Sentencia 12513 de septiembre 12 de 2002 

CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCIÓN CUARTA

Ref. 1100103270002001028801

Rad. 12513

Consejera Ponente:

Ligia López Díaz

Actor: Colcom Ltda.

Impuestos nacionales.

Fallo

Bogotá, D.C., doce de septiembre de dos mil dos.

EXTRACTOS: «Decide la Sala la acción de nulidad y restablecimiento del derecho presentada contra el acto administrativo denominado “Contrato de estabilidad tributaria” de fecha 4 de octubre de 2000 y contra el oficio 116571 de fecha 29 de noviembre de 2000, emitidos por la directora de impuestos (E) de la Unidad Administrativa Especial de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

Antecedentes

El 8 de agosto de 2000 el representante legal de la sociedad Colcom Ltda. solicitó al Director de Impuestos Nacionales, acogerse al régimen de estabilidad tributaria consagrado en el artículo 240-1 del estatuto tributario, precisando que el contrato cubriría los ejercicios gravables completos de 2001 a 2010.

El 5 de octubre de 2000 el subdirector de fiscalización de la DIAN mediante oficio 5800000-02053 informó a la sociedad actora que había sido firmado el “Contrato de estabilidad tributaria”, por lo que citó a su representante legal para que también lo suscribiera.

El documento denominado “Contrato de estabilidad tributaria” fue suscrito por la directora de impuestos (E) el día 4 de octubre del 2000 en representación de la Nación, con el objeto de otorgar el régimen del artículo 240-1 del estatuto tributario por los meses que quedaban pendientes del año 2000, además incorporaba causales de terminación no previstas en el artículo 240-1 del estatuto tributario.

Inconforme con el proyecto de “Contrato de estabilidad tributaria” la sociedad actora remitió a la administración la comunicación radicada el día 10 de noviembre de 2000, donde solicitó modificar dicho acto en el sentido de abarcar los períodos solicitados y acogerse a las condiciones establecidas en la ley.

La Directora de Impuestos Nacionales a través de oficio 001085 de fecha 29 de noviembre de 2000 no accedió a modificar su actuación, ni a admitir que la sociedad actora se encontrara cobijada por el régimen especial de estabilidad tributaria por el término de 10 años.

(...).

Consideraciones de la sección

Corresponde a la Sala decidir sobre la legalidad del proyecto de contrato de estabilidad tributaria, proferido por el Director de Impuestos y Aduanas Nacionales frente a la solicitud presentada por la sociedad actora, de acogerse al régimen de estabilidad tributaria consagrado en el artículo 240-1 del estatuto tributario, así como del oficio 116571 del 29 de noviembre de 2000, que resolvió la solicitud de la sociedad de modificar los términos del proyecto de contrato.

Corresponde a la Sala antes de estudiar el fondo del asunto, decidir las excepciones propuestas por la entidad demandada relativas a la solicitud de fallo inhibitorio por cuanto el proyecto de contrato no es un acto susceptible de demanda y por considerar que existe caducidad de la acción respecto al oficio demandado.

Respecto a la primera excepción, la Sala precisa lo siguiente:

La primera pretensión de la actora es que se declare la nulidad del “acto administrativo denominado “Contrato de estabilidad tributaria” del 4 de octubre de 2000 suscrito por el Director de Impuestos y Aduanas Nacionales”.

Para la entidad demandada, se trata de un proyecto de contrato, el cual no es un acto administrativo susceptible de control jurisdiccional.

En el caso que se analiza la cláusula octava del contrato demandado, señala expresamente:

“El presente contrato se perfecciona con la firma de las partes y comprende, para efectos de la aplicación del régimen de estabilidad tributaria, todo el período fiscal del año 2000” (fI. 31).

Ante la ausencia de la totalidad de los trámites para la formalización escrita del convenio y su posterior perfeccionamiento, como quiera que no fue suscrito por la sociedad demandante, el pretendido contrato no ha adquirido vida jurídica.

De conformidad con el primer inciso del artículo 41 de la Ley 80 de 1993, “los contratos del Estado se perfeccionan cuando se logre acuerdo sobre el objeto y la contraprestación, y éste se eleve a escrito”. De acuerdo con ello, la ausencia de suscripción del contrato, implica una ineficacia negocial, pues sin esta formalidad el contrato no existe.

El acto administrativo particular y concreto es producto de la voluntad unilateral de un organismo o ente público, en ejercicio de una función administrativa, y no puede confundirse con el contrato que surge del acuerdo de voluntades, en desarrollo de la actividad contractual ejercida por una entidad pública para diversos fines.

El documento que se demanda no tiene el carácter de acto administrativo, pues se trata de un simple proyecto que no tiene efectos jurídicos, ya que si bien contiene la voluntad de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, no expresa la voluntad de la otra parte, mediante su suscripción, y precisamente por tratarse de un acto que surge del acuerdo de voluntades, la expresión unilateral de la administración no tiene la posibilidad de generar efectos jurídicos, por lo que no es susceptible de control jurisdiccional.

Por lo expuesto, no es posible pronunciarse sobre la legalidad del proyecto de contrato y en consecuencia la Sala se declarará inhibida para decidir sobre la pretensión de nulidad del mismo.

En cuanto a la segunda excepción propuesta, relativa a la solicitud de caducidad de la acción contencioso administrativa, toda vez que a juicio de la Nación, la demanda interpuesta el 10 de julio de 2001 resulta extemporánea, esto es, por fuera del término de cuatro meses previsto en el artículo 136 del Código Contencioso Administrativo.

La parte actora desde la presentación de la demanda ha manifestado que la notificación del oficio 2529 del 29 de noviembre de 2000 se produjo por conducta concluyente, de suerte que la demanda interpuesta el 10 de julio de 2001 fue oportuna. Igualmente en la demanda, solicita la aplicación de las normas sobre notificación contenidas en los artículos 44 a 48 del Código Contencioso Administrativo.

A folio 36 del expediente obra copia del oficio 2529 de 2000, con sello impreso de notificación por correo de fecha 29 de noviembre de 2000, sin que la parte actora haya controvertido este hecho pues no manifestó que no recibió dicho acto oficial, ni en el expediente obra copia de su devolución por parte del correo.

Sobre el particular, la sociedad estima que podía interponer la demanda en cualquier tiempo, porque considera que la norma aplicable es el artículo 44 del Código Contencioso Administrativo, que establece que deben notificarse personalmente los actos administrativos que ponen fin a una actuación.

Sin embargo, como lo expresa la Nación, en materia tributaria existen normas especiales de aplicación prevalente, y las mismas otorgan efectos a la notificación surtida por correo, como la que se efectuó en el presente caso.

Establecido como está que la notificación que se intentó por correo, efectivamente se surtió, al no haber sido devuelto por la oficina postal el oficio 2529 de 2000, estima la Sala que debe declararse la excepción de caducidad de la acción, toda vez que la demanda fue interpuesta por fuera de los cuatro meses previstos para ejercer la acción de nulidad y restablecimiento del derecho, sin que pueda avalarse el proceder de la sociedad actora, quien pretende que se apliquen las normas del Código Contencioso Administrativo en materia tributaria, a pesar de existir normatividad especial, con el único propósito de desconocer la notificación por correo efectuada válidamente por la administración.

Por las anteriores razones la Sala declarará probada la excepción de caducidad de la acción y en consecuencia se declarará inhibido para conocer de fondo sobre las pretensiones de la demanda:

En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Cuarta, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley,

FALLA:

1. DECLÁRASE inhibido para pronunciarse sobre el “Contrato de estabilidad tributaria” de fecha 4 de octubre de 2000 emitido por la directora de impuestos (E), de acuerdo con lo expuesto en la parte motiva.

2. DECLÁRASE inhibido para proferir fallo de fondo por encontrar probada la excepción de caducidad de la acción.

Cópiese, notifíquese, comuníquese y cúmplase.

La anterior providencia se estudió y aprobó en la sesión de la fecha».

___________________________________