Sentencia 2002-00366 de noviembre 3 de 2005 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN PRIMERA

HIPOTECA SOBRE AERONAVES

Registro de la hipoteca abierta sin límite de cuantía.

EXTRACTOS: «Procede la Sección Primera a dictar sentencia de única instancia para resolver la demanda que ha dado lugar al proceso de la referencia, instaurada por Helicargo S.A., en ejercicio de la acción de nulidad y restablecimiento del derecho consagrada en el artículo 85 del Código Contencioso Administrativo.

I. La demanda

Mediante el trámite del proceso ordinario, la parte actora solicita que se acceda a las siguientes

1.1. Pretensiones.

Que se declare la nulidad de los siguientes actos:

1.1.1. Oficios 14-1994 de 24 de septiembre y 14-2628 del 30 de noviembre de 2001, proferidos por el jefe de la oficina de registro de la UAE de Aeronáutica Civil, mediante los cuales devolvió sin registrar la escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001 de la Notaría 20 de Medellín, que constituía una hipoteca abierta sin límite de cuantía sobre una aeronave.

1.1.2. Resolución 406 de 6 de febrero de 2002, mediante la cual se resolvió el recurso de reposición interpuesto contra el oficio 14-2628 de 30 de noviembre de 2001, confirmándolo.

1.1.3. Resolución 943 de 12 de marzo de 2002, a través de la cual el director general de la UAE de la Aeronáutica Civil confirmó el oficio 14-2628 de 30 de noviembre de 2001.

1.2.Los hechos de la demanda.

Por escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001, otorgada en la Notaría 20 de Medellín, Helicargo S.A. constituyó hipoteca abierta sin límite de cuantía sobre una aeronave de su propiedad, a favor de la Compañía Mundial de Seguros S.A., acto con el cual se protocolizó la certificación del acreedor de que trata el artículo 15 del Decreto 172 de 1992.

La actora solicitó inicialmente ante la Aerocivil el registro de la citada escritura, el cual fue negado mediante oficio 14-1994 de 24 de septiembre de 2001, aduciendo que la escritura no reunía los requisitos de que trata el artículo 1571 del Código de Comercio, aplicable por virtud del artículo 1781, ibídem, entre los cuales se encuentra el de no señalar el monto máximo que se garantiza, oficio que no se notificó, sino que simplemente se comunicó enviando copia del mismo por correo.

En ejercicio del derecho de petición y bajo el radicado 518 de 29 de noviembre de 2001, la actora insistió en la solicitud de registro de la escritura.

Mediante oficio 14-2628 de 30 de noviembre de 2001, el jefe de la oficina de registro negó el registro de la hipoteca, precisando que no se efectuaría hasta tanto se señalara la cuantía máxima que se garantiza con la hipoteca, según lo dispuesto por el artículo 1571 del Código de Comercio, acto que tampoco fue notificado sino comunicado por correo.

Acudiendo a la figura de la notificación por conducta concluyente, contra el oficio 14-2628 de 30 de noviembre de 2001 se interpusieron los recursos de reposición y apelación, este último rechazado mediante oficio 14-2707 de 12 de diciembre de 2001, razón por la cual se recurrió en queja ante el director de la Aerocivil, quien concedió el recurso pero arbitrariamente obligó al inferior a desatar inicialmente el de reposición.

Mediante Resolución 406 de 6 de febrero de 2002 el jefe de la oficina de registro de la Aerocivil desató ilegalmente el recurso de reposición, ya que fue producto de la procedencia de un recurso de queja que solo se interpone por el rechazo del recurso de apelación.

A través de la Resolución 942 del 12 de marzo de 2002, notificada por edicto desfijado el 20 de mayo de 2002, el director general de la Aerocivil confirmó el oficio 14-2628 sin pronunciarse sobre los tres motivos de inconformidad expresamente señalados en el recurso de queja interpuesto, salvo lo relacionado con la manifestación superficial de que se debe aplicar el artículo 1571 del Código de Comercio, sin analizar los puntuales argumentos de la impugnación.

1.3. Las normas presuntamente violadas y el concepto de la violación.

La parte actora considera que con la expedición de los actos acusados se violaron los artículos 35, 50 y 59 del Código Contencioso Administrativo; 1571 y 1781 del Código de Comercio; 68 de la Ley 336 de 1996; y 15 del Decreto 172 de 1992 [...].

III. El concepto del Ministerio Público

El Procurador Primero Delegado ante esta corporación expresa que el Código de Comercio regula de manera diferente la figura jurídica de la hipoteca, según se trate de embarcaciones mayores y menores, o aeronaves.

En tratándose de hipotecas de aeronaves, el artículo 1904 dispone en su inciso segundo que “la escritura de hipoteca de una aeronave debe contener las características de esta y los signos distintivos de sus partes”, sin que nada hubiera dicho respecto de las hipotecas abiertas sin límite de cuantía, lo que implica que es necesario acudir por remisión analógica al artículo 15 del Decreto 172 de 1992, el cual dispone que cuando se trate de constitución de hipotecas abiertas sin límite de cuantía, para efectos de la liquidación de los derechos notariales y registrales se tendrá en cuenta la constancia que presente el acreedor, fijando clara y precisamente el monto del crédito aprobado que garantiza la respectiva hipoteca, la cual deberá protocolizarse con la escritura, debiendo dejar el notario constancia en el instrumento sobre el valor que sirvió de base para la liquidación de tales derechos.

Lo anterior, por cuanto el artículo 90 de la Ley 336 de 1996 ratifica la aplicación a las aeronaves de la regulación propia en materia de hipoteca contenida en el Código de Comercio, de donde se concluye que las exigencias a que se refiere el artículo 1571 de la normativa en cita para las embarcaciones no es aplicable a la constitución de hipoteca de aeronaves.

No es aplicable el artículo 1751 del Código de Comercio en virtud del principio de integración normativa, ya que en el libro quinto del Código de Comercio se encuentra regulado lo relacionado con la hipoteca de aeronaves, amén de que en aquel nada se dice respecto del tema específico de las hipotecas abiertas sin límite de cuantía.

Concluye que los actos acusados violaron las normas citadas como tal por la actora y, en consecuencia, solicita que se acceda a las pretensiones de la demanda.

IV. Consideraciones de la Sala

Precisa la Sala que, contrario a lo afirmado por la demandada, los actos acusados no son de simple trámite, ya que la decisión allí adoptada, esto es, negar el registro de la escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001 de la Notaría 20 de Medellín, mediante la cual la actora constituyó hipoteca sin límite de cuantía sobre una aeronave de su propiedad, constituye un acto administrativo definitivo, pues resolvió de fondo la petición de aquella.

De todas maneras, aun aceptando, en gracia de discusión, que tal negativa es un simple acto de trámite, lo cierto es que impidió continuar la actuación y, por ende, le puso fin, razón por la cual a la luz del artículo 50, incisos primero y final del Código Contencioso Administrativo, es susceptible de los recursos de la vía gubernativa y, por lo tanto, de conocimiento de esta jurisdicción.

Para negar el citado registro, la demandada tuvo como fundamento los artículos 1571 y 1781 del Código de Comercio, que preceptúan:

“ART. 1571.—La escritura de la hipoteca deberá contener: (...).

2. El importe del crédito que garantiza el gravamen, determinado en cantidad líquida, y los intereses del mismo. Si la hipoteca es abierta se indicará la cuantía máxima que garantiza (...).

PAR.—La falta de alguna de las especificaciones señaladas en los ordinales 1º a 6º viciará de nulidad el gravamen cuando por tal omisión no se pueda saber con certeza quién es el acreedor o deudor, cuál el monto de la deuda y la fecha o condición de que penda su exigibilidad, y cuál la nave gravada”.

“ART. 1781.—Cuando una determinada materia no esté específicamente prevista en este libro, se acudirá a los principios generales de derecho aéreo, a las normas y principios del derecho marítimo y a los principios generales de derecho común, sucesivamente. La misma norma se aplicará para la interpretación de las normas de este libro”.

El libro quinto del Código de Comercio “de la navegación”, contiene un capítulo preliminar (“disposiciones comunes”); una parte primera “de la navegación acuática”, de cuyo capítulo III “hipoteca” hace parte el artículo 1571 antes transcrito; y una parte segunda “de la aeronáutica”, de cuyo capítulo I “disposiciones generales”, hace parte el artículo 1781 también transcrito.

El artículo 1904 capítulo XV “hipoteca, embargo y secuestro” de la parte segunda del libro quinto, dispone:

“ART. 1904.—Las aeronaves matriculadas en Colombia pueden gravarse con hipoteca. Las que estén en vía de construcción también podrán hipotecarse, con tal que en la escritura en que la hipoteca se constituya se consignen las especificaciones necesarias para su inscripción en el registro aeronáutico.

La escritura de hipoteca de una aeronave debe contener las características de esta y los signos distintivos de sus partes”.

Efectuado el anterior recuento normativo, la Sala encuentra que el artículo 1904 del Código de Comercio se ocupa de la hipoteca de las aeronaves, sin exigir requisito distinto al de contener las características y los signos distintivos de las partes de la respectiva aeronave, en tanto que el artículo 1571, ibídem, se ocupa de la hipoteca de las embarcaciones mayores y menores y, dentro de los requisitos exigidos para tal efecto exige que se indique la cuantía máxima que garantiza, norma que, en todo caso, debe entenderse referida a los eventos en que sobre la respectiva embarcación se constituye hipoteca abierta con límite de cuantía, pues existe la posibilidad de que lo sea sin límite de cuantía.

Se tiene, entonces, que como ni el artículo 1571 ni el 1904 del Código de Comercio se refieren a la hipoteca abierta sin límite de cuantía, es preciso tener en cuenta, de acuerdo con lo previsto en el artículo 1781, ibídem, lo dispuesto en el artículo 15 del Decreto 172 de 1992:

“ART. 15.—Constitución de garantías. Cuando se constituyan hipotecas abiertas en donde se fijen las cuantías máximas de la obligación que garantiza el gravamen, los derechos notariales y registrales se liquidarán con base en dicha cuantía.

Cuando se trate de constitución de hipotecas abiertas sin límite de cuantía, de ampliaciones, de novaciones y de subrogaciones los derechos notariales y registrales se liquidarán de acuerdo con la constancia, documento o carta que para tal efecto deberá presentar la persona o entidad acreedora en donde se fijará de manera clara y precisa el cupo o monto del crédito aprobado que garantiza la respectiva hipoteca.

El documento o carta deberá protocolizarse con la escritura que contenga el acto, sin costo alguno para las partes, y el notario dejará constancia en el instrumento sobre el valor que sirvió de base para liquidar los derechos notariales”.

Significa lo anterior que como no existe prohibición expresa de constituir sobre las aeronaves hipoteca abierta sin límite de cuantía bien podía hacerlo la actora, como en efecto lo hizo, y obtener el respectivo registro de la escritura pública correspondiente por parte de la oficina de registro de la UAE de Aeronáutica Civil, siempre y cuando protocolizara con dicho documento, para efecto del pago de los derechos notariales, la carta del acreedor donde se indique el monto del crédito, y el notario dejara constancia en la escritura respecto del valor que se tuvo en cuenta para liquidar tales derechos, requisito este último que echa de menos la Sala.

Corolario de lo anterior es que la Sala declarará la nulidad de los actos acusados por cuanto exigieron un requisito no previsto para el registro de la escritura constitutiva de una hipoteca abierta sin límite de cuantía sobre una aeronave de propiedad de la actora y, a título de restablecimiento del derecho, ordenará el correspondiente registro, siempre y cuando la actora presente a la oficina de registro de la UAE de Aeronáutica Civil una adición de la escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001 de la Notaría 20 de Medellín, en la que el notario deje constancia del valor que tuvo en cuenta para liquidar los derechos notariales correspondientes a la constitución de la referida hipoteca, la cual también deberá ser objeto de registro.

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. DECLÁRASE la nulidad de los oficios 14-1994 de 24 de septiembre y 14-2628 del 30 de noviembre de 2001, proferidos por el jefe de la oficina de registro de la UAE de Aeronáutica Civil, mediante los cuales negó el registro de la escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001 de la Notaría 20 de Medellín; y de las resoluciones 406 de 6 de febrero y 943 de 12 de marzo de 2002, mediante las cuales, respectivamente, se resolvieron los recursos de reposición y apelación interpuestos contra el oficio 14-2628 de 30 de noviembre de 2001.

2. A título de restablecimiento del derecho, ORDÉNASE a la oficina de registro de la UAE de Aeronáutica Civil registrar la escritura pública 2614 de 7 de septiembre de 2001 de la Notaría 20 de Medellín, previa la presentación a la citada oficina de la escritura que adicione la anteriormente citada, y en la que el notario dejará constancia del valor que tuvo en cuenta para liquidar los derechos notariales correspondientes a la constitución de la referida hipoteca, escritura adicional que también deberá ser objeto de registro».

(Sentencia de 3 de noviembre de 2005. Expediente 11001-03-24-000-2002-00366-01. Consejero Ponente: Dr. Rafael E. Ostau de Lafont Pianeta).

______________________________________