Sentencia 10825 de julio 7 de 1998 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

CONTRATO DE TRABAJO A TÉRMINO FIJO

SUS PRÓRROGAS SUCESIVAS NO LO VUELVEN A TÉRMINO INDEFINIDO

EXTRACTOS: «Si lo que pretende el censor es sostener que un contrato a término fijo no puede superar con sus prórrogas un tiempo total de tres años, su entendimiento resulta equivocado, pues tal tope sólo hace referencia al pacto inicial, ya que la norma en cuestión (art. 46 CST subrogado hoy por el artículo 3º de la Ley 50 de 1990) contempla expresamente la figura de la renovación y su repetición en forma indefinida, lo cual conduce a concluir que un contrato a término fijo no pierde su condición de tal por el hecho de ser prorrogado sucesivamente más allá de tres años»(*).

(*) Véase también la sentencia publicada en J. y D., Nº 281, pág. 507 (N. del D.).

(Sentencia de casación, julio 7 de 1998. Radicación 10.825. Magistrado Ponente. Dr. Germán G. Valdés Sánchez).

_________________________________