Auto 10151 junio 6 de 1996 

CONSEJO DE ESTADO 

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN TERCERA

ERROR ARITMÉTICO

SE CORRIGE SENTENCIA DE MAYO 9 DE 1996

Consejero Ponente:

Dr. Daniel Suárez Hernández

Ref.: Exp. 10.151

Actor: Societé Auxiliare D´Entreprises, SAE. Demandada: Empresa Colombiana de Petróleos.

Santafé de Bogotá, D.C., junio seis de mil novecientos noventa y seis.

En memorial presentado el 24 de mayo de 1996, el señor apoderado de la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, parte demandada en este proceso, solicita la corrección de un error aritmético encontrado en la sentencia de 9 de mayo de 1996(*). Fundamenta la petición en el artículo 310 del Código de Procedimiento Civil, modificado por el Decreto 2282 de 1989.

(*) Publicada en J. y D., Nº 295, págs. 805 y ss.

El error aritmético señalado por el solicitante lo hace consistir en el hecho de haber incluido los valores pericialmente liquidados correspondientes a la tercera fase del período de mayor permanencia ($ 146.126.770.80 y US$ 973.153.30), cuando en las consideraciones del fallo expresamente se había advertido que sobre los costos de limpieza final y campamentos, correspondientes a los valores anotados, no se haría ningún reconocimiento.

Se considera

1. Efectivamente, en la experticia los peritos calcularon por concepto de limpieza final y campamentos, para la denominada tercera fase de mayor permanencia, los siguientes valores: en pesos, la suma de $ 146.126.770.80 y en dólares, la cantidad de US$ 973.153.30 (cuadro C-2 análisis reclamo mayor permanencia. fl. 471).

2. En las consideraciones de la sentencia, en relación con la fase 3 de mayor permanencia se expresó:

“En la tercera fase, por limpieza final y campamentos, calcularon los peritos 555 hombres/día, con un costo en pesos de $ 4.796.545.90, más el AIU (21.86%) equivalente a $ 1.048.524.93, daba la suma de $ 5.845.070.83, la cual al multiplicarla por 25 días (mayor permanencia), da un total de $ 146.126.770.80. En similares operaciones, obtuvieron en dólares la suma de US$ 38.926.13 que multiplicada por 25 días dio la cantidad de US$ 973.153.30.

Estima la Sala, sin embargo, que no debe hacerse reconocimiento alguno por los valores periciales anteriormente citados. La razón fundamental que impide el pago de los costos correspondientes a los rubros de limpieza final y campamentos radica en la naturaleza misma de las actividades y en la circunstancia evidente de que las mismas era necesario cumplirlas bien durante el desarrollo y ejecución normal del contrato, es decir, sin haberse prorrogado el plazo del mismo, o bien, durante el término adicional de prórroga o ampliación. En uno u otro caso el costo de los rubros comentados eran de cargo de la contratista y, por consiguiente, no le corresponde a Ecopetrol asumir el pago de aquellos, a menos que se pretendiera ignorar la regulación contractual frente a la cual el estimativo de los expertos no se adecuaría al contenido del contrato inicial (subrayado fuera de texto).

Resumen:

Fase 1: $ 838.731.936 US$ 6.410.017.08 

Fase 2: $ 99.560.090 US$ 727.830.44 

Suman: $ 938.292.026 US$ 7.137.848”. 

Quedó, por consiguiente, excluido del monto total de mayor permanencia el valor liquidado por los peritos respecto de la fase 3.

3. Pese a lo anterior, por causa de una in-voluntaria equivocación, al elaborar el cuadro resumen de los reconocimientos (pág. 120 de la sentencia), se incluyó lo referente a la fase 3, esto es, de una parte, el valor de $ 146.126.770, que al actualizarlo (cuadro pág. 123) dio como resultado la suma de $ 609.094.758, y, de otra, la cantidad de US$ 847.048. Cabe aclarar que este monto en dólares difiere del inicialmente calculado por los peritos (US$ 973.153.30), por razón de un nuevo estimativo, ya corregido, que los expertos hicieron sobre tal valor (fl. 511).

4. El apoderado de la parte actora, mediante escrito presentado el 31 de mayo de 1996, solicita que se niegue la petición de corrección del error aritmético anotado por el representante judicial de Ecopetrol, por considerar que en el sub judice no se presenta tal error aritmético dado que éste consiste “en equivocarse en la realización de alguna operación aritmética o en la tergiversación de algún guarismo”, situaciones que estima no se han presentado en el caso examinado. Aduce así mismo el apoderado de SAE, “...que con excepción del párrafo de la página 109, el resto de las consideraciones del consejo conducen necesariamente a la cuantía de la condena que le fue impuesta a Ecopetrol”.

5. Conviene anotar cómo la apreciación del apoderado de la sociedad demandante dista mucho de coincidir con el contenido, criterio y conclusiones abiertamente consignadas en la sentencia cuya corrección se impetra. En efecto, mal podía la Sala incurrir en la flagrante contradicción que surge de la manifestación de la demandada, para, de una posición clara, expresa y determinante, como la consignada en el primer párrafo de la página 109 de la sentencia, llegar posteriormente a una conclusión opuesta y contradictoria a aquella, sin hacer consideraciones diferentes para explicarla, y para permitir entrever otra intención u otra finalidad diferente de la consignada en el párrafo aludido.

Así las cosas, si bien se procede a hacer la corrección aritmética solicitada, de ninguna manera se modifica la parte sustancial de la sentencia, no se cambian sus fundamentaciones, ni se introducen razones o argumentaciones distintas de las ya ampliamente expresadas en el fallo. Este permanece incólume en su funda-mentación fáctica y jurídica, y sólo por razón de la corrección aritmética el valor de la condena se modifica. En realidad se procede a corregir la inclusión equivocada de unos valores que manifiestamente la Sala había desechado para no comprenderlos dentro del monto condenatorio determinado en la sentencia. Tal inclusión obviamente modificó el resultado aritmético proyectado por el juzgador. Se sumaron por error unos factores que no correspondía sumar porque, se repite, los mismos habían sido expresamente desestimados. Incluir en la liquidación tales sumandos cuya validez o eficacia económica-indemnizatoria se había excluido, originó un resultado aritmético errado en cuanto que iba en contrario del criterio muy claro, preciso y explícito del fallador, consignado en forma indubitable en el párrafo de la página 109 referido, cuyo contenido conceptual no fue contrariado en la sentencia.

6. En las anteriores condiciones estima la Sala que le asiste suficiente razón a la parte demandada y, por consiguiente, se accede a la corrección pedida, con las siguientes precisiones:

a) Ninguna validez para los efectos de la sentencia corregida, tienen los valores equivocadamente reconocidos por los conceptos de limpieza final y campamentos, correspondientes a la fase 3, mayor permanencia, por las sumas de $ 609.094.758 y US$ 847.048.

b) Consecuencialmente, de los valores totales reconocidos en la sentencia que se corrige, es decir, la del 9 de mayo de 1996, que son $ 9.295.559.519 y US$ 7.984.896, se descontarán las sumas que por esta corrección se excluyen de los montos reconocidos: $ 609.094.758 y US$ 847.048 moneda legal.

Efectuadas las operaciones aritméticas respectivas, se tiene: la diferencia entre $ 9.295.559.519 y $ 609.094.758 equivale a la suma de $ 8.686.464.761, y la diferencia entre US$ 7.984.896 y US$ 847.048 corresponde a la cantidad de US$ 7.137.848. Los anteriores resultados son los valores que se reconocen y se ordenan pagar en este proceso.

En mérito de lo expuesto, la Sección Tercera del Consejo de Estado

RESUELVE:

1. CORRÍGESE el ordinal 2º, del punto segundo, de la sentencia calendada el 9 de mayo de 1996, dictada en el presente proceso, en el sentido de que los valores que la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol, debe cancelar a la firma Societé Auxiliare D´Entreprises, SAE, son los siguientes: a) En pesos colombianos la cantidad de ocho mil seiscientos ochenta y seis millones cuatrocientos sesenta y cuatro mil setecientos sesenta y un pesos ($ 8.686.464.761) moneda corriente; b) En dólares de los Estados Unidos de América, la can-tidad de siete millones ciento treinta y siete mil ochocientos cuarenta y ocho dólares (US$ 7.137.848) moneda legal.

2. Para dar cumplimiento a los artículos 176 y 177 del Código Contencioso Administrativo, expídase copia auténtica de este proveído, con constancia de ejecutoria, con destino a las partes, haciendo las prevenciones pertinentes del artículo 115 del Código de Procedimiento Civil. Téngase en cuenta lo previsto en el artículo 37 del Decreto 359 de 1995.

Cópiese, notifíquese y cúmplase. Publíquese en los Anales de la corporación.

La anterior providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en sesión de fecha, seis ( 6 ) de junio de mil novecientos noventa y seis (1996).

Jesús María Carrillo Ballesteros, Presidente de la Sala—Daniel Suárez Hernández—Carlos Betan-cur Jaramillo—Juan de Dios Montes Hernández.

Lola Elisa Benavides López, Secretaria.

_____________________________________