SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN QUINTA

ALCALDES POR NOMBRAMIENTO

DIFERENCIA EN CUANTO A INHABILIDADES

EXTRACTOS: «El primer cargo que se plantea en la demanda es la violación del art. 5º literal e) tal como fue adicionado por la Ley 49 de 1987, art. 1º, parágrafo segundo:

La disposición invocada dice:

“No podrá ser elegido ni designado como alcalde quien: (...)

e) Quien como funcionario dentro de los seis (6) meses anteriores haya ejercido autoridad civil, política o militar, o quien dentro de los tres (3) meses anteriores a la elección se haya desempeñado como empleado oficial o haya celebrado por sí o por interpuesta persona contrato de cualquier naturaleza con entidades u organismos del sector central o descentralizado de cualquier nivel administrativo que deba ejecutarse o cumplirse en el respectivo municipio”.

Del texto anterior se deduce claramente que la disposición establece una causal de inhabilidad que por su naturaleza constituye una excepción a la regla general que predica el derecho de ser elegido; en tales condiciones, debe ser analizada utilizando un criterio de interpretación restrictivo sin que pueda darse aplicación analógica o por extensión a situaciones no contempladas en la disposición.

Es claro que el encabezamiento del artículo transcrito hace relación a la imposibilidad, tanto de elegir como de nombrar alcaldes. Ello significa que la inhabilidad cobijará tanto a los alcaldes, que lo sean por elección popular o mediante nombramiento, salvo que en el numeral correspondiente se haga alguna precisión o restricción de la inhabilidad.

Al examinar la causal señalada y atrás transcrita, se observa que establece expresamente que las conductas descritas generan inhabilidad siempre que se produzcan antes de la elección popular, lo que sustrae de dicha inhabilidad a quien ejerce el cargo por nombramiento.

La anterior es la única interpretación que cabe del artículo en estudio, porque si el legislador hubiera pretendido extender la inhabilidad a los alcaldes por nombramiento no habría especificado en el numeral la forma de proveer el cargo, pues ya se había hecho al comienzo del artículo. En consecuencia, la única explicación de tal precisión se encuentra en que en el literal se restringió la inhabilidad para los alcaldes por elección popular, cumpliendo la finalidad de la norma que fue la de impedir la indebida influencia en los electores por quien desempeñaba un cargo.

A lo anterior se agrega, como criterio de interpretación, lo previsto por la Constitución de 1991 frente a los congresistas que son llamados para ocupar el cargo y respecto a los cuales el art. 181 de dicho estatuto establece que están sujetos a inhabilidades e incompatibilidades a partir de su posesión, aunque en dicho caso quien hace el reemplazo también participó en la elección pero no resultó elegido, mientras quien es llamado para desempeñar un cargo en virtud de un nombramiento no ha escogido tal opción, y ésta es la razón por la cual la disposición invocada como infringida no lo incluye».

(Sentencia de agosto 12 de 1994. Expediente 1080. Consejera Ponente: Dra. Miren de la Lombana de Magyaroff).

__________________________________