RESOLUCIÓN 979 DE 2005 

(Diciembre 6)

“Por la cual se declara infundado el recurso de reconsideración formulado por el Gobierno de Colombia de la Resolución 938 de la Secretaría General”.

La Secretaria General de la Comunidad Andina,

VISTOS: El Capítulo IX del Acuerdo de Cartagena (programas de desarrollo agropecuario), la Decisión 515 de la Comisión de la Comunidad Andina que aprueba el Sistema Andino de Sanidad Agropecuaria, la Decisión 425 que establece el reglamento de procedimientos administrativos de la Secretaría General, la Resolución 938 de la Secretaría General y el recurso de reconsideración presentado por el Gobierno de Colombia contra la Resolución 938 de la Secretaría General; y,

CONSIDERANDO: Que, mediante Resolución 938 del 25 de julio de 2005 la Secretaría General denegó la inscripción de la Resolución 4 del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, que establece la obligación de inscripción ante el ICA de los establecimientos extranjeros que deseen exportar a Colombia animales terrestres y acuáticos vivos, sus productos u otros de riesgo para la sanidad animal de dicho país miembro, en el registro subregional de normas sanitarias y fitosanitarias a que se refiere la Decisión 515;

Que, mediante comunicación 9255 del 9 de septiembre de 2005, recibida en esta Secretaría General esa misma fecha, el Gobierno de Colombia, a través del Instituto Colombiano Agropecuario, formuló recurso de reconsideración de la Resolución 938 señalando lo siguiente:

1. La Resolución 938 no fue debidamente motivada pues se limitó a citar las disposiciones legales comunitarias que habrían sido vulneradas por la Resolución 4 del ICA; en ese sentido no se explicaron las circunstancias de hecho y derecho que llevaron a la denegación del registro subregional;

2. La Resolución 4 del ICA no presenta contradicciones a la normativa andina, por el contrario lo que se busca es la seguridad del comercio de productos pecuarios y el mantenimiento del estatus sanitario colombiano. De otro lado, la Resolución 4 del ICA pretendió incluir criterios de índole sanitario cuya aplicación permita “disminuir los riesgos de transmisión, diseminación e incremento de factores de riesgo que puedan afectar la sanidad animal del país y prevenir igualmente riesgos que afectan el principio de inocuidad de los alimentos”.

Que, al respecto, esta Secretaría General manifiesta lo siguiente:

1. Sobre la presunta falta de motivación de la Resolución 938.

a) La Resolución 938 señaló que el artículo 1º de la Resolución 4 del ICA “... no precisa cuáles son los otros bienes que se consideran peligrosos para la población animal que también serían sujetos de inscripción previa”.

b) Asimismo, respecto al artículo 6º de la referida norma, el cual establece el comité para la evaluación de importaciones pecuarias del ICA, la Secretaría General señaló que “… no se detalla el procedimiento y qué información debe presentar el usuario, tampoco se explica las consideraciones que tendrá en cuenta el ICA, para aprobar o denegar la inscripción, ni el plazo que tiene la autoridad para emitir su pronunciamiento”.

c) En ese sentido, la Resolución 4 del ICA no se encontraba conforme con lo dispuesto en la Decisión 515, sección E, del registro subregional de normas sanitarias y fitosanitarias, ni con las resoluciones 347 de la Junta del Acuerdo de Cartagena, 314, 315 y 623 de la Secretaría General.

d) En efecto, conforme al artículo 35 de la Decisión 515, el análisis que realiza la Secretaría General para determinar la inscripción de una norma nacional en el registro subregional de normas sanitarias y fitosanitarias, además de los criterios establecidos en la sección A del capítulo III de la decisión, tendrá en cuenta las observaciones e informaciones recibidas de los países miembros, la compatibilidad de la norma nacional a registrarse con la normativa andina, con los estándares subregionales o internacionales vigentes, su fundamentación en principios técnicos y científicos objetivos, así como sus posibles efectos discriminatorios en el comercio.

e) Conforme a ello, se cursaron comunicaciones a los países miembros consultando su opinión respecto a la inscripción de la Resolución 4 del ICA en el registro subregional y se realizó el análisis de compatibilidad de la norma nacional con la normatividad andina lo cual se indicó en la Resolución 938.

f) Al respecto, la Secretaría General tuvo en cuenta además la información allegada por el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú, Senasa, que señaló lo siguiente:

i. Manifestaron su disconformidad con la Resolución 4 del ICA, puesto que “establece la obligación de inscripción ante el Instituto Colombiano Agropecuario de los establecimientos extranjeros que deseen exportar a Colombia animales y sus productos, con relación a los rubros considerados en el artículo 2º, a excepción de los productos de uso veterinario y materias primas de origen animal destinadas a la fabricación de alimento para uso animal”. Ello resulta contrario a la normativa comunitaria andina vigente.

ii. En el artículo 1º de la Resolución 4 no se precisa cuáles son los otros bienes que se consideran peligrosos para la población animal que también serían sujetos de inscripción previa, quedando a la voluntad del ICA el establecer posteriormente cuáles serían los referidos bienes. Un artículo de este tipo podría ocasionar inconvenientes a los exportadores de los países miembros.

iii. En el artículo 6º de la Resolución 4 se establece que el comité para la evaluación de importaciones pecuarias del ICA podrá autorizar o no la habilitación de los establecimientos, mediante revisión documental o revisión documental y verificación “in situ”. Sin embargo no se detalla el procedimiento y qué información debe presentar el usuario; tampoco se explica las consideraciones que tendrá en cuenta el ICA para aprobar o denegar una solicitud. El no establecer el procedimiento para la aprobación de los establecimientos puede convertirse en una restricción al comercio, toda vez que queda a la voluntad del ICA establecer dicho procedimiento según se presenten los casos.

g) Conforme a ello, y contrariamente a lo expuesto por el Gobierno de Colombia, la Resolución 938 sí contiene una debida motivación para denegar la inscripción de la Resolución 4 del ICA.

2.Sobre las contradicciones de la Resolución 4 del ICA con la normativa andina

a) La Resolución 347 de la Junta del Acuerdo de Cartagena (norma sanitaria andina para el comercio intrasubregional de animales, productos y subproductos de origen pecuario), y la Resolución 315 de la Secretaría General (por la cual se dio la modificación de la norma sanitaria andina para el comercio intrasubregional de algunos animales y productos pecuarios), precisan claramente los casos en que se requiere que los establecimientos donde se han beneficiado o procesado los animales, para operar en la exportación, tienen que ser autorizados previamente por el país exportador y avalados por el país importador, indicándose también que dicha autorización debe efectuarse con base en las normas establecidas en el Codex Alimentarius FAO-OMS;

b) Del mismo modo, la Resolución 623 de la Secretaría General (por la cual se dio la actualización de la norma sanitaria andina para el comercio intrasubregional de los porcinos y sus productos), precisa cuáles son los establecimientos que deben ser autorizados por el país exportador y avalados por el país importador, y los requisitos para la habilitación de granjas; así mismo, dispone cuáles son las normas internacionales de referencia con base en las que se realizará la autorización de los establecimientos;

c) Finalmente, en la Resolución 314 de la Secretaría General (por la cual se realizó la modificación de los requisitos zoosanitarios para la importación de aves corredoras —avestruces y emús—, y sus huevos fértiles o embrionados), no se exige autorización previa de establecimientos exportadores de estas mercancías;

d) Por su parte, la Resolución 4 del ICA únicamente hace referencia a la obligación de la inscripción ante el ICA de establecimientos extranjeros que deseen exportar a Colombia animales terrestres y acuáticos vivos, sus productos u otros de riesgo para la sanidad animal a Colombia, lo cual contraviene la normativa andina previamente citada.

Que, por lo expuesto, la Resolución 938 fue expedida con la debida motivación, disponiendo que la Resolución 4 del ICA no se encuentra conforme con el ordenamiento jurídico comunitario, tal como se establece en el capítulo III, sección A, artículo 12 de la Decisión 515, en particular con las resoluciones 347 de la Junta del Acuerdo de Cartagena, y 314, 315 y 623 de la Secretaría General, por lo cual se denegó su inscripción en el registro subregional;

RESUELVE:

ART. 1º—Declarar infundado el recurso de reconsideración interpuesto por el Gobierno de Colombia por los argumentos expuestos en la presente resolución y, en consecuencia, confirmar la Resolución 938 de la Secretaría General.

ART. 2.—De conformidad con lo dispuesto por el artículo 17 de la Decisión 425 que contiene el Reglamento de procedimientos administrativos de la secretaría general, comuníquese a los países miembros la presente resolución.

ART. 3º—En cumplimiento de lo previsto en los artículos 17, 37 y 44 del reglamento de procedimientos administrativos de la Secretaría General, se señala que contra la presente resolución no puede interponerse un nuevo recurso de reconsideración, dejándose a salvo el derecho de las partes a recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina, a través del ejercicio de la acción de nulidad, dentro de los dos años siguientes a la fecha de entrada en vigencia de la resolución.

Dada en la ciudad de Lima, Perú, a 6 de diciembre del 2005.

______________________________________