Contraloría General de la República

RESOLUCIÓN ORGANIZACIONAL 653 DE 2018

(Abril 11)

“Por la cual se reglamenta la elección de los representantes de la gestión ética en cada una de las dependencias del nivel central y desconcentrado de la Contraloría General de la República”.

El Contralor General de la República,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, en especial las contenidas en los numerales 2º y 4º del artículo 35 del Decreto-Ley 267 de 2000, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 209 de la Constitución Política señala que “La función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad, imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de funciones”.

Las autoridades administrativas deben coordinar sus actuaciones para el adecuado cumplimiento de los fines del Estado. La administración pública, en todos sus órdenes, tendrá un control interno que se ejercerá en los términos que señale la ley”.

Que en ejercicio de la autonomía administrativa establecida en el artículo 6º del Decreto-Ley 267 del 2000, la Contraloría General de la República debe definir todos los aspectos relacionados con el cumplimiento de sus funciones en armonía con los principios consagrados en la Constitución y la ley.

Que los numerales 2º y 4º del artículo 35 del Decreto-Ley 267 de 2000, determinan como funciones del Contralor General de la República las de “Adoptar las políticas, planes, programas y estrategias necesarias para el adecuado manejo administrativo y financiero de la Contraloría General de la República, en desarrollo de la autonomía administrativa y presupuestal otorgada por la Constitución y la ley” y “Dirigir como autoridad superior las labores administrativas y de vigilancia fiscal de las diferentes dependencias de la Contraloría General de la República, de acuerdo con la ley”.

Que mediante la Ley 87 de 1993 se establecieron las normas para el ejercicio del control interno en las entidades y organismos del Estado y en su artículo 1º, definió el control interno como el conjunto de los planes, métodos, principios, normas, procedimientos y mecanismos de verificación y evaluación adoptados por una entidad con el fin de procurar que todas las actividades, operaciones y actuaciones, se realice de acuerdo con las normas constitucionales y legales vigentes dentro de las políticas trazadas por la dirección y en atención a las metas u objetivos previstos.

Que a través del Decreto 943 de 2014 se adopta la actualización del Modelo estándar de control interno para el Estado colombiano MECI, en el cual se determinan las generalidades y estructura necesaria para establecer, implementar y fortalecer un sistema de control interno en las entidades y organismos obligados a su implementación, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 5º de la Ley 87 de 1993.

Que en relación con “Acuerdos, compromisos y protocolos éticos” de las entidades públicas, el Manual técnico del MECI 2014 adoptado mediante el Decreto 943 de 2014, establece, entre otros asuntos, que la entidad debe buscar instancias de participación que permita crear una cultura organizacional frente a los aspectos éticos, garantizando razonablemente que se revise periódicamente la pertinencia de los valores previamente establecidos y se actualice o modifique según sus resultados.

Que mediante Resolución Reglamentaria 73 de 2008, la Contraloría General de la República adoptó el Código de Ética, conformó el Comité de ética estableciendo sus funciones y se dictaron otras disposiciones al respecto; así mismo en el numeral 8º del artículo 4º asignó al Comité de Ética la función de revisar y ajustar de ser necesario, el Código de Ética de la entidad.

Que el artículo 6º de la Resolución Reglamentaria 73 de 2008 dispone que en cada dependencia deberá existir un representante de la gestión ética de la entidad, quien tendrá como función principal impulsar las políticas y directrices diseñadas por el Comité de Ética y en consonancia con ello, el artículo 7º indica que el Comité de Ética determinará las acciones y las tareas que los representantes de la gestión ética, deberán realizar en cada dependencia o gerencia departamental para la implantación y el desarrollo de la cultura ética y promoverá la formación de nuevos facilitadores, con el fin de que la cultura ética y su desarrollo sea bien de todos los funcionarios de la Institución.

Que la Contraloría General de la República mediante Resolución Organizacional OGZ-0349-2015 adoptó el Código de Ética cuyo objetivo es el de constituirse como una fuente e instrumento de la refrendación del juramento que hicieron los funcionarios al momento de posesionarse como servidores de la entidad, cuando se trate de la prevención de conductas contrarias al ordenamiento jurídico y la estructura de una gestión institucional íntegra; así mismo busca generar en el funcionario la asunción de conciencia en su comportamiento, para favorecer y garantizar el cumplimiento efectivo de los derechos y los deberes en el ejercicio de la función pública, como respuesta a la filosofía del Estado social de derecho.

Que mediante Resolución Organizacional OGZ-0612-2017 se adoptó la Política preventiva de conflicto de intereses de la Contraloría General de la República, y con el fin de aplicar dicha política se formulan varias estrategias entre las que se encuentra la de sensibilizar a los funcionarios sobre la aplicación de la normatividad que regula los conflictos de intereses en la función pública.

Que en el marco del Plan Estratégico 2014-2018 como objetivo corporativo número 3 se estableció la “Lucha frontal, oportuna y efectiva contra la corrupción e inadecuada gestión de los recursos públicos”, y en ese sentido como estrategia número 4 se definió puntualmente “Potenciar la probidad y transparencia de los funcionarios de la Contraloría General de la República”.

Que en desarrollo de las actividades planteadas en el Plan de Acción 2018 y las estrategias de la Política preventiva de conflicto de intereses, el Comité de Ética en sesión del 26 de febrero de 2018, revisó y aprobó el proyecto de resolución en el cual se establecen los requisitos y el proceso de elección de los funcionarios PILE (Personas identificadas como líderes éticos) en cada una de las dependencias de la Contraloría General de la República, cuyo propósito es el de difundir los principios y valores éticos de la entidad.

Que en virtud de lo anterior, es preciso establecer los lineamientos y el procedimiento a seguir para la elección de los funcionarios PILE en cada una de las dependencias del nivel central y en el nivel desconcentrado que desempeñe las actividades propias de esta representación.

En mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Funcionario PILE. En cada una de las dependencias de la Contraloría General de la República tanto en el nivel central como en el nivel desconcentrado deberá contar con un funcionario PILE (Persona identificada como líder ético) cuyo objetivo principal es apoyar a “Divulgar y propender por la aplicación de los valores y principios éticos de la CGR, y escuchar las necesidades de las personas a las que se sirve”.

ART. 2º—Requisitos. El funcionario que desee postularse como candidato para ser el representante de su dependencia como PILE (Persona identificada como líder ético) deberá reunir como mínimo los siguientes requisitos y cualidades:

1. Encontrarse escalafonado en carrera administrativa de la Contraloría General de la República.

2. Atender en forma imparcial y objetiva, sin intereses personales, las actividades que se le sean asignadas como líder PILE.

3. Capacidad de incentivar y motivar a grupos, así como, estimular el liderazgo en otros.

4. Capacidad receptiva para atender los aportes constructivos y las observaciones que se presenten sobre temas referente a principios y valores éticos.

5. Facilidad para interrelacionarse adecuadamente con sus compañeros de trabajo y superiores, propendiendo siempre por el trato cortés y respetuoso.

6. Ser un funcionario ejemplar en el cumplimiento de sus funciones y responsabilidades de acuerdo a lo establecido en el Código de Ética de la entidad.

ART. 3º—De la elección del funcionario PILE. Para la elección del funcionario PILE en cada una de las dependencias de la Contraloría General de la República del nivel central y desconcentrado, deberá adelantarse teniendo en cuenta el siguiente procedimiento:

1. En todas las dependencias del nivel central o desconcentrado, el Contralor General, vicecontralor, contralores delegados, directores de oficina, jefes de unidad, gerentes y gerentes departamentales programarán la convocatoria para la elección de sus representantes, para lo cual deberán enviar una invitación abierta a todos los funcionarios inscritos en carrera administrativa de su dependencia, a fin de que los interesados puedan efectuar su postulación.

Dicha invitación deberá contener los requisitos del postulante y las responsabilidades que desempeñará, así como el cronograma de actividades a realizar (fecha de cierre de postulación, fecha de elección, entre otras).

2. La elección del funcionario PILE se efectuará por votación de manera virtual o por cualquier otro procedimiento que garantice la participación de todos los funcionarios que conforman la dependencia y/o gerencia departamental y la trasparencia del proceso, ganará quien obtenga una votación de la mitad más uno del total de los posibles votantes.

3. En caso de que en la primera votación no se llegue a contar con los votos requeridos, o no hayan postulantes, se efectuará una segunda invitación para elegir el representante; si con esta segunda invitación no se logra una elección, será el Contralor General, vicecontralor, contralor delegado, director de oficina, jefe de unidad, gerente y gerentes departamentales quienes designen al funcionario que ejerza esta representación.

4. Deberá elegirse un funcionario PILE suplente, quien será el que obtenga la segunda votación o en su defecto sea elegido directamente por el superior jerárquico.

En caso de faltas absolutas o temporales del funcionario PILE titular, el suplente será quien asuma dicho rol.

5. Una vez se tengan los resultados de la votación, cada una de las dependencias y/o gerencias departamentales deberá remitir al Comité de Ética los nombres de los funcionarios PILE elegidos.

ART. 4º—Responsabilidades. Los funcionarios designados como PILE tendrán las siguientes obligaciones:

1. Actuar en todo momento con una conducta ética y con observancia de los principios y valores éticos, y directrices éticas señaladas en el Código de Ética de la entidad.

2. Promover dentro y fuera de su dependencia los principios y valores éticos establecidos por la entidad.

3. Apoyar con la divulgación de las actividades que la Contraloría General de la República adelante para promover la gestión ética dentro de su dependencia y/o gerencia departamental periódicamente de acuerdo al Plan de acción del PILE que se elaborará con el visto bueno del Contralor General, vicecontralor, contralor delegado, director de oficina, jefe de unidad, gerente y/o gerente departamental, según corresponda.

4. Propender por que se dé cumplimiento a las actividades programadas para desarrollar la gestión ética de la entidad, dentro de su dependencia y/o gerencia departamental.

5. Apoyar las acciones que se desarrollen para la firma de acuerdos éticos de la entidad por parte de todos los funcionarios de su dependencia y/o gerencia departamental.

6. Realizar un informe semestral de las actividades de su gestión ajustado a los parámetros que el Comité Ético establezca para tal fin.

7. Actuar como canal de comunicación para retrasmitir los aportes y las observaciones que se presenten sobre temas relacionados con la gestión ética.

PAR. 1º—El funcionario delegado como PILE ejercerá sus responsabilidades sin perjuicio del cumplimiento de las funciones y competencias legales y reglamentarias inherentes a su cargo. Así mismo, con el ánimo de garantizar el cumplimiento de su representación, no podrá postularse como PILE, quien realice más de una actividad paralela a las funciones asignadas.

ART. 5º—Periodo de elección. Los funcionarios PILE elegidos su periodo de representación será de dos (2) años, el cual iniciará el primero de septiembre de la vigencia correspondiente.

Teniendo en cuenta el inicio del periodo, el Contralor General, vicecontralor, contralor delegado, director de oficina, jefe de unidad, gerente y gerentes departamentales deberán organizar la convocatoria de elección, por lo menos con dos meses de anticipación.

ART. 6º—Vigencia y derogatorias. Esta resolución rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias.

Comuníquese, publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 11 de abril de 2018.