Sentencia 10993 de septiembre 9 de 1999 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN SEGUNDA

SUBSECCIÓN A

SANCIÓN DE DESTITUCIÓN PARA CASOS ESPECÍFICOS

SU APLICACIÓN ES INELUDIBLE

EXTRACTOS: «Se trata de establecer si las resoluciones 2113 y 3316 del 10 de junio y del 26 de julio de 1994, por medio de las cuales se sancionó a la demandante con censura con anotación en la hoja de vida, se ajusta o no a derecho.

Sobre el particular se anota que, mediante providencia del 23 de agosto de 1993, se elevó pliego de cargos a la actora, por cuanto habiéndole correspondido por reparto el expediente tributario de la Sociedad Consorcio Letyco Ltda., NIT número 00083221, contentivo del emplazamiento número 0590 del 23 de octubre de 1990, sobre retención en la fuente por el mes de abril de ese año, y habiendo presentado esta sociedad, dentro del término de emplazamiento, esto es el 15 de noviembre de 1990, la declaración respectiva y teniendo en cuenta que de acuerdo con el artículo 699 del estatuto tributario, a partir de esa fecha se contaba el término de dos años para efectuar las correcciones aritméticas en que hubiera podido incurrir el contribuyente, no adelantó la actuación correspondiente a ese fin.

(...).

El artículo 681 del estatuto tributario dispone:

“ART. 681.—Pretermisión de términos. La pretermisión de los términos establecidos en la ley o los reglamentos, por parte de los funcionarios de la administración tributaria, se sancionará con la destitución, conforme a la ley.

El superior inmediato que teniendo conocimiento de la irregularidad no solicite la destitución, incurrirá en la misma sanción”.

De conformidad con esta norma el hecho escueto de pretermitir los términos consagrados en la preceptiva tributaria para adelantar las gestiones tendientes a obtener el correspondiente recaudo, per se, constituye falta sancionable con destitución.

Así las cosas, cuando por ministerio de la ley, un hecho autónomamente considerado constituye falta disciplinaria sancionable con destitución, no es dable entrar a considerar factores que permitan graduar la falta, con el fin de aplicar al inculpado una sanción distinta de la mencionada.

La administración en este caso, teniendo en cuenta las circunstancias personales de la demandante, las condiciones particulares de trabajo en la dependencia en que laboraba y el supuesto error de interpretación de una norma, estimó que estos hechos a los cuales se alude en los actos enjuiciados, atenuaron la responsabilidad de la demandante y por ello le aplicó una sanción distinta a la destitución.

La Sala no sólo no comparte tales planteamientos de la administración, sino que rechaza la pretensión de la señora Fandiño Estrada, en el sentido de que por esos mismos motivos, se le exonere totalmente de responsabilidad administrativa, toda vez que el estado de gravidez en que se hallaba y la cantidad de trabajo que tenía, así como la posible equivocación en que pudo incurrir a la hora de contabilizar el término con que contaba para efectuar la reliquidación del impuesto de retención y de la sanción correspondiente al Consorcio Ltda., siendo gratuitamente generoso, podría dar lugar a minimizar tal responsabilidad, mas no justificar su actitud negligente, su falta de cuidado y de interés de indagar, por lo menos, si la creencia que tenía sobre la forma de contabilizar el referido término, era o no correcta y de esa manera habría evitado que el fisco nacional se viera privado de ingresos provenientes del mencionado contribuyente.

De acuerdo con lo anterior, fuerza concluir que las súplicas de la demanda ameritan denegarse.

En consecuencia, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Segunda, subsección A, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

NIÉGANSE las pretensiones de la demanda.

Archívese el expediente. Cópiese, notifíquese y cúmplase».

(Sentencia de septiembre 9 de 1999. Expediente 10.993. Consejero Ponente: Dr. Nicolás Pájaro Peñaranda).

__________________________________