RESOLUCIÓN EXTERNA 25 DE 1998 

(Diciembre 14)

“Por la cual se dictan normas sobre el apoyo transitorio de liquidez del Banco de la República a los establecimientos de crédito”.

La Junta Directiva del Banco de la República,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial de las previstas en los artículos 371, 372 y 373 de la Constitución Política y 12, literal a) de la Ley 31 de 1992,

(Nota: En virtud de la Resolución 20 de 1999 artículo 1º de la Junta Directiva del Banco de la República, la presente resolución debe entenderse derogada a partir del 29 de octubre de 1999).

RESUELVE:

ART. 1º—Autorización. La presente resolución, conjuntamente con la Resolución Externa 25 de 1995 y demás disposiciones que la hayan modificado o aclarado, constituyen el marco normativo mediante el cual el Banco de la República podrá otorgar apoyos de liquidez a los establecimientos de crédito. En todo caso, el otorgamiento de estos apoyos no procederá cuando el Banco de la República encuentre que el solicitante presenta problemas de solvencia.

ART. 2º—Nueva modalidad de apoyo de liquidez. Por medio de la presente resolución se establece una modalidad de apoyo transitorio de liquidez adicional al procedimiento ordinario y especial regulado por la Resolución Externa 25 de 1995.

ART. 3º—Agentes autorizados para acceder al nuevo apoyo. Los establecimientos de crédito que hayan sido aceptados como agentes colocadores de OMAS conforme a la reglamentación vigente, podrán utilizar los recursos del Banco de la República a través de esta nueva modalidad de apoyo con el propósito de solucionar pérdidas transitorias de liquidez. Estos recursos se suministrarán a través de subastas cuyo monto será determinado periódicamente por el Banco de la República.

El Banco de la República señalará mediante reglamentación de carácter general las condiciones en que se realizarán dichas subastas y las tasas de interés aplicables a las mismas, de acuerdo con las directrices que señale la junta directiva.

ART. 4º—Contratos de descuento y redescuento. La utilización de recursos del Banco de la República sólo podrá hacerse mediante contratos de descuento o redescuento de títulos valores de contenido crediticio o de otros títulos a los cuales se les apliquen tales reglas,. siempre y cuando sean de contenido crediticio.

Para efectos de la presente resolución se entenderá por contrato de descuento o redescuento lo previsto en el artículo 3º de la Resolución Externa 25 de 1995.

ART. 5º—Títulos admisibles. Serán títulos admisibles para la utilización de los apoyos de liquidez regulados por la presente resolución los mismos previstos en el artículo 25 de la Resolución Externa 25 de 1995. También será aplicable lo referente a la calidad de los títulos exigidos, la permanencia de la calidad de los mismos, la preferencia de títulos por parte del Banco de la República para realizar las operaciones, y el descuento en que se recibirán los títulos regulados en el citado artículo.

ART. 6º—Plazo y utilización máxima por un año. El Banco de la República señalará los plazos para las operaciones de descuento o redescuento que utilicen el nuevo procedimiento, de acuerdo con las directrices que señale la junta directiva. Dichos plazos no serán susceptibles de prórroga.

Los establecimientos de crédito habilitados para usar este mecanismo podrán acceder, conforme a los plazos previstos por el Banco de la República, hasta por un máximo de 180 días comunes dentro del año calendario.

ART. 7º—Restricciones. Los establecimientos de crédito que utilicen recursos por el mecanismo regulado por la presente resolución deberán mantener en depósito en el Banco de la República recursos por una cuantía igual a las sumas entregadas, durante el plazo acordado.

ART. 8º—Devolución de los recursos. Durante la vigencia del contrato de descuento o redescuento, el Banco de la República podrá exigir la devolución de los recursos cuando no se mantenga en la cuenta de depósito los recursos entregados o cuando las condiciones de solvencia o liquidez de la entidad no le permitan asegurar el pago.

ART. 9º—Facultades del Banco de la República para exigir las sumas utilizadas. Al vencimiento de los plazos de los contratos de descuento o redescuento, o cuando según lo previsto en esta resolución el Banco de la República pueda darlos por terminados, podrá acudir a una o a varias de las siguientes facultades en la medida necesaria para recuperar el capital e intereses a los que tenga derecho: debitarlos de la cuenta de depósito de la entidad; compensarlos con obligaciones a su cargo, si se dan las condiciones legales para ello; enajenar los títulos descontados o redescontados, o cobrarlos si son actualmente exigibles.

Por el sólo hecho de presentar una oferta para la subasta, se entenderá que el establecimiento de crédito autoriza al Banco de la República para ejercer las facultades indicadas en este artículo.

ART. 10.—Incumplimiento. Sin perjuicio de lo previsto en el artículo anterior, los establecimientos de crédito que incumplan las operaciones previstas en la presente resolución se sujetarán a las siguientes consecuencias:

1. Por errores operativos en el cumplimiento de las ofertas, deberán abstenerse de presentar operaciones por el término de tres días hábiles si el error ocurre por primera vez, por el término de cinco días hábiles si el error ocurre por segunda vez y por el término de quince días hábiles si el error ocurre por tercera vez.

2. Por incumplimiento de las ofertas deberán abstenerse de presentar operaciones por el término de un mes si el incumplimiento ocurre por primera vez y por el término de tres meses si el incumplimiento ocurre por segunda vez o más veces.

3. Por incumplimiento del contrato deberán abstenerse de presentar operaciones por el término de tres meses.

El Banco de la República podrá rechazar las ofertas que presenten entidades que incurran en las situaciones previstas en este artículo o en contra de los sanos usos y prácticas en el mercado de valores o que no sean representativas del mercado, sin perjuicio de las sanciones que corresponda imponer a otras autoridades.

Las entidades que incurran en las conductas previstas en este artículo no podrán realizar operaciones de expansión monetaria por el término previsto para cada una de las situaciones.

PAR.—El número de errores e incumplimientos a que se refiere el presente artículo se contabilizará por año corrido, a partir de la ocurrencia del primer evento.

(Nota: El artículo 10 fue modificado por la Resolución 3 de 1999 artículo 2º de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 11.—Vigencia. La presente resolución rige a partir del 1º de enero de 1999.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 14 de diciembre de 1998.

(Nota: Las referencias hechas a las disposiciones de la Resolución Externa 25 de 1995 y al parágrafo 1º del artículo 3º de la Resolución Externa 12 de 1998, deberán entenderse, cuando ello fuera pertinente, a lo previsto en la Resolución 18 de 1999 de la Junta Directiva del Banco de la República).

(Nota: En virtud de la Resolución 20 de 1999 artículo 1º de la Junta Directiva del Banco de la República, la presente resolución debe entenderse derogada a partir del 29 de octubre de 1999).

_________________________________________