RESOLUCIÓN EXTERNA 26 DE 1996 

(Octubre 11)

“Por la cual se expiden regulaciones en materia cambiaria”.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

La Junta Directiva del Banco de la República,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en especial de las que le confiere el literal h) del artículo 16 de la Ley 31 de 1992,

RESUELVE:

ART. 1º—Posición propia. Para los efectos previstos en el régimen cambiario, defínese como posición propia de los intermediarios del mercado cambiario la diferencia entre todos los derechos y obligaciones denominados en moneda extranjera registrados dentro y fuera del balance, realizados o contingentes, incluyendo aquellos que sean liquidables en moneda legal colombiana.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 2º—Montos. El monto máximo de posición propia en moneda extranjera de los intermediarios del mercado cambiario no podrá exceder el equivalente en moneda extranjera al veinte por ciento (20%) del patrimonio técnico del intermediario.

El monto mínimo de posición propia en moneda extranjera de los intermediarios del mercado cambiario será cero por ciento (0%) del patrimonio técnico.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 3º—Patrimonio técnico. Para los efectos de la presente resolución, los intermediarios deberán tener en cuenta durante todos los días de cada mes el patrimonio técnico reportado con sus estados financieros a la Superintendencia Bancaria correspondiente al segundo mes calendario anterior. Esta regla se aplicará a partir del 1º de enero de 1997, fecha hasta la cual continuará aplicándose lo previsto en el artículo 3º de la Resolución Externa 8 de 1996 .

Tratándose de estados financieros de corte de ejercicio o cuando no se haya hecho el reporte oportunamente a la Superintendencia Bancaria, se tendrá en cuenta el patrimonio técnico más reciente que se haya reportado a dicho organismo.

Cuando un intermediario del mercado cambiario realice una colocación de acciones o cuotas representativas de su capital, el monto de las acciones emitidas y efectivamente pagadas se podrá adicionar dentro del patrimonio técnico a que se refiere el presente artículo a partir del mismo mes en que se haya informado a la Superintendencia Bancaria acerca del monto del nuevo capital pagado.

Con el propósito de establecer los límites de que trata la presente resolución, el patrimonio técnico base deberá convertirse a moneda extranjera. Para la conversión las entidades utilizarán la tasa de cambio informada por la Superintendencia Bancaria para reexpresar las cifras de sus estados financieros del mes anterior aquel en el cual se debe calcular la posición propia.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 4º—Determinación de la posición propia. Los intermediarios del mercado cambiario deberán determinar diariamente el nivel de su posición propia e informarlo a la subgerencia monetaria y de reservas del Banco de la República al cierre diario.

Igualmente, los intermediarios del mercado cambiario deberán informar por escrito cada semana Banco de la República el nivel diario de su posición propia y el monto al cierre de cada mes de las diferentes cuentas que se incluyen para el cálculo de su posición propia.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 5º—Ajuste. Cuando un intermediario del mercado cambiario presente excesos o defectos sobre los límites máximos y mínimos de posición propia en moneda extranjera previstos en la presente resolución, deberá ajustarse a dichos límites el día hábil inmediatamente siguiente a la fecha en que se produzca el exceso o defecto.

Cuando el exceso resulte de la colocación o venta de acciones representativas del capital del propio intermediario o de la venta de acciones o cuotas representativas del capital de otras sociedades de propiedad del intermediario, éste deberá ajustarse al límite máximo de posición propia en un plazo de noventa días calendario contados a partir de la fecha en que se produzca el exceso, informando del tal situación a la Superintendencia Bancaria y al Banco de la República por lo menos con cinco días de anticipación. En todo caso, en los primeros cuarenta y cinco días del plazo deberá haberse hecho por lo menos la mitad del ajuste requerido para hallarse por debajo del límite máximo.

(Nota: Modificado por la Resolución 2 de 1998 artículo 1º de la La Junta Directiva del Banco de la República)

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 6º—Control y sanciones. De conformidad con lo previsto en el artículo 326, numeral 3º literal a) del estatuto orgánico del sistema financiero, la Superintendencia Bancaria tiene la función de impartir instrucciones a los intermediarios del mercado cambiario sobre la manera como debe cumplirse lo dispuesto en la presente resolución, fijar los criterios técnicos y jurídicos que faciliten su cumplimiento y señalar el procedimiento para su cabal aplicación.

Las entidades que no ajusten el nivel de posición propia a los límites previstos en esta resolución dentro del plazo previsto para ello en la misma, serán sancionadas por el exceso o por el defecto con multa a favor del tesoro nacional equivalente a la establecida para el desencaje de los establecimientos bancarios.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 7º—Aplicación. Las normas previstas en la presente resolución sobre posición propia se aplican a todos los intermediarios del mercado cambiario con excepción de las casas de cambio.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 8º—Vigencia y derogatoria. Esta resolución rige a partir de la fecha de su publicación con la excepción señalada con carácter temporal en el inciso primero del artículo 3º, regula íntegramente la materia y deroga la Resolución Externa 8 de 1996 con la mencionada excepción, las disposiciones que la han modificado y adicionado, y las demás que le sean contrarias.

Los planes de ajuste en materia de posición propia previstos en las resoluciones externas 8, 15 (3), 19 (4) y 24 (5) de 1996 quedarán sin vigencia en la medida en que se agoten los plazos que autorice la Superintendencia Bancaria a los intermediarios para adelantarlos.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., 11 de octubre de 1996.

(Nota: Derogada por la Resolución 4 de 2001 artículo 11 de la Junta Directiva del Banco de la República).

_________________________________________