Aspectos contables del CREE

Revista Nº 178 Jul.-Ago. 2013

Carlos Giovanni Rodríguez Vásquez 

Gerente de impuestos Crowe Horwath Co. 

Milena De Jesús Posads 

Especialista de impuestos Crowe Horwath Co. 

Con la creación del impuesto sobre la renta para la equidad (CREE), son muchos los debates que se han presentado al respecto, y más aún con el mecanismo de retención en la fuente establecido en el Decreto 862 del 2013. A continuación presentamos una propuesta de contabilización de las diferentes operaciones que se pueden dar con dicho tributo.

Para establecer qué registros se deben hacer en cada operación, en primer lugar se deben establecer dos grupos de sujetos: 1) los sujetos pasivos y 2) los retenedores y autorretenedores del CREE.

1. Sujetos pasivos o contribuyentes del CREE

Serán sujetos pasivos del impuesto sobre la renta para la equidad (CREE) los siguientes contribuyentes: (i) las sociedades, personas jurídicas y asimiladas declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios, y (ii) las entidades extranjeras declarantes del impuesto sobre la renta en Colombia, en relación con los ingresos de fuente nacional obtenidos mediante sucursales y establecimientos permanentes.

No tendrán la calidad de sujetos pasivos del impuesto sobre la renta para la equidad (CREE) los siguientes: (i) las personas naturales; (ii) las entidades sin ánimo de lucro; (iii) las sociedades que hayan sido declaradas como zonas francas con corte a 31 de diciembre del 2012, o aquellas que hayan radicado la solicitud correspondiente ante el Comité Intersectorial de Zonas Francas; (iv) los usuarios de zonas francas que se hayan calificado o se califiquen en el futuro como tales, siempre y cuando se encuentren sujetos a la tarifa especial del 15% del impuesto sobre la renta, con lo cual se excluye de la no sujeción del CREE a los usuarios comerciales de zona franca, y (v) quienes no hayan sido establecidos expresamente como sujetos pasivos del CREE.

2. Retenedores y autorretenedores del CREE

Son retenedores y autorretenedores del CREE, en general, quienes ostenten la calidad de retenedores y autorretenedores del impuesto sobre la renta, con excepción de las personas naturales que no tengan la calidad de comerciantes, las comunidades organizadas y las sucesiones ilíquidas; también son agentes de retención los señalados en los artículos 368-1 y 368-2 del estatuto tributario.

La retención se deberá practicar cuando se efectúen pagos o abonos en cuenta a las sociedades, personas jurídicas y asimiladas, así como a las sociedades y entidades extranjeras contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios, siempre que unas y otras sean sujetos pasivos del impuesto sobre la renta para la equidad, CREE.

Se debe tener en cuenta que, de conformidad con lo previsto en la Ley 1607 del 2012 y el Decreto 862 del 2013, las personas naturales no son contribuyentes del impuesto sobre la renta para la equidad - CREE, por lo tanto, al momento de realizarse pagos o abonos en cuenta a las personas naturales no se les ha de practicar retención en la fuente por concepto del tributo en mención.

La autorretención deberá ser practicada aun en el caso en el que el pago provenga de una persona natural que no tenga la calidad de agente de retención del impuesto sobre la renta para la equidad CREE.

Registros contables

A continuación podemos observar los registros contables más comunes que se pueden presentar. Al respecto, la Superintendencia de Sociedades, a través del oficio 115-045699, del 8 de mayo del 2013 se pronunció sobre la contabilización de las retenciones del CREE, sin hacer mención a los demás aspectos; sin embargo, a partir del criterio allí expuesto se ha de proceder con la creación de los demás auxiliares que afectan dicho tributo.

En dicha comunicación, la Superintendencia indica que la codificación contenida en el PUC no tendrá ninguna modificación y que no se permitirá la creación de nuevas cuentas y subcuentas; en consecuencia, siguiendo la estructura del catálogo de cuentas, lo procedente es utilizar codificaciones a nivel de auxiliares.

 

TABLA 1 PAG 31.JPG
 

 

TABLA 1 PAG 32.JPG
 

 

¿Cuál es el tratamiento para los beneficiarios de ingresos en divisas provenientes del exterior?

En este punto también es pertinente indicar que actuarán como autorretenedores del CREE los beneficiarios de ingresos en divisas provenientes del exterior por exportaciones o por cualquier otro concepto, en relación con lo cual existen dos posiciones: i) que el beneficiario de ingresos en divisas provenientes del exterior tendrá que actuar como autorretenedor no solo por los ingresos en mención, sino por todos los pagos que le efectúen en el territorio nacional, y ii) que el beneficiario de ingresos en divisas provenientes del exterior actuará como agente autorretenedor solo sobre estos ingresos, salvo que por otro concepto sea también autorretenedor sobre los demás pagos que le realicen en el territorio nacional. Esta última posición es la que particularmente acogemos, pues atendiendo la finalidad de la norma, lo que se busca es la efectiva retención del CREE sobre los pagos realizados por personas ubicadas en otras jurisdicciones, con quienes al no tener la calidad de retenedores del impuesto sobre la renta en Colombia, solo mediante el mecanismo de la autorretención se puede recaudar de forma anticipada dicho tributo.

Operaciones anuladas, rescindidas o resueltas, retenciones en exceso y periodos sin valores a pagar

En el Decreto Reglamentario 862 del 2013 se establece que cuando se anulen, resuelvan o rescindan operaciones que hayan sido sometidas a retención en la fuente, el agente retenedor podrá descontar de las sumas que retuvo el valor de las retenciones por declarar y consignar, equiparándose de esta forma el procedimiento que existe para las retenciones en el impuesto sobre la renta, según lo establecido en el artículo 5º del Decreto 1189 de 1988.

Cuando el retenedor practique retenciones en exceso, se podrán reintegrar los valores retenidos en exceso o indebidamente, previa solicitud del retenido, tal como funciona en el impuesto sobre la renta. Una vez se efectúe el reintegro de lo retenido en exceso o indebidamente, el agente retenedor podrá descontar el valor reintegrado de los montos por declarar y consignar.

Finalmente, si no resultare un valor a pagar como consecuencia de los descuentos generados por las recisiones, resoluciones, anulaciones o retenciones practicadas en exceso, el agente retenedor no tendrá que presentar la declaración de retención en el periodo respectivo.