Sentencia 11036 de noviembre 20 de 1998 

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

REMUNERACIÓN DEL CORREDOR

LA GESTIÓN INEFICAZ NO PRODUCE COMISIÓN ALGUNA

EXTRACTOS: «El artículo 1340 del Código de Comercio dice que es corredor “la persona que, por su especial conocimiento de los mercados, se ocupa como agente intermediario en la tarea de poner en relación a dos o más personas, con el fin de que celebren un negocio comercial, sin estar vinculado a las partes por relaciones de colaboración, dependencia o representación”. A su vez el artículo 1341 ibídem dispone que “el corredor tendrá derecho a su remuneración en todos los casos en que sea celebrado el negocio en que intervenga”.

La Corte no encuentra que el Tribunal se hubiera apartado del recto entendimiento de estos textos legales. Ellos indican que el negocio de corretaje conlleva una obligación de resultado, lo que significa que debe concluirse el negocio comercial en el que el corredor haya intervenido. El Tribunal se ajustó a esa comprensión de la ley, pero consideró que, si bien el actor había realizado una actividad de intermediación, no había sido él quien generó el primer contacto entre los interesados ni su gestión había sido suficiente, y por eso a la postre coligió que fue otro quien realizó la vinculación inicial y si cumplió con eficacia el acercamiento de las sociedades demandadas para la culminación de un número plural de compra ventas.

(...).

Debe observar la Sala que a pesar de que la ley reconoce al corredor el derecho a su remuneración en todos los casos en que sea celebrado el negocio en que intervenga (C. Co., art. 1341), dentro de los supuestos de ese derecho se encuentra que esa gestión haya conducido al contacto efectivo entre los participantes en la negociación y no que sea una labor cualquiera que no redunde en la materialización del negocio; de modo que si es otro corredor quien finalmente pone en contacto a las partes y por esa mediación se concluye el negocio, la gestión ineficaz no puede producir comisión alguna».

(Sentencia de casación, noviembre 20 de 1998. Radicación 11.036. Magistrado Ponente: Dr. Germán G. Valdés Sánchez).

____________________________________