Sentencia 10865 de noviembre 24 de 2000 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

REDUCCIÓN DEL ANTICIPO

LOS INGRESOS NOMINALES NO SE TIENEN EN CUENTA

EXTRACTOS: «Se discute en el presente proceso la legalidad de la actuación administrativa contenida en la Resolución 900008 del 16 de junio de 1999, mediante la cual la administración especial de personas jurídicas de Santafé de Bogotá negó la solicitud de reducción del anticipo liquidado por la sociedad Inversiones Navetas S.A., en la declaración de renta y complementarios correspondiente al año gravable de 1998, para el año gravable de 1999, por la suma de $ 7.998.000.

La sociedad fundamentó la solicitud de reducción del anticipo para el año gravable de 1999, en el hecho de que se había dado el supuesto previsto en el literal a del artículo 809 del estatuto tributario, dado que durante los tres primeros meses del año gravable de 1999 no había obtenido ingresos propios de su actividad económica, pues los obtenidos en la suma de $ 28.088.272 correspondían en un 100% a la corrección monetaria derivada de los ajustes por inflación, lo que demostraba que por el citado período sus ingresos habían sido inferiores al 15% de los ingresos correspondientes al año o período gravable inmediatamente anterior.

La administración, por su parte, negó tal solicitud porque el contribuyente no puede limitar el anticipo en ningún caso al concepto de “ingresos propios de la actividad”, pues debe sujetarse al contenido de la disposición que no distingue el concepto de ingreso obtenido por el contribuyente en el año inmediatamente anterior al de la solicitud, máxime cuando la contrapartida de los ajustes por la inflación materializada en la cuenta corriente monetaria, constituyen un verdadero ingreso.

Y porque analizados los ingresos ($ 72.391.000) consignados en la declaración de renta por el año gravadle de 1998, los certificados por el revisor fiscal ($ 73.892.549), y los obtenidos durante los meses de enero a marzo de 1999 en cuantía de $ 28.088.272, éstos por aproximación ascienden al 38.80% en relación con los obtenidos en el año de 1998, por tanto, exceden el porcentaje del 15% previsto en el numeral a) del artículo 809 del estatuto tributario.

Así las cosas, lo que se debe dilucidar es, si procede o no la reducción del anticipo liquidado por la sociedad en la declaración de renta del año gravable de 1998, para el año gravable de 1999, en cuanto que durante los tres primeros meses de este año gravable, no obtuvo rentas propias de su actividad gravable, sino los ingresos provenientes de aplicar los ajustes por inflación.

Al respecto, la Sala, se pronuncia en los siguientes términos:

Los artículos 808, 809 y 810 del estatuto tributario consagran las condiciones y términos para la reducción del anticipo.

Los presupuestos contemplados en dichas normas para la procedencia de la reducción del anticipo, se basan en “una disminución general de las rentas provenientes de determinada actividad económica” lo que permite afirmar que, como lo admite la parte demandada en la contestación a la demanda, excluye el ingreso nominal derivado de la cuenta “corrección monetaria” por razón de los ajustes por inflación, pues este no es consecuencia de la actividad económica propia del contribuyente, sino de aplicar el sistema de ajustes por inflación que consagra el Título V, capítulo I, artículos 329 y siguientes del estatuto tributario.

Ahora bien, la aplicación del sistema de ajustes por inflación implica que la utilidad o pérdida por exposición a la inflación sea reflejada en el estado de pérdida y ganancias (E.T., art 350), y ello, naturalmente, que produce efectos para determinar el impuesto de renta y complementarios (art. 330 ib. del respectivo año gravable tal y como lo señaló la Sala en la sentencia de esta corporación que trajo a colocación el tribunal; sin embargo, ello no significa que para la reducción del anticipo de que tratan las normas arriba citadas debe ser considerado, el impuesto nominal originado en la exposición a la inflación, ya que como se dejó visto, lo que se tiene como supuesto de la reducción es la disminución de un ingreso real, y no el ingreso nominal, que proviene de los ajustes por inflación.

Siendo ello así, no cabe duda que el literal a del artículo 809 del estatuto tributario que consagra uno de los eventos de reducción proporcional del anticipo al que acogió la sociedad actora, al señalar que “cuando en los tres (3) primeros meses del año o período gravable al cual corresponda el anticipo, los ingresos del contribuyente hayan sido inferiores al quince (15%) de los ingresos correspondientes al año o período gravable inmediatamente anterior”, se refiere al ingreso real originado en la actividad del contribuyente y no al ingreso nominal derivado de los ajustes por inflación.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Sala estima que la solicitud de reducción del anticipo impetrada por la sociedad actora, contrario a lo que consideró la administración y en el mismo sentido el tribunal, es procedente, por cuanto la situación fáctica encaja en el evento consagrado en el literal a del artículo 809 del estatuto tributario.

En efecto según el certificado del revisor fiscal de la sociedad actora (C.A., fl. 11) los ingresos operacionales acumulados a 31 de marzo de 1999 fueron de la suma de cero ($ 0) y los ingresos no operacionales (corrección monetaria) ascendieron a $ 28.088.272, de donde se deduce que el ingreso real de la sociedad en el primer trimestre del año gravable de 1999 fue de cero, lo que quiere decir que se produjo una disminución en las rentas de la sociedad actora al punto que sus ingresos reales fueron de cero, y por ende, inferiores en más del 15% de los ingresos correspondientes al año gravable inmediatamente anterior (1998) que fueron de $ 73.892.549.

Como la sociedad en la declaración de renta y patrimonio del año gravable de 1998, liquidó un anticipo para el año gravable de 1999 en la suma de $ 7.998.000, sobre el supuesto de que los ingresos de 1999 serían por lo menos del 100% de los obtenidos en el año de 1998, y la realidad fáctica es que los ingresos reales obtenidos por la sociedad durante los tres primeros meses del año gravable de 1999, fueron de cero (0), según el certificado del revisor fiscal antes citado, se colige que la petición de reducir el anticipo para el año gravable de 1999 en un 75%, esto es, en la suma de $ 5.998.000, debe ser aceptada.

Por tanto, el anticipo para el año gravable de 1999, se limita a la suma de $ 2.000.000, y en consecuencia, aplicado este valor al impuesto del año gravable de 1998 arroja una suma de $ 11.410.000, por lo que la diferencia que corresponde a la reducción del anticipo (5.998.000) debe ser devuelta previa verificación del pago del valor liquidado en la liquidación privada del año gravable de 1998, que es de la suma de $ 17.408.000.

Así las cosas, se impone acceder a las súplicas de la actora, aquí apelante, en el sentido de declarar la nulidad del acto administrativo acusado, fijar el anticipo para el año gravable de 1999 en la suma de $ 2.000.000 y ordenar la devolución de la suma de $ 5.998.000, previa verificación del pago de la liquidación privada correspondiente al año gravable de 1998».

(Sentencia de noviembre 24 de 2000. Radicación 10.865. Consejero Ponente: Dr. Delio Gómez Leyva)

___________________________________