Sentencia 10480 de noviembre 3 de 1999 

• CORTE SUPREMA DE JUSTICIA  

SALA DE CASACIÓN PENAL

Magistrado Ponente:

Dr. Jorge E. Córdoba Poveda

Aprobado Acta 172

Santafé de Bogotá, D.C., tres de noviembre de mil novecientos noventa y nueve.

EXTRACTOS: «La Sala había sostenido, mayoritariamente, que en aplicación del artículo 18, numeral 1º, del Decreto Reglamentario 800 de 1991 y luego el 32 de la Ley 228 de 1995, no se conservaba la unidad procesal, debiendo ser la contravención investigada y juzgada, bajo la vigencia de la primera norma, por las autoridades de policía y bajo la vigencia de la segunda, por los jueces penales municipales. Por lo tanto, si se investigaba y juzgaba conjuntamente con el delito con el cual concurría, por el funcionario facultado para conocer de éste, se generaba nulidad parcial por falta de competencia.

Como quiera que el artículo 32 de la Ley 228 de 1995, según el cual, “en caso de conexidad entre un delito y algunas de las contravenciones de que trata la presente ley, no se conservará la unidad procesal”, fue declarado inexequible por la Corte Constitucional, mediante Sentencia C-357 del 19 de mayo de 1999, el motivo de invalidez desapareció, razón por la cual la Sala, competente por razón de la conexidad, procederá a pronunciarse sobre la prescripción.

Empero, lo anterior no significa que si se rompe la unidad procesal, en el caso de conexidad entre delito y contravención, se incurra en nulidad, ya que según el artículo 87 del Código de Procedimiento Penal, aunque los hechos punibles conexos se deben investigar y juzgar conjuntamente, sin embargo, “la ruptura de la unidad procesal no genera nulidad siempre que no afecte las garantías constitucionales”».

____________________________________