibilidad de daño a la industria nacional. Así mismo se señala que no existe perturbación a la producción nacional, que existen otros factores que afectan al mercado nacional, dentro de los cuales destaca la variación del nivel de precios a nivel mundial y la crisis de Venezuela;

Que el nivel de precios en el mercado de Colombia habría sido influido por el bajo nivel de precios internacionales, por la sobre producción de Brasil y la disminución del valor de las exportaciones de azúcar de Colombia por la baja demanda internacional. En mencionado documento se destaca que el potencial exportador de Bolivia no supera las 150.000 TM/año para todos los mercados (Perú, Chile, Venezuela y Colombia);

Que en el acta 110 del comité de asuntos aduaneros arancelarios y de comercio exterior de Colombia se señala que:

“... siempre ha habido una disertación profunda legal del significado de perturbación y daño, y que los análisis muestran evidencia de perturbación en algunas variables, pero tal perturbación no es causada por las importaciones de Bolivia, y sí, por la contracción que ha presentado el mercado (125.000 toneladas). Adicionalmente, la norma señala que se pueden aplicar medidas de salvaguardia cuando se pruebe que hay un crecimiento de importaciones que generan perturbación en la rama de producción nacional. Complementariamente, el tribunal andino señala que esa perturbación tiene que ser consecuencia directa y exclusiva de las importaciones, lo cual no es evidente en este caso”;

“El precio internacional del azúcar, es muy volátil y cíclico y cae durante la mayor parte del período analizado. Su precio en el mercado colombiano, no se determina por las leyes de la oferta y la demanda sino que se establece a través del fondo de estabilización de precios del azúcar, FEPA. El precio de Bolivia es similar al de los ingenios y superior al precio franja”;

“Al comparar el precio del azúcar originario de la CAN frente al precio del producto colombiano en el mismo nivel de comercialización, se observa que el precio de la CAN es superior al precio doméstico en el primer semestre de 2003”;

“La acumulación de inventarios (93.000 toneladas), se explica por la caída en la demanda externa e interna (125.000 toneladas) y no por el incremento marginal de las importaciones de todos los orígenes (3.000 toneladas). La caída observada en el empleo refleja la mayor productividad en el sector y la caída registrada en el precio fuera de ingenio, responde a la administración interna del mismo y a la tendencia del precio internacional”;

“... no es evidente que exista deterioro en el desempeño de la industria azucarera ni tampoco que el incremento en las importaciones de la CAN generaran de manera directa la perturbación observada en los inventarios y el empleo y el comportamiento del precio interno”;

“los argumentos presentados y suministrados por las empresas interesadas en la investigación realizada por la subdirección de prácticas comerciales no son suficientes para justificar la aplicación de una medida de salvaguardia, en concordancia con lo establecido por el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena y la jurisprudencia que se ha generado sobre su aplicación en la subregión”;

Que según se señala en el acta 110 el comité de asuntos aduaneros arancelarios y de comercio exterior de Colombia “(...) por mayoría no encontró méritos para recomendar la adopción de la solicitud de salvaguardia, con excepción del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural”;

Que el 19 de abril de 2004 la Secretaría General de la Comunidad Andina recibió la carta AP-378-04 de la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia, mediante la cual remitieron documentos impresos, los mismos que fueron enviados el 19 y 26 de marzo de 2004 por medio electrónico. Dicha información está acreditada por contadores o revisores fiscales y comprende datos sobre producción, ventas, importaciones, exportaciones, inventarios, costos de producción, empleo y capacidad instalada por empresa y producto investigado. Así mismo, remitieron el estado de resultado de las empresas colombianas solicitantes de la medida de salvaguardia;

Análisis de la Secretaría General

Consideraciones normativas

Que la norma andina invocada para aplicar la medida correctiva de carácter provisional es el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena, que establece que:

“ART. 97.—Cuando ocurran importaciones de productos originarios de la subregión, en cantidades o en condiciones tales que causen perturbaciones en la producción nacional de productos específicos de un país miembro, este podrá aplicar medidas correctivas, no discriminatorias, de carácter provisional, sujetas al posterior pronunciamiento de la Secretaría General.

El país miembro que aplique las medidas correctivas, en un plazo no mayor de sesenta días, deberá comunicarlas a la Secretaría General y presentar un informe sobre los motivos en que fundamenta su aplicación. La Secretaría General, dentro de un plazo de sesenta días siguientes a la fecha de recepción del mencionado informe, verificará la perturbación y el origen de las importaciones causantes de la misma y emitirá su pronunciamiento, ya sea para suspender, modificar o autorizar dichas medidas, las que solamente podrán aplicarse a los productos del país miembro donde se hubiere originado la perturbación. Las medidas correctivas que se apliquen deberán garantizar el acceso de un volumen de comercio no inferior al promedio de los tres últimos años”;

Que el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena señala que cuando ocurran importaciones de productos originarios de la subregión, en cantidades o en condiciones tales que causen perturbaciones en la producción nacional de productos específicos de un país miembro, este podrá aplicar medidas correctivas, no discriminatorias, de carácter provisional, sujetas al posterior pronunciamiento de la Secretaría General;

Que corresponde a la Secretaría General analizar: 1. Si hubo un incremento de las cantidades o volúmenes de las importaciones, 2. Cuáles fueron las condiciones tales o los precios en que se realizaron dichas importaciones provenientes de la Comunidad Andina, 3. La supuesta perturbación a la producción nacional del producto investigado y 4. La relación causal entre el incremento de las importaciones o la disminución de los precios de las importaciones, y la perturbación aducida por la rama de la producción supuestamente afectada;

Que la Secretaría General consideró en su análisis lo dispuesto en el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena, así como las aclaraciones realizadas por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina para atender las solicitudes de medidas de salvaguardias de los países miembros;

Que para el análisis la Secretaría General consideró el período entre el año 2000 y el primer semestre de 2003;

Productos investigados

Que los productos investigados son: el azúcar de caña en bruto sin adición de aromatizante ni colorante, los demás azúcares de caña —con o sin— adición de aromatizante o colorante. Los productos estarían clasificados en las subpartidas Nandina 17.01.11.90, 1701.99.00 y 1701.91.00;

Representatividad de la producción nacional

Según el Gobierno de Colombia, Asocaña presentó la solicitud en representación de 12 ingenios que alcanzarían el 96,9 por ciento de la producción de azúcar de Colombia. Los ingenios son los siguientes: Manuelita S.A., Incauca S.A., Central Castilla S.A., Ingenio Riopaila S.A., Ingenio Risaralda S.A., Mayaguez S.A., Ingenio San Carlos S.A., Ingenio Providencia S.A., Ingenio María Luisa S.A., Central Tumaco, Ingenio La Cabaña S.A., Ingenio Pichichi S.A.;

Evaluación de los volúmenes de las importaciones

Que al analizar las importaciones de las subpartidas investigadas en conjunto, volúmenes en términos de azúcar crudo, se encontró que en Colombia las importaciones totales de azúcar, se incrementaron en 506 por ciento durante el período 2000 a 2002, pasaron de 14.181 a 85.992 toneladas. En el primer semestre del año 2003 las importaciones totales crecieron 59 por ciento, respecto a similar período en el 2002;

Que el incremento de las importaciones entre los años 2000 y 2002 se explicó por el crecimiento de varios países, entre ellos algunos de la Comunidad Andina. En el año 2000 las importaciones que provienen de terceros países explicó el 94 por ciento de las importaciones. En el año 2002, se observó un incremento importante de países que no tenían corrientes de comercio significativas en años anteriores, en el 2002 las importaciones que provienen de México alcanzaron 21 mil toneladas, las que provienen de Ecuador alcanzaron 19 mil toneladas, las de Bolivia fueron de 16,8 mil toneladas, Brasil alcanzó 15,6 mil toneladas y Honduras 11,2 mil toneladas;

Que en el primer semestre de 2003, las importaciones totales se incrementaron en 59 por ciento respecto a similar período en el año 2002, pasaron de 31,8 mil a 50,4 mil toneladas en términos de azúcar crudo. En dicho período, las importaciones que provienen de Bolivia crecieron 407 por ciento, pasaron de 4,6 mil a 23,5 mil toneladas en términos de azúcar crudo. Las importaciones que provienen de Ecuador crecieron 40 por ciento, pasaron de 5,6 a 7,9 mil toneladas (en términos de azúcar crudo). En este período, las importaciones totales que provienen de terceros países decrecieron 12 por ciento, pasaron de 21,5 mil toneladas a 18,9 mil toneladas (en términos de azúcar crudo); sin embargo, se apreció un desplazamiento hacia las importaciones que provienen de Brasil que pasó de 3,3 mil toneladas a 18,9 mil toneladas;

Análisis por subpartidas

Que las importaciones de azúcar crudo de la subpartida Nandina 1701.11.90, son menores que las importaciones de azúcar (blanco o refinado) de las subpartidas Nandina 1701.91.00 y 1701.99.00 para el año 2002, las importaciones de azúcar crudo provenientes de Perú alcanzaron 9,4 mil toneladas en el año 2002 y las que provienen de Bolivia llegaron a 600 toneladas en el mismo año;

Que las importaciones de azúcar refinado, se realizan principalmente por las subpartidas Nandina 1701.91.00 y 1701.99.00. Las importaciones totales que se realizan por estas subpartidas alcanzaron 75,9 mil toneladas (en términos de azúcar crudo) en el año 2002. En dicho año, las importaciones que provienen de Bolivia llegaron a 16,2 mil toneladas, las que provienen de Ecuador alcanzaron 9,7 mil toneladas (en términos de azúcar crudo); en el año 2002, se apreció a otros proveedores importantes como México, Brasil y Honduras que alcanzaron 21 mil toneladas, 15,6 mil toneladas y 11 mil toneladas respectivamente;

Que las importaciones de la subpartida Nandina 1701.91.00 en el año 2002 provenientes de Bolivia alcanzaron 1.598 toneladas y las que provienen de Ecuador alcanzaron 5.333 toneladas; las importaciones que provienen de Brasil alcanzaron 5.318 toneladas en el mismo año. Por su parte, en el año 2002 las importaciones de la subpartida Nandina 1701.99.00 provenientes de Bolivia alcanzaron 14.648 toneladas, las importaciones que provienen de Ecuador llegaron a 4.421 toneladas, mientras que las importaciones de terceros países alcanzaron volúmenes mayores, México llegó a 21.023 toneladas, Honduras 11.227 toneladas y Brasil alcanzó 10.307 toneladas;

Que en conclusión, entre los años 2000 a 2002, se observó un incremento de las importaciones de azúcar (crudo y blanco) sin distinguir su origen, pasaron de 14 mil toneladas a 85,9 mil toneladas. En el año 2000 las importaciones que provienen de terceros países representaban el 94 por ciento de las importaciones y las que provienen de la Comunidad Andina representaron el 6 por ciento. En el año 2002 las importaciones de terceros países representaron 58 por ciento de las importaciones totales, las que provienen de la Comunidad Andina representaron 42 por ciento. En el año 2002, por países, se observó que las importaciones que provienen de México alcanzaron 21 mil toneladas, las que provienen de Ecuador alcanzaron 19 mil toneladas, las de Bolivia 16,8 mil toneladas, Brasil alcanzó 15,6 mil toneladas y Honduras 11,2 mil toneladas;

En el primer semestre de 2003, las importaciones de azúcar (crudo y blanco) se incrementaron respecto a similar período en el año 2002, pasaron de 31,8 mil a 50,4 mil toneladas, en términos de azúcar crudo. En dicho período, las importaciones que provienen de Bolivia pasaron de 4,6 mil toneladas a 23,5 mil toneladas. Las importaciones que provienen de Ecuador pasaron de 5,6 mil toneladas a 7,9 mil toneladas. En este período, las importaciones que provienen de terceros países decrecieron: pasaron de 21,5 mil toneladas a 18,9 mil toneladas. Sin embargo, se apreció que Brasil pasó de 3,3 mil toneladas a 18,9 mil toneladas entre estos semestres;

Evaluación de los precios implícitos de las importaciones

Que la información de los precios de las importaciones se evaluó tomando como referencia el precio implícito o unitario que resulta de la relación entre los valores importados, incluyendo los costos de nacionalización y el SAFP para los productos importados. Para los precios de la producción nacional se consideraron los precios ponderados a nivel ex fábrica. En el informe de Colombia se analiza el precio de las importaciones de azúcar como el mismo producto. A efectos de tener una mejor información se analizó los precios por tipo de producto (1701.11.90 azúcar crudo y 1701.99.00 azúcar blanco sin adición de aromatizantes o colorantes);

Que al analizar el comportamiento de los precios, tanto del azúcar crudo como del azúcar blanco, se observó que los precios de las importaciones provenientes de Bolivia y Ecuador eran superiores a los de la producción local;

Que en el caso del azúcar crudo, Nandina 1701.11.90, los precios de la producción colombiana pasan de 288 dólares por tonelada en el año 2001 a 217 dólares por tonelada en el año 2002 y en el primer semestre de 2003 su precio alcanza 223 dólares la tonelada. En dicho período los precios de las importaciones más bajos, corresponden a las que provienen de Bolivia y Ecuador; sin embargo, estos precios son superiores a los de la producción colombiana. El precio de Ecuador pasó de 347 a 321 dólares la tonelada entre los años 2000 a 2002, mientras que el precio de Bolivia en el año 2002 fue de 331 dólares por tonelada;

Que en el primer semestre de 2003 los precios de Bolivia y Ecuador fueron de 305 y 325 dólares por tonelada, 27 por ciento y 31 por ciento por encima del precio de la producción colombiana en dicho semestre, respectivamente;

Que en cuanto al precio del azúcar blanco sin adición de aromatizante, Nandina 1701.99.00, los precios de la producción colombiana pasaron de 310 dólares por tonelada en el año 2000 a 370 dólares por tonelada en el año 2001, luego disminuyó a 324 dólares por tonelada en el año 2002, en el primer semestre de 2003 su precio disminuyó a 283 dólares la tonelada. Igual que en el caso anterior, los precios de las importaciones más bajos corresponden a las importaciones que provienen de Bolivia y Ecuador, pero estos precios son superiores a los de la producción colombiana. El precio de Ecuador pasó de 350 a 322 dólares la tonelada entre los años 2000 a 2002, mientras que el precio de Bolivia en el año 2002 fue de 366 dólares la tonelada. Respecto a los precios de las importaciones de terceros países, las importaciones de México disminuyen de 538 en el año 2000 a 511 dólares en el año 2002 y las importaciones de Honduras pasaron de 563 dólares en el año 2001 a 498 dólares en el 2002;

Que en el primer semestre de 2003 los precios de Bolivia y Ecuador fueron de 325 y 320 dólares por tonelada, 13 por ciento y 12 por ciento superior al precio de la producción colombiana en dicho semestre, respectivamente;

Que en conclusión, se apreció una disminución de los precios de las importaciones provenientes de Bolivia y Ecuador; sin embargo, estos precios fueron superiores en todo el período a los precios de la producción colombiana;

Supuesta perturbación a la producción nacional

Que las empresas productoras presentaron información sobre la rama de la producción nacional;

Producción, ventas y mercado interno

Que respecto a la producción de las subpartidas 1701.11.90, 1701.91.00 y 1701.99.00, se incrementó en 4 por ciento entre los años 2000 a 2002, pasó de 2.317 mil a 2.416 mil toneladas, en términos de azúcar crudo. Se apreció también que en el año 2001 la producción cayó 8 por ciento y se recuperó en el año 2002, año en que creció 13 por ciento;

Que en cuanto a las ventas se observó una disminución de uno por ciento entre los años 2000 y 2002, pasó de 1.219 mil toneladas a 1.205 mil toneladas en términos de azúcar crudo. Las ventas disminuyeron 4 por ciento en el año 2001 y se incrementaron en 3 por ciento en el año 2002. En el primer semestre de 2003, las ventas cayeron en 6 por ciento, respecto al mismo período en el año 2002;

Que respecto al mercado interno, se expandió en 5 por ciento entre los años 2000 y 2002, pasó de 1.233 mil toneladas a 1.291 mil toneladas, en términos de azúcar crudo. Sin embargo en el primer semestre de 2003, se apreció una contracción del mercado en 2 por ciento;

Que se debe destacar que las exportaciones en el primer semestre del 2003 (604 mil toneladas) fueron superiores a lo exportado en el primer semestre del año 2002 (529 mil toneladas), sin embargo fueron inferiores al nivel alcanzado en el segundo semestre de 2002 (644 mil toneladas);

Que en conclusión, entre los años 2000 a 2002 no se apreció un comportamiento negativo de la producción, creció 4 por ciento mientras que las ventas disminuyeron en uno por ciento. El mercado creció en 5 por ciento en el mismo período. En el año 2002 las importaciones totales crecieron explicadas por las importaciones de México, Ecuador, Bolivia, Brasil y Honduras;

Que respecto al primer semestre del 2003, comparado con el primer semestre del 2002, se observó que la producción se incrementó en 9 por ciento mientras que las ventas disminuyeron en 4 por ciento cuando el mercado se contrajo en 2 por ciento. En este período se apreció una contracción en la demanda externa del producto colombiano, sus exportaciones disminuyeron respecto al semestre inmediato anterior en 40 mil toneladas;

Participación de las ventas y de las importaciones en el mercado interno

Que las ventas totales de la producción colombiana de azúcar pasaron de representar 99 a 93 por ciento en el mercado interno entre los años 2000 y 2002. En el primer semestre de 2003 las ventas de las empresas colombianas representaron el 92 por ciento del mercado interno, en el mismo período para el año 2002 su participación fue de 95 por ciento;

Que en cuanto a las importaciones, las importaciones totales en el mercado interno pasaron de representar 1 a 7 por ciento entre los años 2000 a 2002. En el primer semestre de 2002 estas importaciones representaron el 5 por ciento, dicha participación aumentó a 8 por ciento en el primer semestre del año 2003;

Que en el año 2002 el principal proveedor externo, México, representó el 2 por ciento del mercado colombiano, otros proveedores como Ecuador, Bolivia, Brasil y Honduras representaron 1 por ciento cada uno. En el primer semestre de 2003, no se registraron importaciones desde México, estas importaciones fueron desplazadas por las que provienen de Bolivia, Brasil y Ecuador que representaron en el mercado colombiano el 4 por ciento, 3 por ciento y 1 por ciento, respectivamente;

Que en conclusión, se observó que el mercado interno se expandió en 5 por ciento entre los años 2000 y 2002, se apreció un desempeño negativo en la participación de las ventas totales de la producción nacional que pasaron de representar 99 a 93 por ciento explicadas por el incremento de la participación de México, Ecuador, Bolivia y Brasil. En el primer semestre del 2003, el mercado se contrajo en 2 por ciento, respecto a similar período en el año anterior, las ventas de la producción colombiana disminuyeron su participación en el mercado alcanzando 92 por ciento para el primer semestre del 2003, de haber alcanzado una participación de 95 por ciento en el primer semestre del 2002. Esta disminución fue explicada por el incremento en la participación de mercado de Bolivia y Brasil;

Utilización de la capacidad instalada

Que según el informe del Gobierno de Colombia, entre los años 2000 a 2002 e inclusive el primer semestre del 2003, la utilización de la capacidad instalada se habría mantenido por encima del 80 por ciento. El uso promedio de los primeros semestres de 2000 a 2002 fue de 86,62 por ciento y en el primer semestre de 2003 el uso de la capacidad instalada alcanzó el 92,22 por ciento;

Que en conclusión, no se apreció un desempeño negativo en este factor;

Empleo

Que la información presentada por las empresas difiere de la presentada en el informe del Gobierno de Colombia. En el informe del Gobierno de Colombia se indica que el nivel de empleo directo descendió desde el primer semestre de 2000 hasta el primero de 2003, al pasar de 15,7 mil trabajadores a 12,4 mil trabajadores. Según el Gobierno de Colombia, la reducción en la cantidad de trabajadores sería consistente con la tendencia registrada en la productividad “... al comparar este comportamiento con el de las ventas nacionales, las exportaciones y la producción, se observa que la rama está produciendo más toneladas de azúcar con menos personal durante el período estudiado”;

Que según la información proporcionada por las empresas solicitantes, el empleo disminuyó en 9 por ciento entre los años 2000 a 2002, explicada por la disminución de los obreros que pasaron de 13,9 mil a 12,3 mil obreros. En el primer semestre de 2003, se apreció una disminución de 5 por ciento, explicado por la reducción de obreros;

Inventarios

Que los inventarios se incrementaron en 2 por ciento entre el período de 2000 a 2002, sin embargo se aprecia un incremento importante en el primer semestre de 2003, pasó de 63,8 mil toneladas en el primer semestre del 2002 a 97,4 mil toneladas, presentó un incremento de 53 por ciento respecto a similar período en el año anterior. Pasó de representar 2 por ciento respecto a la producción, entre los años 2000 a 2002, a representar 8 por ciento en el primer semestre de 2003;

Que en conclusión, se apreció un desempeño negativo de este factor en el primer semestre de 2003, cuando pasó a representar el 8 por ciento de la producción nacional;

Productividad

Que la relación de número de empleados entre producción pasó de 139 a 160 toneladas por trabajador entre los años 2000 a 2002;

Que según se señala en el documento de Asocaña “Aspectos generales del sector azucarero 2002 - 2003” la producción colombiana tendría la mayor productividad de cosechas por año en el mundo y uno de los costos promedio más bajos en la producción de azúcar. En el documento citado se indica que:

“El sector azucarero colombiano tiene amplias oportunidades de competir, en condiciones equitativas, con varios de los países del ALCA o con Estados Unidos, dado su nivel de eficiencia y productividad, reconocido por diferentes estudios internacionales sobre la materia...”.

Que en conclusión, no se apreció un desempeño negativo de este factor;

Precios de venta y costos de producción

Que el precio de venta interno de la producción local creció en el período 2000 a 2002, los precios del azúcar crudo crecieron en 24 por ciento, mientras que los precios del azúcar blanco (Nandina 1701.99.00) crecieron 4 por ciento. Es de anotar que los precios de ambos productos fueron mayores en el año 2001, el azúcar crudo alcanzó 418 dólares por tonelada en el año 2001 y disminuyó a 346 en el año 2002, el azúcar blanco pasó de 390 a 370 dólares por tonelada en el mismo año. En el primer semestre de 2003, los precios de la producción colombiana cayeron 18 y 21 por ciento, en el azúcar crudo y azúcar blanco, respectivamente;

Que también se apreció que el precio implícito de sus exportaciones a Venezuela, su principal mercado de exportación, disminuyó en promedio 28 por ciento entre el año 2001 y 2002;

Que respecto a los costos de producción, se apreció una disminución de 5 por ciento entre los años 2000 a 2002, tanto en el azúcar crudo como en el azúcar blanco. En el primer semestre de 2003, se apreció una disminución de los mismos en 21 por ciento en el azúcar crudo y 31 por ciento en el azúcar blanco, respecto a similar semestre en el año anterior;

Que los márgenes de rentabilidad se mantienen en el año 2002 por encima del 15 por ciento tanto en el azúcar crudo como en el azúcar blanco. En el primer semestre del 2003, el margen de utilidad se mantiene por encima del 15 por ciento;

Que según el documento de Asocaña “Aspectos generales del sector azucarero 2002 - 2003” los costos de producción de azúcar de Colombia están por debajo del promedio de varios de los países azucareros líderes;

Que en conclusión, no se apreció un desempeño negativo de los precios internos, debido a que se mantienen por encima de los costos de producción con márgenes de utilidad superiores al 15 por ciento;

Que según la información del estado de resultado de las 12 empresas del sector de la producción nacional de azúcar, se pudo constatar que entre los años 2000 a 2002 tanto la utilidad bruta como operacional crecieron 8 puntos porcentuales y se mantuvieron por encima del 20 por ciento. En el primer semestre de 2003, una empresa presentó pérdidas operacionales, 3 empresas presentaron utilidades operacionales entre el 5 y 10 por ciento, 8 empresas presentaron márgenes de más de 17 por ciento;

Que en conclusión, si bien se apreciaron comportamientos negativos en algunos factores como ventas, participación de las ventas en el mercado, inventarios y el empleo, se debe destacar que la participación de las ventas de producción nacional en el mercado interno es mayor al 90 por ciento en todo el período analizado. Entre los años 2000 a 2002 la participación de las importaciones procedentes de la Comunidad Andina representó el 3 por ciento, mientras que la participación de las importaciones de terceros países en dicho mercado representó el 4 por ciento. En el primer semestre de 2003, período en que se contrae el mercado, la participación de las importaciones provenientes de los países andinos en el mercado colombiano llega a 5 por ciento y la de terceros países alcanza a representar el 3 por ciento. Respecto a los inventarios se apreció un incremento en el primer semestre de 2003, comparado con el mismo período en el año 2002, dicho incremento habría sido explicado por el aumento de las importaciones andinas y la disminución de las exportaciones (39 mil toneladas respecto al semestre inmediato anterior), que generaron excedentes de inventario en el primer semestre de 2003. En cuanto al empleo, se observó una reducción en el número de trabajadores debido principalmente a un aumento en la productividad; lo anterior se constata por el hecho que en el período analizado hubo un incremento en la producción y por lo tanto un mayor rendimiento por trabajador;

Que adicionalmente a la baja participación de las importaciones andinas en el mercado colombiano, se debe anotar que los precios de las importaciones de los países andinos fueron superiores a los de la producción nacional colombiana. De igual forma, no se aprecia desempeño negativo en la producción, utilización de la capacidad instalada, productividad, precios de venta y los márgenes de utilidad;

Que al no haberse probado la perturbación a la producción nacional de productos específicos de un país miembro, resulta improcedente que la Secretaría General se pronuncie respecto de la existencia de una eventual relación causal entre las cantidades o condiciones de las importaciones y la supuesta perturbación a la producción nacional;

Que, las medidas de salvaguardia constituyen mecanismos de excepción al programa de liberación, por lo que corresponde al país miembro que las invoque como sustentación para imponer una restricción comercial, probar la existencia de los elementos que la justifiquen. En tal sentido, el Tribunal de Justicia aclaró en su sentencia de 17 de agosto de 1998 (proceso 4-AN-97) que “... la autorización de medidas correctivas de salvaguardia y su justificación no puede dar lugar a duda alguna en cuanto a las causales de la perturbación...”;

Que de acuerdo con lo previsto en el artículo 97 del Acuerdo de Cartagena, los países miembros solo pueden aplicar las medidas provisionales allí previstas cuando ocurran importaciones de productos originarios de la subregión, en cantidades o en condiciones tales que causen perturbaciones a su producción nacional de productos específicos. Por consiguiente, al no haberse demostrado la existencia de una perturbación a la producción nacional, no se justificaba la imposición de medidas ni siquiera con carácter provisional, razón por la cual se deja a salvo el derecho de los particulares interesados a solicitar la reparación de los eventuales daños o perjuicios que se les hubieran causado por la aplicación de la medida provisional de salvaguardia;

Que, de conformidad con lo establecido en el artículo 17 del reglamento de procedimientos administrativos de la Secretaría General, se informa que contra la presente resolución cabe recurso de reconsideración, dentro de los cuarenta y cinco (45) días siguientes a su publicación en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena, así como acción de nulidad ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina dentro de los dos (2) años siguientes a la fecha de su entrada en vigencia;

RESUELVE:

ART. 1º—Denegar la solicitud del Gobierno de Colombia para la aplicación de medidas correctivas a las importaciones de azúcar clasificadas en las subpartidas Nandina 1701.11.90, 1701.91.00 y 1701.99.00 provenientes de los países miembros de la Comunidad Andina, al amparo del artículo 97 del Acuerdo de Cartagena.

ART. 2º—Suspender las medidas provisionales aplicadas por el Gobierno de Colombia a las importaciones de azúcar clasificadas en las subpartidas Nandina 1701.11.90, 1701.91.00 y 1701.99.00 provenientes de los países miembros de la Comunidad Andina, mediante Decreto 3460 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo del 2 de diciembre de 2003.

ART. 3º—Los particulares afectados mantendrán su derecho para recuperar las garantías y los derechos indebidamente exigidos por el Decreto 3460 del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, de conformidad con las prescripciones y procedimientos previstos en el derecho interno colombiano.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a 14 de mayo del 2004.

_______________________________________