¿En qué casos se paga y en cuáles no el retroactivo de la pensión?

Revista Nº 136 Jul.-Ago. 2006

La única condición general, legal y vigente para el pago de las pensiones, es el retiro del régimen y, de manera adicional para servidores públicos, el retiro del servicio. 

Jimena Isabel Godoy Fajardo 

Asesora laboral 

Este artículo referirá esencialmente a situaciones ocurridas en casos de pensiones por vejez en el régimen de prima media con prestación definida y hará una mención puntual a los derechos de invalidez y sobrevivientes.

Sugerimos al lector revisar la norma del artículo 31 de la Ley 100 de 1993 y, por remisión expresa de la misma, las que para el tema en estudio resultan aplicables(1).

1. Situaciones en las que el afiliado —dependiente o independiente— con derecho causado a pensión por vejez, podría encontrarse

a) Afiliado que se retira del Régimen General de Pensiones con anterioridad al cumplimiento de la edad que causó el derecho. En esta situación se encuentra el trabajador que se retiró del régimen de pensiones el 31 diciembre de 1999 con el número de semanas de cotización requeridas, cumplió la edad el 5 de octubre del 2003 y solicita su reconocimiento y pago el 1º de enero del 2006. De esta manera, su pensión debe ser reconocida a partir del día 5 de octubre del 2003, fecha de causación del derecho.

b) Afiliado que se retira del Régimen General de Pensiones después de causar su derecho. Se encuentra en esta situación quien cumplió con el número de semanas de cotización requeridas y la edad, el 5 de octubre del 2003 y se retira del régimen en esa misma fecha (i) o con posterioridad, por ejemplo el 31 de diciembre del 2005 (ii) solicita la pensión el 1º de enero del 2006.

En estos casos la pensión debe pagarse a partir del día siguiente a la fecha del retiro. En la primera hipótesis, (i) a partir del 6 de octubre del 2003 y en la segunda hipótesis, (ii) a partir del 1º de enero del 2006.

Es este caso de los afiliados —trabajadores del sector privado— que conforme a lo dispuesto en el artículo 17 de la Ley 100 de 1993 se retiran del régimen general de pensiones por haber cumplido los requisitos para la pensión por vejez, cuando no hay lugar a mejorarla, pero continúan vinculados laboralmente con su empleador o como independientes.

Para ellos debe producirse el reconocimiento de la pensión a partir del día siguiente al retiro y pueden continuar devengando el salario por su relación laboral vigente.

c) Afiliado que con derecho causado solicita su retiro y pensión pero no aparece formalizado el retiro del Régimen General de Pensiones. En estos casos, le pensión debe ser reconocida a partir de la fecha de la inclusión en nómina de pensionados (aunque no haya pago de cotización o aparezca en mora).

Si se confirma que lo ocurrido obedece a errores u omisiones en el diligenciamiento de la novedad de retiro del régimen por parte del encargado o del trabajador independiente, el interesado debe acreditar al ISS, los hechos que dieron lugar a su retiro no formalizado, por ejemplo, que el contrato de trabajo terminó en fecha anterior, en estos casos se aplica lo dispuesto en la parte final del artículo 23 del Decreto 1818 de 1996(2). Si así se hiciere, el reconocimiento de la pensión debe efectuarse de manera retroactiva a la fecha del retiro.

El ejemplo para este caso sería el del afiliado con derecho causado a 30 de junio del 2004 y con retiro del servicio en la misma fecha, quien solicita su pensión el 1º de julio del mismo año, pero no aparece formalizado su retiro del régimen. De esta manera, la pensión le será reconocida a partir del 1º de julio del 2006, por ser esta la fecha fijada por la entidad para la inclusión en nómina.

No obstante, lo cierto es que el contrato de trabajo terminó el 30 de junio del 2004. Podrá presentar la carta de renuncia o de despido o el acto administrativo pertinente, junto con la liquidación de derechos respectiva, acreditados estos hechos, la pensión debe ser reconocida retroactivamente a partir del 1º de julio del 2004.

d) Las pensiones por invalidez y por causa de muerte(3). Se producirá el reconocimiento bajo las siguientes condiciones:

— La pensión por invalidez de origen común.

Con independencia de la fecha de solicitud y/o de la fecha de la calificación del estado de invalidez, la pensión se debe reconocer a partir de la fecha de estructuración del estado de invalidez, que puede o no coincidir con la fecha de ocurrencia del hecho causante o de diagnóstico de la enfermedad.

Ocurre un accidente o se diagnostica una enfermedad de origen común el 30 de septiembre del 2004, concluida la atención y la incapacidad temporal, se produce la calificación del estado de invalidez en octubre del 2005 y en ella se estructura la invalidez a 1º de enero del 2005.

La pensión debe reconocerse a partir de la última fecha, precisándose que no puede percibir el afiliado doble prestación, es decir, el pago de la pensión se cumplirá en el mayor valor y a partir del día en que ya no reciba auxilio económico por incapacidad temporal.

— La pensión por muerte de origen común.

La pensión por causa de muerte se cancela a los miembros del grupo familiar —con derecho acreditado—, en todos los casos a partir de la fecha del fallecimiento del afiliado o del pensionado que disfrutaba del derecho, sin importar la fecha de la solicitud pero, es aplicable la prescripción extintiva de las mesadas no reclamadas en tiempo.

Una situación de este tipo sería la del afiliado o pensionado por vejez o invalidez, que fallece el 20 de junio del 2000, los miembros de su grupo familiar con derecho acreditado reclaman la pensión el 30 de junio del 2006. La pensión les será reconocida en las proporciones pertinentes, a la fecha del fallecimiento pero, se pagarán únicamente, las mesadas no prescritas.

— Si quien fallece era un afiliado con derecho causado pero no disfrutado a pensión por vejez o por invalidez.

La entidad debe reconocer inicialmente la pensión por vejez o invalidez, en los términos y condiciones exigidos en las leyes aplicables y posteriormente, hacer efectiva la sustitución de la pensión en favor de los beneficiarios acreditados.

Es la situación del afiliado que cumplió el máximo de las semanas de cotización y la edad exigida en enero 19 del 2003 con retiro del régimen a 31 de enero del mismo año y fallece el 14 de noviembre del 2005. La entidad deberá reconocerle la pensión por vejez, en la cuantía y condiciones legales que le fueren aplicables a partir del 1º de febrero del 2003 y ordenar la sustitución a favor de los beneficiarios acreditados a partir del 14 de noviembre del 2005.

Conclusión

La única condición general, legal y vigente para el pago de las pensiones, es el retiro del régimen y, de manera adicional para servidores públicos, el retiro del servicio.

1. Por esta remisión expresa, mantienen vigencia los artículos 13 y 35 del Acuerdo 49 de 1990, aprobado por el artículo 1º del Decreto 758 del mismo año. Aplica a nuestro estudio, el artículo 19 de la Ley 344 de 1996.

2. Esta norma acepta las desafiliaciones retroactivas como corrección siempre que se presenten las pruebas pertinentes.

3. Aplicamos los artículos 10 y 26 del Acuerdo 49 de 1990 aprobado por el artículo 1º del Decreto 758 del mismo año.