Instituto Colombiano Agropecuario

RESOLUCIÓN 8669 DE 2017

(Julio 21)

“Por medio de la cual se declara una urgencia manifiesta”.

El Gerente General del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA,

en ejercicio de sus atribuciones legales y en especial las que le confiere el artículo 41, 42 y 43 de la Ley 80 de 1993, el numeral 4 del artículo 2º de la Ley 1150 de 2007, el Decreto 4765 de 2008 y el Decreto 1510 de 2013 y sus normas reglamentarias y complementarias, y

CONSIDERANDO:

Que el Instituto Colombiano Agropecuario tiene por objeto contribuir al desarrollo sostenido del sector agropecuario, mediante la prevención, vigilancia y control de los riesgos sanitarios, biológicos y químicos para las especies animales y vegetales y la investigación aplicada, con el fin de proteger la salud de las personas, los animales y las plantas y asegurar las condiciones de comercio.

Que entre sus funciones generales el ICA es el responsable de adoptar de acuerdo con la ley las medidas sanitarias y fitosanitarias que sean necesarias para hacer efectivo el control de la sanidad animal y vegetal y la prevención de riesgos biológicos y químicos.

Que de conformidad con la Ley 395 de 1997, el Gobierno nacional declaró de interés social, nacional la erradicación de la fiebre aftosa en el territorio nacional.

Que el Capítulo II, artículo 6º, numeral 6 del Decreto 4765 de 2008 faculta al ICA para adoptar de acuerdo con la ley, adoptar, de acuerdo con la ley, las Medidas Sanitarias y Fitosanitarias que sean necesarias para hacer efectivo el control de la sanidad animal y vegetal y la prevención de riesgos biológicos y químicos.

Que ante la presencia o amenaza de una enfermedad o plaga dentro del territorio nacional, el ICA tiene la función de adelantar las acciones requeridas de control y/o erradicación para evitar el establecimiento y difusión de la enfermedad o plaga.

Que de conformidad con el artículo 2.13.1.8.1. del Decreto 1071 de 2015, el Gobierno nacional por intermedio del ICA, podrá declarar el estado de emergencia sanitaria cuando un problema sanitario amenace severamente la salud animal y dentro del cual se tomarán las medidas previstas en este capítulo y las demás que a su juicio sea necesario aplicar.

Que el pasado 23 de junio de 2017, el ICA en ejercicio de sus funciones de inspección, vigilancia y control, identificó un foco de fiebre Aftosa tipo O, en el predio denominado la Marota, ubicado en la vereda Curipao, del municipio de Tame, Arauca lo cual generó que la Gerencia General del Instituto Colombiano Agropecuario expidiera la Resolución 7889 de 2017 “Por medio de la cual se declara el estado de emergencia sanitaria en el territorio nacional por la presentación de un foco de la enfermedad de fiebre aftosa”.

Que en consideración de la emergencia los departamentos de Arauca y Casanare ordenaron la cuarentena de algunos municipios con el fin de controlar el foco presentado en el departamento.

Que en el municipio de Yacopí, Cundinamarca, se diagnosticó un brote de Fiebre Aftosa Tipo O.

Que teniendo en cuenta el vínculo epidemiológico existente, basado en los circuitos de movilización y comercialización, entre el municipio de Yacopí y algunos municipios del Magdalena Medio, se hace necesario ordenar su cuarentena con el fin de controlar el brote de fiebre aftosa presentado.

Que en virtud de lo anterior la Gerencia General del ICA, expidió la Resolución 008307 el 12 de julio de 2017, “por medio de la cual se declaran en cuarentena unos municipios de los departamentos de Cundinamarca, Santander, Boyacá, Caldas y Antioquia ubicados en la zona geográfica del Magdalena Medio por la presencia de un brote de la enfermedad de fiebre aftosa”.

Que para atender la mencionada emergencia sanitaria, en el artículo 3º de la Resolución 7889 de 2017 se establecieron como medidas sanitarias de emergencia las siguientes:

3.1. Declaración de cuarentenas en cualquier zona que se encuentre afectada por la presencia de la enfermedad, las cuales podrán ser ampliadas según los resultados de laboratorio y evolución de la investigación epidemiológica que se adelante, hasta cuando el ICA comprueba que han desaparecido las causas que generaron esta medida.

3.2. Sacrificio y disposición final de los animales positivos a la enfermedad, animales contacto y otros animales, según criterio técnico del ICA.

3.3. Restricción a la movilización de bovinos, bufalinos, porcinos, ovinos, caprinos, otras especies de rumiantes susceptibles a la enfermedad, productos y materiales de riesgo para la difusión de la fiebre aftosa, dentro, desde y hacia aquellas zonas del país que se encuentren afectadas por la presencia de la enfermedad.

Las medidas de movilización de animales, deberán obedecer a los requisitos establecidos en las Resoluciones ICA 1729 de 2004 y 6896 de 2016 y sus modificatorias, las cuales establecen los requisitos sanitarios para la movilización de especies susceptibles a fiebre aftosa y sus productos dentro del territorio nacional, así como los requisitos para la expedición de la Guía Sanitaria de Movilización Interna.

3.4. Las demás que a criterio técnico del ICA sean necesarias para el control y erradicación de la enfermedad, conforme a las facultades otorgadas al Instituto.

Que la enfermedad de fiebre aftosa, es de alta difusión por lo cual las medidas sanitarias adoptadas en la Resolución 7889 de 2017 son de ejecución inmediata en todo el territorio nacional y para atender dicha emergencia es necesaria la adquisición de bienes y servicios necesarios para la ejecución de las medidas sanitarias adoptadas en el artículo 3º de la Resolución 7889 de 2017.

Que en el predio La Laguna ubicado en el en el municipio de Tibacuy, departamento de Cundinamarca, se diagnosticó un foco positivo a Fiebre Aftosa Tipo O.

Que en el predio El Rosal ubicado en el en el municipio de Cúcuta, departamento de Norte de Santander, se diagnosticó un foco positivo a Fiebre Aftosa Tipo O.

Que según lo establecido en el inciso 1º del artículo 42 de la Ley 80 de 1993, “Existe urgencia manifiesta cuando la continuidad del servicio exige suministro de bienes, la prestación de servicios, o la ejecución de obras en el inmediato futuro, cuando se presenten situaciones relacionadas con los Estados de Excepción: cuando se trate de conjurar situaciones excepcionales relacionadas con hechos de calamidad o constitutivos de fuerza mayor o desastre que demanden actuaciones inmediatas y en general cuando se trate de situaciones similares que imposibiliten acudir a los procedimientos de selección o concursos públicos”.

Que conforme hasta lo aquí mencionado, estamos ante una situación de urgencia que para su atención no permite el cumplimiento de los plazos ordinarios establecidos para la contratación regular de los bienes y servicios necesarios para su atención.

Que según lo ha mencionado por el Consejo de Estado en amplia jurisprudencia, la Ley 80 de 1993 en sus artículos 41 a 43 incorporó la figura de urgencia manifiesta como condición expresa que hace viable la contratación directa “Se trata entonces de un mecanismo excepcional, diseñado con el único propósito de otorgarle instrumentos efectivos a las entidades para celebrar los contratos necesarios con el fin de enfrentar situaciones de crisis, cuando dichos contratos en razón de circunstancias de conflicto o crisis, es del todo imposible celebrarlos a través de la licitación pública o la contratación directa. Es decir, cuando la administración no cuenta con el plazo indispensable para adelantar un procedimiento ordinario de escogencia de contratistas” (C. de E., Secc. Tercera C, sent. feb. 7//2011, exp. 34425, acción de nulidad interpuesta por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena Vs. Contraloría General de la República, C.P. Jaime Orlando Santofimio Gamboa).

Que la Corte Constitucional (Sent. C-772/98), al hacer un análisis sobre los artículos 41 y 42 de la Ley 80 de 1993, con relación a la figura de urgencia manifiesta concluyo:

“a) Que la urgencia manifiesta es una situación que puede decretar directamente cualquier autoridad administrativa sin que medie autorización previa a través de acto debidamente motivado”.

“b) Que ella existe o se configura cuando se acredite la existencia de uno de los siguientes presupuestos:

• Cuando la continuidad del servicio exija el suministro de bienes, la prestación de servicios o la ejecución de obras en el inmediato futuro.

• Cuando se presenten situaciones relacionadas con los estados de excepción.

• Cuando se trate de conjurar situaciones excepcionales relacionadas con hechos de calamidad o constitutivos de fuerza mayor o desastre que demanden actuaciones inmediatas y,

• En general cuando se trate de situaciones similares que imposibiliten acudir a los procedimientos de selección o concursos públicos (subrayado ICA).

Que en virtud de lo anterior,

RESUELVE:

ART. 1º—Declarar la urgencia manifiesta por la presentación inusual de focos de la enfermedad de fiebre aftosa en el territorio nacional.

ART. 2º—Ordenar la contratación directa de los bienes y servicios necesarios para la ejecución de las medidas sanitarias adoptadas en el artículo 3º de la Resolución 7889 de 2017.

ART. 3º—Ordenar la remisión de los expedientes de la contratación que se suscriba, derivados de esta declaratoria de urgencia, con sus antecedentes, según trata el artículo 43 de la Ley 80 de 1993, a la Contraloría General de la República – Delegada del Sector Agropecuario, para lo de su competencia.

ART. 4º—Publicar el presente acto administrativo por medio del Portal Único de Contratación.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de su fecha de expedición.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 21 de julio de 2017.