RESOLUCIÓN 900 DE 2005 

(Febrero 4)

Recurso de Reconsideración presentado por las empresas peruanas Industrias del Espino S.A., Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A. y Ucisa S.A. contra la Resolución 844

La Secretaría General de la Comunidad Andina,

VISTOS: Los artículos 93 y 94 del Acuerdo de Cartagena, la Decisión 456 de la comisión, la Decisión 425 del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, las resoluciones 730, 770, 807 y 844 de la secretaría general; y,

CONSIDERANDO:

Que el 8 de septiembre de 2004 la secretaría general recibió la comunicación de fecha 7 de septiembre, de las empresas peruanas Industrias del Espino S.A., Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A. y Ucisa S.A., mediante la cual presentaron recurso de reconsideración contra la Resolución 844 de la secretaría general, en la parte relativa a la no existencia de margen de dumping en las exportaciones al Perú de las empresas colombianas denunciadas, la cual dispuso en su parte resolutiva lo siguiente:

“ART. 1º—Denegar el recurso de reconsideración presentado por las empresas Industrias del Espino S.A., Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A. y Ucisa S.A. contra la Resolución 807 de la secretaría general por los fundamentos expresados en la parte considerativa de esta resolución.

ART. 2º—Denegar la solicitud de las empresas Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A., Ucisa S.A. e Industrias del Espino S.A. de Perú, para la aplicación de medidas antidumping al amparo de la Decisión 456, a las importaciones peruanas de manteca vegetal comestible comprendida en la subpartida Nandina 1516.20.00, producida, distribuida o exportada por las empresas colombianas CI Grasas y Aceites Andinos S.A. EMA CI Grandinos S.A. EMA, y Grasas y Aceites Vegetales S.A. Acegrasas S.A., por los fundamentos expresados en la parte considerativa de esta resolución”;

Que la secretaría general mediante comunicación SG-F/2.16.20/1420/2004 de fecha 10 de septiembre de 2004 admitió a trámite el recurso de reconsideración contra la Resolución 844, presentado por las empresas peruanas Industrias del Espino S.A., Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A. y Ucisa S.A.;

Que, mediante comunicaciones SG-X/2.16.20/926/2004 y SG-F/2.16.20/1455/2004 de 10 y 15 de septiembre, se remitió copia del recurso de reconsideración a las partes interesadas;

Que el 24 de septiembre de 2004, la empresa colombiana Grandinos remitió sus comentarios al recurso de reconsideración presentado;

Que en su recurso de reconsideración las empresas recurrentes reiteran los mismos argumentos de hecho y de derecho presentados en su recurso de reconsideración contra la Resolución 807, relativa a que: 1) la Alianza Team constituye una alianza estratégica conformada por compañías colombianas (en la cual participan las empresas Acegrasas y Grandinos), 2) las operaciones de Acegrasas y Grandinos tratarían de disfrazar una estrategia maquinada para pretender burlar la aplicación de las normas antidumping, 3) que las empresas Grandinos y Acegrasas tienen accionistas comunes y funcionan bajo una estrategia unificada con el objeto de burlar las acciones que las industrias andinas puedan efectuar a efectos de neutralizar las prácticas de dumping, y 4) se efectúe una determinación del margen de dumping, comparando el precio de venta en el mercado colombiano de la manteca producida por las empresas conformantes de Alianza Team, a través de la empresa Acegrasas, y la exportada al Perú a través del trader internacional, Grandinos; para estos efectos indicaron que: “debe aplicarse lo dispuesto en el artículo 2.1 del acuerdo relativo a la aplicación del artículo VI del acuerdo general sobre aranceles aduaneros y comercio de 1994 aprobado por la Organización Mundial de Comercio”;

Que las recurrentes también presentaron elementos de juicio respecto de la metodología y ajustes utilizados para el cálculo del valor normal.

En este sentido, las empresas recurrentes manifiestan que: “(...) si se compara el precio de exportación con el precio de venta en el mercado interno colombiano, no cabe ajustar el precio de venta en el mercado interno colombiano con el reintegro que podría ser pagado por Fedepalma, dado que el valor normal no toma en cuenta el costo de producción del bien, si no los ajustes que se efectúan en función de otros factores accesorios tales como publicidad en el mercado interno u otros, pero no se puede entrar a establecer ajustes en función de los reintegros en el costo de insumos, como pretendería la secretaría general en la Decisión 844.

Nótese que el segundo párrafo del artículo 14 no permite la realización del ajuste que se pretende efectuar por parte de la secretaría general al precio de venta de Acegrasas en el mercado colombiano”;

Que así mismo solicitan las recurrentes que “... el valor normal se determine en función del precio de venta en el mercado colombiano de la manteca vegetal comestible, sin descontar, por no formar parte de la metodología de valor reconstruido, el reintegro por tonelada que se habría hipotéticamente recibido de Fedepalma. Dicho valor normal deberá ser comparado con el precio de exportación al Perú a efectos de establecer el margen de dumping”;

Que sobre el contenido del recurso de reconsideración, la empresa Grandinos expresó que en su concepto el mismo constituye una reiteración de los argumentos previamente presentados y considerados. De otro lado, con relación al argumento del valor normal expresó que: “En el expediente obran varios documentos y pruebas presentadas por C.I. Grandinos S.A. EMA y por Acegrasas S.A. que demuestran que siguiendo una metodología de cálculo del precio normal de la manteca Acegrasas S.A. con los ajustes correspondientes en un esquema comparable al que reclaman los solicitantes, se tendría un valor normal de US$ 438 por tonelada, ..., valor este que también sería superior al precio de exportación; lo que confirma sin lugar a dudas, que no existe un margen de dumping”;

Que, en virtud de lo expuesto, corresponde a la secretaría general resolver el recurso de reconsideración presentado por las empresas recurrentes contra la Resolución 844; debiendo al efecto revisar la investigación que le diera origen, tanto en sus aspectos sustantivos como de procedimiento;

Que con excepción de lo relativo a la metodología de ajuste al valor normal a que aluden las recurrentes en referencia al artículo 14 de la Decisión 456, los argumentos presentados por estas empresas ya fueron exhaustivamente considerados en la Resolución 844. No habiéndose presentado ningún nuevo elemento, argumentación o enfoque al respecto y debido a que no obstante ello, la secretaría general revisó nuevamente todos sus fundamentos y datos, no encontrando disconformidad en los mismos, esta secretaría general se remite a lo expresado al respecto en la Resolución 844;

Que respecto al punto relativo a la vinculación de las empresas Acegrasas y Grandinos por su pertenencia a un mismo grupo empresarial, reitera que de acuerdo con la Decisión 456 la existencia de vinculación no es elemento determinante ni suficiente para considerarlas como una única empresa si se verifica que las condiciones de las operaciones que estas realizan entre sí no difieren de las condiciones aplicadas a terceras empresas que no son miembros de la alianza, tal como se ha verificado en este caso. En este sentido se reitera también que:

“... la empresa Acegrasas es fabricante, vendedor y distribuidor en el mercado local colombiano de grasas comestibles para consumo masivo, productos de panadería, pastelería y galletería, y para la industria de alimentos en el mercado interno colombiano, entre ellas manteca vegetal comestible. Según se ha podido verificar presta servicio de maquila a la empresa Grandinos y a terceras empresas”;

“... en el caso de Grandinos, se ha verificado que su objeto social es la exportación a países andinos y terceros países, de toda clase de aceites y grasas comestibles crudos o refinados y de sus subproductos, materias primas y, en general, de toda clase de productos alimenticios fabricados o transformados principalmente en Colombia. Así mismo, se ha verificado que es la empresa Grandinos quien adquiere directamente el aceite bruto de las empresas aceiteras colombianas, contrata la maquila a la empresa Acegrasas, asume los riesgos y gastos de exportación, crédito y flete interno y de la negociación con el importador, percibe el reintegro de Fedepalma por su actividad de exportación de manteca vegetal elaborada con base en aceite de palma colombiano y emite las correspondientes facturas de exportación, financiando tales operaciones con sus propios recursos”;

“... ambas empresas están asociadas a la denominada Alianza Team, teniendo un número sustantivo de accionistas comunes y una estrategia empresarial conjunta a través de la empresa Team, por lo que se puede considerar que tienen una vinculación empresarial.

Sin embargo, también se ha podido constatar que cada empresa tiene su propia administración y contabilidades diferentes”;

Que respecto a las metodologías de cálculo para determinar el valor normal, que se indican en los artículos 9º y 10 de la Decisión 456, cabe tener presente que el valor normal se puede determinar sobre: 1) “... ventas del producto similar destinado al consumo en el mercado del país exportador”, 2) “... precios de las exportaciones realizadas a un tercer país apropiado...” y 3) “... costo de producción en el país de origen más una cantidad razonable por concepto de gastos administrativos, de venta, y de carácter general, así como por concepto de beneficios”;

Que el primer método se utiliza cuando la empresa exportadora vende así mismo en el mercado local, no procede la utilización de este método habida cuenta que la empresa exportadora Grandinos no vende en el mercado colombiano;

Que en cuanto al método de país de exportación, requiere la existencia de mercados, oportunidades y condiciones de venta comparables debiéndose indicar que tampoco las recurrentes ni los demandantes aportaron información en este sentido;

Que, en consecuencia, resultaba apropiado utilizar el método de valor reconstruido, para lo cual la secretaría general recalculó el precio sobre la base del costo de producción en el país de origen, más una cantidad razonable por concepto de gastos administrativos, de venta, de carácter general y beneficios. La base legal de esta metodología adoptada se encuentra en el artículo 10 de la Decisión 456;

Que la secretaría general estimó el precio de la materia prima, para cada producto objeto de investigación, incluyendo los reintegros asignados a la materia prima como resultado de la exportación de los productos derivados de esta, así como el costo de la maquila declarado por las empresas para la manteca exportada al Perú, más los gastos de operación de la empresa Grandinos incurridos para la exportación al Perú en los rubros de administración, ventas y generales. También incluyó la utilidad tomando como referencia el Estado de pérdidas y ganancias de la empresa Grandinos;

Que las razones por las cuales la secretaría general incluyó el reintegro del fondo de estabilización de precios de Fedepalma para ajustar el costo de la materia prima (aceite bruto de palma), se fundamentan en el hecho que dicho concepto se deduce de las operaciones que realiza Grandinos, una vez que se comprueba la exportación de los productos elaborados con base en el aceite de palma de empresas miembros de la Federación de Palmicultores, Fedepalma. En este sentido, el costo real de la materia prima está constituido por su precio de adquisición por Grandinos a los palmicultores menos el reintegro percibido del fondo de estabilización de precios de Fedepalma;

Que, comoquiera que la razón de ser de una investigación antidumping es la comparabilidad más exacta posible de los productos similares en el mercado de exportación y en el mercado local, la metodología de la reconstrucción del valor normal, debe necesariamente ceñirse a dicha premisa y en tal sentido debe procurar, mediante la reconstrucción, obtener los valores más aproximados al valor real del producto investigado.

No deducir el reintegro, siendo que este no constituye un costo para el exportador, habría implicado sobreestimar el precio de compra de una materia prima;

Que, en efecto, el artículo 14 de la Decisión 456 dispone que: “El precio de exportación y el valor normal se compararán en forma equitativa, en el mismo nivel comercial, normalmente el nivel “ex fábrica” ...”. Así mismo, en el segundo párrafo del mismo artículo se indica que: “Cuando el valor normal y el precio de exportación establecidos no puedan ser directamente comparados, se harán ajustes en función de las circunstancias particulares de cada caso, para tener en cuenta diferencias en factores, que influyan en los precios y, por lo tanto, en la comparabilidad de estos. Cuando se cumplan estas condiciones, podrán aplicarse ajustes en conceptos tales como: características físicas del producto; gravámenes a la importación e impuestos indirectos; descuentos, reducciones y cantidades vendidas; fase comercial; transporte, seguros, mantenimiento, descarga y costos accesorios; envasado; crédito; servicios de postventa; comisiones; y cambio de divisas”. Como se observa, la normativa antidumping obliga y no faculta a hacer ajustes para tener en cuenta diferencias en factores que influyan en los precios y por lo tanto en la comparabilidad de estos, tal como ocurre en el caso de los reintegros. Si bien el citado artículo 14 a continuación lista de manera ilustrativa y no exhaustiva los conceptos que pudieran ser materia de ese ajuste, el hecho de que los reintegros en general, del tipo que sean, no estén expresamente mencionados en dicha lista ilustrativa, no es argumento para sostener que dichos ajustes no deban realizarse, pues su naturaleza y función es similar a la de las especies listadas y se inscribe en la regla general obligatoria. En concepto de la secretaría general, de haberse recurrido al artículo 14 para la reconstrucción del valor, se habría de igual manera considerado el reintegro del fondo de Fedepalma como un ajuste a realizar del precio de compra del aceite bruto de palma, ya que de lo contrario significaría un incumplimiento del citado artículo;

Que por todo lo expuesto, la secretaría general no encuentra mérito para admitir la reconsideración solicitada por lo que debe desestimarla;

Que por lo demás, se informa a las partes interesadas que contra la presente resolución no procede recurso impugnatorio alguno, dejándose a salvo el derecho de las partes a recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, a través del ejercicio de la acción de nulidad dentro de los dos años siguientes a la fecha de entrada en vigencia de la resolución;

RESUELVE:

ART. 1º—Denegar el recurso de reconsideración presentado por las empresas Industrias del Espino S.A., Industrial Alpamayo S.A., Alicorp S.A.A. y Ucisa S.A. y confirmar la Resolución 844 en todas sus partes.

ART. 2º—De conformidad con lo dispuesto en el artículo 17 del reglamento de procedimientos administrativos de la secretaría general contenido en la Decisión 425 del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, comuníquese a los países miembros la presente resolución, la cual entrará en vigencia a partir de la fecha de su publicación en la Gaceta Oficial del Acuerdo de Cartagena.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a 4 de febrero de 2005.

_______________________________________