RESOLUCIÓN EXTERNA 3 DE 2004 

(Junio 18)

“Por la cual se señala la tasa máxima de interés remuneratorio aplicable a los contratos y operaciones de leasing habitacional destinados a la adquisición de vivienda familiar”.

La Junta Directiva del Banco de la República,

en ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales, en particular de la prevista en el literal e) del artículo 16 de la Ley 31 de 1992,

CONSIDERANDO:

1. Que la Ley 795 de 2003 autorizó a los establecimientos bancarios para realizar operaciones de leasing habitacional.

2. Que en Sentencia C-936 de 2003, con ponencia del magistrado Eduardo Montealegre, la Corte Constitucional declaró exequible el artículo 1º de la Ley 795 de 2003, “en el entendido que el reglamento que debe expedir el Gobierno Nacional debe someterse a los objetivos y criterios señalados en el artículo 51 de la Constitución y en los artículos 1º y 2º de la Ley Marco 546 de 1999 y demás reglas de esta ley que sean aplicables al leasing habitacional y encaminadas a facilitar el acceso a la vivienda”.

3. Que el Gobierno Nacional mediante el Decreto 1787 del 3 de junio de 2004 reglamentó las operaciones de leasing habitacional previstas en la Ley 795 citada. En dicho decreto y conforme a la Sentencia C-936 de 2003, el gobierno diferenció las operaciones de leasing habitacional que se destinan a la vivienda familiar de aquellas que no se destinan para tal fin.

4. Que el artículo 2º del Decreto 1787 de 2004 señaló que a las operaciones y contratos de leasing habitacional destinado a la adquisición de vivienda familiar le serán aplicables las reglas previstas en los numerales 2º, 3º, 6º, 7º, 8º, 9º, 10 y en el parágrafo del artículo 17 de la Ley 546 de 1999, en los literales b) y c) del artículo 1º del Decreto 145 de 2000 y en lo previsto en el capítulo III del citado Decreto 1787.

5. Que en Sentencia C-955 de 2000, con ponencia del magistrado José G. Hernández, la Corte Constitucional declaró exequible el numeral 2º del artículo 17 de la Ley 546 de 1999 si se le entiende y aplica bajo las siguientes condiciones: “El numeral 2º solo es EXEQUIBLE en el entendido de que la tasa de interés remuneratorio a que se refiere no incluirá el valor de la inflación, será siempre inferior a la menor tasa real que se esté cobrando en las demás operaciones crediticias en la actividad financiera, según certificación de la Superintendencia Bancaria, y su máximo será determinado por la Junta Directiva del Banco de la República, conforme a lo resuelto por la Corte Constitucional, en sentencias C-481 del 7 de julio de 1999 y C-208 del 1º de marzo de 2000”.

6. Que la Corte Constitucional en la misma Sentencia C-955 declaró exequible el parágrafo del artículo 28 de la Ley 546, y añadió que una vez culminado el plazo de vigencia de dicha norma “... será la Junta Directiva del Banco de la República, de conformidad con sus facultades constitucionales y legales, la autoridad competente para los efectos de fijar las condiciones de financiación de créditos de vivienda de interés social, las cuales deben ser las más adecuadas y favorables, a fin de que consulten la capacidad de pago de los deudores y protejan su patrimonio familiar, también bajo el entendido de que la tasa real de interés remuneratorio no comprenderá la inflación y será inferior a la vigente para los demás créditos de vivienda”.

7. Que, acorde con lo anterior, a las operaciones de leasing habitacional para la financiación de vivienda deben aplicarse los límites de intereses remuneratorios que señale la Junta Directiva del Banco de la República, conforme a los parámetros fijados por la Corte Constitucional en la Sentencia C-955 de 2000.

8. Que con base en el documento de trabajo SGMR-1203-017-J del 18 de diciembre de 2003, elaborado con sujeción a los parámetros señalados en la referida Sentencia C-955, en el cual se recomienda mantener los límites a la tasa de interés remuneratorio de los créditos destinados a la financiación de vivienda individual a largo plazo, de proyectos de construcción de vivienda, y de vivienda de interés social establecidos en las resoluciones externas 14 y 20 de 2000, la junta expidió la Resolución Externa 9 de 2003.

9. Que conforme al documento de trabajo SGMR 0604-05-J del 9 de junio de 2004, la metodología utilizada para fijar los límites a la tasa de interés remuneratorio de los créditos destinados a la financiación de vivienda individual a largo plazo, de proyectos de construcción de vivienda, y de vivienda de interés social resulta aplicable para los contratos y operaciones de leasing habitacional destinados a la adquisición de vivienda familiar en los términos previstos en el Decreto 1787 de junio 3 de 2004.

RESUELVE:

ART. 1º—Las tasas máximas de interés remuneratorio de los créditos destinados a la financiación de vivienda y de los créditos destinados a la financiación de vivienda de interés social previstos en la Resolución Externa 9 de 2003 serán aplicables a los contratos y operaciones de leasing habitacional destinados a la adquisición de vivienda familiar en los términos previstos en el Decreto 1787 de junio 3 de 2004 o aquellos que lo modifiquen.

ART. 2º—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación.

Dada en Bogotá, D.C., a 18 de junio de 2004.

________________________________________