Consejo Nacional Electoral

RESOLUCIÓN 965 DE 2014 

(Marzo 4)

“Por la cual se otorga un término excepcional para que las agrupaciones políticas postulen testigos electorales, para las elecciones a Congreso de la República periodo Constitucional 2014-2018”.

El Consejo Nacional Electoral,

en uso de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial las conferidas por el artículo 45 de la Ley 1475 de 2011, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 45 de la Ley 1475 de 2011 dispone:

“Los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos, que inscriban candidatos a cargos o corporaciones de elección popular o promuevan el voto en blanco, así como las organizaciones de observación electoral reconocidas por el Consejo Nacional Electoral, tienen derecho a ejercer vigilancia de los correspondientes procesos de votación y escrutinios, para lo cual podrán acreditar ante el Consejo Nacional Electoral los testigos electorales por cada mesa de votación y por cada uno de los órganos escrutadores. Cuando se trate de procesos a los que se han incorporado recursos tecnológicos, se podrán acreditar también auditores de sistemas.

Los testigos electorales vigilarán el proceso de las votaciones y de los escrutinios, podrán formular reclamaciones y solicitar la intervención de las autoridades.

PAR.—El Consejo Nacional Electoral podrá delegar en servidores de la organización electoral encargados de la organización de las elecciones, la función de autorizar las correspondientes acreditaciones y, así mismo, reglamentar las formas y los procedimientos de acreditación e identificación de testigos y auditores”.

Que el Código Electoral regula en diferentes disposiciones lo referente a los testigos electorales de la siguiente manera:

“ART. 121.—Para garantizar la pureza y publicidad de las votaciones, los directorios o movimientos políticos que hayan inscrito candidatos tendrán derecho a presentar ante los registradores del estado civil listas de personas de reconocida honorabilidad para que actúen como testigos electorales a razón de uno (1) por cada mesa de votación.

Los registradores del estado civil les expedirán una credencial, que les permita el ejercicio de esa función pública transitoria y las autoridades estarán obligadas a prestarles la debida colaboración”.

“ART. 122(1).—Los testigos electorales supervigilarán las elecciones y podrán formular reclamaciones escritas cuando el número de sufragantes de una mesa exceda el número de ciudadanos que podían votar en ella; cuando aparezca de manifiesto que en las actas de escrutinios se incurrió en error aritmético al computar los votos; cuando, con base en las papeletas de votación y en las diligencias de inscripción, aparezca de manera clara e inequívoca que en el acta de escrutinio se incurrió en error al anotar el nombre o apellidos de uno o más candidatos; y cuando los cuatro (4) ejemplares de las actas de escrutinio de los jurados de votación estén firmados por menos de tres (3) de estos. Tales reclamaciones se adjuntarán a los documentos electorales y sobre ellas se resolverá en los escrutinios. Las reclamaciones que tuvieren por objeto solicitar el recuento de papeletas, serán atendidas en forma inmediata por los jurados de votación, quienes dejarán constancia en el acta del recuento practicado.

Los testigos electorales no podrán en ninguna forma interferir las votaciones ni los escrutinios de los jurados de votación”.

“ART. 164.—Las comisiones escrutadoras, a petición de los candidatos, de sus representantes o de los testigos electorales debidamente acreditados, podrán verificar el recuento de los votos emitidos en una determinada mesa. La solicitud de recuento de votos deberá presentarse en forma razonada y de la decisión de la comisión se dejará constancia en el acta.

Estas comisiones no podrán negar la solicitud de recuento cuando en las actas de los jurados de votación aparezca una diferencia del diez por ciento (10%) o más entre los votos por las listas de candidatos para las distintas corporaciones públicas que pertenezcan al mismo partido, agrupación o sector político. Tampoco podrá negar la solicitud cuando en las actas de los jurados aparezcan tachaduras o enmendaduras en los nombres de los candidatos o en los resultados de la votación, o haya duda a juicio de la comisión, sobre la exactitud de los cómputos hechos por los jurados de votación.

Verificado el recuento de votos por una comisión escrutadora, no procederá otro alguno sobre la misma mesa de votación”.

“ART. 174.—Terminados los escrutinios distritales y municipales, los Registradores, acompañados de miembros uniformados de la fuerza pública, conducirán y entregarán, bajo recibo y con indicación de hora y fecha, a los Delegados del Registrador Nacional en sus oficinas de la respectiva capital de Circunscripción, las actas de esos escrutinios y demás documentos electorales, para que inmediatamente sean introducidos por los claveros en la respectiva arca triclave, de todo lo cual quedará constancia en un acta.

Los testigos electorales tendrán el derecho de acompañar al registrador y a la fuerza pública en el acto del transporte y ninguna autoridad podrá impedir la vigilancia ejercida por tales testigos, y la violación de ese derecho implicará causal de mala conducta”.

“ART. 205.—Además de lo dispuesto en el artículo 121 de este código, los partidos, sus fracciones y los movimientos políticos podrán acreditar testigos ante los correspondientes funcionarios electorales para que vigilen la entrega de los documentos respectivos y para que actúen en los escrutinios generales en cada circunscripción electoral o en los que practica el Consejo”.

Que de conformidad con el artículo 192 y concordantes del Código Electoral, solo “los candidatos inscritos, sus apoderados o los testigos electorales legalmente constituidos” pueden formular reclamaciones durante el proceso de escrutinios.

Que esta corporación profirió la Resolución 1721 de 2013, por la cual se reglamentó la actividad de los testigos electorales y el reconocimiento y funcionamiento de los organismos de observación electoral.

Que el artículo segundo de la Resolución 1721 de 2013 dispone, “la relación de los ciudadanos postulados como testigos electorales deberá ser presentada a más tardar diez (10) días calendario antes de la fecha de la elección, y deberá ser suscrita por el representante legal o por quien delegue, si se trata de los partidos y movimientos políticos con personería jurídica; por los inscriptores en el caso de los movimientos sociales o grupos significativos de ciudadanos; o por el vocero, en el caso de los comités promotores del voto en blanco”.

Que en ejecución de lo establecido en la mencionada resolución, los partidos y movimientos políticos con o sin personería jurídica, movimientos sociales, grupos significativos de ciudadanos, han manifestado a esta corporación dificultades con el reporte de ciudadanos que en su representación actuarán como testigos electorales en los escrutinios de la elección de Congreso de la República, periodo Constitucional 2014-2018, debido entre otros a fallas técnicas presentadas en la plataforma del sistema.

Que en ocasión a las dificultades presentadas, esta corporación en ejercicio de sus facultades como órgano superior de supervisión, vigilancia y control, de la organización electoral, establecidas al tenor Constitucional y en aras de brindar garantías y proteger los derechos fundamentales de los actores en los procesos electorales y del equilibrio en los resultados; se hace necesario ampliar de manera excepcional el término de la Resolución 1781 de 2013, para la postulación de los testigos electorales, que actuarán en los comicios electorales de Congreso de la República, a celebrarse el nueve (9) de marzo de 2014.

En mérito de lo anterior el Consejo Nacional Electoral,

RESUELVE:

ART. 1º—Los partidos y movimientos políticos con o sin personería jurídica, los movimientos sociales y los grupos significativos de ciudadanos podrán excepcionalmente postular los ciudadanos que ejercerán como sus testigos electorales para las elecciones a Congreso de la República a celebrarse el nueve (9) de marzo de 2014, durante los días cuatro (4), cinco (5) y seis (6) de marzo de la presente anualidad.

ART. 2º—La acreditación de los testigos electorales para estos comicios, deberá efectuarse por los funcionarios de la Organización Electoral mencionados en el artículo tercero de la Resolución 1781 de 2013, a más tardar el día siete (7) de marzo de 2014.

ART. 3º—Comuníquese por intermedio de la subsecretaría de la corporación, al Registrador Nacional del Estado Civil, a los registradores distritales de Bogotá D.C., a los delegados departamentales del Registrador Nacional del Estado Civil, a los registradores especiales y municipales y a los partidos y movimientos políticos.

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 4 de marzo de 2014.

(1) Texto modificado por el artículo 11 de la Ley 6 de 1990, que dispone: “ART. 11.—Los testigos electorales supervigilarán las elecciones y podrán formular reclamaciones escritas cuando el número de sufragantes de una mesa exceda el de ciudadanos que podrán votar en ella; cuando aparezca de manifiesto que en las actas de escrutinio se incurrió en error aritmético al computar los votos; cuando, con base en las papeletas electorales y en las diligencias de inscripción aparezca de manera clara e inequívoca que en el acta de escrutinio se incurrió en el error al anotar el nombre o apellidos de uno o más candidatos; y cuando los dos (2) ejemplares de las actas de escrutinio de los jurados de votación estén firmados por menos de tres (3) de estos. Tales reclamaciones se adjuntarán a los documentos electorales y sobre ellas se resolverá en los escrutinios. Las reclamaciones que tuvieren por objeto solicitar el recuento de papeletas, serán atendidas en forma inmediata por los jurados de votación, quienes dejarán constancia en el acta del recuento practicado. Los testigos electorales no podrán, en ninguna forma, interferir las votaciones ni los escrutinios de los jurados de votación”.

De igual manera, el parágrafo segundo del artículo 5º de la Ley 163 de 1994, dispone: “Las actas de escrutinio de los jurados de votación serán válidas cuando estén firmadas, al menos, por dos (2) de ellos”.