RESOLUCIÓN 9 DE 1999 

(Enero 6)

“Por la cual se reglamenta el horario de trabajo para el personal administrativo del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, y se dictan otras disposiciones sobre su cumplimiento”.

La Directora General del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec,

en uso de sus facultades legales y en especial las que le confieren los numerales 5º y 19 del Decreto 300 de 1997 y el artículo 33 del Decreto-Ley 1042 de 1978, y

CONSIDERANDO:

Que el Decreto 1042 de 1978 en su artículo 33, faculta a los jefes de organismos para establecer el horario de trabajo;

Que el Decreto 407 de 1994, capítulo III, artículo 16, numeral 7º, establece los deberes, prohibiciones y derechos de los empleados del Inpec, dentro de los cuales se destacan los siguientes:

“Dedicar la totalidad del tiempo reglamentario de trabajo al desempeño de las funciones que les han sido encomendadas”.

“Prestar el servicio en horas extras al horario legal, cuando las necesidades del servicio así lo requieran”;

Que el Decreto 2400 de 1968, artículo 56, establece que a la división de recursos humanos le corresponde llevar el registro y control de personal y que es de su competencia supervisar la asistencia y cumplimiento del horario de trabajo;

Que es necesario modificar el horario de jornada de trabajo para los funcionarios del Inpec, debido a la naturaleza y fines del servicio que cumple el instituto, los cuales tienen relación directa con el orden público y la tranquilidad ciudadana;

Que por lo anteriormente expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Ámbito. Para efectos de la presente resolución se entiende por las “oficinas centrales”, todas las dependencias que se encuentran localizadas en la jurisdicción de Santafé de Bogotá, D.C.

Como “regionales” se entenderán las dependencias o frentes de trabajo que están localizadas dentro del área geográfica que se hayan asignado a cada uno de los directores regionales del instituto.

ART. 2º—Jornada de trabajo. La jornada de trabajo para los servidores del Inpec se desarrollará en jornada continua de lunes a viernes de 7:00 a.m., a 5:00 p.m.

ART. 3º—Horario de trabajo. Se concederán diariamente sesenta (60) minutos para almorzar y en consecuencia el horario de trabajo será de dos turnos.

1. De 7:00 a.m. a 12:00 m. y

De 1:00 p.m. a 5.00 p.m.

1(sic). De 7:00 a.m. a 1:00 p.m. y

De 2:00 p.m. a 5.00 p.m.

ART. 4º—Se exceptúan del horario señalado en el artículo 2º, el personal de secretarias que laboran en el despacho del director, las auxiliares de servicios generales encargadas del aseo y atención de las oficinas y demás dependencias del instituto. El horario de trabajo será el siguiente:

a) Para las secretarias que laboran en el despacho de la dirección general, el horario y la jornada de trabajo estarán determinadas por las necesidades del servicio;

b) Para el personal de auxiliares de servicios generales encargadas del aseo de las dependencias del instituto:

Primer turno: De 6:00 a.m. a 1:00 p.m.

Segundo turno: De 1:00 p.m. a 8:00 p.m.

Este personal, al igual que el personal de conductores, estarán sujetos a los turnos especiales que para el efecto establezca la jefatura de la división administrativa.

ART. 5º—Horarios especiales. Los empleados que laboren en la división de sistemas e informática, podrán establecer turnos de trabajo, acordes con las necesidades del servicio.

ART. 6º—Supervisión. Todos los jefes están obligados a supervisar y responder por el cumplimiento de los horarios a través de las planillas de control de asistencia o de otros mecanismos que adopte el instituto.

ART. 7º—Obligación. Todos los empleados salvo los casos que se exceptúan deberán registrar la hora de entrada y de salida respectivamente. Las planillas deben ser llenadas por el empleado con la indicación clara de su nombre y la firma. No deben por ningún motivo dejarse espacios en blanco y en los eventos de permisos o retardos autorizados, es necesario hacer constar esa circunstancia en las observaciones.

ART. 8º—Prohibición. Ningún empleado podrá registrar la hora de entrada o de salida de otro empleado. Si se comprobare un hecho de tal naturaleza será considerado como falta grave y se iniciará el proceso disciplinario al empleado infractor, de acuerdo con las normas vigentes.

ART. 9º—Omisión del registro. La omisión injustificada en el registro de las horas de entrada o de salida, será considerada como falta disciplinaria leve y dará lugar a amonestación verbal. En caso de reincidir por tres (3) veces, durante un mismo mes, la amonestación será escrita.

Si el funcionario persiste injustificadamente, la amonestación se hará con copia a la hoja de vida. Cualquiera de las amonestaciones anteriormente descritas las impondrá el superior inmediato del empleado, con el lleno de las formalidades legales.

ART. 10.—Justificación. Cuando exista justificación al retardo o retiro del funcionario de su trabajo antes de las horas de salida, éste deberá solicitar al superior inmediato el visto bueno correspondiente.

ART. 11.—No estarán sometidos al control de horario los siguientes funcionarios:

— Director general.

— Subdirector general.

— Secretario general.

— Subdirectores.

— Jefes de oficina.

— Directores regionales.

— Jefes de división.

— Asesores.

— Directores de establecimiento carcelario.

ART. 12.—De los permisos. Los permisos que se concedan durante los horarios de trabajo serán autorizados por el jefe inmediato, cuando a su juicio medie justa causa, previo diligenciamiento del formulario “control de permisos”.

PAR. 1º—La solicitud de permisos cuya duración sea de un (1) día será de competencia del jefe inmediato.

Los permisos de dos (2) días a nivel central, serán competencia de los subdirectores de establecimiento público y jefes de oficina.

Los permisos de tres (3) días serán de competencia del jefe de la división de gestión humana, cuando medie justa causa.

PAR. 2º—Si por razones de fuerza mayor o caso fortuito no pudiere adelantarse el trámite establecido, el empleado estará obligado a informar a su jefe inmediato y comprobar satisfactoriamente, en el momento de regresar al trabajo las circunstancias justificadas de su ausencia.

ART. 13.—El superior inmediato del empleado tiene la obligación de velar por el control del horario establecido en la presente resolución para lo cual, mensualmente enviará a la división de gestión humana, las planillas de control de asistencia. Si se ha presentado alguna de las siguientes irregularidades, tales como inasistencia, retardo o ausencia no autorizada, solicitará por escrito al empleado explicación sobre su conducta, concediéndole a este último cinco (5) días calendario para dar respuesta, remitiendo junto con las planillas de control, las notas de requerimiento por parte del jefe y de la explicación por parte de los infractores.

El incumplimiento de esta obligación conlleva para el responsable sanción, por cuanto es causal de mala conducta.

ART. 14.—Se considerarán como faltas las siguientes conductas, las cuales serán sancionables de conformidad con la Ley 200 de 1995.

Ausencia. Es el retiro del lugar de trabajo en cualquier momento, dentro de la jornada ordinaria de trabajo.

Retardos. Concurrencia al lugar de trabajo en cualquiera de los dos lapsos en que se divide la jornada diaria de labores, después de las horas estipuladas.

Inasistencia. La no concurrencia al trabajo en uno cualquiera de los dos lapsos en los cuales se divide la jornada diaria de labores.

ART. 15.—Cambio de horario. Los empleados que quieran cambio de horario por razones de estudio o que justifiquen alguna circunstancia de carácter personal o familiar, deberán solicitar por escrito con visto bueno del jefe inmediato, a la división de gestión humana, si el empleado pertenece a la planta central o a la dirección regional según el caso, quienes podrán requerir los documentos necesarios para sustentar la petición.

ART. 16.—Los directores regionales deberán dar estricto cumplimiento ejerciendo el control y la aplicación de las disposiciones establecidas por la presente resolución, en los centros carcelarios correspondientes a su jurisdicción.

ART. 17.—La presente resolución rige a partir de la fecha de su expedición y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a los 6 días del mes de enero de 1999.

______________________________________