Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses

RESOLUCIÓN 900 DE 2011 

(Noviembre 8)

“Por la cual se reglamenta la jornada laboral en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, y se dictan otras disposiciones”.

El Director General,

en ejercicio de sus facultades legales, en especial de las conferidas por el numeral 5º, del artículo 40, de la Ley 938 del 30 de diciembre de 2004, y

CONSIDERANDO:

Que mediante Resolución 472 del 19 de abril de 2010, se expidió la actual reglamentación de la jornada laboral en el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses y se dictaron otras disposiciones. Acto administrativo que fue publicado en el Diario Oficial 47.688 de 22 de abril de 2010.

Que la aludida reglamentación viene generando una serie de inquietudes, para su aplicación, motivo por el cual se solicitó a los directores regionales y a la organización sindical, remitieran sus observaciones con el fin de analizarlas en el comité directivo.

Que la jornada laboral comprende el período de tiempo durante el cual los empleados se encuentran a disposición de la administración en desarrollo de las funciones que les corresponde ejercer. Su fijación es de orden legal, no solamente con el fin de prestar el servicio dentro de un espacio de tiempo, sino para que se tenga derecho a un período de descanso para recuperar las energías compartidas con la familia y dedicar al esparcimiento a que tiene derecho.

Que además de lo anterior, la jornada laboral hace parte de los deberes que le competen a todo servidor público, motivo por el cual la totalidad del tiempo de trabajo debe estar dedicada al desempeño de las labores encomendadas para el desarrollo del Estado social de derecho, en la forma prevista por la Constitución, la ley y el reglamento.

Que de conformidad con la jurisprudencia del Consejo de Estado: “La relación laboral de algunos servidores públicos que trabajan en entidades que por su naturaleza y fines deben prestar determinados servicios que interesen a la comunidad y que hace relación, especialmente, con la tranquilidad ciudadana, el orden púbico, la salubridad y seguridad de las personas, no puede someterse a una jornada de labores con límite específico de tiempo, toda vez que tales servicios deben prestarse ininterrumpidamente. De ahí que, en virtud de los reglamentos internos de dichas instituciones, se establezca a disponibilidad permanente de las personas encargadas de prestar esos servicios, como única manera de poder atender en forma eficaz y eficiente las situaciones que se presenten en cualquier momento y que hagan menester la prestación inmediata del servicio a ellas encomendado” (C.E., Sec. Segunda, sent. mayo 4/90).

Que en igual sentido, la Corte Constitucional en Sentencia C-024 de 1998, expresó que toda relación laboral establecida por empleadores particulares, o por el Estado o entidades públicas en su condición de patronos, exige a la luz del ordenamiento jurídico, jornadas máximas y los períodos de descanso a ellas correspondientes.

Que para la aplicación de la presente reglamentación es importante tener en cuenta lo siguiente:

1. El receso en las funciones del empleo, para tomar el almuerzo, no es computable dentro de la jornada laboral: Concepto EE-4038 del 5 de marzo de 2005, oficina jurídica, Departamento Administrativo de la Función Pública.

2. La Ley 789 de 2002 modificó el Código Sustantivo de Trabajo, que rige, para los trabajadores particulares, razón por la cual sus normas no son aplicables a los empleados públicos. Concepto EE-1295 del 20 de febrero de 2004, oficina jurídica, Departamento Administrativo de la Función Pública.

3. Definición de lo palabra habitual: que se hace a menudo, reiteradas veces, o que es frecuente. Diccionario de la Lengua Española - Vigésimo Segunda Edición.

Que son normas aplicables: Constitución Política de Colombia. Convenio C106 sobre el descanso semanal (comercio y oficinas), 1957 ratificado en Colombia el 04:03:1969, Ley 51 de 1983, Ley 270 de 1996, Ley 734 de 2002, Ley 906 de 2004, Ley 938 de 2004, Ley 1010 de 2006, Decreto 1647 de 1967, Decreto 1042 de 1978, Decreto 1 de 1984, Decreto 2150 de 1995, Decreto 4669 de 2004, Decreto 1737 de 2009, y demás normas que los modifiquen, revoquen o adicionen.

En consecuencia,

RESUELVE:

ART. 1º—De la jornada Laboral. La jornada laboral para los funcionarios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses será de máximo cuarenta y cuatro (44) horas semanales y en ningún caso será superior a ciento setenta y seis (176) horas mensuales.

PAR.—Los empleos de dirección, confianza y manejo no están sujetos a la citada jornada laboral porque son de disponibilidad permanente.

ART. 2º—De las modalidades de la jornada laboral habitual. La jornada Laboral que aquí se reglamenta tendrá dos (2) modalidades de manera habitual:

1. Jornada ordinaria. Rige paro todas los servidores públicos del instituto, tanto misionales como de apoyo, que por su naturaleza no requieren prestación continua del servicio. Comprende ocho (8) horas diarias de trabajo de lunes a viernes y en su intermedio, se tendrá derecho a una (1) hora para almorzar.

Para la jornada ordinaria se fija el siguiente horario, dependiendo de las necesidades del servicio, así:

 

Modalidad 1 - jornada ordinaria
Lunes a viernesDe 8:00 a.m. a 5:00 p.m.Una (1) hora para almorzar de 12:00 m. a 1:00 p.m. o de 1:00 p.m. a 2:00 p.m.

 

Modalidad 2 - jornada ordinaria
Lunes a viernesDe 8:00 a.m. a 6:00 p.m.Dos (2) horas para almorzar de 12:00 m. a 2:00 p.m.

 

2. Jornada de turnos: se podrá aplicar por razones del servido debidamente justificadas, únicamente al personal pericial y asistencial que desempeña funciones en áreas misionales, que por la naturaleza del servicio requieren una prestación continua: clínica, patología, balística, lofoscopia, información de personas fallecidas, fotografía y rayos X. Así:

 

Modalidad 1 - jornada turnos diurnos
Lunes a viernes seis (6) horasDe 7:00 a.m. a 1:00 p.m. o de 1:00 p.m. a 7:00 p.m.Más dos (2) turnos diurnos, hasta de doce (12) horas c/u, alternando un sábado con un domingo o con un festivo al mes, Con una (1) hora de almuerzo, inclusive.

 

En aquellas sedes donde se cuente con tres (3) funcionarios, o menos, y que cumplan funciones periciales, se tendrá el siguiente horario:

 

Modalidad 2 - jornada turnos diurnos
Lunes a Viernes seis (6) horasDe 7 a.m. a 1:00 p.m. o de 1:00 p.m. a 7:00 p.m.Más un fin de semana cada quince (15) días con turnos hasta de seis (6) horas.

 

Modalidad 3 - jornada turnos nocturnos
Lunes a domingoDe 7 p.m. a 7 a.m. del día siguiente, cada cuarta (4º) noche.

 

PAR. 1º—No cumplen horario nocturno los funcionarios que terminar su turno a las 7:00 p.m. (D. 1042/78, art. 34, inc. final).

PAR. 2º—La hora de almuerzo no es negociable o acumulable para el cumplimiento de las ocho (8) horas de la jornada ordinaria y en el caso de turnos, los fines de semana.

ART. 3º—De la asignación y programación de turnos. Los subdirectores, directores regionales y seccionales, junto con los respectivos coordinadores de grupo, deberán elaborar, aprobar y controlar el cumplimiento de las programaciones de turnos laborales, acorde con las modalidades establecidas en el artículo anterior.

ART. 4º—Horarios especiales para áreas de soporte sede central. Para las áreas de sistemas, mantenimiento y servicios técnicos especializados se mantendrá la jornada laboral ordinaria descrita en el artículo segundo de la presente resolución; adicional a esta jornada se tendrá una disponibilidad semanal por parte de los funcionarios de apoyo.

En caso de requerirse la prestación del servicio de quien se encuentre disponible se le reconocerá su compensatorio equivalente al tiempo de servicio prestado más los tiempos de desplazamiento, lo cual será coordinado con el respectivo jefe inmediato.

ART. 5º—De los horarios para capacitación. Las solicitudes de modificación de horarios para estudio, deberán seguir los lineamientos establecidos por el comité de capacitación.

ART. 6º—De los permisos para ejercer docencia en entidades educativas reconocidas dentro de la jornada laboral. Los servidores públicos del instituto, tienen derecho a cinco (5) horas de permiso semanales para ejercer actividades de docencia, dentro de su jornada laboral, incluido en ellas, el tiempo utilizado para el desplazamiento cuando dicha actividad se desarrolle por fuera de las instalaciones del Instituto, siempre y cuando no se perjudique la debida prestación del servicio.

Todas las actividades de docencia al interior del instituto serán coordinadas por la Escuela de Medicina Legal y Ciencias Forenses, y solo se podrá realizar con estudiantes de entidades que tengan convenio vigente con el Instituto.

La actividad docente realizada en la jornada habitual de trabajo no deberá afectar la carga laboral.

PAR.—Las entidades educativas reconocidas que requieran la utilización de las salas de necropsias del instituto, para práctica docente y que necesiten el concurso de asistentes forenses (disectores), deberán garantizar su remuneración. La aplicación de este parágrafo se dará paulatinamente conforme se renueven los convenios con las entidades.

ART. 7º—De la asistencia a audiencias y otras actividades periciales. El tiempo que implique la asistencia a audiencias públicas del sistema penal oral acusatorio “SPOA” y otras actividades periciales, hace parte de la jornada laboral. El tiempo extra a su jornada habitual se compensará en tiempo de descanso hasta un máximo de doce (12) horas mensuales. Se exceptúa los casos en que los funcionarios se encuentren en comisión de servicios, por ser esta una situación administrativa de carácter especial.

Los coordinadores de las unidades organizacionales, redistribuirán y racionalizarán la asignación de la carga laboral, con el fin de garantizar tanto la asistencia a la audiencia como la debida prestación del servicio.

En los casos de cancelación de la audiencia o terminación anticipada de la misma, el perito deberá regresar de inmediato a su sede laboral, si se encuentra dentro de la misma ciudad.

En todo caso, deberá solicitarse a la autoridad requirente la constancia de asistencia que informe el tiempo de permanencia en las instalaciones donde fue citado a audiencia.

ART. 8º—Del cómputo y liquidación de horas trabajadas. Para realizar el cómputo de tiempo trabajado, el número de horas se multiplicará teniendo en cuenta los siguientes parámetros:

 

Factores a multiplicar para el cómputo de tiempo trabajado
Decreto 1042 de 1978, artículos 34 y ss.
JornadaOrdinaria diurnaOrdinaria nocturnaDominical o festiva
Cualquier modalidad11.353
Ocasional o extra1.251.752

 

PAR.—El trabajo adicional, ocasional o de horas extras se compensará en lo posible dentro del mes siguiente al de la causación y por excepción hasta el segundo mes, siempre y cuando las necesidades el servicio así lo requieran. En ningún caso se podrán acumular ni adicionar compensatorios a otra clase de situaciones administrativas.

La remuneración por el tiempo de descanso compensatorio, se entiende incluida en la asignación básica mensual.

Para quienes cumplen la función de conducción se podrá autorizar el pago en dinero de hasta ochenta (80) horas extras mensuales, siempre y cuando exista disponibilidad presupuestal.

ART. 9º—De la autorización de horarios especiales. La secretaría general del instituto podrá autorizar previo visto bueno de la dirección general, horarios laborales especiales, debidamente justificados y con el aval de los respectivos subdirectores, jefes de oficina y directores regionales.

ART. 10.—Del control y vigilancia. El control y vigilancia del cumplimiento de los horarios aquí establecidos, estará a cargo de los servidores públicos relacionados en el artículo 3º del presente acto administrativo, quienes utilizando cualquier medio idóneo, deberán llevar un registro detallado del cumplimiento de los mismos e informar a la oficina asesora de personal, en el reporte de novedades de nómina, las ausencias injustificadas presentadas en el respectivo mes por el personal a su cargo, con el fin de efectuar el descuento de los días no trabajados sin perjuicio de las acciones disciplinarias a que haya lugar.

ART. 11.—De la vigencia y derogatorias. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga todas las que le sean contrarias, en especial la Resolución 472 del 19 de abril de 2010.

(Nota: Modificado por la Resolución 914 de 2011 artículo 1° por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses)

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 8 de noviembre de 2011.