Sentencia 11220 de diciembre 1º de 1998

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

SALA DE CASACIÓN LABORAL

PENSIÓN DE JUBILACIÓN

NO EXISTE LA FIGURA DE LA MESADA INTEGRAL

EXTRACTOS: «El estado de trabajador es diferente al de pensionado, y las regulaciones de uno y otro son independientes, por lo que no resulta admisible el planteamiento del primer cargo que pretende extender a la figura de la mesada pensional, las previsiones contenidas en el artículo 18 de la Ley 50 de 1990 para el instituto jurídico que allí se denominó salario integral.

Las nociones de salario y de mesada, por originarse en esas condiciones independientes, tienen esta misma naturaleza y ello supone necesariamente que sus regulaciones son propias y particulares, y no comunes.

El artículo 132 Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el artículo 18 de la Ley 50 de 1990, pertenece al título V denominado “salarios”, “disposiciones generales” y establece las formas y límites de estipulación de la remuneración del servicio subordinado sin que incluya regulación alguna de las obligaciones que surgen para el empleador en relación con sus pensionados.

La figura del “salario integral”, únicamente implica, por definición y por su ubicación en las disposiciones generales del código sobre salarios, un pago único que involucra la remuneración del trabajo ordinario y el valor de “prestaciones, recargos y beneficios” que se causan durante la vigencia del contrato. Pero no alude ni regula los derechos que emanan del estado de pensionado, como tampoco puede aceptarse una hipotética aplicación analógica dado que, en sentido estricto, el salario integral procede dentro de unos requisitos especiales y por tanto conlleva una situación de excepción.

Precisado lo anterior, que significa tener por no consagrada legalmente la figura de la “mesada integral” y por no aplicable a los pensionados el instituto del salario integral por extensión o por analogía, se traslada ello al caso de autos y en él se encuentra que la empleadora al reconocer el derecho pensional al actor, convino en tener el 100% del salario como valor de las mesadas, y aunque agregó algunas precisiones sobre compartibilidad de la pensión, sus ajustes periódicos y la eventual sustitución, no incluyó ninguna anotación sobre las mesadas adicionales de junio y diciembre.

Lo dicho indica que el sentenciador aplicó rectamente el artículo 18, aparte 2, de la Ley 50 de 1990, ya que el factor prestacional del salario integral cancela las prestaciones del contrato pero no se extiende a los derechos del pensionado, entre ellos, las mesadas adicionales».

(Sentencia de casación, diciembre 1º de 1998. Radicación 11.220. Magistrado Ponente: Dr. Germán G. Valdés Sánchez).

_______________________________