Sentencia 10509 de mayo 8 de 1997 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

•SALA DE CASACIÓN PENAL

FUERO PENAL MILITAR

EN EL DELITO DE CONCUSIÓN

EXTRACTOS: «Podría pensarse que, por tratarse de un delito de concusión cometido por un agente de la policía en servicio activo, la competencia para su investigación y juzgamiento corresponde a la justicia penal militar, en razón del fuero que ampara a los miembros de la fuerza pública, conforme lo establece la Constitución Nacional en su artículo 221.

Con el fin de hacer claridad a este respecto, señálase, en primer término, que para la aplicación del régimen foral militar se requiere que el sujeto agente, además de ostentar la calidad de miembro activo de la fuerza pública, actúe dentro del marco de su actividad funcional, policial o militar. En el caso de la policía nacional, dentro de las funciones que le son propias, referidas primordialmente al mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas (art. 218 ejusdem).

El delito de concusión previsto en el artículo 140 del Código Penal (198 del Código Penal Militar), puede llegar a estructurarse a través de dos formas, por abuso del cargo o de la función. En relación con la primera, la Corte ha dicho que se presenta cuando el sujeto agente, aprovechándose de la calidad o investidura que ostenta, ejecuta actos que no le competen por estar atribuidos a otra autoridad. Y, la segunda modalidad, cuando actúa dentro de la órbita de su competencia funcional (Cfr. Auto Nov. 14/80, M.P. Dr. Velázquez Gaviria; Cas. feb. 10/81, M.P. Dr. Romero Soto; Sent. jul. 31/84, M.P. Dr. Calderón Botero; Cas. Sep. 22/87, M.P. Dr. Duque Ruiz, entre otras).

Analizadas estas dos hipótesis para efecto de concretar las condiciones requeridas para que el fuero militar tenga operancia, se tiene que sólo cuando se presenta la segunda, habrá lugar a investigación y juzgamiento privilegiados, pues, en el primer evento, por no estar el hecho vinculado con la función, no tendrá cabida la protección foral.

En el caso sub judice, el delito de concusión imputado al procesado Triana Silva lo es por abuso del cargo y no de la función, pues dentro del marco de su competencia como agente de la policía no se encuentra solucionar conflictos económicos surgidos en accidentes de tránsito, ni privar a las personas involucradas en ellos de su libertad, como termino haciéndolo al procurar la entrega del dinero exigido, debiéndose concluir, por tanto, que la actividad concusionaria la cumplió no dentro de la órbita de las funciones que le eran propias, sino prevaliéndose de su condición de miembro activo de la fuerza pública, la que en ningún momento ocultó.

Siendo ello así, la llamada a conocer de este proceso era la justicia ordinaria, como en efecto lo hizo».

(...)

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA 

SALA DE CASACIÓN PENAL

VENCIMIENTO DE TÉRMINOS

CONSTANCIAS SECRETARIALES

EXTRACTOS: «En no pocas ocasiones la corte ha sostenido que las constancias dejadas por los secretarios en relación con la iniciación y vencimiento del traslado de términos legales, cumplen una función puramente informativa, de orientación o guía para los sujetos procesales, no siendo su contenido vinculante, puesto que su cumplimiento no puede depender de la voluntad o capricho de quien deja la constancia sino que transcurre por ministerio de la ley.

Por eso, ha sido reiterativa en el sentido de que las partes, en su condición de destinatarios, deben estar atentas a la iniciación y vencimiento de los términos, teniendo por norte no la constancia suscrita por el secretario, sino el tiempo efectivamente transcurrido a partir de la ejecutoria del proveído que lo ordena».

(Sentencia de casación, mayo 8 de 1997, Radicación 10.509 Magistrado Ponente: Dr. Fernando E. Arboleda Ripoll).

_______________________________