RESOLUCION 843 DE 2002

 

RESOLUCION 843 DE 2002 

(Septiembre 6)

“Por la cual se delegan unas funciones”.

La Ministra del Medio Ambiente,

en uso de sus facultades legales y estatutarias, en especial de las conferidas en los artículos 12 de la Ley 80 de 1993, 9ª a 12 y 60 y 61 de la Ley 489 de 1998 y en el Decreto 1124 de 1999, y

CONSIDERANDO:

Que la Constitución Política de Colombia, en su artículo 208, define a los ministros como jefes de la administración en sus respectivas carteras, a quienes les corresponde, bajo la dirección del Presidente de la República, formular las políticas atinentes a su despacho, dirigir la actividad administrativa y ejecutar la ley;

Que de conformidad con lo dispuesto en el literal g) del artículo 61 de la Ley 489 de 1998, son funciones de los ministros, además de las que le señalan la Constitución Política y las disposiciones legales especiales, las siguientes: "(...) g) Dirigir las funciones de administración de personal conforme a las normas sobre la materia";

Que la Ley 489 de 1998, en su artículo 9º prevé que:

“Las autoridades administrativas, en virtud de lo dispuesto en la Constitución Política y de conformidad con la presente ley, podrán mediante acto de delegación, transferir el ejercicio de funciones a sus colaboradores o a otras autoridades, con funciones afines y complementarias.

“Sin perjuicio de las delegaciones previstas en leyes orgánicas, en todo caso, los ministros, (...) podrán delegar la atención y decisión de los asuntos a ellos conferidos por la ley y los actos orgánicos respectivos, en los empleados públicos de los niveles directivos y asesor vinculados al organismo correspondiente, con el propósito de dar desarrollo a los principios de la función administrativa enunciados en el artículo 209 de la Constitución Política y en la presente ley”;

Que el honorable Consejo de Estado en sentencia dictada el 8 de febrero de 2002, dentro del expediente 2575, manifestó a propósito de la delegación: “La delegación de funciones administrativas constituye un importante mecanismo para desarrollar la gestión pública con eficacia, economía y celeridad, en tanto no se pueden desconocer que los servidores públicos que tienen a su cargo la representación de las entidades públicas no siempre pueden cumplir directamente, todas las funciones estatutaria, legal y constitucionalmente asignadas. Esto explica la razón por la que el constituyente elevó a rango constitucional la delegación como instrumento de la función administrativa (art. 209). Con base en estas premisas, el legislador reglamentó la delegación de funciones por medio de la Ley 489 de 1998”;

Que en la misma sentencia, el honorable Consejo de Estado señaló:

“Dicho de otro modo, en el año en que se profiere la ley sólo podía delegarse lo expresamente autorizado por norma especial, sin embargo, posteriormente el legislador invierte la regla de conducta y hace que la delegación sea permitida en todos los casos no prohibidos expresamente.

“En consecuencia, si existe la norma general que autoriza la delegación en todos los casos no prohibidos expresamente, que es posterior a la norma especial, es lógico inferir, que la intención legislativa fue ampliar el marco de conducta de la delegación de funciones administrativas”;

Que las funciones relacionadas con el reconocimiento y pago de las pensiones de jubilación; reconocimiento y pago de los bonos pensionales de conformidad con lo establecido en la Ley 100 de 1993 y su Decreto Reglamentario 1748 de 1995; así como el reconocimiento de las cuotas partes pensionales pueden delegarse en el viceministro del Medio Ambiente, con el fin de descongestionar el despacho del Ministro del Medio Ambiente y facilitar la gestión de estos asuntos administrativos para beneficio de los destinatarios de los servicios correspondientes;

Que igualmente, en materia de ejecución del presupuesto asignado al ministerio, se requiere contratar periódicamente la adquisición de bienes y servicios, lo cual demanda la permanente participación del despacho del Ministro del Medio Ambiente como representante legal del ministerio, circunstancia que distrae del cumplimiento de funciones fundamentales, como son las de expedir regulaciones, formular las políticas y orientar el sistema nacional ambiental; por ello, es viable descongestionar el despacho del ministro con la delegación de funciones al viceministro del Medio Ambiente.

Que se hace necesario mejorar la capacidad de respuesta del ministerio frente a las solicitudes de licencia ambiental, en relación con proyectos y actividades sujetos al cumplimiento de los requisitos contenidos en el Decreto 1728 de 2002; para lo cual se delegarán estas funciones en el viceministro del Medio Ambiente;

Que existen otras actividades que por su carácter y naturaleza administrativa, se pueden delegar en otros funcionarios del ministerio con el fin de hacer más expedito su trámite y gestión;

Que en mérito de lo expuesto, la Ministra del Medio Ambiente

RESUELVE:

CAPÍTULO I

Delegación de funciones en el viceministro del Medio Ambiente

ART. 1º—Delegar en el viceministro del Medio Ambiente las siguientes funciones deferidas por la ley al Ministro del Medio Ambiente:

1. La facultad de reconocer y ordenar el pago de pensiones a los ex funcionarios del liquidado Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Ambiente, Inderena, de conformidad con lo dispuesto en las leyes 99 y 100 de 1993.

2. La facultad de reconocer y ordenar el pago de los bonos pensionales de conformidad con lo dispuesto en la Ley 100 de 1993 y su Decreto Reglamentarlo 1748 de 1995.

3. La facultad de reconocer y ordenar el pago de las cuotas partes pensionales adeudadas a entidades concurrentes con ocasión del reconocimiento de pensión a ex funcionarios del liquidado Inderena.

La delegación comprende la realización de todas las actuaciones y la expedición de los actos administrativos que sean necesarios para adelantar el trámite previo y posterior del proceso correspondiente al pasivo pensional a cargo del ministerio.

ART. 2º—Delegar en el viceministro del Medio Ambiente la facultad de celebrar contratos y convenios, comprometer recursos y ordenar el gasto a nombre del Ministerio del Medio Ambiente, en cuantía superior a 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

ART. 3º—Delegar en el viceministro del Medio Ambiente la función de otorgar licencia ambiental para los proyectos, obras o actividades de competencia del Ministerio del Medio Ambiente de conformidad con lo dispuesto en el Decreto 1728 de 2002 o las normas que lo modifiquen o sustituyan.

ART. 4º—Delegar en el viceministro del Medio Ambiente la facultad de resolver los recursos de apelación que se interpongan contra los actos administrativos que otorguen o nieguen licencias ambientales, expedidos por las corporaciones autónomas regionales, en los términos y condiciones establecidos en el Código Contencioso Administrativo.

CAPÍTULO II

Delegación de funciones en el secretario general

ART. 5º—Delegar en el secretario general del Ministerio del Medio Ambiente, las siguientes funciones:

1. Conformar el equipo de facilitadores del Ministerio del Medio Ambiente, asignarle funciones y responsabilidades y designar el líder del equipo.

2. Organizar la brigada de salud y seguridad del Ministerio del Medio Ambiente y determinar sus funciones.

ART. 6º—Delegar en el secretario general del Ministerio del Medio Ambiente la autorización del pago de los gastos que previamente hayan sido ordenados, en cuantía superior a 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Para estos efectos se tendrá en cuenta, de manera especial, el programa anual de caja, PAC, la disponibilidad de fondos y el cumplimiento de los procedimientos, trámites y requisitos legales y contractuales vigentes.

CAPÍTULO III

Delegación de funciones en el coordinador del grupo de finanzas y presupuesto

ART. 7º—Delegar en el coordinador del grupo de finanzas y presupuesto del Ministerio del Medio Ambiente la autorización del pago de los gastos que previamente hayan sido ordenados, hasta por un valor equivalente a 1.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Para estos efectos se tendrá en cuenta, de manera especial, el programa anual de caja, PAC, la disponibilidad de fondos y el cumplimiento de los procedimientos, trámites y requisitos legales y contractuales vigentes.

CAPÍTULO IV

Disposiciones generales

ART. 8º—Los delegatarios de las funciones aludidas en los artículos precedentes de esta resolución, deberán mantener informada a la Ministra del Medio Ambiente acerca de los resultados que se obtengan en el ejercicio de las responsabilidades delegadas.

ART. 9º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición.

Comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 6 de septiembre de 2002.

___________________________