EL IMPACTO DE LA CRISIS FINANCIERA EN EL ARBITRAJE INTERNACIONAL

 

El impacto de la crisis financiera en el arbitraje internacional (*)

Revista Nº 21 Jul.-Dic. 2014

por Stephan Wilske 

La actual crisis financiera ha sido calificada como la más grave desde la Gran Depresión(1). La crisis alcanzó su punto álgido en el otoño de 2008 cuando, como consecuencia de la debacle de las hipotecas de alto riesgo, varias de las más grandes instituciones financieras enfrentaron ingentes problemas de liquidez, lo que desembocó en la mayor bancarrota en la historia corporativa de los Estados Unidos, que presenció cómo Lehman Brothers, el cuarto banco de inversión más grande de ese país, se vio obligado a acogerse a la protección contemplada en el capítulo 11 de la ley de quiebras(2). Otras instituciones de similar envergadura como Merrill Lynch, Bank of America, Chase, Citibank, y la gigante de las aseguradoras, AIG, aceptaron el rescate financiero del gobierno estadounidense establecido en la legislación de emergencia TARP —Troubled Asset Relief Program - Programa de Alivio para Activos en Problemas—, lo que le permitió al gobierno estadounidense comprar acciones de estas instituciones a fin de facilitarles capital.

La crisis se extendió rápidamente por todo el mundo, desencadenando una conmoción económica global y el temor por el desplome de la economía mundial. Desde entonces, los efectos se han dejado sentir en todas las esferas de negocios y en todas las profesiones, incluidas las firmas de abogados, que han visto cómo las transacciones se redujeron y cómo sus clientes empezaron a exigir mayor eficiencia y menores costos, así como la externalización de la asesoría legal para acceder a ofertas con tarifas más bajas(3).

En una economía en recesión, los negocios que parecen rentables en un momento dado pueden convertirse rápidamente en algo improductivo, presionando a las empresas a minimizar las pérdidas, lo que, a su vez, tiende a generar disputas por incumplimientos en los pagos y otras violaciones de los contratos. También se ha señalado que durante una recesión los titulares de derechos de propiedad intelectual tienen una mayor tendencia a engarzarse en litigios. En palabras de un abogado especializado en propiedad intelectual, “durante las recesiones, las empresas se dedican a exigir el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual a sus competidores, a menudo para impedirles la venta de bienes y servicios que compiten con los suyos. Cuando los tiempos son mejores se muestran menos inclinados a hacerlo”(4).

Algunos tratadistas han llegado a predecir acertadamente que las controversias legales aumentan en medio de las dificultades económicas. Una de estas predicciones plantea que “[No] se requiere a un vidente para pronosticar la avalancha de litigios que surge durante una crisis financiera”(5). En otra, se expresa la opinión de que “la crisis financiera global presenta múltiples oportunidades para los profesionales del arbitraje”(6).

La idea de que el arbitraje atraviesa por una bonanza parece respaldada por varios informes que señalan cómo las firmas de abogados están manejando una “oleada de arbitrajes y litigios” en el Sudeste Asiático y el Medio Oriente(7). Además, se reporta que los casos de propiedad intelectual “han aumentado considerablemente” en Japón(8), así como los relacionados con la construcción debido a la reducción del tamaño de los proyectos, la demora en los pagos y la terminación de contratos(9), en tanto que varios países han adoptado medidas comerciales de protección que incluyen al arbitraje como mecanismo para la resolución de controversias comerciales internacionales(10).

Con el fin de confirmar si es cierto este boom del arbitraje, me puse a la tarea de averiguar en las principales instituciones de arbitraje del mundo el número de casos radicados en cada una de ellas durante el 2009 y compararlo con el del 2008. Así mismo, investigué los cambios en la cantidad de casos radicados ante la institución de Estados Unidos especializada en el arbitraje relacionado con valores. Además de presentar los resultados de esta investigación informal, en el artículo me referiré brevemente a otros desarrollos en el campo del arbitraje asociados con la crisis financiera, para por último dar una visión sobre su evolución futura.

1. El aumento en los casos de arbitraje

1.1. Autoridad Reguladora de la Industria Financiera

Es predecible que la agitación de los mercados financieros lleve a la pérdida de inversiones y de empleos, así como a un gran número de controversias sobre inversiones y puestos de trabajo que involucran a firmas de valores. La Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera —Financial Industry Regulatory Authority, FINRA—, la cual está bajo la supervisión de la Comisión de Valores de Estados Unidos y es la sucesora de la Asociación Nacional de Agentes de Valores —National Association of Securities Dealers, NASD—, lleva la mayoría de las controversias sobre inversión y empleo que involucran a agentes de bolsa en ese país. Según el resumen de estadísticas sobre arbitrajes de la FINRA para diciembre del 2009, el número de casos había aumentado a 7.137 en ese año comparado con los 4.982 casos del 2008(11), lo que representa un incremento de 43%. Muchos de estos casos están relacionados con valores emitidos por la firma Lehman Brothers, declarada en quiebra(12).

1.2. Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo

El Instituto de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo —CCE— recibió un número sin precedentes de peticiones de arbitraje en el 2009, con un total de 215 casos nuevos, lo cual representa un aumento de 22% en comparación con el 2008, año en el que también se había establecido un récord con 176 nuevos casos(13).

1.3. Institución Alemana de Arbitraje

También los casos presentados ante la Institución Alemana de Arbitraje —DIS, por su sigla en alemán— han ido en aumento. De acuerdo a la información obtenida de la secretaría de la DIS, se presentaron 172 nuevos casos en el 2009, lo que representa un aumento de 48% en comparación con el número total de solicitudes presentadas ante esta entidad en el 2008 —116 nuevos casos—(14).

1.4. Centro Internacional de Arbitraje de Hong Kong

Según el portal en Internet del Centro Internacional de Arbitraje de Hong Kong —Hong Kong International Arbitration Centre, HKIAC—, se radicaron 602 nuevos casos en el 2008(15). En el momento de mi búsqueda, el HKIAC todavía no había suministrado el número de casos de arbitraje del 2009. Sin embargo, no dudo de que la cantidad de casos en esta institución haya aumentado como resultado de la crisis económica, y me atrevo a decirlo porque el 31 de octubre del 2008 el centro fue designado por la Autoridad Monetaria de Hong Kong —Hong Kong Monetary Authority, HKMA— como proveedor de servicios para la “Estrategia de arbitraje y mediación de las disputas concernientes a los productos de inversión de Lehman Brothers”(16). El propósito de esta estrategia fue crear una plataforma para la resolución de las disputas entre inversionistas y bancos relacionados con los productos de inversión de Lehman Brothers que fueran remitidos por el HKMA. La secretaría del HKIAC reportó en su informe de fin de año del 2009, publicado el 23 de noviembre de ese año, que a través de dicha estrategia se habían manejado 243 casos, de los cuales 85 habían sido mediaciones exitosas(17).

1.5. Centro Internacional de Arbitraje de la Cámara Federal de Economía de Austria

En respuesta a mi indagación, el doctor Manfred Heider, secretario general del Centro Internacional de Arbitraje de la Cámara Federal de Economía de Austria —International Arbitral Centre of the Austrian Federal Economic Chamber, VIAC—, respondió que ha habido un incremento en el número de casos nuevos radicados en el 2009, ya que se radicaron 60 durante ese año en comparación con los 51 del 2008, lo cual representa un aumento de 17,6%. El doctor Heider señaló, igualmente, que había muchos más bancos involucrados en procesos arbitrales que en los años anteriores(18).

1.6. Centro Internacional para la Resolución de Disputas

Mark Appel, primer vicepresidente del Centro Internacional para la Resolución de Disputas, CIRD, la División Internacional de la Asociación Americana de Arbitraje, AAA, ya había observado que el CIRD estaba presenciando un boom de casos internacionales como resultado de la crisis económica(19). La AAA acaba de publicar sus estadísticas del 2009 y estas muestran que durante ese año se radicaron 836 nuevos casos de arbitraje en el CIRD, lo cual representa un incremento de 17% comparado con el 2008, cuando se radicaron un total de 703 nuevos casos de arbitraje.

1.7. Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara Internacional de Comercio

De acuerdo a lo publicado en el portal web de la Cámara Internacional de Comercio, CIC, en el 2008 la Corte Internacional de Arbitraje de este organismo recibió 663 solicitudes de arbitraje y emitió 407 laudos(20). En el 2009 hubo 817 nuevas solicitudes de arbitraje(21), lo que ha sido confirmado por el secretariado de la CIC como un nuevo récord, representando un aumento del 23 % con respecto al 2008. Además, Emmanuel Jolivet, consejero general de la Corte Internacional de Arbitraje de la CIC, ya había indicado al autor de este texto con anterioridad que la corte había recibido varias solicitudes de arbitraje relacionadas con fondos de cobertura e inversión, así como de bancos(22), lo cual es notable dado que el arbitraje para asuntos bancarios y financieros se ha considerado a menudo como “ajeno al tema” y, según se dice, los banqueros lo ven con cautela(23).

1.8. Corte Internacional de Arbitraje de Londres

Adrian Winstanley, director general de la Corte Internacional de Arbitraje de Londres —London Court of International Arbitration, LCIA—, señalaba en un informe publicado en noviembre del 2009 que en el periodo de doce meses transcurridos hasta ese momento se había presentado “el incremento más acusado en la cantidad de casos radicados en toda la historia de la institución”(24). De acuerdo al Informe del director general, en el 2008 se habían radicado 221 casos —de los cuales 215 habían sido solicitudes de arbitraje—, comparados con los 137 del 2007 —de los cuales 126 habían sido de arbitraje—(25). En el 2009 la radicación de casos volvió a aumentar, pasando a 285 —de los cuales 272 fueron de arbitraje y 13 de mediación u otra forma de resolución alternativa de controversias, RAD—(26), lo que representa un 26,5% más de casos radicados en el 2009 en comparación con el 2008. Como lo anotaba Winstanley en su informe, la LCIA no es la única que ha “experimentado un crecimiento dramático en el número de casos en momentos en que las circunstancias económicas excepcionales generan inevitablemente un número igualmente excepcional de controversias”. Luego añadía: “No debemos sorprendernos si la recuperación económica que comienza a mostrar signos de verdadera consolidación desemboque, a su debido tiempo, en una nivelación y, probablemente, en un declive del número de casos en los próximos años”(27).

1.9. Corte de Mediación y Arbitraje de la Cámara de Comercio de Suiza

En una conferencia internacional sobre arbitraje realizada en junio del 2009, el doctor Rainer Füeg, presidente de la Corte de Mediación y Arbitraje de la Cámara de Comercio de Suiza —Swiss Chambers’ Court of Arbitration and Mediation, SCCAM—, anunció que en los primeros cinco meses del 2009 se habían radicado ante esa Corte casi tantos casos como los recibidos a lo largo de todo el 2008(28). Para fines del 2009, se habían radicado un total de 104 nuevos casos(29). Según las estadísticas publicadas en su portal de Internet, en el 2008 se radicaron 68 nuevos casos —64 de los cuales fueron aceptados—(30). Así, el número total de nuevos casos radicados en el 2009 representó un aumento de más del 52% en relación al 2008.

2. Efectos a largo plazo de la crisis económica sobre la cantidad de casos

Los profesionales del arbitraje están bastante ocupados en estos momentos, pero la pregunta que muchos se hacen es cuál será la situación en dos o tres años. Al igual que el señor Winstanley, el doctor Füeg de la SCCAM también sugirió que podría presentarse una tendencia a la baja en la radicación de casos de aquí a dos o tres años por la sencilla razón de que actualmente son menos los contratos que se celebran(31). Por ejemplo, el número de actividades de fusión y adquisición, especialmente las operaciones de capital de riesgo, han decrecido sustancialmente como resultado de la crisis financiera.

Yo, sin embargo, no estoy muy seguro de esto. La experiencia muestra que muchos casos comienzan a emerger dos o tres años después de una crisis económica. De igual manera, el número de demandas apenas se está evaluando en estos momentos(32).

Además, las reclamaciones en virtud de tratados de inversión pueden aumentar en los próximos años, puesto que este tipo de controversias se basan en acciones gubernamentales adversas a los intereses de los inversionistas extranjeros y, usualmente, se desarrollan en periodos más largos. Por ejemplo, una crisis económica puede llevar a algunos gobiernos a adoptar políticas proteccionistas para estimular sus economías, y algunos incluso pueden optar por nacionalizar bienes e industrias de propiedad de corporaciones extranjeras. Este escenario podría conducir a disputas entre inversionistas y Estados en torno a las expropiaciones gubernamentales de inversión o por la imposibilidad de acordar un similar tratamiento para los inversionistas extranjeros y nacionales(33).

El número de disputas comerciales internacionales también puede aumentar. Las reclamaciones de este tipo tardan en madurar porque los demandantes tienen que reunir la información relevante que cubra un tiempo suficiente antes de presentar sus demandas ante los gobiernos del caso(34).

3. Otras consecuencias de la crisis económica

Otro desarrollo que se percibe en tiempos de crisis financiera es el llamado a reducir los costos y elevar la eficiencia de los procedimientos de resolución de controversias(35). Una de las respuestas ante esta situación es el llamado arbitraje de “vía rápida”, en el que las partes acuerdan llevar a cabo el arbitraje en un tiempo excepcionalmente corto(36). Desde hace ya bastante tiempo la Asociación Americana de Arbitraje ofrece esta clase de procesos de arbitraje para casos relacionados con contratos de construcción de poca envergadura. Igualmente, desde hace ya tiempo, proporciona procedimientos expeditos de arbitraje para casos comerciales que también pueden emplearse en el marco del arbitraje internacional bajo el Reglamento Internacional de Arbitraje del CIRD. Más recientemente, la SCC de Estocolmo, la DIS alemana y la Corte de Arbitraje de Madrid han introducido normas que proveen procedimientos de arbitraje expeditos.

Una de las consecuencias de una economía globalizada es la competencia por el mercado internacional del arbitraje. Las instituciones internacionales de arbitraje, incluidas aquellas que son entidades estatales, están intentando atraer clientes para que radiquen sus casos ante ellas(37). Tal competencia seguramente se intensificará como resultado de la creciente exigencia de servicios de arbitraje eficientes en cuanto a costos y tiempo.

Infortunadamente, cuando los tiempos son difíciles, las tácticas se vuelven sucias. Al parecer, las así llamadas “tácticas de guerrilla” en el arbitraje han ido en aumento. Entre ellas, es importante mencionar los intentos de hacer fracasar los procesos, la radicación repetida de reclamaciones sin mérito, el acoso, las amenazas y la intimidación de testigos, así como el recurso de entablar acciones contra los árbitros e incluso contra las instituciones de arbitraje(38). Dichas tácticas tienen la pretensión de eliminar los beneficios del arbitraje, especialmente su potencial para resolver controversias de manera eficiente y a un menor costo que el que exigen las demandas ante los tribunales. Quienes ejercemos en el universo del arbitraje debemos oponernos al uso de tales tácticas.

Conclusión

La crisis financiera ha afectado todas las esferas de negocios, incluida la de la resolución internacional de controversias. Hemos presenciado algunos de sus efectos tempranos en el número de casos de arbitraje radicados e, igualmente, percibimos el aumento de la competencia para acceder a servicios de mecanismos alternativos de resolución de controversias más eficientes como otra consecuencia que es incluso deseable.

La forma en que la crisis financiera finalmente moldee la práctica del arbitraje aún está por verse, pero en este punto no pecaríamos de optimistas acogiéndonos a las sabias palabras de Keith Richards, un hombre que ha sobrevivido a más de una crisis: “Me siento muy esperanzado sobre el futuro. Lo encuentro muy divertido, con todo y sus sorpresas inesperadas”(39).

(*) Esta es la versión abreviada y actualizada del artículo aparecido en el Contemporary Asia Arbitration Journal. Vol. 2, n.º 2, noviembre, 2009. Reimpreso con autorización del Dispute Resolution Journal. Vol. 65, n.º 1 —feb.-abr., 2010—, publicación de la Asociación Americana de Arbitraje, 1633 Broadway, Nueva York, NY 10019-6708, 212.716.5800, www.adr.org.

(1) Ver Posner, Richard A. A Failure of Capitalism. The Crisis of ‘08 and the Descent into Depression. VII. 2009. También véase el blog de Posner sobre la crisis económica con actualizaciones frecuentes del libro en el periódico Atlantic, http://correspondents.theatlantic.com/richard_
posner.

(2) Ver Connerty, Anthony. “The Credit Crunch: The Collapse of Lehman Brothers and a Hong Kong Scheme to Handle Lehman Claims”. En: Asian Disp. Rev. 6. Jan. 2010.

(3) Hollander, Gavriel. “Law Firms Ready to Ring in the Changes for Uncertain 2010”. En: Law. Jan. 4. 2010.

(4) Peter Brownlow, co-presidente del Comité sobre Derecho de Propiedad Intelectual y del Entretenimiento de la Asociación Internacional de Abogados —International Bar Association, IBA— y socio de la oficina de Londres de la firma legal Bird & Bird, citado por Bentley, Diana. “Protect and Survive”. En: Int’l B. News. 25, 26. Aug. 2009.

(5) Leon, Barry. “Dispute Resolution in the Recession”. En: Law. Wkly. Feb. 13. 2009; Latheet, Faizal. “The Financial Crisis and its Impact on International Litigation”. Int’l Litig. News, 21. Sep. 2009. Ver también: Wilske, Stephan & J. Fox, Todd. “The Global Competition for the ‘Best’ Place for International Arbitration - Myth, Prejudice, and Reality Bits”. En: Austrian Arbitration Yearbook 2009; 383, 418 —“Ciertamente, la reciente crisis financiera anuncia que el número de disputas irá en aumento”—.

(6) Lutrell, Sam. “Opportunities for Australian Arbitration Practitioners in the ‘Global Financial Crisis’”. En: 75 Int’l Arb. Mediation & Disp. Mgmt. 415. 2009; ver también Littman, Rachel J. “Finding the Silver Lining: The Recession and the Legal Employment Market”. En: N.Y. St. B. Ass’n J. 16-22. Sep. 2009. Wegen. Gerhard & Wilske, Stephan. “Introduction”. En: Getting the Deal Through-Arbitration 4. 2009: “Es de esperar que la emergente crisis económica global desemboque en un mayor número de arbitrajes concernientes a instituciones financieras en el 2009”.

(7) Dowell, Katy. “Going East”. En: Law. Sep. 2. 2009, disponible en: www.the lawyer.com/going-east/1001804, artículo que cita a Sonya Leydecker de Herbert Smith, Londres, quien expresa que sus “socios del Sudeste Asiático y del Medio Oriente están en la cresta de una ola de litigios y arbitraje”.

(8) Bentley, supra nota 6; ver también Dowell, supra nota 9, refiriéndose a Sonya Leydecker, quien menciona que los casos de propiedad intelectual en Japón “también han aumentado significativamente”.

(9) Bellhouse, John & Robottom, Luke. “Construction: Arbitration in the Middle East - When Is a Deal Not a Deal After All?” En: 4 Global Arb. Rev. 28. 2009, en el que se informa que la cantidad de casos de arbitraje en el Medio Oriente está aumentando significativamente.

(10) Guzmán, Gonzalo. “The Economic Crisis and the Increase in International Trade Disputes”. En: Int’l Litig. News, 40-41. Sep. 2009 —en poder del autor—, disponible en: www.ibanet.org/Document/Default.aspx?DocumentUid=58E6F8C9-8B2D-46D4-9BD1-79837B47F48C; en el que argumenta que “[n]o hemos presenciado todavía el pico en las consecuencias de la crisis”.

(11) Ver: www.finra.org/arbitrationmediation/aboutfinradr/statistics/index.htm

(12) Wegen & Wilske, supra nota 8.

(13) Ver: www.sccinstitute.com/filearchive/3/31104/SCC_Statistical_ Report _2009.pdf.

(14) Correo electrónico de Ellen Allerödder, del secretariado de la Institución Alemana de Arbitraje, al autor —ene. 27/2010—. En poder del autor.

(15) Ver www.hkiac.org/show_content.php?article_id=9

(16) Comunicado de prensa, HKIAC. Éxito total en la mediación de los casos relacionados con los productos de inversión de Lehman Brothers —feb. 19, 2009—, www.hkiac.org/newspdf/16.pdf

(17) Ver: www.hkiac.org/newspdf/HKIAC_Year_End_Report_for_2009_from_Secretariat.pdf; pp. 2-3.

(18) Correo electrónico del doctor Manfred Heider, secretario general de VIAC, al autor —ene. 29/2010—. En poder del autor.

(19) Ross, Alison. “ICDR Closes Dublin HQ in Favour of ‘Virtual’ Office”. En: Global Arb. Rev. News. Jan. 20. 2010.

(20) Ver www.iccwbo.org/court/arbitration/index.html?id=26612

(21) Ver www.iccwbo.org/court/arbitration/index.html?id=34704

(22) Correo electrónico de Emmanuel Jolivet, consejero general, Corte Internacional de Arbitraje de la CIC, al autor —ago. 6/2009—. En poder del autor.

(23) Kaufmann-Kohler, Gabrielle. “Preface”. En: Kaufmann-Kohler, Gabrielle & Frossard, Viviane (eds.). Arbitration in Banking and Financial Matters 63. ASA Special Series. n.º 20. 2003; ver también Affaki, Georges. “A Banker’s Approach to Arbitration”. En: Kaufmann-Kohler, Gabrielle & Frossard, Viviane (eds.), ob. cit., “El mundo del arbitraje y el mundo de la banca están aparte”.

(24) Ver el Informe del director general —nov./2009—, disponible en: www.lcia.org/news_folder/news_archive10.htm

(25) Ibídem.

(26) Correo electrónico al autor de Gemma Stone, asistente personal del director general de la LCIA, enero 28, 2010, en poder del autor.

(27) Supra nota 26.

(28) Füeg, Rainer. Discurso de bienvenida en la presentación de la Conferencia la ASA en Berna: El Reglamento Suizo de Arbitraje, cinco años de experiencia. junio 19, 2009, en poder del autor.

(29) Correo electrónico del presidente de la SCCAM al autor, febrero 1º, 2010, en poder del autor.

(30) Ver www.sccam.org/sa/download/statistics_2008.pdf

(31) Supra nota 30. Esta misma opinión fue expresada por el secretario general de la CIC; ver Ross, Alison. “Under Scrutiny: ‘The Changes at the ICC, an Interview with Jason Fry’. En: Global Arb. Rev. 4(5); 11, 12. 2009.

(32) Ver, por ejemplo, Woolley, Richard. “Legal Marketplace Analysis: Commercial Litigation”. En: Who’s Who Legal-Commercial Litigation 2009, 2, 4. “También hay bastantes solicitudes de asesoría sobre compromisos contractuales de largo plazo”; ver también Schaefer, Jan K. El impacto de la crisis financiera en el arbitraje de asuntos comerciales y de inversión. Presentación en el VII Coloquio Anual de la Asociación de Jóvenes Profesionales del Arbitraje (YAP) en París, septiembre 22, 2009. Quien predice, de acuerdo a la experiencia de la crisis por la burbuja del dot.com, un crecimiento en el número de casos para los próximos años.

(33) Lamy, Pascal. “Informe a la TPRB del director general sobre los desarrollos relacionados con el comercio y la crisis financiera y económica”. En: JOB (09)/30, marzo 26, 2009. Disponible en: www.wto.org/english/news_e/news09_e/trdev_dg_report_14a pr09_e.doc; Jones, Doug. “Challenges for International Dispute Resolution in the Global Financial Crisis, Part I”. En: Asian Disp. Rev., 91, 93. Julio. 2009.

(34) Ibídem.

(35) Ver Hechler, David. “Group Works to Reform International Arbitration Process”. Febrero 3, 2010. Disponible en: www.law.com/jsp/article.jsp?id=1202441909399. Citando a Roland Schroeder, consejero principal de la General Electric y miembro del comité directivo de la división de Asesoría Corporativa del Grupo de Arbitraje Internacional —Corporate Counsel International Arbitration Group, CCIAG—, al señalar que ninguno de sus conocidos relacionados con el arbitraje estaba contentos con la situación.

(36) Ver Welser, Irene & Klausegger, Christian. “Fast Track Arbitration: Just Fast or Something Different?” En: Austrian Arbitration Yearbook 2009, 259, 260, 267-69. 2009.

(37) Wilske & Fox, supra nota 7.

(38) Las manifestaciones de tácticas de guerrilla en el arbitraje internacional fue uno de los temas de las jornadas sobre arbitraje en Viena, 2010, febrero 12-13, 2010. Ver: www.viennaarbitrationdays.at/VAD_2010 _flyer.pdf

(39) Pallington West. “What Would Keith Richards Do?” En: Daily Affirmations from a Rock ‘N’ Roll Survivor, 123. 2009.