Sentencia 10743 de octubre 13 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

DEVOLUCIÓN DEL IVA PAGADO POR MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN

REQUISITO DEL NIT DEL ADQUIRENTE EN LA FACTURA

EXTRACTOS: «Se da cuenta en el expediente que frente a la solicitud de devolución de $ 29.170.449, correspondiente al impuesto sobre las ventas cancelado en compra de materiales para construcción de vivienda de interés social, en los bimestres 3º, 4º y 5º de 1997, la administración decidió devolver la suma de $ 13.968.038. El rechazo de la cantidad de $ 14.459.907, materia de litis, se sustentó en que las facturas presentadas como soporte, que relacionó, carecían del NIT del comprador, requisito establecido en el artículo 5º literal d del Decreto 1288 de 1996 y que al no estar autorizada por la norma, no era admisible la prueba supletiva, consistente en certificados de los proveedores, aducida por la sociedad.

Sea lo primero advertir, que la Sala no accederá a lo pedido por la parte actora en el sentido de inaplicar el literal d del artículo 5º del Decreto 1288 de 1996, por presunta ilegalidad proveniente del exceso que acusa en el ejercicio de la potestad reglamentaria por parte del ejecutivo, como quiera que dicha disposición de carácter especial, que reglamenta el “procedimiento de devoluciones y compensaciones del impuesto sobre las ventas en materiales de construcción”, puede ser sometida en cualquier tiempo a examen de legalidad a través de la acción pública establecida en el artículo 84 del Código Contencioso Administrativo, que es la pertinente para la controversia planteada y por ende, hasta tanto no haya sido suspendida o anulada por la jurisdicción, conserva su presunción de legalidad, de donde resulta que en tales condiciones su acatamiento es obligatorio.

La norma dispone:

“ART. 5º—Requisitos de la solicitud. La devolución o compensación deberá efectuarse previa solicitud escrita del representante legal de la entidad o del apoderado de la misma, con el cumplimiento de los siguientes requisitos(...).

d) Las facturas que se relacionen según lo indicado en el literal anterior, deben cumplir con los requisitos señalados en los artículos 617 y 618 del estatuto tributario, donde aparezca identificado el nombre o razón social y NIT del adquirente” (subraya la Sala).

Como se dejó expuesto en los antecedentes, el motivo por el que la administración desestimó parcialmente la solicitud de devolución del IVA pagado en la adquisición de materiales de construcción para vivienda de interés social, fue el que en las facturas de compra allegadas por la sociedad, se omitió el número de identificación tributaria de la actora, de donde estimó el ente oficial que dichas facturas no cumplían el requisito allí indicado y en consecuencia era aplicable el rechazo de la solicitud conforme al artículo 9º del mismo decreto, que señala su procedencia cuando “las facturas con base en las cuales se solicite la devolución o compensación no cumplan los requisitos indicados en el literal d del artículo 5º de este decreto”.

Vista la actuación se observa, que para soportar la solicitud de devolución, la actora allegó además de los documentos requeridos, las respectivas facturas de compra de los materiales, junto con una relación indicando su fecha de expedición, nombre, NIT y razón del social del proveedor, valor de la compra, IVA cancelado y discriminado, total de la factura, retención efectuada, valor neto pagado y fecha del pago, número de cheque y comprobante de egreso.

Con el fin de efectuar las verificaciones de ley, la administración practicó visita a la contabilidad de la actora, respecto de la cual no efectuó ningún reparo. Glosó, el que en las facturas que relacionó, no apareciera “el NIT del adquirente”. Así mismo, envió a los proveedores emisores de las facturas de la actora sendos requerimientos ordinarios de información, acerca de los pagos hechos por la sociedad durante el período mayo-octubre de 1997, por concepto de ventas y prestación de servicios y pidió anexar comprobantes de ingreso y de contabilidad, facturas canceladas durante el período, certificados de existencia y representación legal y declaraciones de IVA de los períodos 3, 4 y 5 de 1997. A folios 576 a 1476 del cuaderno 2 de pruebas, aparecen las respuestas.

Ahora bien, con ocasión del recurso de reconsideración la parte actora allegó certificación expedida por cada uno de los proveedores que facturaron en su favor y que por “omisión o simple negativa” no especificaron el NIT en la factura. Prueba que no fue apreciada por la administración, como quiera que

“... las normas tributarias no permiten o autorizan la prueba supletoria en defecto del cumplimiento de la obligación principal, por lo que no obstante la mención que se hace de los artículos del estatuto tributario, relacionados con las pruebas, al no existir expresamente, mencionadas en las normas relacionadas con la devolución del impuesto sobre las ventas pagado en la adquisición de materiales de construcción normas que permitan que en defecto del cumplimiento del requisito en la factura, se pueda aceptar prueba diferente, este despacho, no estimará como prueba válida para los fines que persigue la memorialista, los certificados allegados, por las razones expuestas”.

No desconoce la sección, ni pretende hacer caso omiso de la exigencia normativa expresa en materia de identificación de los adquirentes de bienes en las respectivas facturas. Considera, que no es exacto que la ausencia de regulación dentro del conjunto normativo de las devoluciones concretas de que se trata, impida, con arreglo á las demás previsiones que en materia probatoria consagran el estatuto tributario y el Procedimiento Civil, acreditar tributariamente al adquirente de los materiales, pues no existe disposición que restrinja o prohíba en tal forma el tema de la prueba, ni que obstaculice al juez su libre valoración.

Además, porque el evento no es de ausencia total o parcial de prueba, sino de complementar la existente, una factura, en la que consta la razón social de la sociedad actora como adquirente y en la que se omitió el NIT de identificación; falencia de la factura que no le resta su carácter al documento, ni puede conducir a que el requisito omitido no pueda ser subsanado por medios probatorios como lo son las certificaciones expedidas directamente por los proveedores emisores de las facturas y con la firma de contador público.

Apreciados por la Sala los documentos allegados para subsanar la omisión anotada en las facturas, obrantes a folios 1630 a 1659 del cuaderno 3 de antecedentes, se observa que cada uno de los proveedores certifica, por separado, que efectuó las siguientes ventas a la sociedad actora, las que relaciona por número de factura, fecha, valor de la venta, IVA y total, y da cuenta de que “en las facturas antes relacionadas no se indicó el NIT 801.000.482-2 perteneciente a Construcciones Bariloche Limitada, por cuanto tal requisito no lo estipulan los artículos 616, 617 y 618 del estatuto tributario”, documentos que confrontados por la Sala con los relacionados por la administración, coinciden en un todo, con los desestimados por la omisión de identificación tributaria.

Considera la Sala que el anterior conjunto probatorio, conformado no solamente con la contabilidad de la actora, sino en el que obran documentos emanados de la contabilidad de terceros, y que no fue controvertido por el ente oficial, que además verificó la realidad de las operaciones en cabeza de la sociedad actora, acredita, sin el menor asomo de duda, que fue la sociedad la persona que ejecutó los programas de vivienda de interés social y canceló el impuesto sobre las ventas generado en la adquisición de los materiales de construcción empleados en las viviendas, por lo que quedó ampliamente demostrado el derecho de la sociedad actora a la devolución, desvirtuando así la glosa hecha en los actos oficiales.

Finalmente, no resulta jurídico y sí violatorio del espíritu de justicia mantener un rechazo administrativo efectuado, no por carencia del derecho, sino por una omisión en la expedición de uno de los documentos soporte, como lo son las facturas, debidamente subsanado, máxime cuando se advierte que fueron acreditadas las demás exigencias legales para la procedencia de la devolución.

Por las razones precedentes, la Sala revocará la decisión inhibitoria materia de apelación, dará prosperidad a las pretensiones de la demanda, para lo cual declarará la nulidad de los actos acusados en cuanto rechazaron parcialmente la solicitud de devolución impetrada y dispondrá la devolución de la suma de $ 14.459.907, materia de litis, conforme a lo reclamado en el recurso de reconsideración, en el que la sociedad excluyó conceptos ajenos a los previstos en el Decreto 1288 de 1996».

(Sentencia de octubre 13 de 2000. Expediente 10.743. Consejero Ponente: Dr. Julio E. Correa Restrepo).

_________________________________