RESOLUCIÓN 8702 DE 1995 

(Diciembre 18)

“Por la cual se imparten instrucciones de carácter general para la venta y destrucción de las mercancías aprehendidas, decomisadas o abandonadas a favor de la Nación”.

El Director de Impuestos y Aduanas Nacionales,

en uso de sus facultades legales y especialmente de las consagradas en el artículo 13 del Decreto 2117 de 1992, literales a) y m), y

CONSIDERANDO:

— Que es función de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales administrar las mercancías aprehendidas, decomisadas y abandonadas a favor de la Nación, según las normas vigentes;

— Que el literal g) del artículo 88 del Decreto 2117 de 1992 establece como funciones para los administradores de impuestos y aduanas nacionales, entre otras, las de supervisar y controlar la guarda y enajenación de las mercancías aprehendidas, decomisadas y abandonadas a favor de la Nación y ejercer los programas de mercadeo a que haya lugar;

— Que el artículo 100 del Decreto 2117 de 1992 fija para las divisiones de comercialización de las administraciones de impuestos y aduanas nacionales las funciones de administrar la guarda y el sistema de mercadeo de las mercancías aprehendidas, decomisadas y abandonadas a favor de la Nación; desarrollar los programas para su comercialización; efectuar inventarios físicos y documentales de las mismas; contabilizar los ingresos y egresos de la operación comercial en su jurisdicción; rendir los informes respectivos y ejercer el control sobre las entidades autorizadas para su almacenamiento;

— Que según el artículo 114 del Decreto 2117 de 1992, en las administraciones de impuestos y aduanas nacionales en las cuales no exista división de comercialización las funciones serán asumidas por la división financiera y administrativa;

— Que dentro de las políticas de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales está la de efectuar una adecuada, oportuna y ágil disposición de las mercancías declaradas a favor de la Nación, conforme a las disposiciones legales vigentes,

RESUELVE:

ART. 1º—La venta y destrucción de mercancías aprehendidas, decomisadas o abandonadas a favor de la Nación, deberán ser adelantadas, además de las administraciones autorizadas mediante Resolución 2176 del 31 de mayo de 1994, bajo la responsabilidad exclusiva y directa de los administradores de impuestos y aduanas nacionales de Santa Marta, Barranquilla, Cúcuta, Pereira y el especial de operación aduanera de Santafé de Bogotá, en sus respectivas ciudades, con sujeción a las políticas señaladas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales para la disposición de estas mercancías y de acuerdo con los parámetros establecidos por los Decretos 2687 del 29 de noviembre de 1991, 1357 del 18 de agosto de 1992, 509 del 4 de marzo de 1994, Resolución 2335 del 28 de septiembre de 1992, proferida por la Dirección de Aduanas Nacionales y demás normas que los modifiquen o adicionen.

ART. 2º—Crear el comité de ventas en las administraciones de impuestos y aduanas nacionales citadas en el artículo primero de esta resolución, cuyas funciones serán: la fijación del valor de venta de las mercancías, el estudio de las ofertas de compra, la adjudicación de las ventas, la fijación de las condiciones de las mismas y la autorización para la destrucción de mercancías, cuando estén dañadas totalmente o carezcan de valor comercial.

PAR.—Las actividades y funciones del comité de ventas descritas en este artículo, se desarrollarán de acuerdo con las políticas sobre comercialización de mercancías y atendiendo los parámetros fijados en los procedimientos e instructivos para ventas y destrucciones, que para tal efecto ha proferido y suministre la entidad.

ART. 3º—Los comités de ventas estarán conformados por el administrador de impuestos y aduanas nacionales respectivo, quien lo presidirá; el jefe de la división de comercialización y el jefe de la división financiera o administrativa, quienes tendrán poder decisorio en la adjudicación final de las mercancías y en los asuntos relacionados en el artículo anterior.

PAR.—El jefe de la división de comercialización actuará como secretario del comité de ventas, debiendo elaborar el acta correspondiente a cada reunión, la cual deberá contener los puntos tratados en cada sesión y suscribirse por los funcionarios que en ella participen.

ART. 4º—Los gastos a que dieren lugar los eventos de destrucción y ventas deberán ser previamente ordenados por el administrador de impuestos y aduanas nacionales correspondiente y se pagarán con cargo al rubro gastos de operación aduanera, distribuido para tal efecto por la subsecretaría financiera y administrativa de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

ART. 5º—La administración de impuestos y aduanas nacionales que realice ventas, deberá presentar a la subsecretaría de comercialización, para su aprobación, el cronograma de actividades a desarrollar durante cada mes, con una antelación mínima de quince (15) días hábiles.

Igualmente deberá elaborar la declaración de ventas, firmada por el respectivo administrador y de acuerdo con el calendario tributario la remitirá oportunamente a la división de contabilidad comercial de la subsecretaría de comercialización, para su presentación y pago.

ART. 6º—Las mercancías objeto de venta, sólo podrán ser canceladas por los compradores, mediante pago de contado, que se debe realizar únicamente en efectivo o en cheque de gerencia.

PAR.—Se exceptúan de esta limitación las ventas a entidades públicas, en las cuales se deberá anexar certificado de disponibilidad presupuestal, suscribirse el contrato o proferirse la resolución de venta, según sea el caso, y presentarse la cuenta de cobro respectiva.

ART. 7º—Durante los cinco (5) primeros días de cada mes, la administración de impuestos y aduanas nacionales correspondiente, enviará a la subsecretaría de comercialización un consolidado en el que se relacionen las ventas y destrucciones efectuadas en el mes inmediatamente anterior y los movimientos relativos al ingreso y egreso de mercancías, con sus respectivos soportes.

ART. 8º—La situación jurídica de las mercancías ingresadas con fecha posterior al 1º de septiembre de 1990, deberá ser verificada por las mismas administraciones de impuestos y aduanas nacionales, con antelación a la realización de las ventas y/o destrucciones.

PAR. 1º—A partir de la vigencia de la presente resolución, la subsecretaría de comercialización a través de su división de supervisión y control, entregará certificada la situación jurídica de las mercancías con fecha de ingreso hasta el 1º de septiembre de 1990.

PAR. 2º—La situación jurídica de las mercancías que no han sido objeto de publicación, conforme a la Resolución 1026 del 29 de marzo de 1993, serán certificadas por la división de supervisión y control de la subsecretaría de comercialización, una vez se produzca la citada publicación.

ART. 9º—Los egresos de mercancías, por cualquier concepto, deberán ser autorizados por el administrador de impuestos y aduanas nacionales correspondiente.

ART. 10.—Todos los pagos por bodegajes que se deriven de los convenios o contratos de almacenamiento de mercancías, los cancelará directamente la subsecretaría de comercialización.

ART. 11.—Las divisiones de comercialización de cada una de las administraciones de impuestos y aduanas nacionales relacionadas en el artículo primero de la presente resolución, deberán tener una mínima organización en grupos de trabajo que sea acorde con la estructura de la subsecretaría de comercialización, así: mercadeo, supervisión y control y contabilidad comercial.

ART. 12.—La presente resolución rige desde la fecha de su expedición y deroga las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 18 de diciembre de 1995.